IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas distribuidas en DVD por Aurum

(2001) | 120 min. | Thriller
Al inspector de homicidios Eddie Fleming (Robert De Niro) le encanta salir en los medios de comunicación. Un asesinato relacionado con un incendio le obliga a colaborar con Jordy Warsaw (Edward Burns), un bombero al que no le gusta nada el circo mediático. Aunque surgen ciertas suspicacias, ambos detectan a Emil y Oleg, dos asesinos recién llegados del Este de Europa, que cometen crímenes sin ton ni son. Emil, que advierte la sed de morbo de la opinión pública, ha trazado un siniestro plan: cometer asesinatos atroces que Oleg graba en vídeo, para forrarse con la exclusiva de su historia. Y luego alegar locura para librarse del merecido castigo. ¿Se saldrán estos tipos con la suya? El director y guionista John Hersfeld traza, impregnada de un humor muy negro, una feroz crítica a la sociedad actual, ávida de información escabrosa. Él lo tiene muy claro y explica con cierto pesimismo: “Nos encontramos en una cultura en la que nadie se hace responsable de sus actos y todo el mundo quiere ser reconocido por nada.” De Niro, además de ser coprotagonista, produce el film. Le acompaña el director y actor Burns, quien asegura que, incluido él, “cualquier actor joven daría su brazo derecho por rodar con De Niro”.
4/10
(1997) | 120 min. | Drama
Trevor, inclinado vocacionalmente a la enseñanza, da clases en un conflictivo instituto de Brooklyn. Un mensaje anónimo con tres cifras –187, el código policial de homicidio–, le inquieta. No sin motivo pues el salvaje apuñalamiento de un alumno, disconforme con un suspenso, cambia su vida por completo. Trata de rehacerla en un nuevo destino, en la otra punta del país: Los Ángeles. Pero el nuevo instituto que le contrata también tiene en sus filas alumnos conflictivos. Scott Yagemann, el guionista, ha dedicado varios años de su vida en la enseñanza pública, y trata de alertar sobre la degradación del sistema educativo americano, que puede acabar con la ilusión del profesor más dotado. La película se adentra en el conflicto de un profesor que, pese a sus fantasmas, trata de ayudar a los alumnos que se esfuerzan, apoyándose en la oración y en la seguridad de que lo suyo es enseñar. Pero algo se ha roto en su interior, y los enfrentamientos con los jóvenes difíciles dan a la película un giro inesperado. Es quizá esta parte, en que el film se convierte en un thriller, la más artificial. Ello a pesar del vigoroso clímax, que toma prestada, citándola, la célebre secuencia de la ruleta rusa de El cazador de Michael Cimino. Kevin Reynolds (Robin Hood, príncipe de los ladrones, Waterworld), apoyado por Icon –productora de Mel Gibson–, acomete un film algo alejado de su estilo, profundamente pesimista. Aunque no salga del todo airoso, hay que reconocerle el mérito de ofrecer una película de maestros que se aleja de algunos convencionalismos. Hay algunas buenas ideas –el profesor en el aula enfocado, y los alumnos fuera de foco, modo visual de mostrar sus distancias insalvables después del suceso traumático que inicia el film–, y un gran trabajo interpretativo de Samuel L. Jackson.
4/10
(1999) | 101 min. | Comedia
East Village neoyorkino. Nochevieja de 1981. La vida de un nutrido grupo de jóvenes se va a cruzar en un ático. Allí se prepara una fiesta, que al principio, para desconsuelo de la anfitriona, parece un completo fracaso. Sentimientos, incertidumbre, miedos, amores y desamores se dan cita en una película en la que circula muchos pitillos. Nueva película que explora en el desconcierto vital de la juventud. El reparto es excelente, hay buena música, y algunos de los temas planteados presentan un innegable interés. La directora explica que “deseaba hacer una comedia romántica fuera de onda, que explorase las relaciones en sus momentos más elevados y desesperados”. Las caras más conocidas son las de Christina Ricci y Ben Affleck.
