IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Aventuras

(1965) | 103 min. | Aventuras
Cine de aventuras que, como su título indica, tiene su argumento centrado en el Caribe. Allí, un marinero es contratado por un hombre de negocios para que le asesore en la compra de un yate. Sin embargo, la sorpresa para el marino será mayúscula cuando el yate desaparece y él es el principal sospechoso de haberlo robado. Ello le llevará a investigar el paradero de la embarcación. El resultado es un thriller de acción con buenos momentos de persecución en alta mar y un adecuado Lino Ventura como falso culpable. Dirigida por Claude Sautet, la crítica alabó el tratamiento dado al personaje del malvado de turno (encarnado por Leo Gordon), que se mostraba ciertamente ambiguo.
5/10
(2012) Serie TV | 966 min. | Acción | Aventuras
Durante cinco largos años Oliver Queen, un joven malcriado y rebelde que vive rodeado de lujos, sobrevivió en una remota e inhóspita isla después de que su barco naufragara en algún lugar del Pacífico. Sin embargo, Oliver es rescatado y llevado de vuelta a su ciudad natal, Starling City, pero él ha cambiado y ya no es el mismo joven que se perdió. Ahora es un hombre completamente diferente y debido a una promesa que le hizo a su padre antes de morir, tendrá que salvar su ciudad de aquellos que la ensucian con crímenes, corrupción, amenazas, secuestros y demás delitos que se presentan a diario. Oliver decide ser un instrumento para implantar justicia y erradicar el crimen, pero para hacerlo y proteger a su familia tiene que convertirse en alguien más, en algo más. Serie de la cadena estadounidense The CW que está basada en el personaje ficticio de Flecha Verder, creado en 1941 por DC Comics. Está protagonizada por un eficaz Stephen Amell como Arrow, justiciero que vigila la ciudad arco en mano. Aunque no cuenta con un gran presupuesto, está rodada con agilidad y los personjes generan interés.
6/10
(2013) Serie TV | 966 min. | Acción | Aventuras | Fantástico
Tras el terremoto que sacudió la ciudad y terminó con la vida de Tommy, Oliver decide recluirse en la isla de Lian Yu, de la cual fue rescatado anteriormente. Diggle y Felicity buscan hacerle entrar en razón y convencerle para que regrese a Starling City. Oliver acepta pero con una condición: no volverá a matar para así honrar la memoria de su mejor amigo. Por su parte, Troy sigue realizando sus propias acciones de vigilante y una mujer del pasado de Oliver volverá a la ciudad haciendo que nazcan nuevos sentimientos en Arrow. Moira Queen está siendo enjuiciada por su participación en el atentado que protagonizó Malcom Merlyn y que causó con la devastación de una gran parte del pequeño y marginado barrio de Glades. Sin embargo, cuando las cosas parecen estar bien para el equipo Arrow, Slade Wilson reaparecerá con un solo objetivo: destruir por completo la vida de Oliver Queen. Segunda temporada de la exitosa serie Arrow. En esta ocasión veremos al protagonista enfrentarse a nuevos villanos, cada uno con una personalidad y características diferentes. Esto hace que el interés general no decaiga. De igual forma, Oliver (Stephen Amell) contará con la ayuda de dos nuevos compañeros contra el crimen, Roy Harper (Colton Haynes) y el canario (Caity Lotz).
6/10
(2014) Serie TV | 966 min. | Acción | Aventuras | Ciencia ficción | Drama
Una tragedia ocurre y un miembro del equipo Arrow es asesinando por un arquero misterioso; Ra's al Ghul busca venganza del asesino de Sara y le da a Oliver un ultimátum: o buscan al causante de su muerte o empezará una matanza por toda Starling City. Por su parte, Oliver se encuentra preocupado por el paradero de Thea y cuando la localiza en Corto Maltese decide ir junto a Roy y Diggle para traerla de vuelta a casa. Un misterioso millonario excéntrico llamado Roy Palmer se convierte en dueño y presidente de industrias Queen y comienza a entablar una relación muy afectiva y cercana con su nueva asistente Felicity, pero pronto ella descubre que Roy, al igual que Oliver, busca salvar la ciudad, solo que Palmer busca hacerlo de modo más tecnológico. Tercera temporada de la entretenida Arrow, centrada esta vez en la pelea contra la liga de los asesinos encabezada por la “cabeza del demonio” Ra's al Ghul, interpretado por Matt Nable.
