IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas distribuidas en DVD por Aurum

(2004) Serie TV | 1093 min. | Thriller
Una barca que alberga un cadáver colisiona contra un puente. Horatio Caine y sus hombres inician una investigación. Al parecer, el tipo fue asesinado mientras llevaba una cantidad de dinero para pagar al secuestrador de su hijo. Así comienza esta temporada, que incluye episodios memorables, como aquel en el que Horatio encuentra muerto al hombre que asesinó a su hermano. Los protagonistas deben perseguir a psicópatas de lo más brutales.
4/10
(2008) Serie TV | 980 min. | Thriller
Horatio está siendo tiroteado por Juan Ortega, un peligroso narcotraficante. Todo su equipo acude al rescate. Horatio es alcanzado y Ortega se escapa. Logra ocultarse en casa de Ron Saris, un antiguo socio. Mientras, los miembros de CSI: Miami removerán cielo y tierra para encontrarlo. Esta séptima temporada cuenta con la presencia de la actriz mexicana Adriana Barraza -nominada al Oscar por Babel- que interpreta a Carmen Delko, la madre de Eric (Adam Rodriguez).
6/10
(2009) Serie TV | 980 min. | Thriller
Un hombre desesperado porque se ha cometido una injusticia con él toma a varios rehenes. Uno de ellos es Jesse Cardoza, un antiguo miembro del CSI. Horatio Caine y sus hombres tratan de solucionar la situación. Octava temporada de la serie de intriga. Eric Delko, abandona el equipo, aunque el personaje, interpretado por Adam Rodriguez, vuelve a aparecer ocasionalmente. Además, se incorporan a la serie el actor Omar Benson Miller, como Walter Simmons, experto en robos de obras de arte, y Eddie Cibrian, como Jesse Cardoza.
6/10
(2008) Serie TV | 1010 min. | Thriller
Mac Taylor anda buscando a un sujeto la mar de peligroso. Obsesionado con el número 333, el tipo está empeñado en perseguir a Mac. Mientras tanto, Stella ha conocido a un joven interesado en conquistarla, pero ella es reacia a embarcarse en un nuevo romance. En esta tanda de episodios los protagonistas deben hacer frente a virus mortales, y a unos tipos que han robado un vehículo explosivo blindado.
6/10
(2009) Serie TV | 990 min. | Policiaco | Thriller
Más capítulos protagonizados por Mac Taylor (Gary Sinise), el jefe del grupo de investigadores de la policía encargados de encontrar cualquier pista que lleve a localizar a los responsables de los peores y más misteriosos crímenes perpetrados en la Gran Manzana. Como siempre Taylor tendrá en Stella Bonasera (Melina Kanakaredes) a su mejor aliada.
5/10
(2006) | 115 min. | Animación
El hijo del maestro del anime japonés Hayao Miyazaki debuta en la dirección inspirándose en las novelas fantásticas de "El Ciclo de Terramar", de Ursula K. Le Guin. Goro Miyazaki se inspira también un manga de su padre, titulado "El viaje de Shuna". El resultado presenta en la animación la calidad que se espera en este tipo de filmes, con criaturas fantásticas, buenas escenas de acción, y una rica paleta de colores. Pero esto no impide que la trama sea algo abstrusa, el ritmo algo desigual y el metraje excesivo. El film tiene como protagonista al joven Arren, príncipe del reino de Enland, que vaga sin rumbo fijo después de haber cometido contra su padre el rey, como si estuviera desdoblado en dos, una acción atroz, tras la cual se diría que su vida no tiene sentido. A punto de morir en el desierto devorado por las hienas, le salva in extremis el mago Gavilán; ambos recalan en la granja de Tenar, donde durante un tiempo llevan una vida sencilla; allí está también la joven Therru, una joven enigmática que tiene el rostro quemado. El mago y el chico son perseguidos por los secuaces de la reina, y tienen un poderoso rival en un hechicero. Hay mucho, demasiado cripticismo, en este film, que habla de la eterna lucha entre el bien y el mal, que se libra no sólo entre personas, sino en el interior de cada uno, algo que se ve muy claro en el caso de Arren. Comenta Goro Miyazaki que hizo el film consciente de que "perdemos el sentido de la realidad de la vida y la muerte, el nuestro y el de los demás. Cuando la existencia tiende hacia una ambigüedad cada vez mayor inevitablemente perdemos por el camino nuestra consideración por los demás, lo que conlleva un aumento de suicidios y asesinatos." Como programa de intenciones es impecable, y el film habla ciertamente de sacrificio y amor, y de que no se puede pretender vivir a cualquier precio. Pero esto no impide una narración espesa y algo prentenciosa, con mitos de hombres y dragones cuya armonía de antaño quedó rota, y que poco tienen que ver con la historia; falta nitidez e ir más al grano, al menos para una mentalidad occidental.
