IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas de la distribuidora Vercine

(2018) | 125 min. | Comedia | Drama Tráiler
Tras el final del curso en la universidad, Jule, de 24 años, estudiante de Biología en Berlín, decide hacer un viaje en caravana para hablar con su novio. Está embarazada y necesita aclararse. De camino, otro joven, Jan, que ha emprendido una viaje para conocer a su padre biológico, le pedirá ayuda en el transporte. Jule decide ayudarle y llevarle hasta Colonia. Una sencilla y vivísima comedia dramática, verosímil y romántica, narrada en forma de road movie con enorme fluidez. La dirección corre a cargo de Hans Weingartner responsable de la estimable Los edukadores. Es inevitable que su planteamiento retrotraiga a otra película del mismo cariz, Antes del amanecer, así como que su desarrollo eminentemente discursivo recuerde las interminables conversaciones que mantenían entonces Hawke y Delpy. Hablamos efectivamente de películas similares. En este caso los guionistas –el propio Weingartner y Silke Eggert– ofrecen igualmente una verborrea reiterada, pero resulta igualmente encantadora y está tamizada además por el cambiante paisaje, que a menudo invita a la contemplación, la mirada se explaya y los sonidos se evitan. Presenta 303 dos personas que resultan entrañables y cercanas, con buen corazón y mucha cordura. Por supuesto tienen un no se qué de la inocencia de la juventud, un cierto idealismo que se revela en sus discusiones y defensa vehemente de sus puntos de vista, actitudes auténticas que provocan ternura. Resultan agradables sus encontronazos intelectuales y cómo se preocupan por la marcha de la humanidad, que si la sociedad comunista o capitalista, blablabla, o se preguntan por la naturaleza del amor y de la sexualidad. Cada uno, Jule y Jan, arrastran traumas y tristezas en su vida, cuestiones y estados de animo que irán saliendo poco a poco a la luz. Y así, paulatinamente –la evolución es creíble–, de lo general pasarán a lo concreto, de los problemas del mundo a los suyos y de mirar hacia fuera a mirarse mutuamente. Hay encanto en su relación. Filmado con elegancia Hans Weingartner no se deja llevar por derroteros fáciles e incluso hace quiebros asombrosos –ese baño en el mar– y saca partido a la atmósfera veraniega que recrea todo el film. En cierto modo es una historia de lo más idílica, donde chico y chica recorren miles de kilómetros de preciosos pueblos y paisajes –Alemania, Bélgica, Francia, España–, con sus momentos de carretera, pero también de estancias tranquilas, descanso del camino. Funciona razonablemente una banda sonora compuesta esencialmente de canciones sencillas, guitarra y voz, que cuadra sin contraste con lo que estamos viendo. Los actores están verdaderamente perfectos.
7/10
(2015) | 85 min. | Policiaco | Thriller | Drama
Debut en el largometraje del mexicano Gabriel Ripstein, hijo de Arturo Ripstein, el veterano diretor. Con tono casi documental, sigue los pasos del joven y algo ingenuo Arnulfo, que hace con frecuencia viajes en la frontera entre su país, México, y Estados Unidos, para traer ocultas en su vehículo armas a pequeña escala para su tío, ligado al narcotráfico. Para ello está conchabado unos jóvenes estadounidenses que se aprovechan de la permisividad en el control de las armas, para adquirirlas en tiendas o a través de internet. Hank, un veterano agente federal, anda tras lo pasos de los delincuentes connacionales, pero por circunstancias del destino termina convertido en rehén de Arnulfo. No es 600 millas un policíaco convencional. Ripstein ofrece un retrato certero de cierta juventud que no se cuestiona la moralidad de sus acciones, y a la que le importan más las apariencias, lo que los demás piensan de él, en particular su tío, al que ve como un hombre poderoso al que debe impresionar. Frente a esa figura "fantasma" y poco ajustada a la realidad, comienza a tomar forma real de persona concreta el policía al que retiene contra su voluntad, que se convierte para él en una suerte de padre, y al que aprende a apreciar y a compadecer, por hechos como el de que enviudó recientemente. La cinta de Ripstein no es nada complaciente. Destaca su realismo y la violencia que contiene es seca y nada complaciente. De todos modos no se libra de un regusto cínico en el desenlace. Grandes trabajos interpretativos de Kristyan Ferrer y Tim Roth.
