IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas distribuidas en DVD por Tri Pictures

(2009) | 90 min. | Romántico | Comedia Tráiler
Entretenido ‘film de instituto’ con elevadas dosis de romanticismo, toques de humor eficaz y amable planteamiento en su visión del matrimonio y la familia. La historia se apoya en un punto de partida que retrotrae a películas como ¡Qué bello es vivir! o Family Man, pues aporta una nueva variante fantástica del viejo tema de aprovechar las segundas oportunidades para recuperar el amor y la felicidad. Mike lleva veinte años casado, los mismos que lleva quejándose de su mala suerte, pues se vio "forzado" a tomar esa decisión el último año de instituto, con lo que renunció a un futuro prometedor como jugador de baloncesto en una universidad. El caso es que su sensación de fracaso le ha impedido ser un buen marido para Scarlet y un padre atento para sus hijos Alex y Maggie; y ahora se encuentra en el borde del abismo, pues ella ha solicitado el divorcio. Mike desearía regresar al pasado y cambiar las cosas y es entonces cuando se cruza en su camino un misterioso hombre que, cual guía espiritual, obra un fantástico sortilegio: Mike deja de tener la apariencia de un hombre maduro para convertirse otra vez en el joven que un día fue el as del baloncesto. Se da cuenta entonces de que tiene la oportunidad de triunfar por fin en el instituto, pero las cosas cambian cuando, sin que le reconozcan, va entablando una estrecha relación con sus hijos. Aunque no sea memorable, la película resulta agradable gracias a sus hechuras decididamente clásicas, y en este sentido, hay incluso una claro homenaje a la célebre película de Frank Capra, con la aparición del ‘angel’ de Mike y su salto en la escena del puente. A pesar de su previsibilidad y del excesivo acaramelamiento “americano” de algunas escenas (como la de la lectura de la carta en el juicio), la película funciona bien, pues hay un logrado equilibrio en las respectivas subtramas con los hijos y la esposa, y en la mezcla con otro hilo argumental diferente, muy cómico y gamberrillo, protagonizado por el amigo friki de Mike, interpretado por Thomas Lennon, a quien ya vimos haciendo payasadas en, por ejemplo, Pelotas en juego. Aquí, el tipo protagoniza algunas escenas de troncharse, como la de la cita amorosa en la que él y la directora del instituto se ponen a hablar en ¡élfico! Pero, por supuesto, el gran gancho para el público adolescente, sobre todo femenino, es la presencia de Zac Efron interpretando al protagonista. Se ve que el joven actor se siente como pez en el agua en el ambiente estudiantil –hay incluso un guiño a High School Musical en el baile inicial–, pero es justo reconocer que además sabe actuar y crear una simpática complicidad en el espectador.
5/10
(2019) | 89 min. | Acción | Terror Tráiler
México, península de Yucatán. Mia, Sasha, Nicole y Alexa son cuatro chicas de instituto que deciden hacer una excursión a una zona selvática cercana a la playa. Una de ellas conoce una piscina natural que enlaza con unas antiguas cuevas de la civilización Maya que se encuentran sumergidas a muchos metros de profundidad. Y allá irán las cuatro jóvenes inexpertas con sus equipos de buceo para darse un garbeo. Lo que no saben es que hay tiburones. Una película angustiante. El título corresponde a la secuela de A 47 metros, en donde varias chicas lo pasaban muy mal en alta mar, encerradas en una jaula con unos tiburones al acecho. En este caso, la presencia de chicas y de escualos es el único punto de conexión, pues ni el argumento, ni los personajes, ni las localizaciones tienen que ver con la película precedente. Puede entenderse que una cueva laberíntica submarina sea tomada ahora como una especie de jaula en donde las jóvenes deberán sobrevivir, pero ahí estaría todo el nexo de unión. Y en la escabechina sangrienta que seguirá, claro. Vuelve a ponerse tras las cámaras Johannes Roberts, quien ha contado también con el mismo coguionista, Ernest Riera. Ambos llevan la trama por derroteros muy previsibles: excursión temeraria, imprudencias infantiles, histerismos, muertes inesperadas, sorpresas, etc. Pero hay que decir que se logra una correcta atmósfera de angustia a lo largo del film. La triple amenaza –tiburones carniceros, claustrofóbica cueva submarina, reducción paulatina de oxigeno– ejerce su función magníficamente y el espectador tendrá lo que se espera. Algunos momentos se ven venir y no son muy originales –esos ataques instantáneos desde no se sabe dónde–, otros apuestan más por la inquietud, la intriga, la desesperación, donde el afán de supervivencia llegará al cénit. Y funciona bien el adrenalítico desenlace. Hay que reconocer, por otra parte, la pericia a la hora de rodar bajo el agua durante la mayor parte del tiempo, en lugares estrechos, poco accesibles, jugando con la falta de luz, los haces de las linternas, el lodo marino, los equipos de buceo. En general se logra situar siempre a los personajes y dentro de lo que cabe hay coherencia en la narración. Entre el reparto destaca sin duda Sophie Nélisse, siempre creíble, bien acompañada por John Corbett y por las jovencitas Corinne Foxx y Sistine Rose Stallone, ésta última hija de Sylvester Stallone, que debuta en el cine con bastante personalidad.
