IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Deportivo

(2013) | 113 min. | Deportivo | Comedia Tráiler
Película que parte de una idea de enorme gancho. La gran revancha reúne a los dos pesos pesados del cine pugilístico del último tramo del siglo XX, Robert De Niro, que fue Jake LaMotta, en Toro salvaje, de 1980, y la estrella que triunfó como actor y guionista con Rocky, en 1976, un Sylvester Stallone que últimamente parece triunfar únicamente repitiendo la fórmula 'reunión de viejas glorias', como en Los mercenarios y secuelas. La gran revancha sigue el periplo de Henry Razor Sharp (Stallone) y Billy Kid McDonnen (De Niro), dos púgiles de Pittsburgh que mantuvieron una enconada rivalidad treinta años atrás, hasta que el primero se retiró inesperadamente del ring, antes de poder mantener un tercer combate con el otro, que desempataría, tras una victoria de cada uno. Ambos se reencuentran cuando Dante Slate, Jr., el hijo de un tramposo promotor con el que trabajaron en el pasado, les ficha para prestar su imagen para un videojuego de boxeo, pero acaban a puñetazo limpio. Un vídeo casero de lo sucedido triunfa en la red, lo que revive su popularidad nacional, así que Slate decide organizar una pelea que desnivele la balanza. Poco cabe esperar de una cinta rodada por el rutinario especialista en comedias Peter Segal (50 primeras citas, Ejecutivo agresivo), que cuenta con guionistas televisivos de medio pelo, que además apuestan por un tono disparatado, y aluvión de palabras groseras. Pero a pesar de que su duración cercana a las dos horas se hace desmedida, La gran revancha mantiene el interés, está llena de momentos hilarantes –especialmente los diálogos rudos en los que los dos actores principales se descalifican mutuamente–, y hasta tiene cierto fondo, en torno a la importancia de la familia, y aunque éste resulta predecible, otorga al film una mínima entidad. Sin hacer grandes alardes, De Niro se toma La gran revancha un poco más en serio que la mayoría de comedias que interpreta en las últimas décadas, mientras que el poco versátil Stallone retoma el único registro que se le da bien. Además, el film cuenta como secundarios con la siempre convincente Kim Basinger, y con Alan Arkin, hilarante a pesar de que repite el mismo papel de viejo verde al que tanto jugo le sacó en Pequeña Miss Sunshine. El principio de los títulos de crédito contiene un memorable cameo deportivo.
5/10
(1983) | 93 min. | Biográfico | Deportivo | Drama
Película de interés humano, basada en hechos reales. Cuenta la historia de Terry Fox, al que amputan una pierna por el cáncer que padece. Convencido de que debe hacer algo importante para respaldar las investigaciones contra la mortal enfermedad, decide correr el que será conocido como “maratón de la esperanza”, a pesar de contar con una sola pierna, un recorrido por todo Canadá, en el que seguramente se inspiró Forrest Gump, con el que pretende concienciar a la opinión pública. Historia de superación personal al estilo Rocky, destaca la intepretación de Robert Duvall como el publicista del protagonista.
5/10
(2000) | 125 min. | Drama | Deportivo
Rannulph Junuh era un joven que prometía llegar a ser un auténtico campeón de golf. Además salía con la guapísima Adele, hija del propietario de un maravilloso campo de golf. Pero llegó la guerra y Junuh debió quedar bastante traumatizado, pues ni volvió a casa, ni dio señales de vida. Hasta que un día, inesperadamente, vuelve al hogar. Ya no quiere saber nada de golf ni de su ex novia, pero se presenta en su vida un personaje misterioso, Bagger Vance, que le anima a que vuelva a empuñar los palos de golf en un gran torneo. Robert Redford dirige esta película que tiene ecos de un título deportivo que él mismo protagonizó: El mejor, situado en el mundo del béisbol. En este caso el papel “redfordiano” corre a cargo de Matt Damon, mientras que su “ángel guardián” es el simpático Will Smith. Una hermosa fotografía y el duelo de tono épico en el “green” son las principales bazas de un film que no inventa la pólvora, pero que tiene su rato de gracia.