6/10
(2016) | 90 min. | Drama Tráiler
Aurore es una niña de 13 años incapaz de sentirse feliz. Fracasa en los estudios y no les presta atención, discute por cualquier cosa con sus padres y apenas tiene amigas. Pero el sincero interés de un profesor y la oportunidad de entrar a formar parte de una banda de música pueden darle una ocasión para salir de esa situación. Retrato realista de la sociedad actual y en especial de la desidia que invade a muchos jóvenes, incapaces de encontrarle sentido a sus vidas en cuanto las cosas no salen como desean. La protagonista es un modelo perfecto de "chica en la edad del pavo", anímicamente voluble, inadaptada tanto en el colegio como en su casa, insegura y displicente en su conducta, cuyos padres son un monumento a la paciencia. Se siente como un patito feo y pasea su malestar allá por donde va, con ademanes indolentes, aunque interiormente es una chica activa, agitada. La directora Emilie Deleuze adapta al novela de Marie Desplechin, también guionista, con enorme naturalidad, y aunque el retrato que se hace de la adolescencia no resulta demasiado estimulante, el tono del film no es pesimista, sino que se acerca con ternura a Aurore, de quien se espera siempre una salida a su crisis, aunque sea pequeña. Visualmente realista, tiene la película algunos momentos muy logrados formalmente, como ciertas audacias narrativas a la hora de recrear el ambiente atosigante de los profesores. La jovencita Léna Magnien debuta en el cine con un trabajo estupendo.
5/10
(2019) | 98 min. | Histórico | Romántico | Drama Tráiler
Anodina cinta sobre las conquistas amorosas del célebre mujeriego Giacomo Casanova, que consignó en sus memorias y que han inspirado a cineastas como Federico Fellini o Lasse Hallström. La cinta arranca en Bohemia, donde vive semirretirado escribiendo sus recuerdos; una mujer viene a verle para que le ilustre con clases sobre Aristóteles, aunque le entretienen más los relatos de sus amoríos, donde asegura que todas las mujeres con las que mantuvo relaciones venían a ser la primera y la última. Todas excepto una, Marianne de Charpillon, a la que conoció en Londres y le cambió para siempre. El film de Benoît Jacquot consiste en su casi totalidad en un flash-back que pretende dar cuenta de esa relación tan especial. Pero el director, con sus coguionistas Jérôme Beaujour y Chantal Thomas, pergeñan una plúmbea narración, muy premiosa, donde nunca hay espacio para la emoción. La turbación de un descolocado Vincent Lindon –que interpreta a Casanova,– por una mujer que se supone muy especial y que juega con él –papel a cargo de Stacy Martin, que se estrenó en cine con las cinta cargada de sexo de Lars von Trier Nymphomaniac–, nunca llega a entenderse. Y si se ha intentado entregar algún tipo de fábula seudomoral acerca del cazador cazado o el seductor seducido, al que al fin atrae de algún modo la monogamia, sólo cabe decir que la opacidad de su moraleja es total. Ni con la mejor de las disposiciones del crítico resulta posible salvar esta propuesta de tristes personajes desamorados con pelucas empolvadas y personalidad nula.
3/10
(2015) | 90 min. | Aventuras | Drama Tráiler
En la frontera entre Mongolia y Rusia, un padre de familia le vende a un equipo de filmación una cría de camello. El animal, Altynka, está considerado especial al haber nacido bajo una nube con la forma de su especie, pero a su dueño no le ha quedado otro remedio que aceptar la transacción, le ofrecen una cantidad considerable y debe afrontar los gastos del inminente nacimiento de su nuevo bebé. En vista de que al cachorro le joroba abandonar la granja familiar, lo sacan a la fuerza. Cuando los dueños deben viajar en coche para que un médico atienda a la esposa, parturienta, el mayor de los hijos, Bayir, de doce años, se queda a cargo de Mara, la camella, que se escapará en busca de su retoño. El chaval recorrerá la estepa para recuperarla, ya que de ella depende la economía familiar. Correcto relato sobre la iniciación a la edad adulta, y la asunción de responsabilidades de un niño en un entorno poco conocido, con imágenes de enorme valor documental. En su cuarto largometraje tras una carrera con poca repercusión fuera de su país, el director ruso Yuriy Feting quizás no ha logrado todo el dramatismo que esperaba. Pero a cambio, su obra destila una enorme simpatía, sobre todo cuando está en escena el expresivo chaval protagonista y al bebé camello. Además, predomina un tono de acción y aventuras, quizás un tanto ingenuo, pero momentos como aquél en el que el protagonista debe escapar de una celda harán la historia atractiva para el público más joven. También resulta llamativa la repetitiva pero eficaz partitura, con sabor étnico, del desconocido compositor Maksim Koshevarov (Mongol).