5/10
(2013) | 99 min. | Comedia

Un curioso equipo de baloncesto compuesto por mujeres de mediana edad en Texas, todas ellas ex campeonas de secundaria, reta a los actuales -y arrogantes- campeonas de la escuela secundaria a una serie de partidos para recaudar fondos para la prevención del cáncer de mama. Las chispas saltarán cuando estas mujeres llegan a extremos cómicos para demostrar su valía dentro y fuera de la cancha, conviertiéndose en una sensación mediática nacional.

3/10
(2002) | 125 min. | Comedia
Warren Schmidt. Acaba de jubilarse de un importante puesto ejecutivo en su empresa. ¿Qué puede hacer ahora? Si se le ocurre dejarse caer por su antiguo trabajo, el jovenzuelo sustituto de turno le mirará con una cara cuyo significado bascula entre “qué pesado, ¿qué querrá éste ahora?” y “este viejito me viene ahora, ¡a mí!, a dar lecciones, ¿qué se habrá creído?”. Su esposa viene con ideas “geniales” como la comprar una caravana y recorrer a lo largo y a lo ancho los Estados Unidos. A punto de hacer ese viaje, la mujer muere: entonces Schmidt se entera de que tenía una aventura con su mejor amigo. Tal revelación le hace caer en un terrible abandono: su vida carece de alicientes, los afectos que creía auténticos le han fallado. Por si fuera poco, su hija está a punto de casarse con quien considera un perfecto imbécil. Así las cosas, el único lazo que le permite estar conectado al mundo es Ndugu Umbo, un niño africano al que ha apadrinado. Si uno lee el párrafo anterior, la conclusión que saca es que el film que nos ocupa es una auténtica tragedia. Y sin duda que en parte lo es. No obstante lo que nos entrega Alexander Payne, director de la interesante y también despiadada Election (1999), es una comedia llena de humor negro, una sátira tremenda sobre lo que puede ser una vida desprovista de significado. Ante tal situación, Payne nos pone en la tesitura de reír, por no llorar. Vemos a un hombre patético (genial Jack Nicholson, que evita caer en el histrionismo), que ha “visto” discurrir su existencia, pero que no la ha “mirado”, no la ha “vivido”, en el sentido más radical de la palabra. Sobre esto el director y coguionista –usando como hilo conductor las cartas que Schmidt escribe a su ahijado– nos regala situaciones muy divertidas, a la vez que nos hace reflexionar sobre la necesidad de contar con asideros capaces de dar sentido a la vida.
