IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas distribuidas en DVD por Paramount

(2004) | 95 min. | Terror
11 de enero de 1992. Tras asistir al brutal asesinato de sus padres, Sara Tobias, una niña de ocho años, tirotea a los culpables. La noticia conmociona a la opinión pública. Dieciocho años después, Sara aún está obsesionada por el significado de “11.11”, la cifra que apareció escrita en sangre junto al cadáver de su madre, cuyo fantasma se le aparece para advertirle de que corre peligro. Esta producción canadiense ofrece impactantes secuencias de terror sobrenatural, en la línea de clásicos del género como El exorcista.
3/10
(2007) | 159 min. | Thriller | Drama
Hace 50 años Sidney Lumet dirigió un intenso y dramático film judicial sobre las deliberaciones de un jurado, 12 hombres sin piedad, a partir de un argumento ideado por Reginald Rose. El resultado rozaba la perfección, por lo que su revisitación pasado medio siglo a cargo de un cineasta ruso, Nikita Mikhalkov, sonaba a capricho de director con pocas ideas, que trata de agarrarse a una trama sólida, de eficacia probada. Lo cierto es que Mikhalkov, con ayuda de sus coguionistas Vladimir Moiseyenko y Aleksandr Novototsky, conserva el esqueleto de la narración original, pero trasladando el conjunto a la situación rusa actual, que queda enriquecido con múltiples novedades en torno a los personajes. Así, básicamente, la historia es la misma. Un jurado, compuesto por doce hombres, todos varones, se retira a deliberar acerca de un caso de homicidio: un joven checheno está acusado de haber asesinado a su padrastro ruso. Inicialmente el grupo se toma su misión frívolamente, su deseo es acabar cuanto antes lo que consideran una tarea ingrata, que les roba su valioso tiempo. Todos están convencidos de la culpabilidad del encausado, pero en realidad no se han detenido a considerar las pruebas. Sólo cuando uno de ellos rompe la unanimidad, en un arranque de dignidad que le lleva a hacer la consideración elemental de que están juzgando a un ser humano, comienzan a sumergirse en un caso que no sólo es el del acusado… Aquello les obliga a mirarse dentro de sí mismos y ahondar en tantas heridas del alma no cicatrizadas. Es sorprendente lo que ha logrado Mikhalkov. Lo que parecía un artificio, situar la historia en Rusia, resulta revelador de este país. Pues se entra a considerar cómo se ha asimilado el sistema democrático, y se habla de los odios étnicos, la corrupción idiosincrática rusa, las desigualdades sociales, la desestructuración familiar… Y todo ello con enorme inteligencia, de modo que la introducción no resulta nada postiza. Todo lo contrario, sirve para indagar en el sentido trágico del pueblo ruso, con una magnífica contraposición de personajes, que sirve para trasladar la atención de unos a otros con gran naturalidad, muchas veces en soberbios duelos actorales que implican a dos o tres intérpretes. El entero reparto está sobresaliente, insufla vida ya sea al tosco taxista, al cirujano de orígenes humildes, al ‘nuevo rico’ empresario televisivo o al tipo que siembra las dudas. Pero es que Mikhalkov no sólo exhibe un alto sentido dramático, o presenta una encomiable humildad al reservarse un papel pequeño, que sólo brilla hacia el final, sino que entrega un film muy cinematográfico, de perfecta fotografía, fabuloso uso del gimnasio escolar donde está reunido el jurado, e inspirada partitura musical. Los flash-backs acerca del “background” del crimen son muy reveladores y nada torpes, con momentos tan intensos como los del acusado siendo niño bailando con unos soldados chechenos. E imágenes como la pelota de baloncesto atascada en el tablero de la canasta, del pajarillo encerrado, de la tubería vista o de esa imagen de la Virgen olvidada, son muy gráficas acerca de lo mejor y lo peor de los rusos.