4/10
(2013) | 124 min. | Deportivo | Documental
Apasionante documental del experto Alex Gibney acerca del triste caso del ciclista Lance Armstrong, ganador de 7 Tours de Francia, pero que fue desposeído de sus títulos y retirado de la competición internacional de por vida por su reincidencia en el dopaje para alcanzar los mejores resultados posibles. La propia génesis del documental resulta increíble, pues Gibney empezó a preparar su documental en 2009 cuando la alargada sombra de la sospecha se cernía sobre Armstrong, y éste decidió acallar los rumores del uso de DPO y otras técnicas prohibidas para aumentar su rendimiento, volviendo al Tour de Francia, donde acabaría alcanzado un puesto de podio, la tercera posición. Pero nuevas revelaciones volverían a ponerle en duda, hasta que su participación en un programa de Oprah Winfrey le llevó a confesar el dopaje y sus mentiras. El film es revelador no sólo de la aceptación de prácticas fraudulentas por un numeroso grupo de ciclistas, sino de la personalidad de Armstrong, un egocéntrico deseo de imponer su falsa verdad y vencer, no sólo en la carretera sobre las ruedas, sino también mediáticamente, mintiendo con descaro, y con una confusión en sus afirmaciones que se diría puro relativismo, el fin justificaría los medios, y su ejemplo para los enfermos de cáncer debería mantenerse según él a todo costa. Gibney se muestra sincero en su deseo de creer a Armstrong, y cómo le animó de corazón en su Tour de 2009, pero no tiene empacho en reconocer su equivocación al confiar en él. Tiene el mérito además del esfuerzo en la objetividad, de no cebarse en el "ídolo caído" a modo de personal venganza.
7/10
(1952) | 82 min. | Drama | Thriller | Deportivo
El pelotari Marcos triunfa en el frontón, pero también corteja a diversas mujeres, entre ellas Sara, una recién viuda, y Rebeca, una millonaria.  Mezcla de thriller y drama de argumento lleno de giros melodramáticos. Al menos cuenta con actores de primera categoría. 
4/10
(2019) | 97 min. | Deportivo | Comedia | Drama Tráiler
A sus 63 años, Britt-Marie se siente hastiada en su matrimonio, pues obsesionada con la limpieza y el orden, dedica todo el día al hogar en espera de palabras amables de su marido que nunca llegan. Cuando éste sufre un infarto, descubre en el hospital que tiene una amante, por lo que decide abandonarle. Al trasladarse a la otra punta de Suecia, acabará en Borg, pequeño pueblo donde consigue trabajo temporal en un centro juvenil, donde se ocupará de entrenar a un equipo infantil de fútbol, pese a odiar este deporte. Tras su ópera prima, Blind Spot, rodada en un único plano secuencia, la sueca Tuva Novotny adapta la obra homónima de Fredrik Backman, responsable de otra novela que dio lugar a un gran éxito del cine de su país, Un hombre llamado Ove. Sigue los mismos patrones al combinar drama con comedia, aunque no alcanza ni de lejos la misma altura, no tiene a personajes tan humanos y resulta un tanto fría, en comparación. Pese a todo, tiene interés su apuesta por redescubrir a los seres humanos, pese a experiencias previas decepcionantes, y por los paralelismos que traza entre la vida y el trabajo en equipo, necesario para triunfar en el deporte rey. Historia típica de superación, que a veces trae a la memoria curiosamente a la española Campeones, por la relación de la protagonista con los chavales, se engrandece con el trabajo de la admirable Pernilla August, capaz de brillar como madre de Ingmar Bergman, en Las mejores intenciones, de su marido, Bille August, o de un niño mesiánico en Star Wars: La amenaza fantasma. Aquí se trabaja al máximo a una mujer introvertida que en apariencia no entiende bien lo que ocurre a su alrededor, pero que sin embargo tiene más recursos de lo que cualquiera creería.
