IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Ciencia ficción

(2018) | 0 min. | Ciencia ficción
(2009) | 91 min. | Ciencia ficción
Extraño ejercicio de ciencia ficción, que parte del relato “La vida en un minuto humano”, del conocido autor polaco Stanislaw Lem. La trama arranca en una conocida librería de viejo, cuyos fondos desaparecen para ser reemplazados por miles de ejemplares de un libro titulado “1”. Allí se contiende, convenientemente codificada, la descripción completa de todo que hace la humanidad entera en el transcurso de un minuto. La policía, desconcertada, detiene al dueño y una empleada de la librería, más un gurú ligado al Vaticano que había acudido allí. Debut en el largometraje del realizador húngaro Pater Sparrow. Aunque de arranque intrigante y sugerente atmósfera, la suya es una obra un tanto soporífera y críptica, en la que destaca la ambientación, con un dibujo de la policía en clave "1984". Hay un desparrame de imágenes con poco sentido, donde no falta lo desagradable o lo pornográfico, que quiere abarcar las claves del famoso minuto. Y una voz en off filosofa sin demasiada coherencia sobre una humanidad desnortada.
4/10
(2012) | 90 min. | Acción | Ciencia ficción
El día de Nochebuena el cielo se oscurece con una extraña estrella negra. Empiezan entonces a sucederse raras catástrofes naturales que destrozan ciudades enteras. Podría ser que el juicio final narrado en el Apocalipsis se esté acercando al mundo. Discreto producto de serie B dirigido por el especialista Steven R. Monroe (Tormenta del pasado). Algunos momentos pueden estar logrados, pero el resultado general es bastante limitado, los efectos especiales pobres y el guión deja mucho que desear.
3/10
(2015) Serie TV | 520 min. | Ciencia ficción
Entretenida serie de ciencia ficción que expande las ideas desarrolladas por el matrimonio de guionistas compuesto por David Webb Peoples y Janet Peoples, plasmadas en una película por Terry Gilliam, y que a su vez partían de un cortometraje francés de culto, La jetée. En un futuro en que la humanidad se ha visto diezmada por una devastadora plaga, James Cole es enviado al pasado por la científica Katarina Jones con la idea de dar los pasos convenientes que eviten quen un destino tan fatal se cumpla. Ello pasa por contactar con la doctora Cassandra Railly, experta en enfermedades infecciosas, y desentrañar una compleja madeja en torno a un virus letal, cultivado en un laboratorio, que tiene que ver con una siniestra organización conocida como los "12 Monos", un tipo delgado y canoso con una cicatriz, y una tal Jennifer, una joven recluida en un psiquiátrico, hija de un magnate muerto en extrañas circunstancias. Travis Fickett y Terry Matalas se han encargado de desarrollar la serie, con idas y venidas continuas al pasado y al futuro, con los riesgos consiguientes de provocar paradojas temporales de imposible resolución. La trama contiene abundante acción, a veces un poco agotadora, y un reparto donde está la veterana actora alemana Barbara Sukowa, junto a valores más jóvenes, como Aaron Stanford y Amanda Schull. A los que tengan mitificado a Gilliam, quizá la versión televisiva les sepa a poco, también en lo relativo a imaginería, pero es un producto digno y que se sigue con interés.
6/10
(1995) | 125 min. | Ciencia ficción
Año 2035. Una catátrofe enigmática ha eliminado casi a la raza humana del planeta. Los pocos supervivientes malviven en condiciones deplorables bajo tierra. La única posibilidad de salvación es hacer un viaje al pasado para erradicar el mal. Para ello, un voluntario, Cole (Bruce Willis), viajará a 1996. Allí conocerá a un joven desequilibrado (Brad Pitt) que le habla del "ejército de los 12 monos". Además una extraña visión atormenta continuamente a Cole. Conocerá también a la doctora Kathryn (Madeleine Stowe), experta en el estudio de la locura. Ella piensa que Cole es un paranoico, pero poco a poco comienza a creerle cuando se cumple todo lo que va profetizando. Espectacular inmersión en el futuro de la mano del singularísimo Terry Gilliam (El rey pescador, Brazil). La película tiene una imaginería poco común y un guión sobresaliente, todo ello con unas interpretaciones magníficas.
6/10
(1984) | 113 min. | Ciencia ficción | Drama
Adaptación algo plúmbea de la poco halagüeña novela de anticipación del británico George Orwell, acerca del peligro de los estados totalitarios, ‘grandes hermanos’, dispuestos a impedir la libertad de los ciudadanos. Se estrenó justamente en el año que el novelista inmortalizó con su obra. Michael Radford no logra dar con el tono para retratar la opresión del estado, y tampoco para describir el romance prohibido. Lo más destacable es el trabajo de John Hurt.
