IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas distribuidas en DVD por Fox

(1957) | 146 min. | Drama | Romántico
En la I Guerra Mundial, un conductor de ambulancia estadounidense se enamora de una enfermera. Adaptación de la obra de Hemingway, que antes había protagonizado Gary Cooper en blanco y negro.  
6/10
(2017) | 107 min. | Histórico | Biográfico | Drama
Los libros del oso Winnie the Pooh y sus compañeros del bosque de cien acres, escritos por A.A. Milner, e ilustrados por su amigo E. H. Shepard, han inspirado a numerosas generaciones de niños de todo el mundo, especialmente en el mundo anglosajón, dando también pie a versiones animadas cinematográficas. Este film describe cómo tal creación marcó de un modo especial a Milner y a su familia, su esposa Daphne, y el único hijo de ambos, Christopher Robin, chaval de gran imaginación, gracias al cual surgieron Winnie y sus amigos. Hollywood es muy aficionado a hacer al mismo tiempo dos películas sobre el mismo personaje, y la que nos ocupa, que firma Simon Curtis (La dama de oro, Mi semana con Marilyn, películas basadas en hechos reales), se ha adelantado por poco a la que dirige Marc Forster para Disney. Se entiende el interés de este segundo director, aunque corre el riesgo de repetirse un poco tras firmar Descubriendo Nunca Jamás, donde también pintaba a un autor de gran imaginación y que conectaba con el público infantil, el coétaneo de A.A. Milner J.M. Barrie, con el que comparte rasgos de atravesar dificultades en la vida familiar. La versión de Curtis, muy atinada y con momentos francamente emotivos, sabe usar la carta del rechazo y traumas de la Primera Guerra Mundial, que marcan a A.A. Milner y a su esposa, y pinta con naturalidad una vida familiar no perfecta, aunque padre, madre e hijo se quieran, y donde juega un precioso papel la niñera Olive Brockwell. Ésta está interpretada por una maravillosa Kelly Macdonald, la mejor de un reparto donde están todos bien, incluido el niño Will Tilston. En el guión se nota la presencia de Frank Cottrell Boyce, que firmó para Danny Boyle el guión de Millones, otra mirada al mundo infantil, y el modo de relacionarse con el de los adultos. Tiene encanto el dibujo de la distinta fuerza de los lazos que crea Christopher Robin con los tres adultos determinantes en su infancia, y también cómo el chaval inspira a su padre para su gran creación infantil. Los apuntes de realismo mágico y los juegos en el campo guardan un certero equilibrio, nunca resultan empalagosos o un despliegue de recargados efectos visuales. Los conflictos alrededor del vértigo de la fama, el deseo de simplemente pasarlo bien, sin pensar en los demás, aparece en todos los personajes, de modo que su pequeños y grandes egoísmos parecen hablarse unos a otros, en un logrado juego de ecos. Quizá la transición a la adolescencia de Christopher Robin, que nos encamina a un clímax que remite al arranque enigmático de la película, puede ser algo brusca, pero funciona y permite rematar la faena con buena fortuna.
6/10
(1971) | 104 min. | Western
Sabata es un pistolero que presta sus servicios al mejor postor. Es contratado por un grupo de mexicanos para que les ayude en una importante lucha en la que se acaba convirtiendo en protagonista principal un cargamento de oro. Nueva coproducción europea en la que trabaja Yul Brynner, quien en sus años de vaquero pasó varias veces por España para rodar en el desierto de Almería. Aunque el personaje protagonista se llama Sabata, y el film tiene detrás a Gianfranco Parolini y Alberto Grimaldi, no es una secuela de Oro sangriento. Eso sí, tiene el tono grandilocuente típico del spaghetti-western.