5/10
(1970) | 100 min. | Drama | Deportivo
En los Juegos Olímpicos de Roma, una serie de personas de diferentes nacionalidades se prepara para la prueba de maratón: un británico (Michael Crawford) que sufre las presiones de su entrenador (Stanley Baker); un checoslovaco (Charles Aznavour) al que su gobierno obliga a competir, aunque él está en desacuerdo políticamente; un ciudadano australiano (Athol Compton) que se siente discriminado por su condición de aborigen; y un norteamericano (Ryan O'Neal) que debe reponerse a un ataque al corazón. Adaptación de la novela de Hugh Atkinson, convertido en una película poco emotiva. También sobre competiciones olímpicas hubo dos películas en 1979, La chica de oro y Running, con Michael Douglas. Curiosamente, La prueba del valor reunió por primera vez a tres de los artífices del megahit Love Story (1971): el actor Ryan O’Neal, el guionista Eric Segal y el compositor Francis Lai.
4/10
(2016) | 109 min. | Deportivo | Drama

La historia de Anthony Keller, un chico ejemplar de 18 años: es buen estudiante, tiene buenos amigos y una novia de toda la vida, pero además es una estrella del baloncesto. Anthony es reclutado por la Universidad de Cornell, pero el joven tiene que lidiar con su problemático padre, que es un adicto al juego. Aunque su madre, intenta mantener a la familia a flote, las cosas se complicarán cuando su padre descarrile y se vea inmerso en el violento mundo de las apuestas ilegales, poniendo en peligro el prometedor futuro de Anthony.

(2016) | 123 min. | Deportivo | Drama Tráiler
Reconstrucción de la historia real del doctor Bennet Omalu, neuropatólogo nigeriano que ejerce como médico forense en Estados Unidos. Después de practicarle la autopsia a Mike Webster, jugador retirado de los "Steelers", de Pittsburg, en 2001, se dio cuenta de que éste había sufrido un mal conocido como Encefalopatía Traumática Crónica (CTE por sus siglas en inglés), como consecuencia de los fuertes golpes en la cabeza que reciben las estrellas del fútbol americano en cada partido. Ante el peligro de perder adeptos, y que se extienda el miedo, la Liga de Fútbol Nacional (NFL) tratará de silenciarle y desacreditar sus teorías. La verdad duele (mal título español para Concussion, que significa "conmoción cerebral") supone el segundo trabajo de Peter Landesman, tras Parkland. Avalado como productor por Ridley Scott tiene entre manos la típica historia, muy del gusto de Hollywood, de individuo lleno de razón enfrentado a poderosos cuyos intereses ha puesto en peligro (la lucha de David contra Goliath de toda la vida). Transcurre en el ámbito de un deporte que según explica muy bien uno de los personajes es una de las dos cosas más importantes de la vida para un americano junto con Dios. El relato tiene mucho en común con títulos conocidos, especialmente con El dilema, y aunque su director no llega a los logros visuales de Michael Mann en aquélla, maneja bien la narración, con un comienzo prometedor, aunque el final se alarga demasiado. Puesto que atraviesa el peor momento de su carrera, después de que títulos como After Earth o Focus no funcionaran como se esperaba, Will Smith se ha buscado un papel con cierta dificultad, pues su doctor Omalu habla con un acento supuestamente africano, que no ha convencido a los expertos en idiomas. Aún así, realiza una interpretación correcta de un personaje sosegado, pero honesto. Está bien acompañado en pantalla por la británica en alza Gugu Mbatha-Raw (la joven que le roba el corazón), Alec Baldwin (un doctor que le apoya), el veterano Albert Brooks (su jefe en el departamento forense), y en un papel muy breve Luke Wilson (el ejecutivo de NFL Roger Goodell). En el apartado actoral impresiona sobre todo la labor de David Morse (Treme, La milla verde) que se ha trabajado su rol de Mike Webster, ídolo deportivo cuya vida se fue al traste por este problema.