4/10
(1982) | 86 min. | Ciencia ficción
El Bronx ha quedado aislado del resto de la ciudad de Nueva York. El lugar está habitado por pandilleros peligrosos y la policía no se atreve a entrar. Un multimillonario envía a la zona a un mercenario para rescatar a su hija. Subproducto italiano que copia descaradamente el esquema de 1997: Rescate en Nueva York. Además de su falta absoluta de originalidad, acusa su preocupante falta de presupuesto, una fotografía desastrosa, y un reparto mediocre.
2/10
(1968) | 139 min. | Ciencia ficción
Los albores de la humanidad. Unos monos. Un extraño monolito. La violencia como primer acto inteligente. Y de aquí saltamos... ¡al año 2001! La imagen de un hueso arrojado al aire y dando vueltas, antecede a la elipsis más amplia abordada nunca en una pantalla de cine. Millones de años han transcurrido hasta la siguiente imagen que vemos, la de la nave espacial que conduce al doctor Floyd a la Luna. El científico debe afrontar una misión muy delicada, pues cierto descubrimiento podría demostrar que no estamos solos en el universo. Kubrick escribió el guión con el novelista de ciencia ficción Arthur C. Clarke, de quien había leído el relato 'The Sentinel', origen del film. La película era audaz, pues ofrecía una explicación del origen de la humanidad con varias lecturas: la evolución, la intervención de una inteligencia superior en los diversos pasos que atraviesa el hombre... Algunos decían que era soporífera, pero lo cierto es que el film, rico y sugerente, no dejó a nadie insensible. Kubrick arrastró riesgos considerables, como el de prescindir de una voz en off que hiciera el relato más digerible para el público poco dispuesto a esforzarse. Las imágenes y la estética del film marcaron de modo decisivo el cine de ciencia ficción. Cualquier película con naves espaciales, como Alien o La guerra de las galaxias, debía mirar necesariamente el film de Kubrick. Los compases de “El Danubio azul” o la impactante música de “Así habló Zaratustra” dejaban mella en el espectador. Como lo hacía HAL, aquella computadora de la serie 9000, que se defendía con uñas y dientes de los astronautas que pretendían desconectarla.
9/10
(1984) | 114 min. | Ciencia ficción
En el año 2010, la Tierra está viviendo un conflicto nuclear que puede acabar por destruirla. El misterio de la nave Discovery del año 2001 está aún por resolver, ya que sigue perdida por el espacio y la computadora HAL en su interior con importante información. Por ello, un equipo de científicos rusos y norteamericanos se lanzan al espacio dirección Jupiter, con el fin de encontrar respuestas relacionadas con el astronauta Bowman, autor de la última retransmisión de la que tienen constancia. Secuela del gran film de ciencia-ficción de Stanley Kubrick 2001: una odisea del espacio. Peter Hyams dirige, escribe y se encarga también de la fotografía, pero realiza un film lleno de tópicos donde inevitablemente se compara con la primera. La gran baza son los actores protagonistas, pues ahí están Roy Scheider, John Lithgow y Helen Mirren. De todas maneras, la cinta se deja ver, es entretenida y cuenta con el genial Richard Edlund que corre a cargo de los efectos especiales y que es responsable de Species, Alien 3 o El retorno del Jedi.