7/10
(2000) | 99 min. | Comedia
El presidente de los Estados Unidos ha sido secuestrado y clonado. Un farsante ocupa su puesto. El agente Dix (Leslie Nielsen) viaja a una base lunar dispuesto a desfacer el entuerto. Nuevo film paródico del especialista Nielsen, que hace un montón de chistes “finos” en torno a 2001: una odisea del espacio, Men in Black y Expediente X.
2/10
(2008) | 91 min. | Terror
Desire Carter organiza todos los años, en el Día de los Inocentes, una gran fiesta en su impresionante mansión. El evento se caracteriza porque la anfitriona gasta bromas a los invitados. Un año, un psicópata se cuela en la mansión y empieza a asesinar uno a uno a todos los invitados. Podría ser otra broma de la anfitriona, pero sin embargo, está acabando con sus víctimas de verdad.Remake de April Fool’s Day, una cinta de terror de serie B de los años 80. Recomendada a los apasionados de Halloween, Viernes 13 y cintas de asesinos psicópatas en esa línea.
3/10
(1997) | 98 min. | Acción | Ciencia ficción
En las lejanas selvas tropicales, un equipo de científicos realiza un inaudito hallazgo: entre las ruinas de lo que antaño fue una antigua civilización encuentran los huesos de una antigua criatura, desconocida para la ciencia actual. El profesor Hart Wessinger consigue extraer el ADN de los huesos; ahora sólo haría falta una enzima compatible para crear un ejemplar vivo de la extraña criatura. Pasados los años una serie de inquietantes sucesos aterrorizarán a los habitantes del lúgar. William Mesa dirige este remedo de Parque Jurásico, que mezcla inteligentemente ingredientes del cine de ciencia ficción y el cine de terror. Destacan unos excelentes efectos especiales a cargo de la siempre eficaz Flash Film Works, acompañados de una inquietante banda sonora a cargo de Christopher L. Stone.
3/10
(2011) | 112 min. | Romántico | Comedia | Drama
La comedia romántica es un género más difícil de lo que parece, pues son pocos los títulos con personalidad propia, que no caen en la rutina más absoluta. En su tercer trabajo en cine tras la nefasta comedieta Estoy hecho un animal, y la discreta La vecina de al lado, Luke Greenfield no parecía a priori el realizador más indicado para romper la racha mala que sufre el subgénero. Rachel es una abogada de un importante bufete, soltera, que celebra su 30 cumpleaños. Acunden a la celebración todos sus conocidos, entre ellos Darcy, su mejor amiga desde la infancia, a punto de casarse con Dex. Éste fue compañero de la facultad de Rachel, que estaba enamoradísima de él, antes de que se decantara por Darcy. Tras la fiesta, Rachel acaba besando inesperadamente al novio de su amiga, a la que ambos prefieren no contarle la verdad... La cinta adapta al cine la novela "¿Me lo prestas?", de Emilly Giffin, que al parecer fue un gran éxito de ventas. El guión de Jennie Snyder (Las chicas Gilmore) carece por completo de encanto y originalidad, se limita a repetir clichés archiconocidos y predecibles, se excede en ligereza y reitera situaciones, lo que alarga innecesariamente el metraje. No logra compensar estos problemas la plana realización de Greenfeld. El principal escollo de esta cinta es su reparto, encabezado por la insulsa Ginnifer Goodwin, popular por la serie Big Love, que no logra hacer atractivo a su personaje, Rachel, un poco tontorrona y sin personalidad, que se dejó arrebatar al hombre de sus sueños sin ninguna resistencia. Éste lo interpreta un tal Colin Egglesfield, con poco carisma, y que no resulta muy apropiado como rompecorazones. Su amigo del alma es un brutote machista interpretado por un tal Steve Howey bastante inexpresivo. Se salva, aún sin esforzarse demasiado, la siempre encantadora Kate Hudson, y el eficaz John Krasinski (The Office), aunque su personaje permanece muy en la sombra.