4/10
(2005) | 106 min. | Comedia
Remake de Adivina quién viene esta noche, de Stanley Kramer. En aquella obra maestra de la comedia inteligente, Spencer Tracy y Katharine Hepburn interpretaban a unos padres liberales, que habían inculcado a su hija valores antirracistas, y que a pesar de todo se llevaban la sorpresa de su vida cuando ésta les anunciaba su compromiso con un modélico doctor de raza negra. Esta nueva versión le da la vuelta a la tortilla, pues la protagoniza una familia negra que debe aceptar que su hija tenga un novio blanco. Percy Jones es un padre de familia afroamericano, directivo de un banco. Ningún hombre le parece lo bastante bueno para su hija Theresa, a quien imagina emparejada con un tipo que aúne las virtudes de Denzel Washington, Colin Powell y Tiger Woods. Un día, su hija anuncia que llevará a casa a Simon Green, joven con el que al parecer va muy en serio. Acostumbrado a investigar a los clientes que le piden préstamos, Percy reúne datos sobre Simon, y descubre que se trata de un exitoso corredor de bolsa. Pero cuando aparece a la puerta de su casa, se da cuenta de una circunstancia con la que no había contado: se trata de un joven blanco. Procedente de la televisión, y especializado en comedias como En busca del sueño americano y Cómo Estela recuperó la marcha, el director Kevin Rodney Sullivan deja en segundo plano la crítica social del original, y opta por una línea desenfadada, sin más pretensiones que las de producir risas y hacer pasar un rato agradable a los espectadores. Su film sigue la senda de la reciente oleada de películas de padres de novias y novios, y se parece más a El padre de la novia, de Jay Roach, que al film que supuestamente versiona. Casi todos los gags están concebidos para el lucimiento de los cómicos Bernie Mac (Condenados a fugarse) y Ashton Kutcher ( El amor es lo que tiene).
5/10
(1990) | 106 min. | Drama
Una activista pro derechos humanos es asesinado. ¿Qué hay detrás? Algo muy turbio, como van a descubrir la novia del asesinado y un honrado policía. Con el telón de fondo del terrorismo del IRA, el combativo Ken Loach cargó una vez más contra la política de Margaret Thatcher. En esta ocasión, su dedo acusatorio hablaba de terrorismo de estado. El film presenta una atmósfera inquietante, que contrasta muy efectivamente con el temperamento "tranquilo" de Frances McDormand y Brian Cox, que están sencillamente perfectos.
7/10
(1962) | 110 min. | Acción | Aventuras | Thriller
Primera entrega cinematográfica de la serie Bond, protagonista de las novelas de Ian Fleming, que ya habían alcanzado un gran éxito desde principios de los 60. James Bond viaja a Jamaica, para investigar la desaparición del agente John Strangways. Éste ha sido asesinado por los hombres del Dr. No, un científico que vive en una fortaleza en la isla de Crab Key. Bond viaja a la isla en compañía de Quarrel, un agente de la CIA. Allí, Bond se encuentra con Honey Rider, una atractiva mujer. Los hombres del Dr. No asesinan a Quarrel, y llevan a Bond y a Honey Rider a la base secreta de su jefe, que informa a Bond de que es un agente de Spectra, peligrosa organización internacional. Los productores Cubby Broccoli y Harry Saltzman tardaron mucho tiempo en convencer a los estudios de que sacaran adelante el proyecto. Aunque les asignaron un presupuesto muy bajo, el film se convirtió en un gran éxito contra pronóstico. Aunque todavía no aparecen los sofisticados "gadgets" con los que Bond derrota a sus enemigos, ya estaban presentes los elementos más característicos de la serie: el plano de apertura, el tema musical de Monty Norman, un supervillano que trabaja para Spectra y tiene una base secreta y una chica Bond inolvidable: Ursula Andress.
6/10
(2004) | 109 min. | Thriller
Thriller a la francesa, protagonizada por el matrimonio en la vida real de los actores Vincent Cassel y Monica Bellucci. Sigue una operación del servicio secreto francés, en la que los agentes descubren la traición de sus propios jefes. El film tiene cierto interés, aunque su ritmo se acerca peligrosamente en algunos momentos a lo plúmbeo. Asegura el director que su modelo han sido las pelis de espías americanas de los 70, del estilo de Los tres días del cóndor y Marathon Man, pero se queda lejos de la altura de esos títulos.