5/10
Esto se acaba. O sea, el mundo. Lo ha predicho un astrofísico indio en 2009, el sol se ha vuelto un poco loco, tormentas en el astro rey y tal, y los neutrinos han dado pie a nuevas partículas elementales, con reacciones que irán afectando de modo creciente al núcleo y a la corteza terrestres. Aunque en realidad ya los mayas, muy previsores, concibieron un calendario que termina en 2012. Total, que en tres años, y de modo supersecreto, las grandes potencias se ponen de acuerdo para construir unas naves gracias a las cuales se salvarán unas 400.000 personas. Menos da una piedra. La fecha fatídica del fin del mundo se acerca, y diversos personajes –una familia con dos hijos, los padres divorciados y un tercero en el hogar; un científico muy listo que tiene a su padre en un barco; el viudo presidente negro de los Estados Unidos y su hija; un ‘nuevo rico’ ruso con sus dos retoños y su amante; más algunos tibetanos que pasaban por ahí...– se enfrentan a la dura realidad, cada uno a su modo. El alemán Roland Emmerich es especialista en destrozos y demoliciones del cine de acción, como probó en Independence Day, Godzilla y El día de mañana. Aquí el desafío es un ‘más difícil todavía’, y probablemente sólo de este modo puede ser juzgada 2012, que argumentalmente apenas depara una mínima sorpresa, que no es cuestión de desvelar. Se trata de un film fiel a los cánones del cine catastrofista, concebido como una atracción ferial, donde se trata de disfrutar con carreteras ‘arrugándose’, puentes estrujados, edificios hechos mil añicos, grietas y erupciones, autos volando, barcos volcados, etc, etc. Y en efecto, se alcanzan cotas de gran perfección en los efectos especiales, de modo particular en el destrozo de edificios emblemáticos. Sobre esto sólo cabe criticar el desmesurado metraje de la cinta, la cosa se podía haber despachado en menos de dos horas. Y como el presupuesto se va en los mentados efectos, a la hora de hacer el reparto se ha optado por actores carismáticos, pero no estrellas de sueldos prohibitivos. Algún despistado podría esperar que el film invitara a alguna reflexión sobre qué debería hacer uno si supiera que el tiempo se le acaba. Pero eso sería pedir peras al olmo, no se va más allá de señalar que hay que amar al prójimo, y sacrificarse por él. La religión en este contexto es un mero elemento ornamental, creer que obedece a alguna razón que los únicos iconos religiosos cuya destrucción se contempla son el Cristo de Río de Janeiro, San Pedro y la Capilla Sixtina, mientras un sabio lama parece poco menos que el culmen de la sabiduría, sería conceder al film una elaboración intelectual de la que carece por completo. En tal sentido tal vez sería más exacto decir que Emmerich director juega a ser Dios, decidiendo quién vive y quién muere en el film. Y se lo pasa divinamente.
4/10
(2009) | 87 min. | Acción | Ciencia ficción
La radiación de la reciente explosión de una supernova podría alcanzar la Tierra y aniquilar la vida en el planeta. El científico Kelvin luchará contrarreloj para intentar posicionar un escudo protector entre la detonación y la Tierra. Por si fuera poco tendrá hacerlo con la oposición de un fanático saboteador que buscará impedir que se coloque el sistema de defensa, alegando que la destrucción de la raza humana es la voluntad de Dios. Película de ciencia ficción que intenta proporcionar una temática diferente al ya tan frecuente tópico de la destrucción del planeta por un evento espacial. Como era de esperar, no lo logra y el resultado es calamitoso en cuanto a efectos especiales y vacío en su historia. Participa Heather McComb (Mujer contra mujer).
1/10
(1996) | 97 min. | Ciencia ficción | Acción
En el año 2013, un terremoto de gran magnitud ha separado Los Angeles del resto del continente americano, convirtiendo la ciudad en una isla. Un aguerrido hombre al que le distingue un parche en su ojo izquierdo, apodado Serpiente (Kurt Russell) debe encontrar entre las ruinas del desastre a un peligroso delincuente, que se ampara en el caos con una sofisticada arma capaz de destruir el planeta entero. Pero no le va a resultar nada fácil sortear los peligros que le irán saliendo al paso. Una original y sorprendente película en la que la ciencia-ficción es utilizada con un cierto tono crítico. Se trata de la continuación de las aventuras de Serpiente en 1997: Rescate en Nueva York. Algunos actores secundarios, como Steve Buscemi, Georges Corraface o Pam Grier, están excelentes en sus interpretaciones. Una poderosa mezcla de acción y espectacularidad. Algunas escenas, como la cacería por el Coliseum o la de la persecución por el parque temático de Happy Kingdom, son realmente electrizantes. Imprescindible para los amantes del género.
5/10
(2019) | 0 min. | Ciencia ficción
(2008) | 142 min. | Ciencia ficción | Cómic
En vísperas del tercer milenio, el mundo se ha convertido en un lugar bastante inhóspito. Abundan los atentados y los virus letales, y una secta de alcance global liderada por un tal Amigo cuenta con muchos adeptos que han perdido su personalidad. En este contexto Kenji, un guitarrista de rock fracasado, se reúne con sus antiguos amigos de la infancia en una reunión de su antiguo colegio. Y empiezan a caer en la cuenta de que muchos de los sucesos apocalípticos que se vienen sucediendo fueron anticipados por el Libro de las Revelaciones que formaba parte de sus juegos infantiles. Como allí se hablaba de ellos mismos como los 20th Century Boys, asumirán su responsabilidad de elegidos para salvar al mundo.Primera entrega de la ambiciosa trilogía que adapta el manga de Naoki Urasawa, creado en 1999 y desarrollado a lo largo de casi diez años. Se trata de una entretenida saga apocalíptica con muchos elementos de interés, como las nostalgia de la vida de infancia, y la importancia de descubrir y desempeñar el papel que a cada uno toca en el mundo. El director nipón Yukihiko Tsutsumi se ha empeñado en ser muy fiel al cómic de su compatriota Urusawa, y de hecho afirma haberlo tenido como referencia a modo de storyboard. El film está muy cuidado en su aspecto visual, con una estética expresionista donde abundan los grandes angulares, picados y contrapicados. No faltan los momentos solemnes, que dan un aire épico muy singular a las vicisitudes de los personajes, empeñados en su misión heroica.