6/10
(2016) | 117 min. | Biográfico | Drama Tráiler
La amistad entre Émile Zola y Paul Cézanne. Ambos se conocieron de niños, pues fueron compañeros de clase en Aix-en-Provence, y desde entonces fueron inseparables. Amigos desde la infancia y la juventud, sus anhelos artísticos les abrieron caminos diferentes: a Émile hacia la escritura y a Paul hacia la pintura. Ambos son hoy considerados dos de los más grandes artistas franceses del siglo XIX. La directora Danièle Thompson (La bûche, Patio de butacas) ofrece un film interesante, que gustará especialmente a amantes del arte y curiosos de la vida de los artistas. Que no se busquen en esta película grandes giros, momentos de tensión o una trama rocambolesca de intrigas. El cuidadoso guión de la propia directora traza algo así como una crónica de la amistad entre Zola y Cézanne a lo largo de sus largas vidas, con sus afinidades y distanciamientos, sus relaciones con otros artistas de la época parisina como Manet, Pisarro o Maupassant, los amores libertinos por las mujeres, a veces tormentosos, o sus modos de enfrentarse a la fama o a la falta de recursos. Se logra así un acercamiento bastante bien elaborado sobre las vidas de estos dos gigantes, pero sin que se caiga nunca en la hagiografía o el subjetivismo artificioso. Thompson establece el eje en torno al cual sitúa la trama en la visita que Cézanne y su mujer Hortense realizaron a Zola en 1888, en su casa de Medan. Allí los reproches del pintor al escritor por haberse valido de su vida para perfilar el personaje de Claude Lantier en su novela “La obra” sirve a Thompson para narrar el pasado de los amigos y el futuro que aún les quedaba por vivir. Además de la bella y adecuada banda sonora de Éric Neveux, destaca en Cézanne y yo el definido carácter de los protagonistas. Para ello se vale de unos estupendos actores: Guillaume Canet en el papel del Émile Zola, un escritor atormentado a su modo, pero más reservado y acomodaticio que su amigo pintor, y un sobresaliente Guillaume Gallienne en la piel de Cézanne, un ser éste de carácter volcánico, difícil de manejar, lo cual lo alejó de los grandes círculos artísticos y de sus seres queridos.
5/10
(2016) | 91 min. | Comedia
Tras la muerte repentina de su marido, Eva teme la soledad. Tiene una hija con la que no congenia y su único consuelo es el cariño de su mejor amiga, Maddie, que recientemente ha sido engañada por su esposo. Ambas se hacen compañía, se ríen y le quitan hierro a los problemas. Cuando por un error Eva recibe 5 millones de dólares del seguro de vida de su marido, ambas deciden hacerse juntas un viajecito de placer para gastar dinero y pasarlo “como reinas”. El destino elegido será España, más exactamente Gran Canaria. Pero un trabajador de la compañía de seguros irá en su búsqueda para enmendar el error. Comedia ligerita e intrascendente, cuya anodina dirección por parte de Andy Tennant (Exposados) deja al descubierto el único punto fuerte: disfrutar del trabajo de dos leyendas de la interpretación, la octogenaria Shirley MacLaine y la septuagenaria Jessica Lange, aquí convertidas en colegas y cómplices de aventuras. Se lo pasan bien y son divertidas, la verdad, aunque sus peripecias sean de lo más inverosímiles y tontorronas. El planteamiento de Como reinas es, como puede apreciarse, bastante simplón, una versión más del tópico último viaje–desfase–diversión antes de que la vida se esfume. Lo malo es que el desarrollo tampoco es que resulte demasiado original y eso que el guión introduce un significativo giro de la trama (que de todas maneras se ve venir de lejos). Funciona el inicio, con la reunión en casa tras el funeral, algunos gags aislados, y la subtrama del detective de la aseguradora que va en busca de las protagonistas. Por lo demás, sorprende la presencia de Demi Moore en un papel secundario de hija superficial e infeliz, claramente desaprovechada, mientras que tiene gracia la aparición de algunos actores españoles, como Julián Villagrán o Santiago Segura, este último en un papelito caricaturesco de mafioso de tres al cuarto.