5/10
(1998) | 100 min. | Ciencia ficción
En una época indefinible del futuro, John Murdoch se despierta en la habitación de un hotelucho. Descubre que le acusan -él no lo recuerda- de cometer unos horrorosos crímenes. La confusión de su memoria es tal que no está seguro de quién es en realidad, ni de si su esposa es quien dice ser. A la vez que le persigue el detective Bumstead, se entera de la existencia de unos misteriosos seres, los Strangers, que forman una especie de ente colectivo con increíbles poderes mentales. Original muestra de ciencia ficción, con elementos de cine negro y elementos kafkianos. Está destinada a ser, sin duda, película de culto. Alex Proyas, el director de El cuervo, explica que "el aspecto paranoide de la historia viene de uno de mis sueños de juventud en el que, mientras dormía, aparecían en mi cuarto unas figuras oscuras que alteraban la realidad". Y consigue con creces intrigar sin confundir. Le ayudan los actores, que encajan a la perfección en sus papeles: el semidesconocido Rufus Sewell (Carrington) como hombre confundido, el impasible William Hurt, el alocado Kiefer Sutherland y la misteriosa Jennifer Connelly. Toda la película transcurre de noche, en un entorno urbano. El ambiente, expresionista, desprende un aire de irrealidad y misterio. Las influencias del espléndido diseño artístico apuntan a los clásicos Nosferatu y Metrópolis. La transformaciones nocturnas de la ciudad, y el secreto que ésta encierra, resultan creíbles gracias a unos elaborados efectos especiales.
7/10
(1998) | 105 min. | Romántico
Judith está desolada. Su marido, prestigioso médico, la ha dejado por una mujer más joven. Sola, tiene una gran nostalgia del amor. El encuentro con un tipo es más una fantasía que otra cosa, pero le sirve para iniciar una singular amistad con el conserje y ascensorista de su lujosa vivienda en la Quinta Avenida neoyorquina. Agradable película romántica, con historia de amor ¿imposible? entre Holly Hunter y Danny DeVito. Supone el debut en la dirección de Richard LaGravenese, guionista de tramas amorosas como Los puentes de Madison o El hombre que susurraba a los caballos.