4/10
(1998) | 91 min. | Comedia
Instituto de niños pijos. Final de curso. Dos amigos hacen una apuesta: Zack deberá llevar al baile de graduación a la chica que Dean indique. La escogida es Laney, que tiene fama de ser bastante rarita. Pero tras su aspecto de “patito feo” se esconde, cómo no, una chica de fábula. Las comedias de adolescentes están de moda. Con sus temas habituales: sexualidad precoz, gamberradas de aúpa, sueños románticos… Un guión presentable, algunos momentos divertidos (impagable el “ay, dame un chicle, que me apesta el aliento a coca cola light”), un par de sorpresas... El reparto lo componen una serie de jóvenes más o menos desconocidos, que seguro que darán que hablar.
5/10
(1996) | 90 min. | Aventuras
Biddley es un muchacho que tras sufrir un accidente montando a caballo queda traumatizado apartándose de las tareas del rancho, en el que vive con sus padres y hermano Biddley, y se niega a volver montar a caballo. Pero un día surge inesperadamente un hombre de color, montando un inmenso caballo que contará al pequeño Biddley una mágica historia de un caballo durante la Edad Media. Amanda es una simpática película, que mezcla amor, amistad y fantasía, siendo el film ideal para ver con toda la familia y que hará las delicias de los espectadores más pequeños.
4/10
(2011) | 117 min. | Romántico | Fantástico
Bella y Edward se van a casar. Jacob acepta el hecho a duras penas. Bella está muy emocionada por la boda, pero también tiene el susto metido en el cuerpo. Mientras que Edward siente temor por las consecuencias de ese amor prohibido que siente por una humana. Las respectivas familias reciben el hecho con gran alegría... Pero lo más delicado llegará durante la luna de miel, ya que un embarazo de Bella podría tener consecuencias muy peligrosas y totalmente irreparables. Primera parte del colofón final de la saga comenzada con Crepúsculo, y continuada con Luna nueva y Eclipse. En este caso la adaptación del cuarto y último libro de la serie literaria creada por Stephenie Meyer ha sido desdoblado en dos películas –artimaña que ya ocurrió con la serie de Harry Potter–, sin duda para sacarle un mayor partido comercial. Toma el mando tras la cámara el prestigioso director Bill Condon (Dioses y monstruos), pero que a decir verdad tampoco aporta su identidad personal al resultado, ni a la puesta en escena ni al tono de la historia. Si acaso se nota su mano en la insistencia de los encuentros sexuales entre Edward y Bella (aunque manteniendo el aire de los demás filmes, Condon se esfuerza en no mostrar desnudeces explícitas). De todas formas, no lo ha debido tener fácil el director ya que toda la trama de la guionista habitual, Melissa Rosenberg, es en este caso absolutamente lineal, también con diálogos poco inspirados. Apenas hay espacio para nada que no sea el amor y las dudas entre Edward y Bella, y para las miradas que ambos entrecruzan con Jacob. Es la historia más plana de las que se han rodado hasta ahora, pues prácticamente todo sucede entre cuatro paredes y, salvo unas pocas imágenes, apenas hay secuencias de acción dignas de ese nombre. En general, poca, muy poca evolución aporta el film tras haber presenciado los primeros minutos y tras haber dejado claro cuál es la clave que vertebra la historia: las consecuencias de un embarazo vampírico en Bella. A este respecto, y siguiendo con el singular enfoque de la serie, se podría traer a colación el planteamiento ético del respeto absoluto por la vida engendrada por las madres, cuando todo les empuja a deshacerse de sus bebés (en el film se desecha explícitamente el término de “feto”, mucho más ambiguo), ya sea por la presión social, la oposición de los seres queridos o el riesgo de perder la propia vida. Por otra parte, es posible que los amantes del libro queden decepcionados, debido al leve peso de muchos personajes secundarios. Tan sólo hay uno que toma cierta relevancia con respecto a otros filmes, el de Rosalie (Nikki Reed), pero todos los demás se diluyen dentro del meollo principal y apenas si tienen una frase de diálogo.