6/10
(2009) | 139 min. | Cómic | Ciencia ficción
Segunda entrega de la adaptación del manga de Naoki Urusawa. Después de los terribles hechos de la Nochevieja sangrienta, en la entrada del tercer milenio, los Century Boys que lideraba Kenji parecen ser historia. Amigo se ha hecho dueño y señor de Japón, y es respetado por las autoridades del mundo mundial, desde el presidente de Estados Unidos al secretario general de la Onu, pasando por el Papa. En esta tesitura Kanna, la sobrina de Kenji, trabaja de camarera, pero podría tener que jugar un papel cara a salvar al mundo, al que los virus letales y la destrucción completa siguen amenazando en vísperas de la inauguración de la Expo de 2015. La trama futurista de Urusawa se complica, con la entrada en escena del nuevo libro de profecías, y las dudas sobre la identidad de Amigo. Lo más llamativo son las nuevas referencias apocalípticas que parecen apuntar al Anticristo, con muerte y resurrección de determinado personaje mostrado todo ello de modo solemne e inquietante. Continúa la acción trepidante, el buen acabado visual, y cierta violencia gore, aunque bastante estilizada, sobre en torno al personaje de un travesti. Llama la atención la presencia de la bonita canción “Bob Lennon”, que tendría una presencia decisiva en la siguiente entrega de la saga.
6/10
(2009) | 156 min. | Ciencia ficción | Cómic
Conclusión de la trilogía que adapta el manga de Naoki Urusawa. En el año 2017, la “milagrosa” resurrección de Amigo, y un virus que mató a la tercera parte de la población mundial, han afectado de modo definitivo a todo el planeta. Por si fuera poco, Amigo anuncia nuevas catástrofes para el próximo 20 de agosto, lo que tiene desanimada a la resistencia subterránea al tirano. Una Kanna desesperada llama a la resistencia armada, pero podría haber una forma más pacífica de salvar al mundo... si el supuestamente muerto Kenji todavía viviera y aunara a todos los hombres con su guitarra y una canción. Yukihiko Tsutsumi sabe terminar la saga con escenas espectaculares que implican a un gran robot y a unos platillos volantes, además de los efectos de un virus letal. Pero en esta ocasión lo más interesante es la necesidad de redimirse que tienen todos los personajes, y que podría acabar afectando incluso al villano amigo. De nuevo, como sobre todo en el primer film, se insiste en dibujar la infancia de los personajes, y cómo la crueldad de un niño puede marcar a otro de modo inesperadamente terrible. Además, hay una curiosa reflexión sobre por qué el siglo XX fue tan terrible, y cómo sus efectos de desprecio de la dignidad humana todavía perduran.
6/10
(2016) Serie TV | 0 min. | Ciencia ficción | Thriller
El prolífico J.J. Abrams, creador de Perdidos, avala esta adaptación en formato de miniserie de la novela homónima de Stephen King, una de las mejor consideradas de su última etapa. Jake Epping, profesor de secundaria de Lisbon, pequeña localidad de Maine, se lleva la sorpresa de su vida cuando Al Templeton, propietario de un restaurante, le muestra que si entra en la despensa se ve trasladado como por arte de magia a principios de los años 60. Templeton convencerá al anonadado docente para usar esta circunstancia y evitar el traumático asesinato de John F. Kennedy, por lo que se lanza a investigar a Lee Oswald, autor del magnicidio. De estética impecable, está rodada por buenos profesionales, pues por ejemplo el episodio piloto está dirigido por Kevin Macdonald, responsable de El último rey de Escocia. Además, cuenta con buenos trabajos del expresivo James Franco, y el veterano Chris Cooper, como su mentor. Esta producción de ocho capítulos engancha por la trama de investigación, que se apunta a las típicas teorías conspiranoicas sobre la verdad en torno a lo acontecido, pero también porque los personajes están bien construidos. Aunque quizás su principal baza resida en la nostalgia, con una reconstrucción idealizada pero atractiva de la época. La banda sonora explota grandes éxitos de la época.