4/10
(2017) | 94 min. | Thriller | Drama Tráiler
A Emilie Tesson-Hansen la reclutan como jefa de recursos humanos de Esen, multinacional del sector alimentario, con la sucia misión de conseguir reducir la plantilla sin despidos, por el método carente de toda ética de presionar a los trabajadores y colocarles en situaciones adversas que no puedan soportar, hasta que ellos mismos dimitan. Realiza su función sin remordimientos aparentes, hasta que una de sus víctimas trata desesperado de hablar con ella, para pedirle explicaciones. Como ella no le hace caso, acaba suicidándose, saltando por la ventana de la oficina… Tratará de ocultar su responsabilidad a una inspectora de trabajo que realiza pesquisas sobre el asunto. Debut en el largo, tras varios cortos, del francés Nicolas Silhol, que va en la línea de filmes empresariales como Glengarry Glen Ross, El empleo del tiempo o Margin Call, que muestran el lado oscuro del capitalismo, y el canibalismo descontrolado al que está derivando en las últimas décadas, sacrificando a las personas en aras del beneficio. El guión, que también ha coescrito, se inspira en el escalofriante caso de la cadena de empleados que se quitaron la vida en la más conocida de las multinacionales de telecomunicaciones de Francia, suceso que ya dio lugar a un film español, La punta del iceberg, interesante pero no del todo redondo. Ha escogido un tono de thriller psicológico, lo que da pie a secuencias cada vez más angustiosas, a veces cercanas al cine de terror. Denuncian hasta donde se puede llegar a la hora de manipular, pero el film se decanta por explorar las posibilidades de redención, ofreciendo una visión no tan negativa como todo indica en un principio. Aunque todo el reparto cumple, impresiona sobre todo la protagonista, Céline Sallette (De óxido y hueso, María Antonieta), una ejecutiva ‘asesina’ que empieza a recuperar la humanidad. Deja sin respiración en las escenas en las que se cambia de blusa y se aplica desodorante para mantenerse impecable, escondiendo la suciedad, imágenes que funcionan como metáfora de su estado de ánimo, y en una fingida entrevista de trabajo con su marido –un hombre que en aras de la conciliación ha sacrificado su trabajo para cuidar al hijo de ambos, ya que el film trata de cuestiones de rabiosa actualidad–. Este último momento sirve al personaje central como punto de inflexión para tratar de reconvertirse en heroína.
7/10
(2017) | 103 min. | Histórico | Drama
Ambiciosa película ucraniana sobre el llamado Holodomor, la hambruna provocada por Josef Stalin al esquilmar las cosechas de Ucrania, el "granero ruso", en 1932 y 1933, provocando la muerte de millones de personas, en lo que muchos consideran una acción genocida, y donde todos coinciden en señalar un crimen contra la humanidad. Este telón de fondo histórico tiene en primer plano las tribulaciones de una familia, desgarrada por la represión soviética, prestando especial atención a Yuri, con vocación de pintor, y Natalka, su esposa, a la que ama desde que era niño. De modo que la narración abarca desde el asesinato de los zares y el triunfo de la revolución rusa, hasta la tiranía que impone Stalin tras la muerte de Lenin, donde Ucrania padece excesos sin fin. El toque de campana que antaño avisaba de los ataques tártaros, ahora ha cambiado su función, y sirve para alertar de los nuevos invasores. Es muy de agradecer que el cine se lance a contar los crímenes de Stalin, parece claro que existen varas de medir distintas a la hora de condenar los horrorosos crímenes de Adolf Hitler, y los del dictador soviético. La pena es que a la película, producción canadiense, le falta fuelle, sus personajes son bastante convencionales. Sí, vemos el horror, y también cómo los protagonistas resisten por sus convicciones, los lazos familiares, el amor a Ucrania, y su fe religiosa. Pero de un modo algo desdibujado, algo folletinesco, se echan en falta emociones genuinas, la capacidad de crear empatía en el espectador. Aunque el director, George Mendeluk, tiene una dilatada carrera como artesano, sobre todo televisiva, quizá no era el más indicado para entregar la deseable historia de proporciones épicas que demandaba el Holodomor. Tampoco los actores resultan memorables, ni siquiera Terence Stamp como el abuelo. Stalin, que tiene un par de escenas y está encarnado por el desconocido Gary Oliver, se presenta de un modo demasiado estereotipado.
