IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas distribuidas en DVD por Netflix

(2018) Serie TV | 300 min. | Animación | Comedia
Tiabeanie, más conocida como Bean, princesa de Utopía, está más interesada por el juego y el alcohol, que por el trono que debe heredar, para desesperación de su padre, el rey Zøg. Éste ha previsto su matrimonio de conveniencia, con el primogénito del monarca del cercano Bentwood un reino mucho más rico, pero ella no está por la labor de aceptar. Su destino se unirá al de Luci, un demonio que le han enviado para tentarla, y al de Bean, un elfo que se ha hartado de la felicidad en la que se supone que tiene que vivir eternamente en su mundo mágico. Netflix se apunta un tanto al fichar a Matt Groening, que ejerce como creador de su tercera serie original, tras Los Simpson, uno de los grandes hitos televisivos, y Futurama, que tuvo una repercusión mucho menor. Quizás las expectativas que ha generado lleven al desencanto de los espectadores. Pese a que el humor caústico e irreverente –pero que guarda cierta sutilidad– y sus toques de humor negro son marca de la casa, sorprenden en esta ocasión sus furibundas críticas a la religión, y el tono amargo, en la primera tanda de las dos previstas (al menos inicialmente). A diferencia de sus predecesoras, bastantes gags decepcionan, se tiene la sensación de que no se han logrado las risas deseadas. Sin embargo, tiene grandes aciertos, por ejemplo una animación bidimensional (con algunos detalles en CGI) muy eficaz si se compara con otras producciones de presupuesto similar, concebidas para la pequeña pantalla. Y también algunos golpes de mordacidad acertados, como la secuencia de los humildes granjeros (que recuerda a los británicos Monty Python), o los hermanos antropófagos, así como buenas dosis de crítica social (sobre todo se apunta al carro del feminismo). También cabe mencionar la animada banda sonora de Mark Mothersbaugh, frecuente colaborador de Wes Anderson. Por otro lado, el giro final promete de cara a los diez capítulos finales, donde quizás la serie mejore. Cabe recordar que incluso la familia amarilla superó con creces su arranque.
5/10
(2017) | 102 min. | Terror | Drama
Adaptación de una malsana novela corta de Stephen King, muy en su línea. Transcurre en el año del título, y arranca con la confesión de unos sórdidos hechos que está consignando por escrito, en la habitación de un hotel, el granjero Wilfred James. Ahí cuenta sus esfuerzos por trabajar sus tierras con campos de maíz, en compañía de su esposa Arlette, y su hijo adolescente aunque casi un hombre, Henry. La mujer ha obtenido por herencia unas tierras que podrían hacer su propiedad más rentable, pero ella quiere vender, obtener el divorcio y poner una tienda en Omaha. Wilfred no piensa permitir tales planes, así que manipula a su voluble hijo para asesinarla, de modo que puedan seguir con su cansina vida rural. Sin embargo, la culpa les va a perseguir de un modo terrible. Pelicula de atmósfera opresiva, bastante desagradable, que traza el cuadro de las penalidades que podía atravesar una familia en el campo en los años en torno a la Depresión, con padres castradores e hijo víctima de los complejos de sus progenitores. Abunda en lo que ya han venido a ser clichés en el imaginario de King, o sea, ambiente familiar opresivo, citas bíblicas tremendistas, lenguaje obsceno sin que venga a cuento, fatalismo... A lo que se suma la cuestión de los remordimientos por el crimen, variante kingniana de Dostoievski en forma de desagradables ratas chupasangres, que se meten por tuberías y paredes, y siguen a los asesinos allá donde van, no se puede escapar al castigo, la venganza será terrible. Dirige el desconocido Zak Hilditch, responsable también del guión.
5/10
(2018) Serie TV | 450 min. | Thriller | Drama