5/10
(2007) | 127 min. | Terror Tráiler
Quentin Tarantino es un cineasta “travieso”. Otros lo llamarían “fetichista”. Forjado en sus gustos cinematográficos por la devoración de serie B tras serie B, aprovechando su antiguo oficio de dependiente de videoclub, ahora homenajea a los programas dobles en Grindhouse, compuesta por dos filmes, Death Proof, dirigido por él, y Planet Terror, a cargo de su amigo Robert Rodriguez. La acogida a su propuesta ha sido tibia en Estados Unidos, y para rentabilizar mejor el producto se ha tomado la decisión de estrenar las películas de modo individual y con más metraje en el resto del mundo. El trabajo de Tarantino tiene como referente las “slasher movies”, películas de terror en la carretera, con despampanantes mujeres ligeras de ropa enfrentadas a horripilantes peligros. A convención tan elemental, el cineasta le añade su innegable talento: Tarantino es un consumado guionista, sabe crear situaciones que despiertan el interés y sus diálogos son vivísimos. La historia que nos ocupa se desarrolla en dos tiempos claramente diferenciados, ambos con un grupo de mujeres que viaja en automóvil, donde hablan de sus anhelos sexuales con la “delicadeza” propia del tugurio tabernario de más baja estofa que imaginar quepa. Tanto en el primer tramo del film como en el segundo las féminas se topan con Mike el especialista, un profesional que dobla a los actores en las escenas arriesgadas de las películas, y que tiene más de un “tornillo” suelto. En una ocasión somos testigos de cómo se las gasta el tal Mike, con su auto “a prueba de muerte”, y en la otra acaba encontrando, al fin, la horma de su zapato. Se supone que las películas homenajeadas –acudiendo incluso a falsos defectos y rayaduras en la copia del film de Tarantino–, son “baratas”, y que ahí reside parte de su teórico encanto. Lo que no deja de ser paradójico en el caso que nos ocupa, pues para recrear este tipo de películas se cuenta con un holgado presupuesto, que se advierte en las elaboradas persecuciones automovilísticas y en la colisión frontal de dos vehículos, donde los desmembramientos de los ocupantes presentan esa violencia paródica a la que tan aficionado es el cineasta. La otra novedad de un film muy vacío de contenido, con una visión antropológica demasiado elemental, sería su supuesto feminismo, al mostrar cómo las desinhibidas y resueltas mujeres de la historia son capaces de dar una “lección” al machista y rampante psicópata interpretado por Kurt Russell. Seguramente es también una broma privada de Tarantino elegir al actor antaño protagonista de tantas películas familiares de Disney para hacer uno de los primeros filmes producido por los hermanos Weinstein al margen de la factoría. Una línea parecida a la de este film seguía Tarantino en las dos entregas de Kill Bill, pero ahí la jugada le salía mejor, estaban mejor perfiladas las motivaciones de sus personajes; aquí gran parte de lo que se ve suena a conocido, a divertimento menor.
6/10
(2010) | 105 min. | Terror | Thriller Tráiler
Con frecuencia Hollywood tiende a “americanizar” historias que anteriormente ya han sido llevadas al cine en sus países de origen. Lo extranjero no se vende bien allí, por lo que no importa demasiado que la calidad del film original sea alta; el problema debe de ser que los subtítulos no atraen al público estadonidense o simplemente es que necesitan mirarse el ombligo. Algo así ocurrió por ejemplo con Infiltrados, remake del excelente film hongkonés Juego sucio (2002); Sin reservas, idem de la película danesa Deliciosa Martha o el Funny Games, de Haneke, rodado anteriormente por él en 1997. El caso que nos ocupa supone el regreso a las pantallas de la mítica productora Hammer y responde igualmente a un remake, el de la película sueca Déjame entrar, adaptación de una exitosa novela de John Ajvide Lindqvist. Owen es un niño de doce años cuyos padres están en proceso de divorcio. Owen es solitario y retraído, que sufre además el continuo acoso escolar de sus compañeros de escuela. Una noche conoce a Abby, una niña que se ha mudado con su padre al piso contiguo de su bloque de pisos. Entre ambos va surgiendo poco a poco la amistad, algo parecido a un amor incipiente. Pero Owen no sabe que Abby es en realidad un vampiro. El film es prácticamente un calco de su homónimo sueco. Hay algunas breves diferencias, como el cambio de nombres, la acentuación en la soledad y carencia de afecto de Owen (plasmada en su faceta de 'voyeur'), la sutil puya a la vida religiosa de la madre o ciertas imágenes desagradables algo más explícitas. Dirige la mano diestra de Matt Reeves, responsable de Monstruoso, y se nota que sabe crear tensión y lograr la atmósfera desasosegante que requiere la historia, con la dosis justa de violencia. Eso sí, el tipo copia tal cual la puesta en escena original, por lo que tampoco se ha estrujado demasiado el cerebro. Quizá donde más enteros gane la pelicula es en el apartado interpretativo: los niños Kodi Smit-McPhee y Chloe Moretz están especialmente expresivos y compenetrados, mientras que los adultos Richard Jenkins y Elias Koteas convencen con gran profesionalidad.