8/10
(2016) | 144 min. | Acción | Thriller | Drama Tráiler
Recreación de un trágico episodio bélico que tuvo lugar durante la noche del 11 de septiembre de 2012 en Bengasi. Tras la muerte del dictador Muamar el Gadafi, Libia se encuentra en una situación delicada, en donde diversas facciones se disputan el poder. El equilibrio es muy inestable y por eso Estados Unidos mantiene una pequeña base secreta de la CIA en la ciudad costera de Bengasi, que cuenta con un grupo de soldados experimentados para salvaguardar la seguridad, no más de media docena. Los problemas vendrán cuando el embajador estadounidense acuda a un acto en la ciudad y se instale en una casa cercana. Pronto será atacado. Película vibrante, entretenida, tremendamente realista y seria. Vuelve a traer a colación las ventajas e inconvenientes del tan cacareado intervencionismo internacional norteamericano, una cuestión nada fácil de solventar. Tanto los habitantes de los países conflictivos como los propios norteamericanos dudan constantemente de esa política, más si cabe cuando se producen situaciones límite en donde hay heridos y muertos, muchísimos más –todo hay que decirlo– entre los lugareños, a menudo masas de personas sin orden ni disciplina que odian que los yanquis corten el bacalao en su tierra. El problema llega cuando se generaliza identificando al Islam con esas facciones violentas. Los hechos reales narrados en 13 horas, Los soldados secretos de Bengasi están basados en el libro escrito por Mitchell Zuckoff y cuenta con un cuidado guión de Chuck Hogan (The Town, ciudad de ladrones), el cual logra involucrar anímicamente al espectador gracias al buen dibujo que hace del personal estadounidense. En películas de este tipo, con acción y ritmo desenfrenados, es complicado a veces saber quién es quién y ese tema se amplía en este caso ya que hasta los propios soldados americanos desconocen la identidad del enemigo. Aunque presumiblemente cuentan con habitantes amigos, nunca saben si lo son de verdad, si van a traicionarles. Esto ofrece momentos de tensión, bien resueltos, verosímiles y trasladan una desasosegante sensación de desconcierto. El modo de filmar la guerra es de un realismo inusitado, y no se ahorra alguna imagen especialmente desagradable. Y aquí la atmósfera recuerda sobremanera a otras películas recientes del mismo corte bélico (en cuanto al fracaso militar estadounidense), como El único superviviente o en especial Black Hawk derribado, citada explícitamente por uno de los personajes. Desde luego es difícil mejorar la ambientación realista y la atmósfera agobiante generada en esta especie de base asediada, convertida en un nuevo El Alamo, como también comenta otro soldado. Alegra comprobar además que el director de la película, Michael Bay, sabe hacer otra cosa que películas fantásticas de Transformers. Su modo de filmar la guerra nocturna es contundente, aunque por la localización de los contendientes a veces parezca que estamos en un videojuego en manos de los norteamericanos, mientras que otras escenas (como la del ataque al coche blindado) están magníficamente rodadas. Pero no sólo se centra en la pura acción. Deja tiempo para conocer a los protagonistas, para humanizarles, especialmente a los dos soldados norteamericanos que llevan casi todo el peso anímico del film, unos perfectos John Krasinski (Silva) y James Badge Dale (Rone), quienes comentan su anhelo constante de regresar con sus familias y comparten su opinión de que están en una guerra que no entienden.
7/10
(1997) | 105 min. | Thriller
Konrad von Seidlitz es un despreocupado, frívolo y arrogante abogado que regenta un bufete de éxito con su socio. Para darle publicidad al despacho, Konrad deja sin pagar unas multas de aparcamiento por las que le condenan a catorce días de prisión. Pero una vez allí le acusan injustamente de tráfico de drogas. Alguien ha conspirado en su contra. El alemán de amplia trayectoria televisiva Roland Suso Richter, que dirigió en Hollywood El despertar, rodó en su país este ameno thriller carcelario, en la línea de Brubaker, que curiosamente funciona pese a lo mal que cae el protagonista (el espectador llega a pensar que él se lo ha buscado).
4/10
(2007) | 95 min. | Acción
Tras el fallecimiento del zar Boris Godunov, su viuda y su joven heredero Peter son asesinados. El usurpador False Dimitri sube al trono, pero enseguida es también asesinado. El caos se apodera de Rusia. Andrey, un joven criado, fue testigo del asesinato de la familia del zar Godunov. Se le quedó grabada la imagen de la hija, que pudo salvarse, aunque no lo sabe con seguridad. Si sigue viva en algún lugar, es la legítima heredera del trono. Drama histórico de procedencia rusa producido por Nikita Mikhalkov (El barbero de Siberia, 12, Ojos negros). Dirige el desconocido fuera de su país Vladimir Khotinenko, que adapta la novela de Arif Aliyev.
