IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas distribuidas en DVD por Fox

(2006) | 104 min. | Cómic | Acción | Fantástico
En esta ocasión, Warren Worthington II, heredero de un imperio financiero, descubre que su hijo, Warren Worthington III, oculta un temible secreto. Resulta que el chico desarrolla unas alas similares a las de los ángeles. Pasa el tiempo, y los laboratorios farmacéuticos que pertenecen a los Worthington logran encontrar un remedio para eliminar las mutaciones genéticas. Una simple inyección convierte a un mutante en un hombre normal. El temible Magneto desconfía de las supuestas buenas intenciones de los inventores del remedio. Convencido de que los mutantes deben enfrentarse a la humanidad, Magneto piensa que es una ofensa que traten de despojar a los suyos de sus habilidades excepcionales. Por esta razón, Magneto reúne a un ejército para destruir a los inventores de la inyección, aunque topa con la oposición de los X-Men, los pupilos de Xavier, que sueñan con la convivencia pacífica entre hombres y mutantes. Al mismo tiempo, los X-Men investigan la extraña reaparición de Jean Grey, una de sus más veteranas componentes, que supuestamente murió ahogada para salvar a sus compañeros. Tercera entrega de las aventuras del profesor Xavier y sus alumnos mutantes. Brett Ratner toma el relevo, después de que el director de las anteriores, Bryan Singer, abandonara el proyecto con el fin de dirigir Superman Returns, otra película de superhéroes muy distinta. Aunque se toma muchas libertades con respecto al cómic original, Ratner realiza una digna secuela, con espectaculares enfrentamientos entre ambos bandos de mutantes, como la que transcurre en un puente, aquellas en las que Jean Grey demuestra su poder telekinético o el ataque del temible Juggernaut. Tanta acción aparece convenientemente aderezada por temas de cierto calado, que ya aparecían en las anteriores entregas de la saga, como son la discriminación, los prejuicios sociales y la falta de ética en las innovaciones científicas. El desenlace parece dar a entender que se trata del colofón final a la saga de los mutantes, aunque es necesario ver la película hasta después de los títulos de crédito, para descubrir una sorpresa final.
7/10
(2009) | 120 min. | Cómic | Acción | Fantástico Tráiler
Desde la primera entrega de la saga de X-Men se vino hablando de dedicar una sola película a su personaje más emblemático, Lobezno. Diez años después ha llegado por fin este 'spin off' sobre el mutante lobuno interpretado por el carismático Hugh Jackman, un actor que desde luego, debe parte –si no todo– de su éxito a este personaje del equipo de mutantes de la factoría Marvel. La aventura esta vez ha sido filmada por el sudafricano Gavin Hood, un director sin ninguna experiencia en este tipo de historias, pero con un prestigio labrado gracias la repercusión internacional de su película Tsotsi, ganadora del Oscar en 2005, a la que le siguió Expediente Anwar. Como bien explica el título, el argumento de la película narra los orígenes de Logan, alias Lobezno, pero ante todo se centra en su itinerario personal, en la configuración de su carácter, en el desarrollo posterior de todas sus potencialidades sobrehumanas y, por fin, en la explicación del estado confundido en que aparece por primera vez en X-Men. El núcleo de la trama estriba en la tensa relación entre él y su hermano Victor Creed (fenomenal Liev Schreiber), alias ‘Dientes de sable’, con quien ha vivido estrechamente unido desde que ambos eran unos chiquillos a mediados del siglo XIX. Y es muchos años después, a finales del siglo XX, época en que transcurre la acción, cuando un militar llamado Stryker les propone formar parte de un peculiar equipo de mutantes para realizar misiones “especiales” en servicio de Estados Unidos. Sin embargo, las misiones acaban derivando en verdaderos crímenes y asesinatos, algo que Logan rechaza completamente. La película es entretenimiento puro, ya desde los excelentes e imaginativos títulos de crédito, y quizá por eso también