6/10
(2015) Serie TV | 966 min. | Acción | Aventuras | Ciencia ficción | Drama
Oliver se ha retirado y ahora vive con la mujer que ama. Mientras tanto, el equipo de Arrow se está viendo enfrentado a un nuevo grupo de enemigos llamados los fantasmas, pero no pasará mucho tiempo antes de que la ciudad necesite de nuevo a Arrow para combatir a un nuevo y poderoso villano. Entretenida cuarta temporada de Arrow, serie que se caracteriza por sus impactantes escenas de acción y por hacer un gran uso de referencias al mundo de DC comics. En esta ocasión, el equipo se enfrenta a Damien Darhk (Neal McDonough), un poderoso mago que amenaza la estabilidad y la paz de Starling City.
6/10
(2020) | 92 min. | Acción | Aventuras Tráiler
Adaptación de la primera novela de la saga juvenil ideada por el irlandés Eoin Colfer. Sigue al personaje del título, Artemis Fowl, un chaval de doce años que pertenece a un singular linaje que combate con las criaturas fantásticas que viven de incógnito en el interior de la Tierra, hadas, elfos y centauros. Cuando su millonario padre, que se llama igual y habita en una magnífica mansión, es secuestrado, a él le toca hacerse cargo del negocio familiar, con la ayuda de Butler –personaje tomado prestado de “Batman”, sin duda–, un mayordomo negro de ojos azules, que le introduce en una serie de secretos que ignoraba por completo. Lo que le lleva a secuestrar a la hada Holy Short, de cuyos sortilegios se protege llevando unas gafas oscuras, al más puro estilo Men in Black. Parece que en Disney han tomado gusto a la idea de unir el mundo ordinario con el de las criaturas mágicas, visto el último estreno de Pixar, Onward. Por otro lado, han debido pensar que en Warner hicieron el negocio del siglo adaptando las novelas de J.K. Rowling de cierto niño mago llamado Harry Potter, y que ahora les toca a ellos. Sea como fuere, y sin tener un conocimiento directo de las novelas de Colfer, en lo relativo al film, lo mínimo que se puede decir es que estamos ante un resultado irregular, en el que han pesado algunos factores. Para empezar, Kenneth Branagh puede no ser el mejor director para acometer una película familiar. Cierto que entregó una Cenicienta aceptable, pero lo suyo es Shakespeare, o películas para un público adulto, e incluso su incursión al cine de superhéroes, Thor, resultó un tanto cansina. Aquí se advierte que tenemos un buen director, capaz de manejar una superproducción, pero falta pasión en lo que se cuenta, como si el propio Branagh fuera terriblemente consciente de la condición de pastiche del producto que tiene entre manos. Hasta en uno de sus puntos fuertes, la dirección de actores, queda sobrepasado por la parafernalia de los efectos visuales. Es cierto que el diseño de criaturas está bastante logrado, sobre todo deslumbra el primer atisbo que tenemos de un mundo fantástico insospechado, o la irrupción en una boda, pero se acaba pagando el precio de unas interpretaciones limitadas, incluso de una dama como Judi Dench, o de un Colin Farrell que se esfuerza en los momentos en que aparece. Además los chavalillos protagonistas, los desconocidos Ferdia Shaw y Lara McDonnell, resultan bastante sosetes, mientras que el Butler de Nonso Anozie es un ayudante sin garra, y el prisionero gigantón de Josh Gad con que arranca el film, está un poquito pasado de rosca.