Serie polaca creada por Joshua Long, que al estilo de The Man in the High Castle, imagina una historia alternativa, a partir de una cadena de terribles atentados ocurridos en Polonia en 1983, en las ciudades de Varsovia, Cracovia y Gdansk, que habrían reforzado el autoritario régimen comunista, con rasgos que asemejarían al país a lo imaginado por George Orwell en "1984". En 2003 las autoridades preparan actos conmemorativos por los 20 años de los trágicos sucesos. En tal tesitura Anatol, un inspector de policía,  investiga unos extraños asesinatos, en que le está vedada la información que necesita para dar con la verdad. Existe un motivo de resistencia subterránea, liderado por la decidida Effy. Y Kajtan, cuyos padres murieron en el atentado, y que fue criado por su abuela, es un brillante estudiante de derecho, cuya novia es hija de un jerifalte del partido. Pero el estímulo de su profesor, también juez, le llevará a buscar una verdad elusiva, más cuando su mentor muere en un extraño atropello. Aunque el planteamiento es sugestivo, la narración resulta morosa y no acaba de enganchar. Quizá lo que más choca, es que la Polonia dibujada se parece muy poco a la de antaño o a la de ahora, ya sea al describir las prácticas del comunismo, el movimiento obrero, o el papel de la Iglesia. Resulta todo muy artificioso y la intriga se pierde en cierta nebulosa. Es una lástima, pues en la dirección de los capítulos figura un nombre tan prestigioso como el de Agnieszka Holland. En el ajustado reparto destaca Robert Wieckiewicz, quien hiciera de Lech Walesa en Walesa. La esperanza de un pueblo de Andrzej Wajda.
5/10
(2018) | 133 min. | Histórico | Thriller | Drama
Cuidada dramatización del ataque terrorista ocurrido en Noruega el 22 de julio de 2011, con un doble golpe que incluía la explosión de una furgoneta cargada de explosivos en las cercanías de la oficina del primer ministro, y la masacre a tiros de la isla de Utoya, donde un numeroso grupo de jóvenes acudía a un campamento organizado por el partido laborista en el poder. Detrás se encontraba una única persona, Anders Behring Breivik, que actuó guiado por sus ideas ultraderechistas, consideraba que el gobierno estaba vendiendo el país al multiculturalismo, una guerra que debía ser contestada golpeando donde más dolía, dañando a los que podían constituir las futuras élites de Noruega. Hubo 77 muertos, además de numerosos heridos. A pesar del título, la película no se centra únicamente en la fatídica fecha de los atentados de Breivik, sino que podemos decir que se alarga indefinidamente hasta que se dicta sentencia contra su responsable; y recoge con detalle la defensa del terrorista, la reacción gubernamental que encarga una investigación para averiguar qué ha fallado, y el modo en que sobrellevan los ataques las víctimas, representadas fundamentalmente por Viljar Hanssen y su familia, el joven recibió cinco tiros, y además de quedar tuerto y con múltiples lesiones, tiene restos de una bala alojados en el cerebro, sin posibilidad de serle extirpados. El film sigue la estela de otros que recrean con un estilo casi documental atentados terroristas, vienen a la cabeza Elephant, inspirados en los ataques del instituto de Columbine, United 93 sobre uno de los aviones secuestrados en el 11-S, o Día de patriotas, sobre el atentado durante la maratón de Boston. Su director y guionista Paul Greengrass tiene una acreditada trayectoria en este terreno, suyas son además de la citada United 93, Bloody Sunday (Domingo sangriento) y Capitán Phillips. El cineasta imprime a la narración un ritmo brioso, donde tras el impactante arranque del atentado, consigue que el interés no decaiga cuando toca abordar aspectos más “tranquilos”, las secuelas en las víctimas, la frialdad de un asesino poseído por el fanatismo, la estrategia de la defensa que pasa inicialmente por alegar demencia. Uno de los logros a destacar es evitar deslizarse por el sentimentalismo, o por el discurso ideológico demasiado obvio. Greengrass se acerca mucho a eso tan raro llamado objetividad, y logra conmover al mostrar a la joven que se preocupa por Viljar, o por el modo en que su familia le arropa en los momentos más duros. Especialmente electrizante resulta el momento del juicio en que Viljar se encuentra frente a frente con Breivik, pasaje climático donde era muy difícil lograr un deseable equilibrio para no caer en lo que describiríamos peyorativamente como “hollywoodiense”. Todo el reparto trabaja muy bien, son actores desconocidos noruegos, aunque la película se ha rodado en inglés, buscando llegar al público internacional. Destacan Anders Danielsen Lie como el terrorista y el joven Jonas Strand Gravli, como la víctima a la que se presta más atención.
7/10
(2020) | 110 min. | Drama | Romántico