se agradece mucho el buen hacer de un equipo de guionistas como David Benioff (Cometas en el cielo) y Skip Woods (Hitman), que saben introducir elementos interesantes y sorprender con algún giro determinante en la historia. Así, la sempiterna lucha moral entre el bien y el mal, muy presente en la vida del protagonista, explica con eficacia las tensiones de su naturaleza mutante, un perpetuo tira y afloja entre fuerzas superiores e inferiores. Pero, además, los guionistas aciertan al hacer encarnar gráficamente esa mitad humana-racional en Lobezno, mientras que su hermano Victor se revela como recipiente perfecto de la mitad animal-instintiva. El eje principal, podría decirse entonces, es esa dualidad presente en el mundo y en la naturaleza humana, de la que los mutantes son metáfora clara. También funciona bien la parte romántica del argumento, con una emotiva y sugerente historia sobre la luna que dará nombre al héroe. El aspecto visual de la película ofrece lo esperado, con efectos especiales de una perfección técnica asombrosa. Hay una gran colección de escenas de acción apabullantes, muy variadas, pero entregadas con un ritmo equilibrado, que no olvida dar el espacio adecuado a cada personaje. Destacan seguramente los enfrentamientos entre Lobezno y Victor, de una llamativa espectacularidad, así como la lucha final en la isla. Los fans también agradecerán la introducción de célebres personajes del cómic que hasta ahora permanecían ausentes, como Deadpool (Ryan Reynolds), Bolt (Dominic Monaghan) o Agente Zero (Daniel Henney), aunque posiblemente el más recordado sea el original Gambito (Taylor Kitsch), que aquí se luce en un par de secuencias.
6/10
(2016) | 144 min. | Cómic | Acción | Fantástico Tráiler
Tercera entrega de los X-Men en su versión más juvenil, aunque los años pasan, y surgen nuevos mutantes que ya ven como una veterana bregada en mil batallas a Mística, sin duda que la juventud tienen fecha de caducidad. Tras X-Men: Primera generación y X-Men: Días del futuro pasado, llega el apocalipsis, esto se acaba. En realidad debemos decir que Apocalipsis es un poderoso mutante, y remontarnos a sus orígenes supone volver al antiguo Egipto de las pirámides, cuando demostró que podía hacer bastante ruido. Pero luego quedó dormido varios milenios, hasta que ha despertado en los años 80 del pasado siglo, más enfadado que nunca. El punto álgido de la Guerra Fría le hace pensar que ha llegado el momento de sumar los poderes de los X-Men que hay dispersos por ahí, destruir el mundo tal y como lo conocemos y empezar de nuevo. Para ello atrae a su lado a Magneto, cuyos intentos por llevar una vida normal en el anonimato se han saldado con una desgracia familiar que le ha vuelto más sombrío que nunca. De todos modos el profesor Xavier y otros mutantes de buen corazón intentarán que cambie de parecer. Bryan Singer y Simon Kinberg, director y guionista, no sólo tienen apellidos que riman, sino que han unido sus carreras desde hace años al devenir de los populares superhéroes mutantes de Marvel. Y entregan una trama entretenida pero no memorable, con mucha acción aturullante, donde vuelven a probar que la acumulación de superhéroes dándose de bofetadas siempre es resultona, tendencia a la que ya se han abonado Los Vengadores y La Liga de la Justicia, entre otros grupos molones. Aunque se abusa de los efectos visuales, hay algún momento con fuerza, sobre todo cuando se mueve a toda velocidad el hijo que no sabe que tiene Magneto. Abundan las subtramas, y los pequeños guiños sorpresivos para hacer las delicias de los que conocen el universo mutante de cabo a rabo. La calidad interpretativa de Michael Fassbender, James McAvoy y Jennifer Lawrence eleva el nivel de algunos pasajes que de otro modo serían bastante tópicos, y se agradecen las peripecias de algunos X-Men, sobre todo Cíclope y Jean Grey, bien interpretados por Tye Sheridan y Sophie Turner. Otros en cambio son simple y quasi-ridícula presencia, pensamos por ejemplo en Tormenta y Mariposa Mental, qué desperdicio de Olivia Munn.