5/10
(2010) | 101 min. | Animación | Aventuras Tráiler
Colofón de la trilogía dirigida por Luc Besson, que adapta la serie de libros infantiles de Patrice y Céline Garcia protagonizada por los Minimoys, criaturas diminutas. El realizador francés repite con los mismos colaboradores de las anteriores filmes, como el director de fotografía Thierry Arbogast, etc., y por supuesto con el mismo reparto, encabezado por el joven Freddie Highmore y la veterana Mia Farrow. El argumento enlaza directamente con el final de la entrega anterior, cuando Maltazard –el villano de la saga– lograba adquirir tamaño humano, y se lanzaba a la búsqueda de un ejército para conquistar el mundo. Con ayuda de la princesa de los minimoys, Selenia, y de su amigo Betameche, otro minimoy, Arthur intentará frustrar los planes de Maltazard. Recibirán el apoyo inesperado de Darkos, hijo de Maltazard, que afirma estar de su lado. A nivel técnico, la película está lo suficientemente lograda, sin llegar a los niveles de otras superproducciones más caras. Sin duda es la más conseguida de la saga, y eso que era la más difícil, porque cuenta con numerosos planos que integran animaciones con actores. Por lo demás, los actores cumplen y su reconstrucción de una arquetípica localidad americana de los años 60, donde transcurre gran parte de la acción (Daisy Town), tiene su encanto. El guión está pensado sobre todo para los más jóvenes y no tanto para el público adulto, y realiza un pequeño alegato en defensa de la unidad familiar. Llaman la atención los imaginativos títulos de crédito iniciales, insertados en la imagen como si fueran letreros de los edificios.
5/10
(2009) | 89 min. | Aventuras | Animación Tráiler
Aunque sigue manteniéndose muy activo como guionista y productor, Luc Besson está parcialmente retirado como director. Más de una década después de Juana de Arco (1999), Bessson sólo ha vuelto a tomar la batuta en dos películas infantiles, Arthur y los Minimoys, de 2006, y ésta secuela que no será la última, pues se basa en una trilogía de libros de Céline Garcia, que se completa con “Arthur y la guerra de dos mundos”, que también llevará próximamente a la pantalla. A Besson se le ha echado el tiempo encima, pues ha rodado el film cuando su protagonista, Freddie Highmore, estaba a punto de cumplir 18 años. De momento, aunque se nota que ha crecido muchísimo desde el film anterior (esto se menciona específicamente en el film), el protagonista de Charlie y la fábrica de chocolate sigue siendo tan expresivo como antes, por lo que se disculpa que haga de niño. Highmore vuelve a ser Arthur, que mientras pasa unos días con sus padres en la casa de sus abuelos, recibe la visita de una araña. Ésta lleva consigo un grano de arroz con un mensaje que le advierte de que la princesa Selenia está en peligro. Decidido a acudir en su ayuda, Arthur debe reducir mágicamente su tamaño, hasta alcanzar la altura diminuta de Selenia y el resto de los “minimoys”, pequeños seres que viven en el jardín. Highmore vuelve a estar acompañado por Mia Farrow, y el resto de actores de la cinta original. Sus imágenes se mezclan con las secuencias animadas de los Minimoys, que tienen la suficiente calidad, sin ser sorprendentes, dado el nivel de este tipo de animaciones en los tiempos que corren. Como ocurría en la primera parte, el diseño de los personajes animados recuerda a la cinta de culto Cristal oscuro. Arthur y la venganza de Maltazard ofrece sobre todo acción a raudales, y un sano alegato pro naturaleza. Pero el tono es mucho más infantil que en películas familiares como las de Pixar, que tienen un público mucho más amplio. Y el final es demasiado abierto, para que los espectadores vayan a ver la siguiente entrega, lo que ofrece la sensación de cierto oportunismo.
5/10
(2006) | 102 min. | Animación | Aventuras
Instalado en el suculento negocio de la producción de subproductos tan taquilleros como infames (Transporter, Danny the Dog, Taxi, Bandidas, Fanfan la Tulipe), Luc Besson, que como director ha rodado películas mucho mejores como León, el profesional, llevaba sin dirigir desde el siglo pasado, cuando filmó la decepcionante versión videoclipera de Juana de Arco. Ahora, tiene pendiente de estreno en España la comedia Angel-A y ha finalizado esta inusual película, en la que por primera vez en su filmografía recurre a la animación digital, mezclada con imágenes reales. Por primera y última, pues el cineasta galo ha anunciado que a partir de ahora se retira como director, y sólo ejercerá de acomodado productor. Arthur es un niño de diez años, que vive con su abuela, pues tiene unos padres egoístas que apenas le prestan atención. Cuando están a punto de demoler la casa de campo de su abuela, por deudas, Arthur debe buscar el tesoro escondido por su abuelo ausente, tarea en la que le echarán una mano unos misteriosos indígenas. Éstos le enseñan a manejar una máquina estrafalaria que reduce a Arthur al tamaño de los Minimoys, criaturas diminutas que viven en el jardín, y que tienen la clave de la situación del tesoro. En la parte de imagen real, destaca el buen hacer de la veterana Mia Farrow (la abuela), y del expresivo Freddie Highmore (Arthur), el niño de Charlie y la fábrica de chocolate y Descubriendo Nunca Jamás. De la parte animada, se puede decir que funciona, aunque parece anticuada si se compara con Cars, o Happy Feet. Rompiendo el hielo. Pero Besson logra un tono que recuerda a los mejores cuentos infantiles. También imprime un ritmo ágil a un relato sobre la capacidad de superación, la infancia, la imaginación y el proceso de maduración. 