5/10
(2019) | 107 min. | Histórico | Drama Tráiler
1897. El padre de la joven Marie de Heredia acumula numerosas deudas, por lo que arregla un matrimonio de conveniencia de ésta con el adinerado Henri de Régnier. A ella no le disgusta, pero tampoco le resulta atractivo, por lo que iniciará una relación adúltera con Pierre Louÿs, el poeta decadentista obsesionado con la fotografía erótica, que a su vez mantiene un idilio con la argelina Zohra. Debut en el largometraje de Lou Jeunet, hasta ahora directora y guionista televisivo, que reconstruye la tórrida relación real entre Louÿs y Régnier, como es sabido dos grandes figuras del decadentismo francés, como excusa para posicionarse a favor de quienes desafían a la moral de su época, no sólo la que se retrata, se diría que habla también de cualquier otra. Sobre todo se centra en la figura de Marie, a quien presenta como una heroína feminista por no resignarse a adoptar el papel que le tenía reservada la sociedad, en un momento histórico en el que la mujer tenía muy restringidos sus movimientos. Cuenta con correctos trabajos actorales, sobre todo por parte de Noémie Merlant, que protagonizó Retrato de una mujer en llamas, y Niels Schneider (Un pueblo y su rey), pese a que sus personajes se diría que avanzan poco pese a lo que les ocurre. Por desgracia, la anécdota histórica da poco de sí, por lo que no hay mucho que contar, más allá de la infidelidad, y la pasión por retratar a modelos desnudas del protagonista masculino. De hecho el film se detiene bastante en mostrar cuerpos femeninos y masculinos, se diría que con vocación de escandalizar, aunque más bien las imágenes producen hastío.
4/10
(2017) | 97 min. | Comedia Tráiler
Adrien y Maude se conocen desde niños, y terminaron casándose, como era de rigor. Pero mientras ella se ha convertido en una profesional responsable, Adrien, cumplidos los 40, adolece de complejo de Peter Pan, es como un niño grande e inmaduro, que no asume su edad. Resultado, Maude le pide el divorcio y empoeza a salir con otro hombre, también con la idea de formar una familia. Entretanto, la cochambrosa tienda de discos de vinilo de Adrien se va al traste, y el tipo no tiene mejor idea que montar una guardería en su propia casa, que todavía comparte con Maude. Además, piensa en el fondo, será una forma de demostrar que puede cuidar niños, o sea, aún puede llegar a ser un magnífico padre. Comedieta francesa sin excesiva gracia del desconocido Maxime Govare, en torno a la clásica guerra de sexos, con los rostros de Vincent Elbaz y Laurence Arné. A ello se suman bromas en torno al novio convidado de piedra, y a los nenetes que se hacen popó en los pañales. Le falta el ritmo dinámico que exige el género, y desgraciadamente el ingenio brilla por su ausencia, con lo que el recurso a la grosería medida acaba cansando.
4/10
(2015) | 95 min. | Thriller | Drama Tráiler

Basada en el caso real del secuestro de Alfred Henry Heineken, magnate holandés de la cerveza, que conmocionó a la sociedad europea de principios de los 80. “El caso Heineken” reconstruye al detalle todas las fases del que para la opinión pública fue “el secuestro del siglo”. La planificación del rapto, la feroz persecución por parte de la Interpol y la tensa lucha psicológica que mantuvo Heineken con sus secuestradores, se transforma en una trepidante película de acción y suspense, brillantemente interpretada por Anthony Hopkins y Sam Worthington.

(2016) | 112 min. | Biográfico

Rodada entre Brasil y España, “El joven Paulo Coelho” es un largometraje de ficción sobre la vida del célebre escritor.  Después de haber vendido más de 165 millones de copias de 30 libros, Paulo Coelho es uno de los autores más vendidos de todos los tiempos. Sus obras se han traducido a 80 idiomas y publicado en más de 150 países de todo el mundo. “El Joven Paulo Coelho” nos narra el increíble y verdadero viaje de la vida de Paulo Coelho. La principal fuente de inspiración para el trabajo de Paulo Coelho es su propia vida. El autor de ´El peregrino´ y ´El alquimista´ es, sin duda, una celebridad, pero sólo unos pocos saben que la historia de su vida es aún mejor que la ficción. Paulo coqueteó con la muerte, se escapó de la locura, experimentó con drogas, se sobrepuso a la tortura, sufrió y sonrió por amor, hizo historia del rock and roll en Brasil, pero nunca renunció a su mayor sueño: triunfar como escritor..