6/10
(2019) | 113 min. | Cómic | Acción | Fantástico Tráiler
Siendo niña, Jean Gray sufre en 1975 un accidente automovilístico, a resultas del cual mueren sus padres. Sus poderes mentales de mutante han tenido mucho que ver con lo ocurrido. El profesor Charles Xavier la acoge en su escuela para jóvenes especiales con superpoderes. Veinte años después, un grupo de X-Men, atendiendo el ruego del presidente de los Estados Unidos, acuden al rescate de la lanzadera espacial Endeavour, que tiene problemas. Jean Gray debería haber muerto, tanto fuerza su especial don, pero contra pronóstico sobrevive, e incluso se siente más poderosa. Todo apunta a que esa multiplicación e inestabilidad de sus poderes, cual ave fénix renacida, tiene que ver con la amenaza de unos belicosos alienígenas liderados por Vuk, que desean apoderarse del don de Jean para hacerse con el control de la Tierra. Nuevas andanzas de los X-Men, con el foco puesto en los orígenes y desdichada historia de Jean Gray, también conocida como Fénix Oscura, adapta uno de los cómics más populares de la saga de superhéroes, creado en 1980 por Chris Claremont y John Byrne. Firma el guión y dirige Simon Kinberg, debutante en las lides de dirección, y más conocido por su dilatada trayectoria de productor y guionista, que incluye los filmes X-Men: Primera generación, X-Men: Días del futuro pasado y X-Men: Apocalipsis, o sea, que ya había trabajado con el reparto de la versión juvenil de los mutantes –que no obstante, han ido creciendo, el tiempo vuela– representada por James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Sophie Turner, Tye Sheridan, Kodi Smit-McPhee y Alexandra Shipp. La película resulta sin duda entretenida, con un estupendo reparto, y los efectos visuales de las dinámicas escenas de acción son de gran calidad. Es estupenda la partitura musical de Hans Zimmer, que con su recurso a las notas sostenidas que tan buen resultado han dado en las películas de Christopher Nolan, imprime la emoción de lo mucho que hay en juego en los combates mutantes. Pero quizá la trama es demasiado sencilla y reiterativa, sin avances y evoluciones de entidad. Al final todo se reduce al trauma infantil de Jane, que la torna inestable, imprevisible y peligrosa, y a insistir en la idea de que tal vez Charles se equivocó en el modo en que quiso protegerla. Incluso el planteamiento de un posible Charles egoísta, que podría haberse engañado buscando autoafirmarse egocéntricamente, con la excusa de ayudar a los jóvenes con poderes, muy sugerente, no acaba de incoarse todo lo deseable. Mientras que la “marciana” de Jessica Chastain es muy elemental, la sostiene el poderío de la actriz, y su pintoresco aspecto físico, con su melena rubia casi albina, y sus zapatos de tacón de aguja.