4/10
(2012) | 115 min. | Romántico | Fantástico Tráiler
El matrimonio formado por Bella (Kristen Stewart) y Edward Cullen (Robert Pattinson) es feliz con su hija Renesmee, a la que todos los vampiros Cullen adoran y que cuenta además con la protección lobuna de Jacob (Taylor Lutner). Pero el peligro de la destrucción se acerca cuando Alice Cullen advierte que los Vulturis se disponen a eliminarlos a todos. La causa es que piensan que Renesmee es una niña inmortal, algo que está completamente prohibido para ellos y que lleva consigo el aquelarre de los responsables. Se acabó... ¿O no? Quién sabe, porque aunque con Amanecer (Parte 2) se cierra la saga iniciada con Crepúsculo allá por 2008, basada en la tetralogía escrita por Stephenie Meyer, lo cierto es que el desenlace ofrece un final totalmente abierto. Es fácil por eso que alguien se lance a proseguir esta historia de vampiros y hombres lobo, de buenos y malos, de amor y romanticismo exacerbados. Que nadie espere grandes novedades en este colofón. Al hilo del film anterior, también dirigido por Bill Condon, todo el argumento es unívoco, lineal y muy simple, aunque el desarrollo narrativo contenga alguna sorpresa lograda. La familia Cullen está muy preocupada por lo que pueda acontecerles debido a la amenaza de los Vulturis, y planean el encuentro final. El film es así como una larga espera, dimes y diretes, opiniones contrapuestas, silencios y temores, que desembocará en un enfrentamiento en el campo nevado. Para dar un poquito de contenido se introduce un nuevo elemento en la historia, que es el de los diversos poderes que tienen los vampiros. Este hecho ya estaba apuntado en películas anteriores, con las premoniciones de Alice (Ashley Greene), la fuerza mental de Jane (Dakota Fanning), etc., pero aquí se convierte en un aspecto principal que dirimirá el curso de los acontecimientos. Junto a ello se introducen nuevos personajes, aunque más bien sirven para distraer puesto que no aportan absolutamente nada al conjunto. Por lo demás, están presentes todos los elementos por los que han suspirado tantísimos espectadores adolescentes durante años, especialmente el apasionado amor entre Bella y Edward, que ahora cuenta con personificación de ese amor en su hija Renesmee. Tan acaramelado aspecto de la saga ya es conocido en el mundo entero, pero eso no quita que los más adultos suelten la mejor de sus carcajadas en algún momento de extrema ridiculez, como cuando el exhibicionista Taylor Lautner decide enseñarle sus “poderes” al padre de Bella. La preciosa música de Carter Burwell se encarga de rellenar los evocadores huecos entre miradas y desvelos, en los frecuentes encuentros amatorios entre los dos protagonistas o en las tertulias vampíricas de sala de estar, mientras que también se ofrece una vibrante batalla en el que los efectos especiales, todo hay que decirlo, están a la altura. Los actores cumplen, sin que se exija de ellos gran cosa. Si acaso destaca Michael Sheen en su papel de Aro, el rey de los Vulturis.
4/10
(2009) | 97 min. | Comedia | Drama
Nikki es un joven ambicioso sin escrúpulos que vive de las mujeres maduras a las que conquista, aprovechando su inmenso atractivo físico. Un día seduce a Samantha, una abogada de mediana edad y adinerada que le permite instalarse en su casa, y financia sus lujosos caprichos. A pesar de la comodidad que le proporciona su relación con Samantha, Nikki continúa encontrándose con otras mujeres más jóvenes. Un día conoce a Heather, una camarera que resulta ser otra vividora como él, pues practica el mismo juego. Ashton Kutcher protagoniza American Playboy, una fallida comedia dramática sobre la ambición, la obsesión por el éxito material, y la falta de escrúpulos en las relaciones. En este sentido recuerda a la muy superior Alfie (1966), aunque Kutcher carece del encanto de Michael Caine, capaz de caer bien al espectador, a pesar de que su personaje es un caradura. Tan bien se desenvolvía Caine, que cuando su personaje estaba en apuros, conmovía a pesar de todo a los espectadores. No es el caso de esta película, pues cuando al personaje de Kutcher le pasan factura sus excesos y falta de escrúpulos, el espectador no está de su parte, y se ha desentendido de él. El irregular cineasta David Mackenzie (Young Adam) no logra remontar un guión poco inspirado.