4/10
(1979) | 118 min. | Bélico | Comedia
Si algo demostró Steven Spielberg con esta película es que la comedia gamberra no era lo suyo. Con la ayuda de sus compinches de la saga de Regreso al futuro pergeñó una trama sobre el pánico que se desata en California ante una posible invasión japonesa a los pocos día del ataque a Pearl Harbor, durante la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de personajes lunáticos y un submarino nipón perdido por allí cerca dan pie a situaciones disparatadas. Spielberg, niño bonito de Hollywood tras sus taquillazos con Tiburón y Encuentros en la tercera fase, se estrelló con un film al que faltaba el adecuado timing para provocar las risas. Era como explotar el tirón de Que vienen los rusos, de Norman Jewison, con un reparto coral más o menos estelar; pero la jugada no funciona.
4/10
(1996) | 97 min. | Ciencia ficción | Acción
En el año 2013, un terremoto de gran magnitud ha separado Los Angeles del resto del continente americano, convirtiendo la ciudad en una isla. Un aguerrido hombre al que le distingue un parche en su ojo izquierdo, apodado Serpiente (Kurt Russell) debe encontrar entre las ruinas del desastre a un peligroso delincuente, que se ampara en el caos con una sofisticada arma capaz de destruir el planeta entero. Pero no le va a resultar nada fácil sortear los peligros que le irán saliendo al paso. Una original y sorprendente película en la que la ciencia-ficción es utilizada con un cierto tono crítico. Se trata de la continuación de las aventuras de Serpiente en 1997: Rescate en Nueva York. Algunos actores secundarios, como Steve Buscemi, Georges Corraface o Pam Grier, están excelentes en sus interpretaciones. Una poderosa mezcla de acción y espectacularidad. Algunas escenas, como la cacería por el Coliseum o la de la persecución por el parque temático de Happy Kingdom, son realmente electrizantes. Imprescindible para los amantes del género.
5/10
(1991) | 101 min. | Drama | Comedia
Estamos en el año 1976, en la ciudad de Nueva York. Frank Pesce (Anthony LaPaglia) es un tipo al que la suerte ha acompañado durante toda su vida. En uno de sus momentos mágicos, ha ganado 6 millones de dólares jugando a la lotería. Pero su reacción es contraria a la del resto de los mortales. En vez de alegrarse, se siente fatal. Desde que nació, la buena estrella le ha acompañado tanto en su vida sentimental como en la profesional. Todos le admiran por este motivo, pero ha llegado el momento de plantearse que hay otras personas que no tienen la misma suerte que él. Una divertida comedia dramática con mensaje ético, en la que destaca la interpretación del magnífico secundario Danny Aiello. La película mezcla con amenidad alguno de los mejores clásicos del género de comedia grata, con el mundo ambiguo del juego y de las apuestas. Idónea para la época navideña.
4/10
(2004) | 113 min. | Drama
Durante una tormenta, en mitad del invierno, Marie, una mujer casada, se acuerda de su antiguo novio, Jan, que desapareció inesperadamente de su vida. Decide escribirle una carta en la que le confiesa que sigue enamorada de él, pero finalmente no consigue terminar el texto, por lo que tira la carta a la basura. Allí la encuentra casualmente Frank, el marido de Marie, que sufre una conmoción al leer que ella sigue enamorada de Jan. Aún así, decide mandar la carta, sin que ella lo sepa. Primer largometraje del alemán Florian Hoffmeister, que lleva años como director de fotografía, en películas como Berlin está en Alemania y Galatasaray-Dépor. Aunque compone imágenes atractivas, el guión se pierde al querer abarcar demasiados personajes, y sus diálogos no están muy elaborados.
4/10
(1990) | 91 min. | Acción | Policiaco
Ocho años después de su primera aventura en Límite: 48 horas, los peculiares detectives Jack (Nick Nolte) y Reggie Hammond (Eddie Murphy), vuelven a tener un difícil caso entre manos. Jack ha sido suspendido del servicio por su manera ortodoxa de perseguir a un peligroso criminal. Una oscura conspiración se cierne sobre él, y será condenado a la cárcel si no logra encontrar a un testigo en un plazo de 48 horas. A la vez, descubre que el criminal, llamado Iceman, ha sido contratado para atentar contra Reggie, cuyas curiosas maneras de imponer la justicia también están siendo cuestionadas. El director Walter Hill y su pareja de protagonistas, vuelven a repetir el éxito de Límite: 48 horas con los mismos ingredientes: acción trepidante y buen humor. Una fórmula que aprovecharían Mel Gibson y Danny Glover en la saga Arma letal. Una película trepidante, con un ritmo frenético y espectaculares escenas de persecución. Para pasar un rato entretenido.