4/10
(2009) | 120 min. | Histórico | Drama Tráiler
Siglo IV. Hipatia de Alejandría, hija de Teón –el director de la Biblioteca– dirige una escuela filosófica donde imparte clases de esta disciplina, de matemáticas y de astronomía. Mujer brillante y entregada a la ciencia, por la que ha renunciado a casarse, le toca vivir una época convulsa. El imperio romano da signos de decadencia, la religión pagana va a menos, y en cambio ha surgido un pujante cristianismo, que ya no sufre la persecución de antaño. En tal tesitura la escuela de Hipatia es un remanso de paz, allí tiene estudiantes cristianos y no cristianos, y a lo que se dedican es a cultivar el saber, y a formarse para ser parte de la elite en un futuro próximo. Pero a la filósofa le han salido dos admiradores. Su discípulo y amigo Orestes, y el esclavo Davo. Alejandro Amenábar concibe su historia –basada en hechos históricos, pero con elementos de ficción– en dos actos separados por la segunda destrucción de la Biblioteca de Alejandría; de modo que la segunda parte mostraría cómo los distintos personajes alcanzan la posición que va a sellar el trágico destino de Hipatia. En términos de concepción, Ágora es una obra muy ambiciosa que no acaba de funcionar. Siguiendo los pasos de su muy admirado Stanley Kubrick en Espartaco, el director quiere conjugar una gran historia de época, con una trama dramática de personajes e ideas. Y algo chirría en la alternancia entre esos magníficos planos generales de la ciudad en todo su esplendor, perspectivas planetarias y planos cenitales, con las cuitas de Hipatia y compañía. Otro problema que presenta el guión de Amenábar y Mateo Gil es la no-evolución del personaje de Hipatia, quien permanece sabia y sin crecer durante todo el metraje, impertérrita ante los avances amorosos, lo que se trata de subsanar con la subtrama de sus estudios astronómicos, bien resuelta visualmente, pero metida un poquito ‘con calzador’, incluido el personaje de un esclavo testigo de sus descubrimientos, que se limita a asentir al entusiasmo de su ama. El director, dentro de su opción de cine comercial con contenido, sigue su línea de cuestionamiento del cristianismo, iniciada en Los otros con suavidad, y continuada de modo más agresivo en Mar adentro. Aquí recupera las formas suaves, su forma de tratar la compleja situación del cristianismo del siglo IV en Alejandría podría describirse como “mano de hierro en guante de terciopelo”. De modo que se alude a lo que puede resultar de atractivo en la fe –Cristo y sus bienaventuranzas, la caridad con los necesitados, el perdón...–, pero poniendo el foco sobre todo en lo que puede degenerar en fanatismo violento y lucha por el poder. En tal sentido queda especialmente mal parado el santo Cirilo de Alejandría. Pero también son cuestionables Orestes, con su cristianismo pragmático algo cínico, y el obispo Sinesio, que invita a Hipatia a bautizarse porque ella ya en el fondo es cristiana, aunque no crea. Por contraste, la inmaculada ciencia parece la solución a todos los problemas, la única capaz de dar acceso a la verdad. En tal sentido, se obvian las manipulaciones que pueden hacerse en nombre de ella. Es de aplaudir el esfuerzo de producción, la realización de una película de gran presupuesto y digna, algo no tan frecuente en el cine español. El propósito del diseño de producción, independientemente de alguna fantasía en el vestuario, es acentuar el realismo, también con la paleta de colores, que recuerda, y mucho, a la de La Pasión de Cristo. Incluso ese exceso de planos cenitales y miradas desde el espacio exterior parecen remitir al famoso plano de la lágrima-gota de lluvia cuando muere Jesús en la cruz, aunque con una idea completamente diferente, la de subrayar la insignificancia del ser humano frente al conjunto del universo. Toma una postura valiente Amenábar cuando apuesta por retratar a un personaje, Hipatia, que ha decidido vivir virgen por un gran ideal, su dedicación a la ciencia. En una sociedad hipersexualizada, donde tantos parecen vivir por y para el sexo, mostrar tal opción y no ridiculizarla tiene su mérito. Sobre el reparto, decir que hay un acierto en los actores, empezando por Rachel Weisz, pero que el film no se presta para su lucimiento, porque sobran ideas y faltan emociones. El que más difícil lo tiene es Max Minghella, pues su Davo evoluciona de un modo poco claro, aunque esa falta de nitidez se justifique por la confluencia de múltiples sentimientos contrapuestos.