6/10
(2011) | 125 min. | Cómic | Acción | Fantástico Tráiler
Nueva entrega de las saga de los mutantes X-Men de Marvel. En esta ocasión la narración se remonta a los orígenes, en algunos casos a la más tierna infancia, para descubrir los poderes de leer el pensamiento del niño Charles Xavier, su amistad de entonces con la chica de piel azul con escamas Raven Darkholme, o los traumas en la Alemania nazi de Erik Lehnsherr, capaz de doblegar los metales con la mente. Los tres son mutantes, y ya adultos Xavier, experto en genética, sabe que son un botón de muestra del nuevo paso de la cadena evolutiva del ser humano, no están solos, hay más como ellos. Son los años de la guerra fría, y aunque el mundo cree que el gran desafío al que se enfrenta la humanidad es la rivalidad de Estados Unidos y la Unión Soviética, en realidad lo que se está larvando es la división de los hombres entre gente normal y mutantes. Una película más de superhéroes. Con algunos elementos típicos del género. O sea, recuerdos de juventud de los personajes, exposición de sus superpoderes, entrenamiento, más entrenamiento, otra ración de superpoderes, pequeños complejos no superados, etc. La peli es más o menos entretenida, aunque haya ya algo de cansino en este tipo de historias, y se repite la idea del “orgullo mutante” de títulos anteriores, aceptarse como uno es. Donde hay más gracia es en mostrar a un grupillo de mutantes como traviesos estudiantes, o, sobre todo, en desvelarnos lo que podríamos denominar “historia secreta” de la crisis de los misiles de Cuba, que da pie a un clímax cuando menos diferente y muy movidito. Es el tramo en que el director, Matthew Vaughn (Kick-Ass. Listo para machacar, Stardust, Layercake) da lo mejor de sí mismo. El reparto es más o menos resultón, un estupendo grupo de juveniles actores (entre otros, James McAvoy, Jennifer Lawrence, Michael Fassbender...), con otros más veteranos como Kevin Bacon.
5/10
(1979) | 134 min. | Romántico
Romántica historia bélica según el texto de Colin Welland. Su trama tiene lugar en Inglaterra, al final de la Segunda Guerra Mundial, donde se relacionan varias parejas angloamericanas, siempre entre un ambiente festivo navideño y música de Glenn Miller. Entre los americanos están Richard Gere, Chick Vennera y William Devane; mientras que las muchachas inglesas son Lisa Eichhorn, Wendy Morgan y una estupenda Vanessa Redgrave, que encarna a una controvertida mujer de ideas socialistas. Su rodaje tuvo lugar en localidades de Manchester, y lo intrascendente de su trama se compensa con una notable banda sonora de Richard Rodney Bennett y un laborioso vestuario de Shirley Russell que ganó el premio Bafta. El metraje tuvo que ser convenientemente aligerado en 25 minutos.
5/10
(1983) | 132 min. | Romántico | Musical
A la muerte de su padre, Yentl, una chica judía, se siente discriminada. El hecho de ser mujer le impide acudir a una escuela rabínica para estudiar el Talmud. Así que decide disfrazarse de hombre. Se enamorará de Avigdor, compañero de clase que se ha convertido en su mejor amigo, y que ignora su sexo. La mítica Barbra Streisand debuta como directora, además de ser protagonista. Ganó el Globo de Oro por su dirección y un Oscar a la música. Destaca el tema ‘Papa, Can You Hear Me?’.
6/10
(1987) | 93 min. | Acción | Drama
En el momento álgido de su carrera Sylvester Stallone protagonizó esta película de acción con buenas dosis de drama familiar, donde el final feliz está asegurado. Lincoln Hawk es un camionero que vive con la obsesión de que abandonó a su hijo pequeño muchos años atrás, cuando se separó de su esposa. pero Lincoln quiere recuperar el tiempo perdido y volver a entrar en la vida de su vástago que ahora se encuentra en una academia militar. Para ello se verá envuelto en una serie de luchas, en donde se enfrentará haciendo pulsos a sus oponentes.