4/10
(2011) | 113 min. | Acción | Bélico
Cinta sobre el duro oficio del corresponsal de guerra. Sigue los pasos de uno, que ha sufrido una dura pérdida en Irak, lo que no le impide acudir a otro punto caliente, Georgia, a cubrir la intervención rusa en la zona. Aunque el film no inventa nada nuevo, tiene tras la cámara a un experto en escenas de acción, el finés Renny Harlin, lo que garantiza emoción en los momentos bélicos. Entre el solvente reparto tenemos a Andy García encarnando al presidente de Georgia.
5/10
(1963) | 150 min. | Aventuras
Durante la ocupación de las potencias extranjeras de la ciudad china de Pekín, surgen una serie de revueltas, que obligan a un grupo de soldados y civiles británicos, norteamericanos, y rusos, a refugiarse en el interior de la Ciudad Prohibida de Pekín. Un marine de los Estados Unidos, interpretado por Charlton Heston, es el encargado de liderar la resistencia, y tratar de ganar el máximo de tiempo posible hasta que las negociaciones entre los gobiernos o la ayuda militar se lleven a cabo. Cuenta con la ayuda del severo embajador británico, interpretado por David Niven. Durante el tiempo que pasan en la ciudad, respondiendo a los ataques de los fieros chinos, ambos entran en relación con una atractiva condesa rusa, interpretada por Ava Gardner. Nicholas Ray está considerado el director que hace de puente entre el clasicismo y la modernidad en el cine, además de servir de unión entre la manera de entender el cine de los norteamericanos y la de los europeos. Sus mejores películas son En un lugar solitario (1949), Johnny Guitar (1953) y Rebelde sin causa (1955). 55 días en Pekín pudo ser su obra maestra, pero un conflictivo rodaje obligó al productor, Samuel Bronston, a apartarle de la película. Aun así, el resultado es impactante, con escenas espectaculares. Una historia épica narrada con sobriedad, que es uno de los títulos clásicos de Hollywood.
6/10
(2008) Serie TV | 1192 min. | Drama
Actualización al Nuevo Milenio de la celebérrima serie Sensación de vivir, que sigue el esquema original, pues narra las peripecias de un grupo de jóvenes de Beverly Hills. La serie se articula en torno a Annie y su hermano adoptado Dixon, recién trasladados al barrio, junto con sus padres. Allí intentarán hacer amigos y adaptarse al nuevo entorno. El mayor atractivo comercial del proyecto es que incluye apariciones de los actores de la serie original, como Shannen Doherty o Tori Spelling, que retoman a sus antiguos personajes. Eso explica que tuviera una gran acogida, pues la serie ha conectado con el nuevo público adolescente y con los antiguos seguidores del original.
5/10
(2007) | 100 min. | Comedia | Drama
(1995) | 87 min. | Thriller
Un malvado psicópata anda suelto y está sembrando el terror a su paso. Su diabólica manera de actuar es metódica e implacable. Elige a la víctima, planea con astucia su asesinato y, llegado el momento, lo ejecuta con una inhumana sangre fría. Las autoridades no han sido capaces de detenerlo. Sólo un inteligente detective privado es capaz de poner fin de una vez por todas a la larga lista de crímenes. El inminente enfrentamiento entre ambos se convertirá en un juego tan arriesgado como mortal. Thriller de serie B, que se alimenta con los ingredientes más convencionales del género. Mantiene la tensión y el suspense para espectadores incondicionales.
4/10
(2012) | 105 min. | Drama

Zac Efron interpreta aquí a un joven a quien su padre (Dennis Quaid), un empresario agricultor de carácter agrio, obliga a dedicarse a la empresa familiar que no está pasando por su mejor momento. Sin embargo, el muchacho tiene unos planes bien diferentes para su futuro. Amante de las carreras de coches, el personaje de Efron quiere convertirse en un piloto de éxito y no en un agricultor con muchas posibilidades de seguir la misma suerte que su progenitor, es decir, en un hombre amargado y triste. El joven tiene su objetivo muy claro, pero no contará con la ayuda de su familiar más cercano. Su rebeldía le obligará a plantarle cara a sus seres más queridos con tal de conseguir cambiar de vida.

(1995) | 86 min. | Thriller
Gene Watson (Johnny Depp) y su hija pequeña, bajan del tren en la Estación Central de Los Angeles un día cualquiera a las doce del mediodía. De repente, dos extraños les abordan y les conducen una furgoneta. Allí proponen a Watson un terrible trueque: debe matar a la gobernadora Eleanor Grant, que se encuentra en plena campaña política en un hotel frente a la estación, si quiere volver a ver a su hija con vida. Película de acción e intriga servida con intensidad. Un joven Johnny Depp y un malvado Christopher Walken realizan unas interpretaciones convincentes. Aunque abusa de efectismos, la emoción que supone la carrera contrarreloj de Watson por salvar la vida de su hija es provocada con inteligencia por el director John Badham.