5/10
(2011) | 122 min. | Romántico | Drama Tráiler
El joven Jacob, estudiante de veterinaria en los años de la Gran Depresión en EE.UU., abandona su carrera tras la trágica muerte de sus padres. Deprimido y sin amigos, la providencia quiere que se suba por la noche en un tren en marcha, que resulta ser un circo que recorre el país ofreciendo sus funciones. Dirige con mano férrea la empresa con más de un centenar de personas August, un tipo alcohólico de carácter mercurial, tiránico con sus empleados y con su esposa Marlena. August acepta que Jacob se sume a la gran familia circense, aunque no puede prever que se va a enamorar de su mujer. Adaptación de la novela superventas de Sara Gruen, sigue la estela romanticona y melodramática de autores como Nicholas Spark. Básicamente la película está planteada como un largo flash-back en que el anciano Jacob recuerda su aventura en el espectáculo más grande del mundo; y el eje primordial de tales recuerdos es el triángulo amoroso que componen Marlena, Jacob y August, aunque no falten momentos que pintan la camaradería y las diferencias entre la gente del circo, la crueldad del líder, o las acrobacias de la elefanta Rossie, que podría salvar una empresa que está en declive. Aunque a veces se diría que el modelo que inspira a Richard LaGravenese (guionista, entre cuyos trabajos se encuentra el de otro amor adúltero, Los puentes de Madison) y Francis Lawrence (director, que cambia de registro después de Soy leyenda) es Titanic, el resultado dista bastante del film de referencia. No logran ambos disimular un poco el carácter folletinesco de la trama, y el clímax de la última función no consigue el objetivo de ser memorable. Se agradece el esfuerzo de Robert Pattinson por acometer un papel dramático que demuestre que es capaz de algo más que Crepúsculo, pero le pesa la responsabilidad de llevar el peso de la historia. Y resulta demasiado obvio que Christoph Walz ha sido escogido para encarna a August por su anterior trabajo en Malditos bastardos, el actor corre el riesgo de quedar encasillado, al menos en el paisaje hollywoodiense. La más entonada es sin duda Reese Witherspoon, que no sólo se ha preparado para trabajar con el elefante, sino que imprime credibilidad a un personaje cercano al estereotipo.
5/10
(1941) | 88 min. | Drama
Primera película de la etapa americana del francés Jean Renoir. Un tipo injustamente acusado de asesinato, se oculta en un pantano durante años. A partir de la novela de Vereen Bell, adaptada por Dudley Nichols, Renoir ofrece un estudio de caracteres, enmarcado en el extraordinario marco pantanoso del Sur profundo. El cineasta, que apenas hablaba inglés, convenció a Darryl Zanuck para rodar en localizaciones, algo inusual en la época. Protagoniza el entonces desconocido Dana Andrews.