6/10
(2008) | 148 min. | Acción | Bélico | Drama | Histórico Tráiler
China, año 208 antes de Cristo. Han Xiandi es un emperador débil, dominado por su ambicioso primer ministro Zhao Zhao, que tras controlar el norte del país, ha decidido dirigir sus esfuerzos bélicos contra los señores de la guerra del sur. Éstos, a pesar de su debilidad numérica, con el liderazgo de Zhou Yu, aunarán esfuerzos para enfrentarse a su enemigo en el estratégico punto del Acantilado Rojo, junto al río Yangtsé. Lujosa superproducción china de corte épico, a cargo del hongkonés John Woo, que también ejerce de productor. Para el público chino se montó una versión con dos entregas, mientras que la que nos ocupa, de dos horas y media, se ha concebido pensando en el público no chino. Adapta la novela “El romance de los tres reinos”, del escritor Luo Guanzhong, muy reverenciada en China. El arranque despierta el temor de perderse en la trama, por la dificultad que tiene el espectador occidental de retener nombres y rostros orientales con los que no está familiarizado. Pero superado este escollo, al final el hilo argumental es relativamente sencillo, y de lo que se trata es de disfrutar de un gran espectáculo, con vistosísimas escenas de batalla. Hay planos sencillamente deslumbrantes, como el de la paloma mensajera que sobrevuela toda la flota naval de Zhao Zhao. De modo que se combinan unos efectos visuales apañados, con la ventaja de contar con una gran dirección artística de la que se benefician, con su vestuario, los numerosísimos figurantes. Acierta Woo en no abusar del efectismo típico de sus títulos gangsteriles, aquí las secuencias bélicas rebosan clasicismo, pueden recordar a filmes como Braveheart. Introduce alguna subtrama interesante –como la propiciada por la bella esposa de Zhou Yu, a quien desea Zhao Zhao, o la de la espía infiltrada, ambas concebidas para ganarse al público femenino–, y maneja bien los elementos de estrategia militar, donde a la habilidad de los mandos y su valor, se suma también el hecho de defender una causa justa, frente a las artimañas de un enemigo que no juega limpio. No se trata de una película pensada para lograr grandes interpretaciones, pero disponer de actores solventes, como Tony Leung, es garantía de poderosas presencias en la pantalla.
6/10
(1990) | 97 min. | Acción | Thriller
Megan Turner es una policía que mata al atracador de un supermercado. A pesar de que afirma que tuvo razones para actuar como hizo, carece de pruebas que la respalden y por ello, entra en conflicto con su departamento. Por otro lado, conocerá a Eugene Hunt, un testigo del atraco del que se enamorará, pero no es oro todo lo que reluce. Cinta de acción con una historia algo enrevesada, cuyo mayor aliciente fue poner de protagonista a una estupenda Jamie Lee Curtis (Un pez llamado Wanda, Mentiras arriesgadas), seducida por un cínico Ron Silver. Dirige con enorme oficio una de las pocas directoras de cine de acción, Kathryn Bigelow. Entretenida, al fin y al cabo.
4/10
(2002) | 99 min. | Thriller
Viernes Santo en Nueva York. Gavin, abogado en un bufete de postín, tiene un importante caso ante los tribunales: muchos dólares están en juego. Doyle, perdedor nato, ex alcohólico: separado de su familia, aspira a a reunirse con ellos algún día; todo depende de una cita con el juez. Los destinos de los dos hombres, nunca mejor dicho, chocan: sus automóviles colisionan, por lo cual el primero pierde unos importantes documentos, y el otro llega tarde a su decisiva reunión. Comienzan 24 horas de auténtico calvario: los papeles extraviados obran en poder de Doyle, que culpabiliza a Gavin de su mala suerte y los retiene. La pregunta que se plantea es: ¿llegará tras la pasión y muerte, la resurrección? Cambio de tercio del director de Persuasión y Notting Hill. Roger Michell ofrece una historia urbana, que al abordar el creciente estrés de los protagonistas recuerda a Un día de furia: las desgracias se acumulan una tras otra conformando una enorme bola de nieve que aplasta y conduce a decisiones terribles. Un aspecto interesante abordado en el film es la necesidad de orientación que todo ser humano tiene a la hora de tomar decisiones: casi todos los personajes que giran alrededor de Gavin y Doyle otorgan su consejo, ejercen de guías, para bien o para mal: las esposas de ambos, la ex amante y compañera de despacho, los socios del bufete, el sacerdote confesor, el asesor del banco, el gurú de alcohólicos anónimos…
6/10
(2004) | 175 min. | Histórico
El excelente director Oliver Stone aprovecha la falta de datos precisos que tienen los historiadores sobre la personalidad de Alejandro Magno, para dar una visión muy particular y poco rigurosa del general macedonio que unificó Grecia y conquistó Egipto, Asia menor y Persia en el siglo IV A. C. Consciente de que su mirada es discutible, el cineasta se excusa, narrando la historia desde el subjetivo punto de vista de Ptolomeo (Anthony Hopkins), envejecido general de Alejandro, que llega a calificar su propia narración de desvaríos seniles. El Alejandro Magno que nos presenta Stone es un tipo traumado por el carácter dominante de su madre Olimpia, que se lanza a una carrera de conquistas militares para huir de ella, tras morir su padre, Filipo. El elemento más comentado del film es la presunta homosexualidad de Alejandro, a la que se concede gran protagonismo al describirse su relación con el general Hefestión. Colin Farrell no resulta demasiado convincente como un Alejandro Magno teñido de rubio, pero tiene la fortuna de estar secundando por actores de lujo, que salvan en parte la situación. Los mejor son las batallas, que aunque pocas, están rodadas con espectacularidad, sobre todo aquella en que intervienen los elefantes.