3/10
(1997) | 86 min. | Aventuras
Tres amigos encuentran un día, al visitar su escondite secreto, a un hombre desconocido herido, que les apunta con una pistola. Pasado el susto inicial, entablan conversación con él, afirmando éste ser un detective que está investigando un caso de corrupción policial, y que precisa la ayuda de los tres muchachos. Así comenzará una gran aventura no exenta de peligros  y de sorpresas. Película de intriga y suspense juvenil, que recuerda a las aventuras de "Los cinco" o a la serie de "Los tres investigadores", en las que la amistad y la aventura están siempre presentes. John Fawcett dirige este film que cuenta con apañadas interpretaciones.
4/10
(2006) | 139 min. | Acción | Drama Tráiler
Apasionante película de Mel Gibson, situada en la época de decadencia de la civilización maya anterior a la llegada de los españoles al nuevo mundo. La historia que se cuenta es sencilla, y si se quiere, hasta convencional. Un pueblo de indígenas vive en relativa tranquilidad, dedicados a la caza y a las ocupaciones del hogar. Entre bromas a veces crueles, el cariño de la familia, y los relatos del clan alrededor del fuego, a cargo de un venerable anciano, transcurre una existencia primitiva que tiene algo de idílico, y que en su narración se diría deudora de Bailando con lobos de Kevin Costner. Pero todo se va al traste con la llegada de un grupo guerrero, que asola la aldea y captura a un puñado de robustos varones, a los que mantiene vivos con propósitos ignotos. Uno de ellos es Garra de Jaguar, que mantiene su esperanza de huir por el recuerdo de su mujer encinta y su pequeño hijo, ocultos en un profundo hoyo del que debe rescatarles. Gibson es un cineasta poderoso, como demostró en el correcto drama El hombre sin rostro, y sobre todo en Braveheart y La Pasión de Cristo, títulos que acreditan a un maestro del cine, aunque algunos se empeñen en acallarlo, por mezquinas razones ideológicas. Aquí entrega un film de acción trepidante, de asombrosa fuerza visual y ritmo increíble, que aprovecha todas las posibilidades que ofrece una cultura misteriosa, la maya, de la que ignoramos tantas cosas, superando así el reto que no supieron afrontar filmes como Rapa Nui. Gibson asimila bien algunas influencias, las hace suyas, desde Acorralado, hasta las aventuras tintinescas de “El templo del sol”, y sabe crear situaciones límites para las que parece que no hay salida, para resolverlas de modo brillante, incluido el sobrecogedor final. Esta historia, pese a su inusitada violencia, innegable pero entendible por la trama y por las tendencias hiperrealistas dominantes en el cine actual, transmite emociones genuinas bien comprensibles por un público universal. Porque al final, Gibson, con el guión bien documentado históricamente, coescrito junto a Farhad Safinia, está hablando de las cuestiones básicas que interesan a una civilización digna de ese nombre, y que siguen siendo de rabiosa actualidad en nuestro mundo globalizado, con elementos esperanzadores, sí, pero también con otros que hablan de decadencia: familia, el valor de la vida humana, la tentación omnipresente de la corrupción, la manipulación de las masas, el afán de venganza y la obcecación, la inclinación religiosa natural del hombre… Y el miedo, el miedo que nos asalta, ante la posibilidad de dilapidar la herencia de este mundo. El talento de Gibson para contar una historia de interés para un público amplio, y que trata los grandes temas que nos ocupan a todos, es, sencillamente, asombroso. Además, sabe sacar todo su jugo a un reparto de completos desconocidos, estupendos en sus respectivos papeles, y lo que es más difícil, dotarlos de sus peculiaridades, de modo que son reconocibles para el espectador, al que afectan sus pequeños y grandes dramas personales.