8/10
(2015) | 90 min. | Romántico | Comedia Tráiler
Los españoles Eva y Alex se conocieron en Inglaterra en 2005 en un curso de inglés, y por fin se disponen a casarse y darse el "sí, quiero", en compañía de familia y amigos, en el entorno rural donde aprendieron la lengua de Shakespeare. La novia, sus mejores amigas y su futura suegra se han adelantado a hacer los preparativos pertinentes, mientras que él, los dos padres, y el resto de invitados se van a sumar a la fiesta un poco más tarde. Con tan mala fortuna que una huelga de controladores aéreos les obliga a hacer un cambio de planes para viajar, y la boda se retrasa un día. Entretanto, Eva y compañía salen de marcha una noche, y entre copa y copa algo pasa que van a lamentar. Comedia de enredo, más o menos elegante y "blanca" para los tiempos que corren, que trata de reeditar con su tono amable el éxito de Ocho apellidos vascos, repitiendo Dani Rovira en papel protagonista, y sumándose también como secundaria de lujo Clara Lago, el protagonismo de la novia es para María Valverde. No inventa la pólvora, pues recurre a fórmulas ya probadas, pero María Ripoll maneja bien el previsible guión de Francisco Roncal y Jorge Lara, y la simpatía de los actores más las bromas en torno a costumbres de distintos países, resacones de distinto jaez, y el choque generacional o con la futura familia política hace el resto. La película, ligerita e intrascendente, con la idea de que el amor lo puede todo, y que la amistad y la familia son algo fetén, se ve con una sonrisa, sobre todo si te pilla en un buen día.
5/10
(2015) | 95 min. | Ciencia ficción | Thriller
Dos hombres se despiertan dentro de unas especie de fundas de plástico dentro de una habitación cerrada llena de máquinas y ordenadores, situada en un enorme complejo subterráneo. Durante el breve tiempo que tienen oxígeno deberán velar por que otros durmientes no sufran ninguna alteración, y luego volverán a sus fundas. Son en realidad los últimos hombres y mujeres de la humanidad, desaparecida tras un cataclismo nuclear. Fallida película de ciencia ficción, con planteamiento interesante, con su punto de inquietud, pero que cojea ostensiblemente en su desarrollo, demasiado lineal y simplista. Aunque se quiere sembrar cierta intriga, ésta no acaba de prosperar demasiado. Tampoco ayuda la escasez de personajes –prácticamente sólo dos tipos parlamentando–, con unos ambiguos Norman Reedus y Djimon Hounsou.
4/10
(2000) | 93 min. | Comedia
Elliot es un informático tímido y despistado, incapaz de decir siquiera ‘hola’ a la chica que le gusta. Pero un día se le presenta el diablo bajo el bello aspecto de Elizabeth Hurley. Y le ofrece un pacto: su alma a cambio de siete deseos, con los que podrá conquistar a su amada, ser rico y lo que haga falta. Pero Elliot descubrirá que esos deseos tan aparentones que tiene quizá no le den la felicidad. El director Harold Ramis es muy aficionado a las fabulillas con moraleja. Piénsese en Atrapado en el tiempo y Mis dobles, mi mujer y yo, pelis en que el protagonista recibe un don con el que puede hacer lo que la da la gana, para finalmente descubrir que lo único que realmente le hace feliz es... hacer felices a los demás. Aquí el esquema, remake de un film de Stanley Donen, es parecido aunque menos resultón. Eso sí, cuenta con un actor muy dotado para la comedia, Brendan Fraser (La momia, Buscando a Eva), y con la explosiva Hurley.
3/10
(1983) | 98 min. | Acción | Thriller
El policía Leo Kessler lleva mucho tiempo poniendo los ojos encima del criminal Warren Stacey, que asesina a todas las mujeres que acaban rechazándole. Tras haber cumplido condena en prisión, el tipo es liberado pero Kessler pretenderá volverle a encerrar. Hasta que dé con él, Stacey anda suelto y es peligroso. Película basada levemente en hechos reales, con un implacable Charles Bronson (Doce del patíbulo, Yo soy la justicia) como protagonista y un sangriento Gene Davis. Buenas dosis de violencia y suspense a lo largo de toda la cinta.
4/10
(1958) | 151 min. | Musical
Joshua Logan adapta un musical de Hammerstein, con canciones tan inolvidables como ‘Bloody Mary’. La película relata la vida cotidiana de los soldados estadounidenses de una isla del Pacífico, durante la II Guerra Mundial.