3/10
(2001) | 95 min. | Drama
Vivian Bearing es una profesora de literatura, dedicada con entusiasmo a la enseñanza universitaria. Pero su vida sufre un vuelco cuando le diagnostican un cáncer terminal de ovarios. No hay remedio de eficacia probada, y sólo cabe experimentar. Vivian acepta que un médico, antiguo alumno suyo, pruebe nuevos y dolorosos tratamientos para intentar su curación. La profesora aprende a convivir con su enfermedad, y descubre el contraste entre unos médicos demasiado cerebrales, sólo interesados en lograr resultados, y una enfermera que sabe tratarla como lo que es: una persona que sufre. Adaptación de una obra de teatro, la película se filmó para la cadena televisiva de cable HBO, aunque circuló con éxito en diversos festivales de cine, entre ellos el de Valladolid, donde Emma Thompson fue premiada como mejor actriz.
5/10
(2003) | 127 min. | Drama
Años 80. Sarah es una ingenua mujer estadounidense que reside despreocupadamente en Londres con su marido, un hombre adinerado. Un día asiste a un acto benéfico, en el que queda deslumbrada con la intervención de Nick Callahan, un médico involucrado en proyectos humanitarios, que protesta por la escasa atención dedicada a los niños del continente africano. Concienciada del problema, Sarah decide abandonar sus comodidades, y acompañar a Nick a Etiopía, donde descubre las duras condiciones en las que éste tiene que trabajar. A lo largo de los años, Sarah acompañará a Nick en variopintas misiones humanitarias, en Camboya y Chechenia, pero su intensa dedicación da al traste con su matrimonio. El neozelandés Martin Campbell, especialista en películas de acción como El zorro o Límite Vertical, se adentra en el cine de denuncia social. Las imágenes llaman la atención sobre los graves problemas de desnutrición de los habitantes del tercer mundo. Algunas situaciones parecen bastante reales, porque se reclutaron figurantes procedentes de tribus desfavorecidas de Namibia. Los productores afirman que se preocuparon por darles comida y atención sanitaria durante el rodaje. En una apasionada interpretación, Angelina Jolie insuflar vida a un personaje que en manos de otra actriz resultaría increíble. Aunque su visión de los cooperantes es algo artificiosa, se muestran algunos de los retos más importantes a los que han tenido que enfrentarse a lo largo de los 80 y 90. Todo esto compensa sobradamente que la mayoría de personajes sean un poco tópicos, que el guaperas Clive Owen no cuele como médico comprometido y entregado, y que algunas partes de la trama resulten sensibleras, o endebles, como la subtrama conyugal de la protagonista, su increíble y forzado romance con el médico, o que Sarah encuentre un piano con el que poder tocar a Schumann en un poblado etíope sin agua corriente.
4/10
(1993) | 116 min. | Acción | Thriller
Clarence es un joven solitario que, como regalo de cumpleaños, tiene una noche pasional con una joven prostituta llamada Alabama. Los dos se enamoran y deciden pasar el resto de su vida juntos. Pero los problemas no tardan en llegar cuando aparece Drexl, el anterior protector de la chica, al cual le han robado un maletín lleno de cocaína. Los jóvenes ven aquí la oportunidad de vender la droga y empezar una nueva vida. Comienza entonces una persecución atroz por la policía y la mafia, en medio de una espiral de mentiras, violencia y muerte de la que será difícil salir. La puesta en escena es trepidante y toda la película está plagada de rostros conocidos. El guión y el tono sórdido-humorístico del film lleva claramente escrito el nombre de Quentin Tarantino, lo cual pesa mucho más que el hecho de que esté dirigido con soltura por Tony Scott (Spy Game). La película es romántica y violenta, con momentos muy logrados. Se llevan la palma las escenas del diálogo entre Walken y Hopper, y la de la ensalada de tiros, sangre y muerte en la habitación del hotel.