6/10
(2006) | 107 min. | Comedia | Drama
En la década de los noventa, el nombre de Tom DiCillo era sinónimo de cine independiente americano. Un movimiento pujante, que se fue apagando, como el propio DiCillo. Pero Tom DiCillo (Vivir rodando) ha conseguido brillar de nuevo con Delirious, un divertido viaje al superficial mundo de la fama y los paparazzi, que tiene más miga de lo que podría parecer a simple vista. Les Galantine es un pobre diablo, fotógrafo profesional, que se gana la vida tomando fotos a los famosetes de turno. Acogerá en su casa a un joven ‘sin techo’, al que acepta como ayudante. Y de modo sorprendente, el chico, Toby, enamora, flechazo a primera vista, a la célebre cantante pop K'Harma Leeds. DiCillo sabe perfilar a la perfección a los personajes de Les y Toby, muy bien encarnados por un Steve Buscemi cuyo papel le viene al pelo, y por el ‘guaperas’ Michael Pitt. Está bien dibujada esa especie de relación maestro-discípulo en la que cada uno puede aprender lecciones del otro. Film sobre la amistad puesta a prueba, con su punto tragicómico, el director sabe entregar una historia rica, donde apunta otros temas como el de un anhelado amor romántico ideal, que caricaturiza pero no deja de añorar; el del buscado reconocimiento de los padres, que no siempre se alcanza; o el de la intromisión en la intimidad de las personas, que debería tener límites. Bien es cierto que todo se trata de modo ligero, leve, tal vez demasiado, aunque sea con la noble intención de no cargar con un exceso de evidente moralina. En cualquier caso se trata de un film bien pergeñado, con un excelente clímax bien resuelto en la alfombra roja de la entrega de unos premios.
7/10
(2005) | 90 min. | Terror
Jake es un híbrido de humano y demonio, que ha dedicado su existencia a la caza de entes malignos, al servicio de la Iglesia Católica. Le asignan como compañera a la hermana Sarah, que le ayudará a combatir a Asmodeus, un poderoso demonio que trata de reclutar sicarios entre los humanos. Jake encuentra a Asmodeus, pero tras un espectacular combate cuerpo a cuerpo se da cuenta de que no puede vencerle. Acción y fantasía en una cinta producida por Stephen J. Cannell, mítico responsable de series televisivas tan famosas como El equipo A y El gran héroe americano. Eso sí, parece que en el apartado ‘teológico’ es un poco surrealista.
3/10
(1996) | 87 min. | Ciencia ficción | Terror
Un pequeño planeta se precipita por el espacio con una órbita que le llevará a colisionar con la tierra. Para evitar semejante desastre, una expedicion de mineros espaciales es enviado a dicha planeta con el fin de excavar un túnel y hacerlo volar en mil pedazos. Por si los problemas fueran pocos, al iniciar las excavaciones encuentran una gruta donde hallan a una extraña criatura fosilizada. Al despertar esta comienza el terror, pues se trata de un depredador indestructible, con avidez por la sangre humana. Esta película de terror y ciencia -ficción es dirigida por Gary J. Tunnicliffe, que sabe recrear una atmosfera inquietante y claustrofóbica. Imprescindible para los amantes del género y para los seguidores de la célebre saga Alien.