(2015) | 111 min. | Thriller Tráiler
2002. Ray Kasten y su compañera Jess Cooper, agentes de la policía de Los Ángeles, reciben una llamada anónima que les alerta de que una joven ha sido violada y asesinada. Resulta ser la hija de la segunda, y aunque el dúo se deja la piel por encontrar al culpable, no resulta posible. Trece años después, Kasten acude a la Oficina del Fiscal de Distrito, ahora dirigida por su antigua amiga Claire Sloan. Le quiere pedir que reabra un caso ocurrido tres años atrás, cuando fue encontrada asesinada la hija de Jessica Cobb, compañera del cuerpo. Ha descubierto nuevas pistas que pueden inculpar a un sospechoso. Remake en inglés de El secreto de sus ojos, adaptación de una novela de Eduardo Sacheri con la que Juan José Campanella obtuvo un justo Oscar al mejor film de habla no inglesa, en 2009. Sigue el mismo esquema, aunque se han realizado sustanciales cambios respecto al original, por ejemplo de raza, sexo y ocupación de los personajes centrales, pues el protagonista, ahora negro, no es agente retirado judicial, sino del FBI, mientras que el padre viudo de la víctima, que fuese Pablo Rago, aquí es una mujer, también policía. La acción se ha trasladado a Estados Unidos, por lo que el trasfondo anterior –la dictadura argentina– se ha sustituido por la conmoción posterior a los atentados del 11-S. El desenlace también se ha cambiado. Supone el tercer trabajo como realizador de Billy Ray, tras las interesantes El precio de la verdad y El espía, aunque en los últimos años ha adquirido un enorme prestigio sobre todo como guionista de títulos ajenos, como Los juegos del hambre y Capitán Phillips. Consigue imprimir al relato la necesaria tensión, con una puesta en escena que funciona y poco más, pues le falta nervio, basta como ejemplo decir que el famoso plano secuencia del argentino, ahora en el estadio de béisbol de los Dodgers (no del Atlético Huracán, de fútbol), ya no está filmado del tirón. Por lo demás, cuenta con trabajos honestos de los componentes del reparto, pues Chiwetel Ejiofor demuestra su solvencia, y que no se ha echado a dormir tras la repercusión de su trabajo en 12 años de esclavitud. Aunque roba la película la veterana Julia Roberts, que compone una madre destrozada muy humana, a pesar de que pasa poco tiempo en pantalla, luciéndose en secuencias como cuando encuentran el cadáver o aquélla en la que coincide en el ascensor con el asesino.
5/10
(2018) | 117 min. | Drama Tráiler
Una de esas películas de iniciación a la vida de joven inexperto, basada en la novela homónima de Robert Seethaler, editada en España por Salamandra. Sigue las vicisitudes de Franz Huchel, que debe dejar su Attersee natal, un magnífico paraje alpino, su madre viuda ya no puede cuidar de él tras la muerte de su amante y benefactor. Marcha a la Viena de entreguerras, donde le acoge en su estanco Otto Trsnjek, antiguo novio de la madre, antes de que él naciera, y lisiado de la Primera Guerra Mundial. Allí aprende el oficio de atender el mostrador, a la vez que conoce a la bella Anezka, procedente de Bohemia, con bastante más experiencia de la vida que él, lo que significa que protagoniza un espectáculo picante, y busca los contactos y relaciones que la puedan beneficiar. Le marcará conocer a uno de los clientes habituales del estanco, el padre del psicoanálisis Sigmund Freud, hombre afable que le brinda sabios consejos. Nikolaus Leytner, director y coguionista bregado en producciones televisivas, imprime a la narración un ritmo premioso, en que casi todo lo que ocurre, resulta previsible. Así, tenemos a Franz, que irá aprendiendo “a palos” cómo es la vida, con el despertar creciente de su libido y su desengaño amoroso, y con la constatación de cómo se embrutece la sociedad vienesa por el ascenso del nazismo y el antisemitismo que va de su mano. Por otro lado, la idea de Franz acometido por sueños ligados a sus experiencias vitales, que anota en un cuaderno siguiendo los consejos de Freud, resulta un tanto obvia, pero, sobre todo, no lleva a ninguna parte; tampoco las acciones que imagina realizar y no ejecuta, pura represión, hemos de concluir. Además no acaba de estar claro si se pretende sugerir algo, por los estrechos lazos que unen a Franz con su madre y las misivas en que no acaba de explicar con nitidez todo lo que le pasa en la capital. Queda la impresión de un quiero y no puedo, las deseables emociones no acaban de emerger, tal vez se han quedado en el subconsciente de los cineastas, si se nos permite la broma. Las interpretaciones son correctas, incluida la de Bruno Ganz como el judío Freud, toda una ironía para el fallecido actor que ha quedado en el imaginario de muchos espectadores por su composición de Hitler en El hundimiento, y que en cualquier caso prueba algo elemental, que un profesional de la interpretación debe ser capaz de componer todo tipo de personajes.