6/10
(2002) | 113 min. | Ciencia ficción | Terror
Un grupo de ecologistas británicos asalta un laboratorio donde se hacen experimentos con monos. ¡Craso error! Su intención era buena, liberar a los animalitos, pero no podían sospechar que se estaba experimentando con ellos un virus letal, que estimula la rabia hasta extremos insospechados. 28 días después, un tipo en coma despierta en la UCI de un hospital. No hay nadie allí, ni en las calles; el espectáculo de Londres desierto es sobrecogedor. Pronto sabrá que quedan pocos supervivientes, y que los infectados por el virus se han convertido en una especie de zombies, siempre sedientos de sangre. Aunque el trío Danny Boyle, Andrew Macdonald y Alex Garland sigue fiel a su esquema de “grupo de personas sometido a una situación límite” que ya empleó en La playa, aquí se bebe también de clásicos varios del cine fantástico, los más evidentes La noche de los muertos vivientes y El último hombre… vivo. Boyle se revela, al igual que en Trainspotting, como un director de gran sentido visual (la gota de sangre que cae por culpa de un cuervo, la esperanza en el cielo entre las ramas de un árbol, las vallas publicitarias de caras sonrientes en las calles desiertes…), y también como creador de atmósferas desasosegantes. Aquí, recurriendo al vídeo digital, que le permite una gran versatilidad, nos pone a los espectadores con el corazón en un puño.
6/10
(2011) | 82 min. | Ciencia ficción | Drama
Abel Ferrara plantea una situación ya de entrada poco creíble: que sabemos la hora exacta en que va a acabar el mundo, el calentamiento del planeta es una realidad que ha permitido a los científicos dictaminar el momento justo en que todo se va a ir al traste. Pero bueno, aceptemos la premisa, y digamos que lo que hace Cisco (Willem Dafoe) en ese tiempo tiene bastante poco interés. Vamos, que si el mundo se hubiera terminado un día antes, tampoco habría pasado nada. Pues le vemos viendo la tele –allí se nos da noticia de la ultima bendición del Papa en Roma, oraciones en la Meca, las "profecías" medioambientalistas de Al Gore, lo que piensa el Dalai Lama...–, haciendo el amor con su compañera, que se dedica a pintar antes de morir, tomando comida china y concediendo grandes propinas, hablando por teléfono a través de Skipe y teniendo una bronca monumental con su novia al contactar con su hija y su esposa. Se nos antoja hueco y vacío lo que nos cuenta Ferrara, a no ser que ese sea el diagnóstico, que tampoco importa tanto que el mundo se acabe, que no cabe hablar de sentido de la vida, sino de sinsentido. Como ejercicio de estilo puede tener interés algún pasaje –el intercambio figurado con el Dalai Lama, el desenlace...–, pero no basta.
4/10
(2012) Serie TV | 585 min. | Ciencia ficción | Terror | Drama
Jane Van Veen y Henry Martin, joven matrimonio, se trasladan a Nueva York para cambiar de vida. Consiguen que Gavin Doran, propietario del edificio de apartamentos de lujo situado en el 999 de Park Avenue, les contrate para gestionar el inmueble. Jane y Henry se van a vivir a este lugar donde tendrán como compañeros vecinos a variopintos residentes como Brian, escritor frustrado casado con la fotógrafa Louise, o Nona, joven inquilina que predice el futuro. Por su parte, Doran –que tiene como esposa a Olivia, una sofisticada mujer–, parece tener la capacidad de conseguir que los inquilinos cumplan sus deseos más ambiciosos. Además, en el lugar ocurren diversos fenómenos extraños. Tras el fracaso de la mediocre serie de terror The River, la cadena estadounidense ABC la ha sustituido por otra producción del mismo género, basada en una saga de libros de Gabriella Pierce. Encabezan el reparto Terry O'Quinn, que se hizo popular como el críptico Locke, en Perdidos, y Vanessa Williams, la primera Miss America negra, popular cantante y actriz, que recientemente obtuvo un gran éxito por su participación en la serie Mujeres desesperadas. Por un lado, su planteamiento –cónyuges que se van a vivir a una construcción maldita– resulta un tanto tópico, y arranca con poca fuerza. Pero conforme se desarrollan los episodios algunas subtramas en torno a la ambición humana captan más o menos el interés. Además, se agradece que al ser una serie de la televisión en abierto, sus responsables se preocupen por mantener cierta elegancia, alejándose de los excesos truculentos y sexuales de otros productos de terror como American Horror Story, de la cadena por cable FX.
4/10

Últimos tráilers y vídeos