6/10
(2006) | 120 min. | Deportivo | Drama
En 1993 se estrenó un documental titulado Gridiron Gang, que recogía la experiencia que aconteció en una cárcel de menores en Estados Unidos, cuando los responsables decidieron formar un equipo de fútbol americano. Los datos decían que el 75% de los reclusos volvía a la cárcel nada más salir a la calle, y que muchos ellos acababan muertos, y la intención del equipo era la de apartar a los internos de su vida criminal y ofrecerles un objetivo por el que luchar: dejar de ser perdedores para ganarse su propia autoestima y convertirse en ganadores. La experiencia fue un éxito. Ahora el director Phil Joanou (El clan de los irlandeses) vuelve sobre el tema y filma la misma historia, pero esta vez en clave de ficción. La película se disfruta como ese tipo de historias deportivas de superación, y que casi tienen un guión previamente escrito, al estilo Titanes. Hicieron historia o Hoosiers: más que ídolos. En verdad, dice la película (y los hechos reales), el deporte puede convertirse en una gran escuela de virtudes humanas, y muchos chicos pueden cambiar su vida si se lo proponen. Las secuencias de acción en el campo están rodadas con pericia y hay, cómo no, los típicos discursos de superación, las historias de redención y algún momento emotivo bien resuelto. Y el actor The Rock se esfuerza con esmero en uno de sus papeles más dramáticos.
5/10
(1987) | 114 min. | Drama | Deportivo
Bienintencionada película, aunque algo ingenua, en contra de la proliferación nuclear. Narra la alianza entre un lanzador de béisbol y una estrella del baloncesto, que renuncian a jugar para pedir a Estados Unidos y la Unión Soviética el desarme atómico. Se produce tal movimiento de adhesión a la causa, que entrenadores e incluso el presidente americano deben tomar cartas en el asunto. Primer film de Mike Newell en Estados Unidos. Es simplemente discreto, a pesar de contar con un actor mítico de la talla de Gregory Peck.
4/10
(1971) | 106 min. | Acción | Deportivo
Duelo en la cumbre entre Porsche y Ferrari en la mítica competición francesa. Protagonizada por  Steve McQueen, lo mejor son las espectaculares imágenes de carreras, tipo documental.
5/10
(2006) | 120 min. | Aventuras | Comedia | Deportivo
El pequeño Nerv se encarga de reunir al equipo de fútbol de Las Fieras en la tercera entrega de esta saga juvenil que aúna deporte y aventura. La abultada derrota con la que termina el segundo episodio hace que Las Fieras se disuelvan. Sus vidas transcurren lejos del fútbol hasta que aparece Nerv, un aspirante a Fiera, que los anima a volver para disputar un partido contra las temibles Vampiresas. Para colmo, el líder y único chico del equipo es un antiguo Fiera. Tras aceptar el reto, el joven equipo debe realizar un viaje para llegar al campo de las feroces futbolistas. El camino se convierte en una auténtica aventura, donde tendrán que enfrentarse a varios contratiempos, como la vuelta de los fantasmas del pasado.  En general, esta cinta alemana es razonablemente ágil, y tiene notas de humor. El público joven disfrutará de las peripecias que viven los protagonistas, y de los inventos imposibles que los acompañan en sus aventuras. Llama especialmente la atención el futurista partido final, que se disputa en un campo heredero de Mad Max. El lugar, unido a las peculiares equipaciones de los chicos, y a las novedades en las normas, da un toque de originalidad y modernidad al típico partido de fútbol juvenil. Aún así, el mensaje se acoge a los patrones de toda la vida: el valor de la amistad y el perdón por encima de fanfarronerías y errores del pasado. A los mayores no sólo les resultará familiar el momento Mad Max, sino también el antagonista, y antiguo Fiera, Fabi, cuya estética y gestos son sospechosamente parecidos a los de Alex de Large, protagonista de La naranja mecánica.