6/10
(2008) | 85 min. | Terror
El colegio y el instituto pueden dejar una tremenda huella en algunos como se han encargado de demostrar numerosas películas. Este caso no es diferente. Tres jóvenes amigas de la infancia volverán a unir sus caminos por culpa de una sangrienta venganza planeada por uno de sus compañeros de pupitre. Típica película de terror para adolescentes sin mayor trascendencia. No le falta de casi nada: chicas guapas, violencia, un perturbado sangriento, truculentas torturas, etc.
4/10
(2000) | 90 min. | Thriller | Drama
Ron es un jovencito que, por un feo asunto de drogas, ingresa en prisión. Lejos de ser un lugar donde el delincuente se regenera, la cárcel se revela como un lugar brutal, en el que no es fácil la supervivencia. Pero Ron tiene la suerte de caerle bien a Earl, un tipo duro y veterano del lugar, que le pone bajo su protección. Lo que al principio es una relación distante, termina uniéndoles estrechamente, hasta el punto de que Ron es casi un hijo para Earl. Ambos empezarán entonces a pergeñar un plan de fuga. El actor Steve Buscemi (Fargo, Con Air (Convictos en el aire)) dirige su segunda película con atino. Se observa que la dirección de actores se le da bien, y de hecho la elección de Edward Furlong (el chaval de Terminator 2: El juicio final) y Willem Dafoe (nominado al Oscar por La sombra del vampiro) se revela perfecta. Aunque él mismo reconoce: "No creo que sea necesario ser actor para arrancarle una gran interpretación". Sorprende además ver a Tom Arnold, típico actor de comedia (Nueve meses) transformado en villano, o al duro Mickey Rourke (El corazón del ángel) en un papel tan inesperado como el de Jan, la actriz. De todos modos, Buscemi lo tiene claro: "Me preocupa más cómo queda una película que quien actúa en ella".
6/10
(2008) | 114 min. | Western Tráiler
Randall Bragg, un ranchero acostumbrado a saltarse la ley a la torera y avasallar junto con sus hombres a los habitantes de la localidad de Appaloosa, dispara contra el sheriff y sus ayudantes. Para sustituirles y hacerse cargo de la compleja tarea de imponer la ley, los lugareños contratan a dos tipos duros, Virgil Cole y Everett Hitch, mercenarios que llevan mucho tiempo colaborando juntos. Cuando éstos empiezan a controlar la situación irrumpe en el pueblo Allison French, una viuda que encandila a Virgil hasta que éste le propone matrimonio. Un día, Allison aprovecha que se ha quedado a solas con Everett, el amigo de su marido, para intentar besarle. Desde ese momento, Everett se da cuenta de que la chica no se esfuerza mucho por ser fiel a su amigo, y que éste corre peligro de ser bastante infeliz. Ed Harris se pone tras la cámara por segunda vez –la primera fue con el drama biográfico Pollock– en un western de hechuras clásicas que él mismo ha coescrito, a partir de una novela de Robert B. Parker. También Harris ha decidido interpretar a uno de los protagonistas, al lado de un repartazo, ya que le acompañan Viggo Mortensen, Renée Zellweger, Lance Henriksen y Jeremy Irons, que interpreta al villano. Todos ellos están a un nivel bastante alto, aunque Viggo Mortensen es quien saca más jugo a su personaje. Destaca asímismo la presencia en un rol muy secundario de la española Ariadna Gil, que cumple con profesionalidad. La parte más endeble del guión es la trama típica de western, un enfrentamiento con los desaprensivos que atemorizan al pueblo, que remite a títulos legendarios como Raíces profundas. Pero a la hora de la verdad, Ed Harris se quita de en medio el asunto de un plumazo, pues los protagonistas resuelven los conflictos con los villanos con una gran facilidad. Tiene mucho más peso en la trama la amistad entre los dos protagonistas, y cómo ésta se ve puesta a prueba con la llegada de la viuda. Estamos ante un film sobre la amistad, que sin embargo a veces no logra evitar caer en un tono más propio de una comedia romántica.