4/10
(2010) | 92 min. | Acción | Thriller Tráiler
El francés Pierre Morel se consolida como ‘longa manus’ del productor Luc Besson, tras haber dirigido bajo su tutela Distrito 13 y Venganza. Aquí vuelve a servir una película de acción europea que no tiene nada que envidiar a las que provienen del otro lado del océano, si bien es cierto que abusa de un efectismo que no tiene nada de europeo. En cuanto al argumento, la trama de espionaje estilo James Bond con la que juega el título –recordando la película de Sean Connery de 1963–, es en Desde París con amor convenientemente actualizada por una amenaza terrorista. Reece trabaja en la embajada de Estados Unidos en Francia. Es ayudante personal del embajador, al tiempo que lleva a cabo pequeñas actuaciones secretas, encaminadas a convertirse en hombre de acción. Ahora su objetivo puede hacerse realidad, cuando una operación de grandes proporciones de pone en marcha. Para ello, Reece deberá acompañar a un tal Wax, un experto agente secreto llegado desde Estados Unidos. La convivencia entre los dos no será fácil, pues los métodos de Wax son todo menos ortodoxos, y es violento y osado como nadie. Pero es eficiente al máximo. Como en Venganza, Morel sitúa la acción en París. Y como se vio en ese film, el tipo sabe cómo planificar las escenas de acción y desde luego rueda con ritmo trepidante todo tipo de escenas, desde tiroteos, explosiones y luchas cuerpo a cuerpo hasta persecuciones automovilísiticas o a la carrera. Eso es lo mejor de esta película: el ritmo y la pericia técnica. Sin embargo, en Desde París con amor se echa en falta más seriedad, pues el tópico del agente secreto transmutado poco menos que en superhéroe –además de chulo, prepotente y un poco insoportable– es escasamente creíble. Además, Morel nos enchufa adrenalina demasiado pronto y olvida la historia, que se revela finalmente muy esquemática, con un guión que hace aguas, se atolondra y obvia elementos demasiado importantes (no se explica, por ejemplo, por qué los buenos van siempre un paso por delante...). En cuanto al reparto, Travolta maneja su acelerado personaje de Wax a la perfección, pero Jonathan Rhys Meyers está un poquito perdido como el inexpeto Reece, apenas transmite empatía y confirma un claro fallo de casting.
4/10
(2007) | 84 min. | Drama | Thriller Tráiler
La publicidad de esta película advierte que "narra un terrible suceso quirúrgico conocido como 'percepción intraoperatoria'. No es recomendable para aquellas personas que vayan a ser intervenidas quirúrgicamente en breve". Y la advertencia, ciertamente, es adecuada, porque el film hace referencia al hecho de permanecer sensible y despierto ("awake"), aunque totalmente paralizado, durante una operación a corazón abierto, lo cual no es muy agradable que se diga. Clay Beresford (Hayden Christensen) es un joven multimillonario que ha heredado el imperio empresarial de su padre. Vive con su madre (Lena Olin), una mujer de negocios que preside su familia y sus empresas con mano firme. Pero la salud de Clay es frágil, pues debido a una dolencia de corazón necesita un transplante cuanto antes si quiere salvar la vida. Las desavenencias con su madre se ponen de manifiesto cuando Clay decide que le operará su gran amigo el Dr. Harper (Terrence Howard), mientras que su madre desprecia a ese "medicucho" y exige para él al mejor cirujano. Para colmo, ella no sabe nada de la relación amorosa de su hijo con Sam (Jessica Alba), la secretaria de su madre, una relación que es seria hasta el punto de que la noche en que le anuncian a Clay que hay un corazón disponible, éste decide no esperar más y casarse con ella. El británico Joby Harold debuta en el cine con esta inquietante película de difícil catalogación. No es propiamente un thriller, ni una película de terror o intriga dramática, sin embargo tiene mucho de todos esos géneros, y también elementos fantásticos e incluso si se quiere también unas gotitas de gore (los gritos del paciente cuando le abren el esternón no son muy agradables). Y hay que reconocerle a Harold que no se ha conformado con alargar simplemente un planteamiento más o menos desasosegante, en donde se pueden ver las influencias de Ghost y de un mítico episodio hospitalario de Alfred Hitchcock presenta, sino que el guión –también escrito por él– ofrece dos o tres giros sorprendentes, quizá algo rebuscados pero en general bien urdidos y coherentes con la trama, que llevan el argumento hacia la vertiente criminal y ayudan a que el interés no decaiga por completo. El reparto está correcto. 