10/10
(2007) | 97 min. | Romántico | Aventuras | Drama Tráiler
Siglo XIV. Lorenzo de Lamberti, un joven pícaro perseguido por Gerbino de la Ratta, un noble al que ha agraviado, finge ser sordomudo para que le acojan las monjas de un convento. Allí, ejerce como jardinero, al tiempo que encandila a las religiosas más jóvenes. También se oculta en el mismo lugar Pampinea Anastagi, una rica heredera cuyos padres murieron como consecuencia de la peste negra que asoló Florencia. Pampinea también ha huido de De la Ratta, que ha confiscado todos sus bienes para cobrarse la deuda que contrajo con el padre de la muchacha, y que pretende casarse con ella. David Leland (Amores en tiempos de guerra) dirige y escribe esta fallida comedia, inspirada libremente en las historias que componen ‘El Decameron’ de Giovanni Bocaccio, que en su momento fue adaptado nada menos que por Pier Paolo Passolini. Por desgracia, el tal Leland no tiene ni de lejos el talento del cineasta italiano, ni su sentido del humor, por lo que la comparación sería bastante odiosa. Se limita al humor soez, a las secuencias irreverentes y a situaciones absurdas muy subidas de tono, como en las peores películas españolas de la transición, o las comedietas eróticas italianas de los 70. Los diálogos son torpes, muchas veces se nota que son una excusa para el exhibicionismo de las actrices. Poco puede hacer el reparto para dotar de credibilidad a sus acartonados personajes, pero se salva parcialmente Tim Roth, que tiene una gran habilidad para componer a malvados, como demostró en Rob Roy. La pasión de un rebelde.
2/10
(1999) | 105 min. | Thriller
Inquietud. Hay películas de intriga que basan su eficacia en crear en el espectador una angustia creciente. Se trata de provocar en él una cierta incomodidad, que le haga revolverse en el asiento. Esto se puede lograr con estilo, respetando al espectador; o burdamente, con trucos fáciles. El casi debutante (y por tanto, desconocido) Mark Pellington, se apunta al segundo grupo en Arlington Road; lo que se agradece. El film comienza, ya, de un modo sobrecogedor. En medio de uno de esos encantadores barrios suburbiales, tan típicos en Estados Unidos, un asustado Jeff Bridges recoge entre sus brazos a un chaval ensangrentado. La escena ofrece un elaborado estilo documental. ¿Qué ha ocurrido? ¿Un atentado? ¿El tiroteo provocado por un psicópata? ¡No! El chaval estaba jugando con unos petardos, junto a un grupo de amigos, cuando ocurrió el accidente. Accidente que, a Dios gracias, resulta de poca monta. Pero que sirve para que el viudo al que da vida Bridges entable amistad con los vecinos padres del niño, y para que los hijos se hagan amigos. El arranque del film es toda una declaración de principios. La secuencia parece presentar una tragedia, pero queda en nada. Y a medida que transcurre la historia, los interrogantes que se plantean hacen buena aquella máxima de que “nada es lo que parece”. Los vecinos muestran su lado más encantador, pero poco a poco asoma en ellos otra faceta, oscura, poco clara. El personaje de Bridges aparenta ser un paranoico, que cree ver en ellos a peligrosos terroristas: una serie de coincidencias, de datos descubiertos aquí y allá, hacen que planee la sombra de la duda. Y el director consigue que el espectador crea, alternativamente, a uno y a otros: ahora tiene razón el estupendo Bridges al investigar a sus vecinos, ahora son los vecinos (inconmensurables Tim Robbins y Joan Cusack, ésta mostrando un registro diferente a sus papeles de comedia) los que, con todo el derecho del mundo, reprochan a Bridges que husmee en sus vidas.