6/10
(1966) | 106 min. | Acción | Aventuras
Un grupo de hombres ha recuperado un submarino de la Segunda Guerra Mundial. Lo ponen a punto pues es una pieza clave en el ambicioso atraco que preparan. Su objetivo es el transatlántico Queen Mary, un buque cargado de riquezas. Efectivamente, durante años el Queen Mary fue el transatlántico más grande del mundo y uno de los más lujosos.
4/10
(2011) | 85 min. | Aventuras | Ciencia ficción | Thriller
En los años 50 los miembros de una expedición al Himalaya desaparecen mientras están en pleno ascenso. Muchos años después, en la actualidad, otra expedición, con científicos y escaladores profesionales emprende la misma ruta que la de los montañeros desaparecidos. Encontrarán la causa del desastre y no será nada bueno. Aventuras con punto de thriller e historia inverosímil y fantástica, con sustos incluidos, que apenas sirve para pasar el rato.
3/10
(2004) | 96 min. | Acción | Aventuras | Thriller
Diana Pennington ha quedado destrozada tras la muerte de su marido mientras hacía escalada. Un empresario llamado Curt Seaver le ofrecerá ir en busca del cuerpo, ya que su empresa tiene una tecnología avanzada de reconocimiento por satélite. Sin embargo, cuando están en plena subida y se acercan al lugar clave, Snowman's Pass, Diana se da cuenta de que las intenciones del empresario son muy diferentes de las que ella creía. Telefilm entretenido aunque efectista, que juega a la intriga con tintes de thriller, envuelta en una historia de acción y aventuras al aire libre. La rubita Nicole Eggert (Los vigilantes de la playa) se esfuerza en su trabajo protagonista, pero no puede hacer que el resultado alcance el nivel deseado.
4/10
(1979) | 118 min. | Aventuras
Adaptación de una novela de aventuras exóticas en el desierto de Alberto Vázquez Figueroa. Sigue a un matrimonio que trabaja en África en un campo de ayuda a refugiados, con la ayuda de una competente lugareña. Pero ésta es secuestrada con idea de ser vendida como esclava a un príncipe árabe. Pondrán todos los medios para lograr su liberación. Richard Fleischer es experto en el género, y el reparto es competente, aunque algunos actores ya están como Peter Ustinov, William Holden y Rex Harrison quizá ya están algo mayorcitos para tanto ajetreo en África. Michael Caine y Omar Sharif no son nuevos en las aventuras en la arena, eso está más que claro.