6/10
(1960) | 117 min. | Aventuras | Western
Reconstrucción de la vida a principios de siglo en las inaccesibles tierras de Alaska. Allí se dan cita aventureros, timadores, buscadores de oro, chicas de salón y fugitivos. Los representantes de la justicia tienen graves problemas para imponer la ley y el orden, por lo que se impone la ley del más fuerte. En este ambiente se desarrollan las aventuras de dos intrépidos hombres que se han trasladado hasta este lugar en busca de un giro del destino que les permita estabilizar sus hasta el momento trágicas vidas. El mítico actor John Wayne se mantuvo durante décadas como uno de los favoritos del público debido a papeles como éste, en filmes sin grandes pretensiones pero que conseguían mantener al espectador sin despegar el ojo de la pantalla. En esta ocasión da vida a Sam, un aventurero que, en principio, busca el provecho propio pero que, poco a poco, va mostrando su lado humano y su fuerte determinación a que los forajidos no impongan su ley en las tierras salvajes de Alaska. Junto al indiscutible rey de las películas de acción y aventuras hasta ese momento, un actor en alza, como es Stewart Granger, ilustre protagonista de clásicos del género como Las minas del rey Salomón o El prisionero de Zenda. Ambos actores desprenden auténtica química en sus secuencias conjuntas, lo que probablemente es muy difícil de conseguir. Por otro lado, la dirección corre a cargo de un especialista en el género, Henry Hathaway, autor de filmes como El beso de la muerte o Siete ladrones.
7/10
(2005) | 147 min. | Aventuras
Adaptación de las aventuras del célebre personaje creado por el escritor Arturo Pérez-Reverte. Se ha realizado un enorme esfuerzo de producción para recrear aquella época en que España era un imperio que empezaba a mostrar sus primeros signos de decadencia. La ambientación es perfecta, se pintan bien las circunstancias políticas, aunque quizá llama la atención la presencia folclórica de algún elemento –Velázquez, por ejemplo–, o la escasa presencia de la religión católica –la religión es algo más que la Inquisición–. No obstante, el solo hecho de abordar una ambiciosa película de aventuras y época, merece un aplauso a Antonio Cardenal y sus socios por su arriesgada apuesta, poco frecuente en España. Dicho esto, hay que decir que el film no acaba de funcionar. Agustín Díaz Yanes ha tomado la decisión de usar elementos de todas las novelas de Pérez-Reverte, con la intención de abarcar la vida completa del capitán Diego Alatriste. Esto da al film un carácter episódico, como de ir avanzando a salto de mata, de escenario en escenario, introduciendo muchos personajes, demasiados. ¿Realmente es necesario sacar medio minuto a Pilar Bardem caracterizada de monja? Quizá habría sido más inteligente seguir la opción de Peter Weir en Master and Commander. Al otro lado del mundo al abordar la saga del capitán Jack Aubrey, creación de Patrick O´Brian; o sea, centrarse en una novela, y tomar si acaso elementos puntuales de otras; pues al film de Díaz Yanes le falta una meta, un lugar al que llegar y que el espectador aguarde con impaciencia. En su modestia, funciona mejor El maestro de esgrima que este film. Destaca el esfuerzo de Viggo Mortensen, Aragorn en El Señor de los Anillos, por hablar un castellano adecuado a su personaje; y sabe darle un aire sombrío, aunque el guión no explique qué le mueve, a no ser que sea el simple afán de aventuras, la camaradería, el ir tirando con su amante actriz, o esa suerte de `hijo´ que es Íñigo de Balboa. El reparto de secundarios está muy bien pensado, aunque destacan Javier Cámara (el primer encuentro del conde duque de Olivares con Alatriste es magnífico, tal vez lo mejor del film), Juan Echanove (que da vida a un desengañado Quevedo), Antonio Dechent y Eduard Fernández (compinches de Alatriste); las féminas tienen menos cancha, se mire como se mire (estamos en un mundo de hombres, y el papel de Elena Anaya no se acaba de entender) e incluso Blanca Portillo, increíble la capacidad camaleónica de esta mujer, tiene una presencia menor, como… Fray Emilio Bocanegra, un hombre evidentemente. Las escenas de acción y de muchedumbres están conseguidas, y destaca la de apertura, de asalto a un puesto moviéndose por el agua, entre la niebla de una noche de luna de atmósfera azulada, que recuerda, y mucho, a la escena del huerto de los olivos en La Pasión de Cristo.