4/10
(2015) | 104 min. | Drama Tráiler
Original cinta sobre la difícil adolescencia premiada en Sundance, a cargo del texano Alfonso Gomez-Rejon, cineasta que se ha bregado en las series televisivas Glee y American Horror Story, y que ha ejercido de ayudante de dirección de gente tan conspicua como Martin Scorsese o Alejandro González Iñárritu. Adapta una novela de Jesse Andrews, autor también del guión. Greg está en su último año de instituto, y se siente presionado por su madre, que le insta a escoger estudios universitarios, además de que le toca vivir las excentricidades de su grandilocuente padre, que tiene la extraña manía de ponerse faldas y otras prendas de mujer. Por si fuera poco, su madre le pide que se ocupe de Raquel, una chica de su edad, hija de una íntima amiga, a la que acaban de diagnosticar un cáncer. Lo hace un poco a regañadientes, tratando de inyectar a la situación un poco de sentido del humor, tarea en que le secunda Earl, un chico negro amigo de su infancia, con quien comparte una verdadera pasión por el cine. Pasión que les ha llevado a rodar, a lo largo de muchos años, en vídeo doméstico, películas caseras en forma de parodia-homenaje a títulos míticos como La naranja mecánica, Terciopelo azul, Cowboy de medianoche... El cine en los últimos tiempos se arriesga a tratar un tema siempre incómodo, el de la enfermedad terminal y la consiguiente previsible muerte, más si afecta a gente joven; el resultado ha dado pie a títulos interesantes que han gozado de cierta popularidad como Bajo la misma estrella y Un paseo para recordar. El que nos ocupa tiene su encanto, y coincide en los títulos citados en la mirada romántica, aunque aquí hay sobre todo más sentido del humor, aunque con delicado equilibrio, no se trivializa el drama y el dolor, lo que tiene su mérito. La voz en off del protagonista está usada con talento, no se hace pesada para nada, tampoco cuando tranquiliza al espectador casi desde el principio, para que no se deprima o renuncie a ver la película, que no hay que preocuparse, que la chica no muere. Gomez-Rejon usa bien de la música, y las películas dentro de la película, incluida la hecha en honor de Raquel, tienen su fuerza. Hay buenas ideas formales –los cojines, las miniaturas en papel, los dibujos, la decoración de las distintas habitaciones–, incluido también el uso de grandes angulares que hacen los dormitorios más grandes, aumentando la distancia entre los personajes, como invitando a buscar el acercamiento que inicialmente no existe. Es muy meritorio todo el pasaje de la noche del baile del instituto, que logra sorprender al discurrir por derroteros imprevisibles. No se ha buscado la lágrima fácil, lo que no quita para que haya algunos momentos muy emotivos. Los jóvenes y desconocidos actores –Thomas Mann, RJ Cyler y Olivia Cooke–, así como los secundarios adultos, donde destaca Molly Shannon.
7/10
(2004) | 115 min. | Ciencia ficción
Film situado en el año 2034, basado libremente en los relatos de Isaac Asimov y en sus famosas tres leyes de la robótica: 1) Un robot no puede hacer daño a un ser humano, o por su pasividad, permitir que lo sufra. 2) Un robot debe obedecer las órdenes de un humano, a no ser que entren en conflicto con la primera ley. 3) Un robot debe autoprotegerse, a no ser que esto entre en conflicto con las otras dos leyes. La trama describe la investigación del asesinato de un conocido científico, diseñador de robots, a cargo del detective Spooner. El principal sospechoso de esa muerte es un robot, Sonny, lo que podría ser un escándalo mayúsculo, en vísperas de una comercialización masiva de androides a cargo de la empresa U.S. Robotics. La psiquiatra de robots Susan Calvin ayudará al policía en su investigación, aunque ella no deja de advertir en él una animadversión hacia los robots, que hunde sus raíces en un hecho traumático del pasado. Estupenda historia futurista, cuyas magníficas escenas de acción y efectos visuales no son obstáculo para cuidar una trama entretenida, donde las piezas encajan, y con resolución más o menos sorprendente e inquietante. No en vano dirige la película Alex Proyas, que ya nos ha dejado buenas piezas de cine fantástico en El cuervo y, sobre todo, en Dark City. Ya sólo el arranque, en que el poli (encarnado con convicción por Will Smith) persigue a un robot que ha robado, aparentemente, un bolso a una señora, es todo un alarde de ingenio, que sirve para recordar las tres leyes y la suspicacia de Spooner con los robots. El film ahonda en la idea de una humanidad cada vez más deshumanizada y solitaria, que contrasta con el robot Sonny, que empieza a presentar reacciones de auténtica persona. Y logra ser coherente en la explicación del comportamiento anómalo de los robots. La ciudad de Chicago, tal y como podría ser en el futuro, está muy bien representada, con imágenes de la ciudad conocidas a las que se añaden digitalmente edificios, como el de U.S. Robotics, o un moderno tren monorraíl.