4/10
(2016) | 115 min. | Acción | Aventuras Tráiler
Tras ser ejecutado por haber asesinado a su padre, Callum Lynch despierta en un centro tecnológico de la organización Abstergo, dirigida por Alan Rikkin. La hija de éste, Sofia, le informa de que le necesitan para conectarle al Animus, una máquina revolucionaria que a través de su ADN le conecta con su antepasado Aguilar de Nerja, que vivía en el siglo XV en Andalucía, donde pertenecía al clan de los Asesinos. De esta forma podrá controlarle para buscar en aquel entonces la Manzana del Edén, la misma que Eva le dio a comer a Adán, para evitar que caiga en manos de los despiadados Templarios, que la usarán para acabar con el libre albedrío del ser humano. El australiano Justin Kurzel ha levantado grandes expectativas, sobre todo con Macbeth, su segundo trabajo. Repite con los mismos protagonistas, Michael Fassbender y Marion Cotillard, en esta traslación a la pantalla de una de las franquicias más exitosas de los videojuegos. Se enfrentaba no sólo al reto de pasarse al blockbuster, sino también a la maldición de las consolas, pues éstas no han generado por ahora ninguna versión fílmica de sus títulos realmente redonda. El resultado no es ni mucho menos satisfactorio. Aunque mantiene el sello autoral en sus potentes imágenes, éstas no bastan para sacar adelante un guión pobre y caótico. Parte de una premisa pueril, y a pesar de sus alusiones a temas que podrían haber dado juego, como la naturaleza de la violencia, acaba resultando demasiado banal, mera excusa para entrelazar secuencias de acción vistosas, como un espectacular salto a enorme altura que parece haberse rodado al viejo estilo, con especialista. Quizás este momento, y el resto de peleas y persecuciones satisfagan a los apasionados de la saga, pero el resto del público las seguirá sin mucho interés porque a los personajes les falta una mínima profundidad. No basta el esfuerzo de las estrellas citadas, pues no logran insuflar vida a los fríos y distantes protagonistas, ni tampoco Jeremy Irons (el padre de ella) o el español Javier Gutiérrez, en un papel de inquisidor estereotipado. Acaban de terminar con la poca credibilidad conseguida por la película, sus numerosas licencias históricas, sobre todo para el público español.
4/10
(2008) | 118 min. | Aventuras | Comedia Tráiler
Tercera entrega cinematográfica en imagen real de Astérix, el irreductible galo creado por Uderzo y Goscinny. Aunque repite Gérard Depardieu en el papel de Obélix, el film no cuenta con la presencia del cómico Christian Clavier, que interpretó a Astérix en las dos partes anteriores. Ha sido sustituido por Clovis Cornillac (Héroes del cielo), al que hasta ahora prácticamente sólo conocen en Francia y que no recuerda ni por asomo al héroe de las viñetas. El ‘notición’ es el regreso al cine de Alain Delon, que aunque ha rodado alguna producción televisiva, está ausente de la gran pantalla desde Los actores (2000). Al veteranísimo actor le ha correspondido encarnar a Julio César. El argumento toma algunas cosas del cómic homónimo, pero en general la adaptación es bastante libre. Aquí, Alafólix, un joven de la aldea de Astérix, se ha enamorado de la princesa griega Irina, pero el padre de ésta pretende que se case con Bruto, que en esta película, para desesperación de historiadores, es hijo de Julio César. Por una serie de circunstancias, Irina convence a su padre de que debe casarse con alguien valeroso, por lo que le propone que entregue su mano al ganador de los Juegos Olímpicos, a punto de celebrarse. A la competición se presenta Bruto y también Alafólix. A éste le acompañan sus convencinos Astérix, Obélix, el druida Panorámix y el bardo Asurancéturix. Aunque sólo pueden participar los griegos, y de forma excepcional los romanos, Astérix argumenta (curiosamente, esto sí estaba en el cómic) que ellos son teóricamente romanos, pues la Galia ha sido conquistada por Roma, salvo su aldea, claro, que resiste ahora y siempre al invasor. El amplísimo presupuesto deviene en lujosa ambientación y depara la suficiente espectacularidad en los decorados, así como unos efectos especiales convincentes. De hecho, a nivel visual, recuerda mucho a los cómics, es decir, que han conseguido hacer lo más difícil. También es positivo que se puede interpretar como denuncia de la corrupción en el deporte y apología del juego limpio. Por desgracia, el humor sutil del guionista Goscinny ha sido sustituido por chistes facilones. Especialmente prescindibles son las frases de Alain Delon tomándose a broma a sí mismo (estilo “soy emperador por mis propios méritos y no le debo nada ni a Rocco, ni a sus hermanos” o “me han dado el César al mejor emperador”). Su autosaludo imperial ‘Ave, moi’ (Ave, yo mismo) está calcado de Ser o no ser, de Lubitsch. Los cameos llegan a resultar agotadores al final, pues cuando todo ha acabado aparecen por allí casualmente Zinedine Zidane, Jamel Debbouze, de nuevo repitiendo su papel de Numérobis, que interpretó en Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, y otros personajes que montan una especie de show que no viene a cuento.