Una fogosa ejecutiva en una relación anodina cae en las garras de un jefe de la mafia que la encierra y le concede un año para que se enamore de él.

(2019) | 127 min. | Acción | Thriller
Un millonario que ha fingido su propia muerte ha reclutado a cinco individuos para formar un equipo que persigue a peligrosos criminales y tipos sin escrúpulos. No se conocen entre sí por sus nombres, sino por números, comenzando con su líder, que se hace llamar Uno. Tras perder a uno de los miembros del equipo, durante una misión contra un narcotraficante en Italia, Uno llevará a sus hombres a Turdistán, un país árabe, para secuestrar a un temible individuo que ha dado un golpe de estado. Tras más de una década dedicado casi al completo a la saga iniciada con Transformers, de Paramount, Michael Bay ha logrado que Netflix le ceda la friolera de 150 millones de dólares y le haya dado luz verde para rodar lo que quisiera. Como consecuencia ha dado rienda suelta a su estilo propio, lo que quiere decir que parte de un guión aún más inexistente que en sus últimas entregas de la saga de los robots convertibles, pues únicamente parece interesado en componer vistosas secuencias de acción, más violentas que las de sus trabajos precedentes, compuestas con un montaje frenético. En el arranque sorprende, por la vistosa persecución inacabable por las calles de Florencia, pero finalmente acaba agotando, por la falta absoluta de personajes de entidad, o de secuencias con un mínimo de tensión dramática. De esta forma desaprovecha a actores de probada solvencia, como Ryan Reynolds y Mélanie Laurent, pues les han tocado personajes estereotipados.
5/10
(2016) | 77 min. | Drama
Primera película española realizada en colaboración con la plataforma de streaming Netflix, y estrenada directamente allí, es la demostración de que con un presupuesto ajustado y un calendario de rodaje seguramente mínimo, se puede hacer algo muy digno. La intensa historia con el transfondo de la corrupción y la pérdida de valores éticos en tantos estratos de la sociedad, transcurre en un único escenario, el loft de una empresa tecnológica, donde se reúnen con urgencia los cuatro socios fundadores, que se enfrentan a una inminente inspección de Hacienda por una fuga de capitales a las cuentas que tiene cada uno en Suiza. El desfalco podría suponer para cada uno 7 años de cárcel, y piensan que la única solución es transferir todo a la cuenta de uno de ellos en España, de modo que cargue con la responsabilidad de todos. El problema es quién. Y para tomar una decisión acuden a un mediador, que les ayudará a consensuar los pasos a seguir. A partir de un guión de José Cabeza y Julia Fontana, con algunas frases memorables, por ejemplo las del dilema de la naranja, Roger Gual retorna a la tensión que puede cocerse en grupos en el mundo laboral vista en Smoking Room. Lo hace con una trama de escenario y tiempo únicos, que recuerda mucho al clásico Doce hombres sin piedad, o a la más reciente El método, donde los cuatro amigos y socios, con el mediador como testigo que trata de atemperar los ánimos, se tiran los trastos a la cabeza, diciéndose con amargura y resentimiento lo que nunca se atrevieron a decirse, lo que piensan unos de otros. El riesgo de que la película parezca puro teatro filmado se salva con una cámara con continuos movimientos casi de ballet, y los efectos de iluminación. Bien realizada y con puntos de interés, la visión del ser humano no puede ser más desoladora. Pues tenemos personajes que parecen preocuparse sólo de acumular dinero y poder, y vivir de las apariencias, sin importarles lo más mínimo la moralidad de sus actos, ya sea en lo referente a la fidelidad matrimonial, tener hijos –el recurso frívolo al aborto–, cuidar de parientes enfermos, o en defraudar al fisco. Están muy bien los cinco actores, tanto los socios y supuestamente amigos Paco León, Álex Brendemühl, Juana Acosta y Juan Pablo Raba, como el mediador profesional, Manuel Morón.
6/10
(2018) | 124 min. | Ciencia ficción | Terror | Thriller | Drama Tráiler
Adaptación de una terrorífica novela de Josh Malerman narrada en dos tiempos. Por un lado seguimos a Malorie en compañía de dos niños, los tres llevan habitualmente una venda en los ojos, y emprenden el peligroso descenso de un río caudaloso en una frágil barquichuela. Por otro lado nos remontamos a cinco años atrás, cuando se produce a escala mundial una extraña epidemia de suicidios por todo el mundo, algo que se produce por desconocidas razones cuando se mira en el exterior al sol. Un grupo variopinto de personajes, entre los que se cuenta Malorie, logran encontrar refugio. Ella está embarazada, aunque en ese momento no tenía muy claro cómo afrontar su maternidad, y de hecho estaba dando vueltas a la posibilidad de dar a su hijo en adopción. Si alguien decidiera hacer una pentalogía de películas de terror basadas en los cinco sentidos, Un lugar tranquilo podría ser la primera entrega, centrada en el oído, y A ciegas la secuela, giraría alrededor de la vista. Pero como las comparaciones son odiosas, las que nos ocupa sale mal parada con respecto a la película de John Krasinski, que estaba muy lograda. Susanne Bier es una buena directora, pero su film resulta excesivamente largo y reiterativo. Realmente la estructura narrativa no está muy justificada, la película podría haberse narrado linealmente, y nada cambiaría de modo sustancial. Tiene interés el conflicto de la protagonista en torno a la asunción de la maternidad, llamar "niño" y "niña", sin nombres auténticos, a los chavales con los que Malorie intenta encontrar un lugar seguro, y el cambio de denominaciones al final, habla con inteligencia de la personalización y asunción de responsbilidades. Sandra Bullock se esfuerza con su personaje, pero a ratos se hace algo antipática, y lo mismo sucede con otros que comparten su angustia, como el que interpreta John Malkovich. Hay algunos buenos pasajes terroríficos, en torno a la luz, y los pájaros de la jaula que dan título original al film, tienen una interesante presencia. Pero también se abusa de una violencia algo exagerada, los ataques con tijeras duelen como si la directora se las clavara al espectador.
5/10
(2019) | 86 min. | Documental
Documental que sigue la trayectoria de cuatro mujeres que se postulan como candidatas al Congreso y al Senado, en las primarias del partido Demócrata, cara a las elecciones que se van a celebrar a mitad del mandato presidencial de Donald Trump. Ellas son Alexandria Ocasio-Cortez, Cori Bush, Paula Jean Swearengin y Amy Vilela. Y representan un nuevo movimiento frente al "establishment", pues son "la gente", "los trabajadores", frente a los políticos profesionales que no tienen los pies en el suelo. Rachel Lears logra plasmar la ilusión de un equipo de pequeños "Davids" que se enfrentan a gigantescos "Goliats" que cuentan con el apoyo de los poderes fácticos y las grandes corporaciones; y acierta al centrar el tiro en la "nueva marca" de políticos a los que seguimos, una nueva forma de encarar el servicio público, incluso evitando caer en la tentación de sacudir a los republicanos, lo que está claro que distraería de los propósitos del film. Aunque las cuatro historias tienen su interés, es evidente que la más carismática de las cuatro protagonistas es Ocasio, la mujer que se presentaba al Congreso por el distrito del Bronx, frente al candidato oficial del partido, Joe Crowley, quien llevaba dos décadas en la Cámara; hasta el punto de que las otras tres, pense al interés humano de sus historias, son poco menos que teloneras.
6/10
(2019) | 75 min. | Comedia Tráiler