4/10
(1997) | 100 min. | Comedia
Un matrimonio de ricachones se encuentra de pronto en apuros económicos. Para esconderse temporalmente de la deuda, se refugian en una comunidad amish; una comunidad religiosa que viven sin adelantos modernos, como se veía en la célebre película de Harrison Ford, Único testigo. La pareja no se encuentra como pez en el agua, precisamente pues deben cumplir con las obligaciones como unos miembros más, lo cual produce toda una sarta de disparatadas situaciones. Los graciosos del reparto son Tim Allen y Kirstie Alley.
3/10
(1991) | 103 min. | Drama
Henry Turner (Harrison Ford) es un abogado sin escrúpulos que siembra el pánico en los tribunales de Nueva York. Está dedicado a su trabajo hasta tal punto, que ha dejado de lado a su abnegada esposa y a su pequeña hija. No hay manera de hacerle entrar en razón. Sólo una causa fortuita externa, que parece un aviso divino, será capaz de hacerle cambiar de vida. Un día un disparo se cruza en su camino, y le deja incapacitado para valerse por sí mismo. Sufre una amnesia que le obliga a compartir todo el día con su familia, y a reconstruir su vida. Se dará cuenta de que no se conoce en absoluto a sí mismo, y su esposa le ayudará a enfrentarse a su nueva situación. Un emotivo melodrama en el que Harrison Ford realiza uno de sus mejores papeles. El director Mike Nichols plantea de una forma original la catarsis de un individuo absorbido por su ambición y por la vida turbulenta de la sociedad moderna.
6/10
(2013) | 105 min. | Drama | Musical
1961. Una semana en la vida del cantante folk Llewyn Davis, joven apaleado por la vida, que trata de abrirse camino en el Greenwich Village neoyorquino, o viajar a Chicago para una prueba con el mítico productor Bud Grossman. Acostumbrado a dormir en sofás de casas ajenas, sin relaciones sentimentales duraderas, experiencias como la muerte de su compañero musical con el que grabó un disco, novias embarazadas que suponen un “problema” y un progenitor con demencia senil, conforman una vida triste, donde el éxito artístico no está, ni mucho menos, garantizado. Los hermanos Joel Coen y Ethan Coen, guionistas y directores de A propósito de Llewyn Davis, siguen dando pruebas inequívocas de la madurez artística alcanzada y de la coherencia de los temas que van conformando su rica filmografía, el Gran Premio del Jurado en Cannes, un festival que les ama, es muy merecido. Con el tema homérico del viaje del héroe –ya presente en O Brother!, al igual que el de la música folk– y el del talento artístico que se ahoga, no logra ser reconocido mientras se ve acompañado de mil penalidades –cuestión abordada en Barton Fink–, componen una película muy coherente y equilibrada. La estructura circular no suena a artificiosa, y el conjunto, con una fotografía de colores apagados, resulta muy adecuada para la historia de una vida cotidiana y depresiva, donde lo logrado no responde a las expectativas, incluidos momentos de corte casi surrealista. No buscan los Coen coartadas para el protagonista, simpatizan claramente con él pero no ocultan sus ramalazos de indudable egoísmo, incluidas situaciones que son un verdadero puñetazo en su rostro, no sólo los que le propina el tipo trajeado en el callejón, sino pasajes como el de la clínica abortista, donde los supuestos “problemas resueltos” asoman con una nueva e inesperada dimensión en el camino, las decisiones tomadas tienen consecuencias. Las canciones que salpican la narración de A propósito de Llewyn son maravillosas, muchas tradicionales –“si son viejas y suenan como nuevas, entonces son folk”–, con letras adecuadas a la situación vital del protagonista, y en muchos casos repletas de alusiones a conocidos temas y artistas que sabrán reconocer los iniciados. Oscar Isaac, cantante guatemalteco criado en Miami, y que había hecho sus pinitos en el cine, asume con poderío el papel del “perdedor” protagonista –¡cuántos perdedores de cine memorables han creado los Coen!–, cantando muy bien los diversas canciones. Le secundan perfectamente los secundarios, la mayoría desconocidos, aunque se puede ver a actores como F. Murray Abraham, Justin Timberlake, Carey Mulligan y John Goodman.
8/10

Últimos tráilers y vídeos