5/10
(2018) | 86 min. Tráiler
Víctor es un peculiar director de cine, habitualmente pegado a la botella de alcohol, que vive desastradamente con su hijo pequeño Ingmar, un nombre que es un guiño cinéfilo a Ingmar Bergman. Sin un euro en el bolsillo, y con el riesgo de que los de servicios sociales se lleven cualquier día a su retoño, cuando está sobrio se dedica a ver películas antiguas en una sala a la que le queda menos que nada para echar el cierre, o a dar vueltas a su proyecto de rodaje de una obra maestra que nunca acaba de llegar. Zoe Berriatúa decepcionó ya con su debut en el largo, Los héroes del mal, una trama protagonizada por chavales maleados. Ahora reincide en el tema de la infancia con En las estrellas, donde al menos conserva un punto de inocencia, pero donde el contexto narrativo sigue siendo el ambiente degradado donde se desenvuelve el perdedor director protagonista. Álex de la Iglesia y Carolina Bang vuelven a confiar en el cineasta respaldándolo en la producción. Lo mejor del film es la cinefilia que destilan muchos de sus fotogramas, sobre todo cuando Víctor cuenta a su hijo algunas de sus ideales para películas, con trucajes que homenajean a pioneros como Georges Méliès. Pero en lo relativo al guión, estamos ante un despropósito, donde la relación padre-hijo nunca acaba de funcionar, no existen lazos fuertes entre ellos; tampoco los actores son, lo que se dice, un acierto de casting. A Luis Callejo el papel principal le viene grande, mientras que el niño Jorge Andreu no resulta especialmente convincente.
3/10
(2016) | 94 min. | Comedia Tráiler
Las cuatro primas Laura, Eve, Anouch y Yaël están muy unidas; se apoyan continuamente, sobre todo cuando atraviesan dificultades emocionales. La más joven, Yäel, está a punto de casarse con el galante y atento Maxime, aparentemente el hombre ideal, pero Laura descubre que mantiene una relación con otro hombre. Tras debatir con Eve y Anouch si se lo deben decir, el trío toma la decisión de callarse… Primer largometraje de la abogada reciclada en cineasta Solange Cicurel, que en 2010 había rodado el corto Einstein était un réfugié. Ella misma ha coescrito el guión, que viene a ser la versión franco-belga de Sexo en Nueva York, con protagonistas que hablan sin tapujos de cuestiones sexuales. Se sostiene gracias a la expresividad de las cuatro actrices principales, entre las que destacan la cantante poco experimentada como actriz Jenifer Bartoli (Laura) y Stéphanie Crayencour (Yäel), que protagonizó El romance de Astrea y Celadón, a las órdenes de Éric Rohmer. Pese a su asumida ligereza, Entre ellas cuestiona (por enésima vez) la legitimidad de las mentiras piadosas. Además, presenta los diferentes modos de vida de personajes reconocibles de la sociedad moderna, como la recién divorciada, la felizmente casada que se pregunta si siendo infiel será más feliz, etc. Su recopilación de tópicos de la comedia romántica americana puede seducir a los incondicionales del género, pero se echa de menos algo más de frescura. Además, los personajes masculinos no son tan sólidos como los femeninos, lo que debilita bastante el conjunto.