4/10
(2000) | 97 min. | Terror
Un grupo de adolescentes sube a bordo de un avión, con el fin de aprender francés en París. Antes de despegar, Alex tiene una visión del avión estrellándose. Tal escándalo arma que es desembarcado. Desgraciadamente, una vez en tierra, el aparato se pega una espectacular chufa, de la que no hay supervivientes. El chaval, claro está, alucina (y nunca mejor dicho). Y lo malo es que es la cosa va a más, con continuas premoniciones de muertes, que afectan a algunos de sus amiguetes. Dentro del género de terror adolescente, aquí tenemos una nueva vuelta de tuerca con algún punto de originalidad. El film es capaz de ofrecer unas cuantas sorpresas. Los creadores reconocen tener una deuda de gratitud con Pesadilla en Elm Street, donde se confundían de modo sugerente realidad y sueños. La recreación del accidente aéreo transmite una gran sensación de autenticidad. El film tuvo dos secuelas más y sirve para descubrir a un joven valor: Devon Sawa.
4/10
(2008) | 90 min. | Comedia Tráiler
Lo mínimo que puedes pedir a una película de este tipo, que encadena gags parodiando distintos megaéxitos hollywoodienses, es que te haga reír, que contenga al menos 4 ó 5 chistes bien construidos y con perfecto sentido del 'timing', que te hagan salir del cine con la sonrisa en la boca. Desde luego, no es éste el caso de Disaster Movie, una película que se conforma con incorporar un montón de chistes verdes y marrones, a cada cual peor, más el ejercicio no demasiado estimulante, de reconocer las películas que son tomadas a broma. Es una pena que la cosa no posea una mínima gracia, porque cualquier grupo de amiguetes podría haber sacado mucho más punta a escenas célebres de Juno, No es país para viejos, High School Musical, Noche en el museo, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, Kung Fu Panda, Encantada. La historia de Giselle, 10.000 y un largo etcétera de filmes reconocibles.
1/10
(2005) | 101 min. | Acción
Tres personajes muy diferentes (un policía amargado, un asesino a sueldo y un abogado corrupto) se ven obligados por las circunstancias, a cooperar en la resolución de una serie de asesinatos. El film, dirigido por Benny Chan (New Police Story), se inspira en una opera tradicional de Pekín, y su trama sirve de excusa para un montón de vistosas peleas, cuidadosamente coreografíadas.
3/10
(2005) | 127 min. | Acción
Aturullado film de acción, con planos brevísimos, cámara con Parkinson y alto nivel de ruido. Prueba de que la carrera de Tony Scott (Marea roja, Spy Game) sigue en peligroso declive. Se cuenta el caso real de Domino Harvey, quien, deseosa de llevar una vida ‘entretenida’, se unió a un equipo de cazarrecompensas que detenía a delincuentes por razones pecuniarias.
4/10
(2004) | 97 min. | Comedia
Dos colegas intentan llegar hasta la hamburguesería, pero andan un poco “colocados”, así que por el camino son detenidos y se encuentran con un monstruo. Oye, tronco, si te moló No es otra estúpida película americana o American Pie sal por patas a dónde te alquilan los deuvedeses que vas a flipar en colores con esta peli tan guay. Cuidado con los obstáculos del camino. Abstenerse todos aquellos a los que no les guste el humor extremadamente absurdo que Danny Leiner mostró en Colega, ¿dónde está mi coche?, su anterior trabajo, porque pueden pensar que esta comedieta es un poco infumable.
2/10

Últimos tráilers y vídeos