4/10
(2003) | 87 min. | Comedia | Deportivo
Leon, Raban, Vanessa, Fabi, Juli... son Las Fieras, una pandilla de niños que juegan durante el verano y viven aventuras en cada travesura que cometen. Son muy amigos y juntos forman un equipo de barrio que se tendrán que enfrentar a sus rivales en el campo, pero no lo tendrán fácil cuando un miembro de Las Fieras Fútbol Club se enamora de otro del equipo contrario. Película alemana destinada al público infantil donde un grupo de críos luchan por vencer en el equipo de fútbol donde juegan. Dirige Joachim Masannek que se encargó de varias secuelas más.
5/10
(2019) | 152 min. | Deportivo | Acción | Biográfico | Drama Tráiler
Años 60. En Ford creen que están perdiendo la carrera de la imagen pública y la modernidad frente a empresas automovilísticas como Ferrari, apreciadas por los apasionados de la velocidad por su participación en prestigiosas carreras. Tras dar un paso en falso para comprar Ferrari, que atraviesa problemas económicos –Fiat se acaba llevando el coche al agua–, en Ford deciden contraatacar en el terreno en que los italianos son líderes, fichando al diseñador automovilístico Carroll Shelby, que además es el único estadounidense que ha ganado la carrera de Le Mans. Apartado del circuito por problemas de corazón, Shelby quiere contar con su amigo Ken Miles como piloto, lo que choca con la visión de los capitostes de Ford, a los que gusta tener todo bajo control, lo que no será posible si Miles maneja el volante. Película basada en hechos reales, que funciona tan maravillosamente bien como uno de los Ford GT40 que tan buen papel hicieron en Le Mans en 1966 y años sucesivos. Tras Logan, quizá su mejor película hasta la fecha, James Mangold sigue demostrando ser un sólido director, cada vez más seguro, nunca se pasa de frenada, ni acelera locamente su película hasta dejarla sin control. Firman el guion que dirige los hermanos Jez y John-Henry Butterworth, ambos avezados en libretos inspirados en hechos reales –Caza a la espía, I Feel Good, Black Mass–, junto a Jason Keller. No figura acreditado Mangold, aunque a buen seguro que ha contribuido a la forma final del libreto. El film sabe combinar la épica deportiva de la competición ­– las imágenes introducen al espectador dentro del coche, casi se siente el contacto de las ruedas sobre el asfalto y el vértigo de la velocidad–, con una mirada al mundo de la empresa a menudo fría, donde imperan los egos y la visión del “business is business”, y a las relaciones humanas, sobre todo a la amistad entre Shelby y Miles, de caracteres muy diferentes, pero también al entorno familiar del piloto. Algunas de las escenas sobresalen por su fina escritura y ejecución en imágenes. Por ejemplo, en una película en que dominan los hombres, tiene perfecta lógica la escena de la discusión con Mollie, la esposa de Miles, en que ella conduce el automóvil a lo loco, para afirmar su personalidad y el deseo de que el otro sea franco al hablar de sus planes profesionales, lo que sirve para dar poderosa presencia a Caitriona Balfe, conocida por Outlander. Los pasajes que comparten unos estupendos Christian Bale y Matt Damon están muy bien pensados y sirven para mostrar su conexión, pero también su distinta personalidad. Quizá se cargan las tintas en los ejecutivos de Ford –Leo Beebee, interpretado por Josh Lucas, se lleva la peor parte con su exagerado personaje, frente a unos medidos Lee Iacocca (Jon Bernthal) y Henry Ford II (Tracy Letts)–, pero se logra no caer en el ridículo, sino todo lo contrario, en la escena en que Shelby monta a Ford en el GT40, y la idea del helicóptero sirve para apuntalar las distintas concepciones empresariales de Ford y Ferrari.
7/10
(1968) | 107 min. | Comedia | Deportivo
Un periodista prepara un artículo sobre el fútbol profesional. Para documentarse, se hace pasar por jugador, y consigue ser fichado por Los Leones, un equipo de Detroit. Sus compañeros ignoran de quién se trata, aunque piensan que es un mal jugador. Adaptación del libro homónimo de George Plimpton, respetado periodista, editor de "Paris Review". Alan Alda interpreta a Plimpton. El film describe con realismo los entrenamientos, y los entresijos del fútbol en Estados Unidos. Dirige Alex March, responsable de La perversa.