6/10
(1988) | 103 min. | Western
John Tunstall es un granjero de México que se dedica a recoger a jóvenes muchachos sin recursos para que le ayuden en el negocio y con ello, hacer de ellos hombres de provecho. Uno de ellos, Billy ha desarrollado gran habilidad con el rifle. Western que da otra vuelta de tuerca a las historias del mítico Billy 'el niño', como ya hizo Sam Peckinpah con Pat Garrett y Billy the Kid. En esta ocasión, el director Christopher Cain cuenta con un reparto juvenil en auge de los años 80, pues a parte de Emilio Estevez (Rebeldes), le acompañan también Lou Diamond Phillips (Stand and deliver), Charlie Sheen (El principiante), o Dermot Mulroney (Compañeros inseparables). Además, les sostienen los veteranos Terence Stamp, Kiefer Sutherland y Jack Palance. La cinta no está a la altura de las clásicas del Oeste, pero hay buena ambientación, buen ritmo de acción de la historia, rostros jóvenes y una música pegadiza que consigue atraer al espectador.
5/10
(2008) | 118 min. | Aventuras | Comedia Tráiler
Tercera entrega cinematográfica en imagen real de Astérix, el irreductible galo creado por Uderzo y Goscinny. Aunque repite Gérard Depardieu en el papel de Obélix, el film no cuenta con la presencia del cómico Christian Clavier, que interpretó a Astérix en las dos partes anteriores. Ha sido sustituido por Clovis Cornillac (Héroes del cielo), al que hasta ahora prácticamente sólo conocen en Francia y que no recuerda ni por asomo al héroe de las viñetas. El ‘notición’ es el regreso al cine de Alain Delon, que aunque ha rodado alguna producción televisiva, está ausente de la gran pantalla desde Los actores (2000). Al veteranísimo actor le ha correspondido encarnar a Julio César. El argumento toma algunas cosas del cómic homónimo, pero en general la adaptación es bastante libre. Aquí, Alafólix, un joven de la aldea de Astérix, se ha enamorado de la princesa griega Irina, pero el padre de ésta pretende que se case con Bruto, que en esta película, para desesperación de historiadores, es hijo de Julio César. Por una serie de circunstancias, Irina convence a su padre de que debe casarse con alguien valeroso, por lo que le propone que entregue su mano al ganador de los Juegos Olímpicos, a punto de celebrarse. A la competición se presenta Bruto y también Alafólix. A éste le acompañan sus convencinos Astérix, Obélix, el druida Panorámix y el bardo Asurancéturix. Aunque sólo pueden participar los griegos, y de forma excepcional los romanos, Astérix argumenta (curiosamente, esto sí estaba en el cómic) que ellos son teóricamente romanos, pues la Galia ha sido conquistada por Roma, salvo su aldea, claro, que resiste ahora y siempre al invasor. El amplísimo presupuesto deviene en lujosa ambientación y depara la suficiente espectacularidad en los decorados, así como unos efectos especiales convincentes. De hecho, a nivel visual, recuerda mucho a los cómics, es decir, que han conseguido hacer lo más difícil. También es positivo que se puede interpretar como denuncia de la corrupción en el deporte y apología del juego limpio. Por desgracia, el humor sutil del guionista Goscinny ha sido sustituido por chistes facilones. Especialmente prescindibles son las frases de Alain Delon tomándose a broma a sí mismo (estilo “soy emperador por mis propios méritos y no le debo nada ni a Rocco, ni a sus hermanos” o “me han dado el César al mejor emperador”). Su autosaludo imperial ‘Ave, moi’ (Ave, yo mismo) está calcado de Ser o no ser, de Lubitsch. Los cameos llegan a resultar agotadores al final, pues cuando todo ha acabado aparecen por allí casualmente Zinedine Zidane, Jamel Debbouze, de nuevo repitiendo su papel de Numérobis, que interpretó en Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, y otros personajes que montan una especie de show que no viene a cuento.