5/10
(2015) | 81 min. | Comedia | Drama Tráiler
Cinta intimista irlandesa, que se diría hecha con mucho sentimiento, pero que no acaba de funcionar. Describe la relación entre Stacey, una niña cuya madre viuda acaba de morir, y su tío Will, que podría hacerse cargo de su tutela. Podría, porque acaba de salir de la cárcel –donde ha permanecido por razones que sólo se aclararán avanzada la narración–, con un permiso especial antes de que los tribunales decidan si se le concede la libertad y así poder ocuparse de la pequeña. Mark Noonan, director y guionista, debuta en el largo con una historia que le sobrepasa. A pesar del simpático tono indie, y a alguna buena salida argumental en los diálogos, no acaba de hacer creíble la relación entre tío y sobrina, con ella incitándole a que ligue con una mujer casada y con un hijo, porque “le gustas”, y él confundido por tan precoz y sorprendente planteamiento. Demasiadas incoherencias –el marido de esta mujer, también le anima a la “aventura” de un modo chocante–, y una revelación dramática que se ve venir, con resolución bastante torpe, no ayudan a mejorar las cosas. A pesar de buen acabado formal, y de unos actores competentes, incluido el popular por Juego de tronos Aidan Gillen, resulta un film demasiado insulso.
4/10
(2017) | 102 min. | Histórico | Biográfico | Drama Tráiler
Acercamiento a la figura del pintor francés Paul Gauguin (1848-1903), recoge especialmente su primera estancia en Tahití en la Polinesia, cuando conoce y comparte su vida con su musa Tehura, una nativa que inspira muchos de sus cuadros posimpresionistas tan personales por su exotismo, colorido y aspecto naïf. El film juega al contraste entre la situación inicial en París, en que su esposa Mette presiona para que Paul abandone la idea de irse a vivir con ella y sus niños a tan lejanas tierras, y el afincamiento ya en Tahití solo, donde se resiente su salud y vive casi en la miseria, pero donde descubre un estilo de vida sencillo, despreocupado y hospitalario, del que es representativo también Tehura. Aunque en esa existencia primitiva y aparentemente inocente hay también un elemento salvaje, no hay un edén idílico en este mundo, pese a la tendencia a idealizar determinados lugares y escenarios. De modo que, paradojas de la vida, para tratar de conservar a Tehura, Gauguin –Koké para los nativos– renuncia temporalmente al arte, o sea, aparecen nuevas presiones del entorno. El desconocido Edouard Deluc, director y coguionista, entrega una película correcta aunque un tanto tediosa, donde Vincent Cassel entrega una esforzada interpretación del artista. Responde al paradigma de quien se encuentra en su elemento y es feliz pintando, desarrollando su arte, aunque al precio de que las relaciones con sus seres queridos sufran altibajos, con la aparición de los celos y la infidelidad, junto a la impotencia personal para tratar de cambiar las cosas.
5/10
(2017) | 95 min. | Comedia Tráiler
Film que se ajusta al formato de comedia amable francesa, muy en boga en la actualidad. Sigue las evoluciones de la cuarentona Juliette, que tiene un defecto que le dificulta la vida social y encontrar el amor de su vida: es una indecisa, incapaz de hacer elecciones, siempre deja que otros decidan por ella. En tal sentido es muy distinta de sus dos mejores amigas, una se acuesta con todo el que se pone a tiro, la otra trabaja en una peluquería y acepta una situación en que su marido está en paro desde hace tres años, y le toca mantenerle. Las cosas podrían ir a mejor cuando conoce a Paul, un tipo encantador. Pero tras la ruptura de su relación llega Étienne, también muy majo. Cuando el primero pretende recuperarla, ella es incapaz de hablar a Paul y Étienne de la existencia del otro, lo que va a enredar todo mucho. Eric Lavaine (Barbacoa de amigos) saca adelante su película con solvencia, haciendo reír y sonreír en algunas ocasiones, sabiendo hacer pivotar la trama alrededor de la idea de lo importante que es saber tomar decisiones, aceptando las consecuencias con responsabiidad. Sigue así la línea de otros títulos recientes frenceses que hacen reír a propósito de la avaricia (Manual de un tacaño), los prejuicios (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?), la discapacidad (Intocable), etc, aquí toca reír sobre actitudes hamletianas en la vida. No cabe esperar grandes honduras, y sí algo de frivolidad, pero el conjunto funciona y entretiene, con una protagonista, Alexandra Lamy, francamente encantadora.
5/10

Últimos tráilers y vídeos