Sara, Lucía, Sofía y Claudia son cuatro hermanas cuyas vidas y personalidades son diametralmente opuestas. Tras la muerte de su madre, Carmen, las cuatro hermanas volverán a reencontrarse en Madrid para despedirse de ella y por un breve espacio de tiempo aguantarse, conocerse y aceptarse en esta estrambótica comedia de enredo.

(2019) | 92 min. | Drama
Adaptación de una obra de teatro de Jota Linares, que dirige él mismo tras su debut tras la cámara en Animales sin collar. Se nota que bebe de su experiencia personal, al retratar la nueva vida que aguarda a cuatro jóvenes, Marta, Marcos, Eze y Celeste, que han compartido piso en Madrid, y se disponen a afrontar un futuro incierto, que puede conducir a ser un gran médico o un director de cine, o a trabajos precarios porque eso es mejor que estar mirando todo el día la pantalla del móvil, esperando una llamada para el curro ideal que no llega. Aunque llevada con aplomo, y con actores que prestan la deseada autenticidad a la película, el conjunto desprende un aire cansino y plomizo, quizá porque la idea es retratar a una generación que desearía comerse el mundo, como todas las que una vez fueron jóvenes, pero a la que se le ha cortado las alas, y que es capaz de ponerse histérica por cualquier nadería, la paradoja de no resignarse a la habitual resignación. Es una mirada pues narcisista y lastimera, tal vez no autocomplaciente, pero a la que falta un resquicio de esperanza o de finalidad, o algo que dé pie a alguna suerte de catarsis; porque el giro, por llamarlo de alguna manera, que da el film hacia la mitad del metraje, con el típico juego sobre a quién te llevarías a una isla desierta, que ayuda a sincerarse por una vez, suena a artificio destinado a animar ese dibujo del estado de las cosas que no lleva a ninguna parte, más allá de griteríos, insultos, lagrimitas y reproches.
4/10
(2017) | 90 min. | Acción

Cuando sus rivales intentan derrocarla, la segunda jefa de una banda criminal, que se hace pasar por una gran empresa, se propone proteger a un hijo al que apenas conoce.