4/10
(2012) | 110 min. | Aventuras | Cómic
Cuarta entrega en imagen real de las aventuras de los inmortales personajes creados por René Goscinny y Albert Uderzo, tras Astérix y Obélix contra César, Astérix y Obélix: Misión Cleopatra y Astérix en los Juegos Olímpicos. Se encarga de la realización Laurent Tirard, cuyo trabajo más destacado hasta la fecha ha sido El pequeño Nicolás, esforzada adaptación de otra obra de Goscinny, en aquel caso un libro infantil. La trama de Astérix y Obélix al servicio de su majestad mezcla dos de los mejores álbumes originales de los personajes, "Astérix en Bretaña" y "Astérix y los normandos". Ante la invasión romana, la reina Cordelia de los bretones envía a su leal Buentórax en busca de ayuda a la irreductible aldea gala. Allí, Astérix le presta ayuda a Obélix, que debe lidiar con Gudúrix, su moderno sobrino de Lutecia. Mientras, los normandos deciden emprender un viaje para conocer el miedo, pues han escuchado que da alas a quien lo siente. En la línea de sus predecesoras, Astérix y Obélix al servicio de su majestad ofrece razonable diversión, sobre todo para un público muy joven. Algunos gags tienen gracia, especialmente la conversación de Astérix con Julio César. Pero todo resulta excesivamente irreal y grotesco. A los apasionados del material original les dolerán los abundantes cambios a peor con respecto a los comics. El incombustible Gérard Depardieu repite una vez más como Obélix, mientras que Edouard Baer (Pollo con ciruelas) debuta como Astérix, al que interpreta con menos gracia que sus predecesores, Christian Clavier y Clovis Cornillac. Les arropan grandes del cine francés, en papeles casi siempre pequeños. Destacan Catherine Deneuve (la reina Cordelia) y Fabrice Luchini (Julio César), aunque por la pantalla también desfilan figuras como Dany Boon, Jean Rochefort, Gérard Jugnot y los españoles Tristán Ulloa y Javivi.
4/10
(1999) | 95 min. | Aventuras
Año 50 antes de Cristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos... excepto una pequeña aldea que resiste ahora y siempre al invasor. Allí conviven los dos grandes amigos, el guerrero Astérix, y el fabricante de menhires Obélix. Abraracúrcix es el jefe del pueblo, y Panorámix el sabio druida que prepara una poción mágica que hace a los galos invencibles frente a los romanos. Esta versión de personajes reales de Astérix apuesta por dirigirse a un público primordialmente infantil. Así ha tomado elementos de varios álbumes (El adivino, La hoz de oro...), e intenta recrear personajes y decorados del cómic. El esfuerzo es considerable, sobre todo en el apartado de los efectos especiales, donde podemos reír ante los efectos de la poción mágica, con los romanos volando por los aires. El mejor logro para captar las esencias del humor inteligente de Astérix se encuentra en el personaje de Roberto Benigni, y en un par de gags aislados que tienen como protagonista a Bruto, el hijo del César. También vale la pena destacar los esfuerzos de Gérard Depardieu por meterse en la piel del entrañable Obélix.