7/10
(1997) | 85 min. | Acción
Una peligrosa banda de traficantes de droga rapta al equipo de gimnasia de los Estados Unidos. Para liberarlos será preciso buscar a hombres resueltos y perfectamente entrenados para hacer frente a este tipo de situaciones: Los Seal, cuerpos de élite de operaciones especiales del ejército de los Estados Unidos. Mike McBride liderará un comando que deberá trasladarse a la exótica isla del Diablo, para una vez alli rescatar a los rehenes y eliminar a los peligrosos criminales. Acción a raudales, poderosos bíceps, armas sofisticadas y mucho más es lo que nos espera si nos atrevemos a visitar la Isla de Diablo. Jon Cassar, un especialista en este tipo de productos es quien dirige el film que protagoniza el musculoso Hulk Hogan y Shannon Tweed.
4/10
(2011) | 89 min. | Comedia
Tripp Kennedy consigue llegar a una sucursal bancaria poco antes de la hora de cierre, para realizar una gestión. Ignora que casualmente dos bandas de atracadores han decidido atracar la oficina a la misma hora, por lo que se produce un tiroteo. Kennedy logra poner a salvo a Kaitlin, una cajera, mientras comprueba atónito que ambos grupos de criminales no saben qué harán a continuación. Aunque la premisa podría haber dado juego, fracasa el guión de Jon Lucas y Scott Moore, responsables de Resacón en Las Vegas, su secuela y El cambiazo. No logran ni sacarle humor a la situación, ni desarrollar los personajes, ni evitar estancarse tras los minutos iniciales. Ante esto, poco puede hacer el realizador Rob Minkoff –que paradójicamente ha tenido más éxito por el reestreno casi al mismo tiempo en 3 dimensiones de su película más conocida, El rey león–, que trata infructuosamente de darle ritmo a la historia. En cuanto al reparto, Patrick Dempsey cumple sin resultar memorable, a Ashley Judd le falta papel, y Tim Blake Nelson y Pruitt Taylor Vince resultan exageradísimos como dos criminales de poca monta, que desentonan frente a sus profesionales oponentes.
4/10
(2010) | 86 min. | Thriller | Drama
Cuando Kelly, una joven de 20 años, se despierta asustada en medio de la noche durante el paso de un violento huracán, descubrirá que no está sola, y que un tigre hambriento se pasea por su casa. Atrapada dentro de la casa con todas las puertas y ventanas tapiadas, y sin poder localizar a su padrastro, Kelly tendrá que luchar por su vida y por la de su hermano autista contra esta bestia asesina. Hay momentos de lograda tensión y la atmósfera es propicia para buenos sustos. Dirige Carlos Brooks, que llamó la atención con la inquietante Quid Pro Quo, y protagoniza con intensidad la joven Briana Evigan (Street Dance).
5/10
(1997) | 91 min. | Comedia
En la decada de los años sesenta, Austin Powers es la estrella de los servicios secretos británicos. No sólo vence a todos los villanos contra los que se enfrenta, sino que también resulta irresisitible para las mujeres. Cuando averigua que su eterno adversario el Dr. Maligno ha decidido congelarse para en el futuro volver a la vida, opta por seguir el mismo camino. Tres decadas después Austin despierta en un mundo en el que ya no queda nada de la magia de los años sesenta. Austin necesitará de la ayuda de la agente Vanessa Kesington para actualizarse y enfrentarse a su rival el Dr. Maligno. Disparatada parodia de las películas de James Bond, dirigida por Jay Roach, que arrancará con todo probabilidad la carcajada de los espectadores poco exigentes. El film esta protagonizado por un exagerado Mike Myers que se ve acompañado en el reparto por Elizabeth Hurley , Michael York y Mimi Rogers. Destacable es la banda sonora a cargo de George S. Clinton.
3/10

Últimos tráilers y vídeos