(2018) | 99 min. | Romántico | Drama
Tontorrona película pensada para crías adolescentes, adapta una popular novela en Estados Unidos de Jenny Hanley. Sigue las tribulaciones de Lara Jean, la segunda de tres hermanas hijas de un viudo, adoptada y de origen asiático, cuando la mayor marcha a estudiar a Escocia, lo que supone la ruptura con su novio, de la que Lara Jean ha estado siempre enamoradísima. Se trata de uno de los 5 flechazos que ha sentido en su vida, y que jamás comunicó al interesado, simplemente escribió a cada uno una carta consignando sus sentimientos, y guardó las misivas sin enviar en una caja en lugar seguro. Por misterios de la vida, las cartas van a terminar llegando a cada uno de los interesados, lo que produce un importante revuelo en todas las partes implicadas. Objetivamente la narración del film de Susan Johnson se dirige únicamente al público antes referido, el espectador adulto sólo detectará un producto empalagoso de difícil digestión. Con mucha y cansina voz en off, somos testigos de los altibajos sentimentales, donde no puede faltar la condición gay de uno de los "novietes", o las chicas rivales insportables. Hay de todos modos algún momento simpático, sobre todo a cargo de la hermana pequeña, que despierta sonrisas.
4/10
(2020) | 120 min. | Thriller
Película escrita, dirigida y producida por el prolífico cineasta afroamericano Tyler Perry, que también se reserva un pequeño papel como actor. Se encuadra en el subgénero del drama judicial. Sigue las andanzas de Grace, una novata abogada del turno de oficio, casada con un policía, a la que asignan la defensa de una mujer acusada de matar a su marido, en un caso que ha sido muy mediático. Se supone que Sarah se va a declarar culpable, con lo que todo debería ser muy sencillo. Pero a medida que Grace conoce a su cliente, se convence de que es inocente, y que hay gato encerrado. Ya no sólo es problema de que A traición –ridículo título en español, nada que ver con el original caída desde la gracia, un juego de palabras con el nombre de la abogada– sea muy convencional, de torpe realización incluidos planos mal iluminados y con un giro final absolutamente ridículo. El gran "handicap" del film de Perry es su premiosidad, lo que tarda en plantearse la trama, una lentitud innecesaria y que impide que el espectador enganche. La evolución de la historia de amor de Sarah resulta sonrojante, igual que el comportamiento de Grace ante el estrado, que supongo que producirá vergüenza ajena a cualquier profesional del derecho. Un film prescindible.
3/10
(2020) Serie TV | 0 min. | Romántico | Drama

Una historia de amor moderna, ambientada durante el verano, en la costa del Adriático. Una atracción innegable une a Ale y Summer, dos jovencitos que vienen de mundos muy diferentes. Uno es un ex campeón de motocicletas, rebelde y decidido a tomar las riendas de su vida. La otra es una joven que se niega a diluirse en la masa y que sueña con volar lejos, pero a la vez sabe que es el pegamento de su familia. Su amor florecerá en la apertura de las primeras sombrillas en la playa y crecerá fuerte y vibrante junto con el sol de verano. Para ambos, las vacaciones serán un viaje inolvidable que los alejará de lo que eran antes de conocerse.

(2018) | 98 min. | Acción | Aventuras
A Miles le encanta montar en moto, y con su padre, aspira a convertirse en corredor profesional. Pero en las carreras no tiene el apoyo económico y de influencias con el que cuenta otro jovencito, con papá rico. Menos mal que la simpática Sara, que está en el campo del otro, le va a echar una mano, y hasta puede que salte la chispa del amor. Además, su encuentro con un perro-robot con el que está experimentando el ejército, un paso en la evolución de la popular unidad canina K9, puede que le cambie la vida. Pues de letal arma asesina, tal vez pase a tener un poquito de humanidad, por así decir. Cinta juvenil no demasiado imaginativa, escrita y dirigida por un tal Oliver Daly, debutante en el largo. La acción de las motos y el perro-robot, con los efectos visuales correspondientes, son apañados, y tiene elementos para atraer al público adolescente. Pero no deja de ser algo rutinario, y parece un tanto forzada la combinación en la trama de la cuestión de las motos con la del can mecánico.
4/10
(2019) Serie TV | 240 min. | Comedia | Drama

Un redactor de periódico que trata de asimilar la muerte de su esposa, adopta una nueva actitud en un intento de alejar a los que están tratando de ayudarlo.