4/10
(2018) | 90 min. | Aventuras | Animación | Comedia Tráiler
Mientras recoge muérdago de las ramas de los árboles, ejecutando piruetas acrobáticas, Panorámix sufre una caída que se salda con una desafortunada rotura. Comienza a pensar que ha llegado la hora de jubilarse y buscarse un sucesor apropiado, entre jóvenes talentos, tarea para la que recorrerá la Galia, escoltado por Astérix y Obélix, en busca de un candidato digno a quien confiar su secreto más preciado, la fórmula de la poción mágica que confiere una fuerza sobrehumana. Irreductibles animadores franceses resisten ahora y siempre a la invasión de superproducciones familiares de Hollywood, pese a que resulta complicado trasladar a la pantalla la magia de Astérix, protagonista de los comics galos más populares, creados por René Goscinny y Albert Uderzo. Puesto que las adaptaciones animadas no acababan de convencer, y las de imagen real daban vergüenza ajena, tenía un pase Astérix: La residencia de los dioses, de 2014, que recreaba a los populares personajes con modernos gráficos digitales. No resulta extraño por tanto que los mismos realizadores de aquélla, Louis Clichy y Alexandre Astier, reincidan con una producción similar, aunque esta vez no adaptan un álbum en concreto, sino que el segundo ha creado un guión completamente original, lo que no había ocurrido en ningún largometraje hasta ahora, salvo en Las doce pruebas de Astérix, de 1976. Si por una carambola Pixar hubiera tenido que hacerse cargo de esta historia, en la que los populares galos toman conciencia de que el tiempo pasa inexorablemente, y su druida tiene que afrontar el cambio generacional, habrían creado una tensión dramática tan intensa como la del momento en el que Andy tiene que legar sus juguetes en Toy Story 3. Obviamente, Astérix: El secreto de la poción mágica no llega a ese nivel, pero se nota que sus creadores tienen en mente a la compañía americana, en la que Clichy trabajó como animador de WALL-E y Up, asumiendo la necesidad de que la historia tenga cierto fondo, sin renunciar por ello al humor típico de la saga, con sus romanos aporreados y sus piratas cuya embarcación hace aguas, como debe ser. Sobre todo está muy presente el mensaje de que se debe asumir que los jóvenes tomarán el relevo, y que conviene guardar el equilibrio entre el respeto a la tradición, y la actitud de cambiar lo que ya no funciona. Aquí se integra cierto mensaje feminista, apuntándose a la moda imperante, pero con bastante inteligencia, sin que nada chirríe. Al público religioso más sensible le puede chirriar un gag con un aspirante a relevar a Panorámix de look similar a Jesús, y los puristas de los personajes señalarán que Obélix ya no sueña con probar la poción mágica desde que la probó excepcionalmente en “Astérix y Cleopatra”, pero está rodada con una animación digna, así que nadie quedará desencantado.
6/10
(2014) | 85 min. | Aventuras | Animación | Comedia Tráiler
Adaptación del álbum de las aventuras de los irreductibles galos creados para el cómic por Albert Uderzo y René Goscinny. Sigue el nuevo plan tramado por Julio César por someter al poder de Roma a la única aldea de la Galia que se le resiste, la que habitán Astérix, Obélix, Panorámix y compañía. La idea es construir unas lujosas edificaciones con tipo de comodidades, a las que pomposamente denomina "La residencia de los dioses". Allí irán de vacaciones romanos con sus familias, y este desconocido turismo puede que ayude a que los galos se acomoden a las costumbres romanas, y acaben aceptando la ocupación. El salto de la viñeta a la representación con actores de carne y hueso, o recurriendo a la animación tradicional o tridimensional, es siempre complicada, algo del encanto original se pierde en el camino, lo que se nota más cuando hablamos de un clásico como Astérix. De modo que, sí, tenemos una cinta entretenida, y hasta con alguna variación simpática, como la de la familia romana, un matrimonio con un niño, que acaba haciendo buenas migas con los galos de la aldea. Y el gag del chaval representando peleas con sus muñecos, y los padres preguntándose donde habrá aprendido tanta violencia, mientras contemplan un espectáculo de gladiadores, rezuma fina ironía acerca de progenitores que permiten que sus retoños vean en las diversas pantallas que tienen a su alcance cualquier cosa. Se puede echar uno unas risas con los aldeanos medio vencidos por el dinero romano, y los turistas que aceptan cualquier incomodidad sólo con pensar en el ruido y mal olor de Roma. Pero cuesta imaginar a Goscinny restando al César su dignidad del modo en que lo hace film, que lo convierte en villano de opereta, y tampoco el arquitecto del complejo residencial conserva la personalidad del cómic original.
5/10
(2001) | 177 min. | Biográfico | Aventuras | Histórico
En la época de la Roma decadente surge un hombre llamado Atila que desea establecer un nuevo orden mundial. El general romano Flavius es, sin embargo, reacio a abandonar un poder que cree suyo. La película recrea la conquista del famoso rey de los hunos, el mismo que tras su paso dejaba la tierra baldía. La sugestiva presencia de Gerard Butler en el papel principal, cuando entonces era un actor casi desconocido, buenas escenas de batallas y un notable trabajo del veterano Powers Boothe son lo mejor de esta esforzada y extensa recreación histórica.
4/10

Últimos tráilers y vídeos