7/10
(2000) | 116 min. | Comedia
Charlie Baileygates es policía en Rhode Island. Todo bondad y espíritu de servicio, los que le rodean se aprovechan de él hasta extremos insospechados. Su ex novia le encasqueta los tres hijos que tuvo con un hombre de color, los “pacíficos” ciudadanos se niegan a pagar sus multas... Tal acumulación de abusos le provoca un trastorno de doble personalidad, de modo que en los momentos más inesperados asoma su lado más agresivo y obsceno. Sus superiores le recomiendan descanso, y le encomiendan una sencilla misión. Llevar a la guapa Irene a cierto destino. Los dos Charlies se enamorarán de Irene, pero cada uno demuestra el amor a su manera. Nuevo disparate de los hermanos Peter y Bobby Farrelly, con dos protagonistas de excepción: el hombre de las mil caras Jim Carrey, y la cada vez más en alza Renée Zellweger. El esquema del film es semejante al de Dos tontos muy tontos y Algo pasa con Mary: situaciones absurdas y humor zafio y políticamente incorrecto, que salpican el relato. Como Bobby Farrelly explica, “sólo intentamos que la gente se ría. Es difícil hacerlo hoy en día, especialmente sin romper barreras. Tienes que pasarte de la raya o hacer algo que el público no se espere.” Pero para que nadie se asuste, Peter matiza: “Algunas personas pueden sentirse ofendidas. Nuestra norma es que si ofende a más personas de las que no ofende, lo quitamos de la película.”
4/10
(1986) | 116 min. | Deportivo | Drama
Dean Youngblood en un joven de Canadá que ha jugado al hockey sobre hielo desde que era pequeño. A sus 17 años está en el equipo llamado los Hamilton Mustangs y sueña con convertirse en un gran jugador. Cuando el crack del equipo se lesiona, Dean tendrá que demostrar su valía ante los demás y dar todo lo que pueda para ganar en la Liga Nacional. Drama deportivo lleno de ritmo donde la acción sobre el hielo es la mayor baza de la historia. Protagonizan Rob Lowe (Rebeldes) y Patrick Swayze, antes de saltar a la fama con Dirty Dancing. Entre el reparto, aparece un jovencito Keanu Reeves.
5/10
(1974) | 102 min. | Ciencia ficción
Año 2293. Los humanos se dividen en dos razas, unos inmortales y poderosos, y otros miserables y débiles. Sean Connery da vida a Zardoz, el único hombre capaz de devolver la dignidad a los desfavorecidos. John Boorman ofrece un impresionante despliegue de imaginación y efectos especiales en esta fábula cinematográfica.
5/10
(1983) | 79 min. | Falso Documental
Documental ficticio sobre la figura de Leonard Zelig, un hombre dotado de la capacidad sobrenatural de cambiar su apariencia. El film sigue sus pasos desde 1920, cuando empieza a llamar la atención, y presentan testimonios de supuestos testigos de los sucesos. También se incluye un análisis del personaje de la psicóloga Eudora Fletcher, que tiene la teoría de que Zelig es un caso extremo de timidez, lo que le lleva a cambiar su apariencia, para que le acepten las personas de su alrededor. Sin duda, es una de las películas más originales de Woody Allen, que logró dar a la cinta una apariencia de viejo documental. Para que las imágenes parecieran lo suficientemente deterioradas, los operadores de cámara llegaron a ensuciar e incluso pisotear los rollos de película. El personaje principal llega a aparecer con personajes reales, como Adolf Hitler, mediante imágenes superpuestas.
6/10
(1964) | 96 min. | Drama
Un inglés recibe una inesperada herencia en una isla griega. Ahí descubre un vitalismo desconocido y primitivo gracias a Zorba. Quizá el mejor papel de Anthony Quinn visto en la pantalla.
6/10

Últimos tráilers y vídeos