4/10
(2009) | 86 min. | Drama | Deportivo
Mero trabaja en la construcción náutica en un puerto deportivo, pero en sus ratos libres entrena como boxeador a su hijo Lorenzo, la persona a quien más ama en el mundo. Su mujer, albanesa, les dejó, y desde entonces arrastra una soledad amorosa cerrada al perdón, en que sólo vive para Lorenzo. Pero éste, aún menor, busca cierta libertad, escapar de la 'pecera' donde le ha colocado su padre, lo que supone ver a su madre a escondidas, e iniciar una relación 'discreta' con Ana, una chica rumana.Esforzada película de Alessandro Angelini sobre las consecuencias de una ruptura familiar en los padres y su hijo. Hay que reconocer la honestidad del cineasta en apuntar las 'heridas' que quedan en estos casos, y resulta muy interesante el primer tramo que pinta la relación paternofilial, y la dedicación al boxeo. La frase que da título al film, y que Mero repite siempre a Lorenzo como consejo pugilístico, resume la intención de la película, es el propio Mero quien debería también levantar la cabeza y aceptar lo que sucede a su alrededor. El problema es cierto vuelco narrativo que no es cuestión aquí de detallar, que produce una crisis vital en Mero. A partir de ese momento la trama avanza de modo abrupto, con la búsqueda de respuestas de Mero, y elementos algo traídos por los pelos como su inesperado encuentro con la transexual Sonia, y el modo de apuntarse la redención. Sergio Castellitto hace un gran trabajo como protagonista, y está bien secundado por el joven Gabriele Campanelli y la desconocida Anita Kravos.
5/10
(2000) | 126 min. | Deportivo | Aventuras | Drama Tráiler
Dos hermanos montañeros no han vuelto a hablarse desde la muerte de su padre en una escalada. Peter tomó entonces una decisión trágica: cortar la cuerda que les unía a los tres, para salvar su vida y la de su hermana Annie; el alto precio pagado fue la muerte de su padre . Años después coinciden casualmente en la ascensión del K2. Ella acompaña a un millonario que tiene el caprichito de subir el pico de marras. Como puede imaginarse, algo sale mal, de modo que Peter acude al rescate de la hermanita. Dice el director Martin Campbell: “Olvídate de la montaña, de la nieve... Límite vertical es un drama que podría desarrollarse en un lugar plano, y seguiría siendo un fantástico film sobre el amor, la familia y el valor.” Nosotros añadimos: ya, pero las escenas de montaña y avalanchas, que son para quitar el hipo y descargar adrenalina, no se ven en un drama cualquiera.
5/10
(1938) | 65 min. | Deportivo | Romántico | Drama
Tras escapar del orfanato, la pequeña Janet miente a un policía, asegurándole que el mafioso Nails Morgan es su padre. Éste acaba haciéndose cargo de ella, convencido de que la niña le trae uena suerte a la hora de apostar. La novia de éste, Madge, está encantada con la presencia de Janet. Convencional film para toda la familia con algún tramo entrañable, que cumple su cometido de entretener. Además, cuenta con actores excepcionales.
5/10
(1936) | 93 min. | Deportivo | Musical
Musical de la 20th Century Fox con el protagonismo absoluto de la adolescente Judy Garland, que tres años después alcanzaría la gloria en la Metro con El mago de Oz. En Locuras de estudiantes es la típica muchacha de granja –curiosamente también vive en Arkansas– que arma un gran revuelo cuando acude a la universidad con su hermano, a quien quieren convertir en una estrella del fútbol americano. Un enredo entre universidades con el deporte de por medio, que no es sino una excusa para que se interpreten todo tipo de números musicales. Stuart Erwin fue candidato al Oscar al mejor actor secundario, que ese año ganó Walter Brennan (Rivales (1936)).
4/10

Últimos tráilers y vídeos