(2019) | 98 min. | Drama | Deportivo

Una friki de las ciencias cree que va a pasar el verano en alta mar, pero acaba en una academia de fútbol australiana por error y debe congeniar con sus compañeros.

(2018) | 122 min. | Drama
Una película que Orson Welles no pudo terminar y estrenar en las salas de cine, se presenta de modo acabado 33 años después de su muerte, gracias al apoyo de muchas personas, instituciones y empresas, entre otros destacan los nombres de Frank Marshall y Peter Bogdanovich –estudioso y amigo de Welles, firmó un libro sobre él a partir de sus conversaciones–, éste además actor de una obra que ha permanecido en el limbo durante décadas. Una plataforma como Netflix facilita la difusión masiva de una película que tiene la vitola del genio Welles, lo que no impide que sea de arduo visionado, su complejidad no hace previsible que el gran público acceda a ella. Incluso, sin dudar de la ambición de la propuesta, se plantean muchas preguntas para el amante del cine de este gran cineasta: ¿de verdad es ésta la película que pretendía su director? Y en caso de serlo, ¿es una película lograda? Cuando uno ve cómo se ha vendido el film, y las ganas de Welles que había entre los cinéfilos, vienen a la cabeza J.R.R. Tolkien con su genial trilogía de “El Señor de los Anillos” –el equivalente, para entendernos, a Ciudadano Kane, en literatura fantástica–, y los posteriores esfuerzos de los custodios de su legado por publicar cualquier papel que hubiera dejado escrito el autor sobre la Tierra Media y alrededores, que por supuesto no están a la altura de la que es su obra maestra. En efecto, Al otro lado del viento es una película valiosa, especialmente para estudiosos, con momentos muy logrados, y gozosos pasajes estéticos, como esa persecución con un extraño juego de sombras que reinventa la secuencia del laberinto de espejos de La dama de Shanghai. Pero no es memorable. La película documenta el supuesto último día de trabajo del mítico director de cine Jake Hannaford, que ha sufrido un accidente mortal de automóvil tras acudir a una fiesta donde se ha proyectado con diversas interrupciones un copión con imágenes de su nueva película. De modo que la trama discurre fragmentadamente entre el material filmado de esa fiesta, por distintas personas y con distintos formatos, y la propia película en la que Hannaford estaba trabajando, donde un hombre y una mujer se persiguen sin que sepamos por qué, gran parte del metraje completamente desnudos. La película de Orson Welles, con la metáfora del título, “el otro lado del viento”, está coescrita con la croata Oja Kodar, también actriz y su amante, lo que no deja de ser otra circunstancia singular. Y se plantea como una reflexión acerca del oficio de cineasta, no exenta de ambigüedad y de un punto de ironía en torno al cine de autor, también en lo relativo a la relación con los actores, productores, técnicos. Ahí, Welles parece sentirse a gusto con un personaje director-actor, John Huston, encarnando a Hannaford, con rasgos viriles a lo Ernest Hemingway, incluido el gusto por las armas de fuego y las peleas con los puños desnudos. No podemos olvidar que su film se está gestando en el nuevo Hollywood de los 70, con jóvenes barbudos admiradores del cine europeo, de hecho entre los asistentes a la fiesta del film se encuentran personalidades como Claude Chabrol, uno de los cineastas emblemáticos de la nouvelle vague. Y tras esa especie de argumento sesudo pero también hueco, representativo del célebre antiargumento para representar el vacío existencial, que han manejado directores como Michelangelo Antonioni, o el erotismo rampante –aunque haciendo un habilidoso uso del bloqueo–, que podría hacer pensar en Bernardo Bertolucci o Ingmar Bergman, parece adivinarse a un Welles burlón y ambiguo, un Harry Lime de carne y hueso, el mismo que aleteaba detrás de Fraude, donde no se sabía dónde empezaba el arte y terminaba la falsificación; curiosamente en este film también tuvo parte creativa Kodar.
6/10

Últimos tráilers y vídeos