4/10
(1998) | 105 min. | Comedia
Ted se enamoró de Mary en el instituto. Un singular percance le alejó de ella, pero nunca la ha olvidado. Hasta el punto de que 13 años después contrata a un detective privado para encontrarla. El problema es que el detective también se enamora. Como casi todo el mundo que se topa con chica tan mona y dulce. Los hermanos Farrelly debutaron con Dos tontos muy tontos, una comedia con cierta gracia, y algo de sal gruesa. La crítica se cebó con ella. Ahora llega Algo pasa con Mary, de enfoque parecido, y se califica de audaz comedia. ¿Quién tiene razón? Pues todos y ninguno. La historia es divertida, en su estilo paródico del romanticismo. Cameron Díaz da chispa al film como chica ingenua un poco a lo Marilyn Monroe. Las canciones están bien seleccionadas y los gags del perrito son desternillantes. Pero es cierto que el tono de algunos de los chistes... Sin duda que el del fijador para el pelo ya ha hecho historia.
6/10
(2008) | 102 min. | Romántico | Comedia Tráiler
Joy y Jack no pueden ser más diferentes. La primera es "broker" en una empresa, ordenada y eficiente, siempre planificándolo todo... Lo que conduce a que su novio le dé calabazas. Por contra Jack es un joven caótico, que ignora el significado de la palabra compromiso en el amor, y que en la empresa de carpintería de su padre no es capaz de hacer un mueble en condiciones; hasta el punto de que su progenitor le pone de patitas en la calle. Ambos viven en Nueva York, y no se conocen de nada... Pero tras confiar sus cuitas a su mejor amiga y a su mejor amigo respectivamente, se marchan a Las Vegas de juerga, una forma como otra cualquiera de olvidar las penas. Allí se conocen, mucha risa, jijijí, jajajá, alcohol y... se casan. Sí, se casan. A la mañana siguiente, casi ni se acuerdan de las circunstancias: los dos piensan que el enlace ha sido un disparate y piensan en divorciarse. Pero el juez que les toca considera que el matrimonio es algo muy serio, y les pone un período de seis meses para ver si pueden superar sus diferencias. Además, hay otro detallito... la "feliz" pareja ganó 3 millones de dólares en el juego, un botín de reparto no claro si se separan. Comedia romántica que sigue los cánones del género sin despeinarse, o sea, sin riesgo alguno. Las bromas se basan en la diferencia de caracteres de los dos protagonistas, los bien escogidos Cameron Díaz y Ashton Kutcher. Así tenemos abundante guerra de sexos, planes para hacer la vida imposible al otro, los consejos de los amigos, la entrada en escena de los padres de él, alguna que otra broma zafieta... La cosa podía ser más o menos resultona, pero el desconocido Tom Vaughan ofrece una realización bastante plana y de ritmo absolutamente caótico (tan pronto se pone frenético en la noche de Las Vegas, como se ralentiza y acumula gags que pueden funcionar en solitario –y no todos–, pero que en conjunto agotan), lo que perjudica el resultado final. Falta unidad a los distintos tramos, poco parecen tener que ver las sesiones de la terapeuta con la competencia en el trabajo de Joy, por señalar dos escenarios muy distintos, de escenas que bien podían pertenecer a películas diferentes. Añoramos los clásicos. Y por si no ha quedado claro, lo diremos otra vez: añoramos los clásicos.
4/10
(1986) | 113 min. | Comedia
Una chica “terremoto” revoluciona la rutinaria vida de un hombre de negocios. Este film puso en el candelero a Jonathan Demme (el de El silencio de los corderos) y a la posteriormente señora Banderas, Melanie. El director demostró su talento para la comedia con este homenaje a La fiera de mi niña. Acompañan a Melanie Griffith, Jeff Daniels y Ray Liotta.
3/10

Últimos tráilers y vídeos