4/10
(1999) | 95 min. | Aventuras
Año 50 antes de Cristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos... excepto una pequeña aldea que resiste ahora y siempre al invasor. Allí conviven los dos grandes amigos, el guerrero Astérix, y el fabricante de menhires Obélix. Abraracúrcix es el jefe del pueblo, y Panorámix el sabio druida que prepara una poción mágica que hace a los galos invencibles frente a los romanos. Esta versión de personajes reales de Astérix apuesta por dirigirse a un público primordialmente infantil. Así ha tomado elementos de varios álbumes (El adivino, La hoz de oro...), e intenta recrear personajes y decorados del cómic. El esfuerzo es considerable, sobre todo en el apartado de los efectos especiales, donde podemos reír ante los efectos de la poción mágica, con los romanos volando por los aires. El mejor logro para captar las esencias del humor inteligente de Astérix se encuentra en el personaje de Roberto Benigni, y en un par de gags aislados que tienen como protagonista a Bruto, el hijo del César. También vale la pena destacar los esfuerzos de Gérard Depardieu por meterse en la piel del entrañable Obélix.
4/10
(2002) | 107 min. | Comedia
Año 52 antes de Cristo. Ante las fanfarronadas de Julio César sobre el esplendor de Roma, la orgullosa reina de Egipto, Cleopatra, le propone una apuesta singular: si es capaz de construirle un suntuoso palacio en menos de tres meses, César tendrá que reconocer que el pueblo egipcio es el más grande de todos. El arquitecto Numeróbix tendrá que recurrir al druida Panorámix y a su poción mágica, que llegará a la tierra de las pirámides acompañado de Astérix y Obélix; ya que si no termina la tarea a tiempo, será arrojado a los cocodrilos, Gérard Depardieu y Christian Clavier vuelven a encarnar a los irreductibles galos tras el éxito, de Astérix y Obélix contra César. Entre los recién llegados destaca la modelo y actriz Monica Bellucci como Cleopatra, y Jamel Debbouze, a quien los espectadores recordarán como el frutero de Amelie, como Numeróbix. La que ha sido la superproducción más cara del cine francés está dirigida por Alain Chabat, que también interpreta el personaje de Julio César.
4/10
(2016) | 107 min. | Acción | Aventuras | Comedia
Alocada película protagonizada por Jackie Chan, que encarna a un detective que, para salvar a su sobrina, deberá luchar contra la poderosa banda del mafioso Wong en compañía de un surrealista vividor norteamericano llamado Connor, interpretado por siempre un poco agotador Johnny Knoxville. El director Renny Harlin (La isla de las cabezas cortadas) rueda bien las vistosas secuencias de acción de este film que entusiasmará únicamente a los fans del simpático actor hongkonés. El título en español, que se confunde con la mítica película de Hitchcok, no es precisamente muy adecuado.
4/10
(2002) | 95 min. | Comedia | Acción
Vuelve el superagente más hortera de la galaxia: el irresistible para las féminas, aunque sea difícil creerlo, Austin Powers. En esta ocasión la trama gira en torno a complejos paternofiliales varios de nuestro héroe y allegados, que se destapan cuando el padre de Austin es secuestrado por Miembro de Oro, un villano asociado al doctor Maligno. Nuestro pistonudo agente debe viajar en el tiempo a 1975 para rescatar a papaíto; de paso, tratará de entenderse mejor con él. Chistes pelín infantiloides y zafios al más puro estilo “caca-culo-pedo-pis” son marca de la casa de las anteriores entregas de la serie Austin Powers. Aquí no es que el tándem Mike Myers-Jay Roach se ponga sesudo, u obvie el humor escatológico que le caracteriza. Pero sí se advierte un mayor esmero, más inteligencia en las bromas. La incorporación de Michael Caine a la saga, como el padre que ha producido todo tipo de complejos en Austin, eleva el listón sobremanera. Y hay un par de gags en torno a Mini-Yo, el clon del villano enemigo mortal de Austin, francamente hilarantes. También destaca la secuencia de apertura, que nada tiene que envidiar a las clásicas de la serie Bond, toda una sorpresa, y que cuenta con la presencia de numerosas estrellas de Hollywood.
3/10

Últimos tráilers y vídeos