IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Thriller

(1962) | 126 min. | Thriller
El Mayor Bennett Marco afirma en público que piensa que el Sargento Raymond Shaw es un héroe. Pero, en realidad, sospecha que oculta algún secreto turbio. Como no puede probarlo, inicia una investigación por su cuenta. Modélico thriller político sobre una hipotética infiltración comunista en Estados Unidos tras la guerra de Corea. Posee una puesta en escena excepcional, y un ritmo trepidante. El estreno se retrasó unos años porque acabó de rodarse justo cuando aconteció el asesinato de Kennedy, y los productores pensaron que el film podía ser acusado de inspirar el magnicidio. Jonathan Demme dirigió un desmejorado remake en 2004.
7/10
(2015) | 88 min. | Drama | Thriller | Acción
Una joven es secuestrada. Sus padres, una operadora del teléfono de emergencias del 911 y un jefe de policía deben seguir las reglas del secuestrador: confundir a los agentes de policía. Thriller televisivo más o menos correcto que cuenta con un esforzado reparto, por lo que logra cierta tensión.
4/10
(2018) | 90 min. | Thriller
Agatha Sayers, autora de novelas de intriga, ha logrado un enorme éxito con sus últimos trabajos. Pero deja de recibir noticias de su hija, Sarah, que acaba de ingresar en una prestigiosa universidad. Decide ir al apartamento donde vive la joven, pero ésta ha desaparecido en circunstancias similares al argumento de su ultima novela. Correcto telefilm, que homenajea las obras de intriga de las dos grandes autoras británicas de este género, Agatha Christie y Dorothy L. Sayers, de ahí que la protagonista se llame Agatha Sayers. Los actores le ponen mucha pasión.
4/10
(1960) | 90 min. | Thriller
Película costumbrista que sigue los pasos de una patrulla de policía durante una noche de servicio. Andrés Martín (Adolfo Marsillach) es un inspector de policía que realiza su servicio en un coche patrulla Z-10. Su trabajo principal se desarrolla de noche, y consiste en atender todas las llamadas urgentes. Sin embargo, el policía está atormentado por la reciente muerte de su hija, atropellada por un coche que se dio a la fuga. El guión de Pedro Masó, Antonio Vich, Vicente Coello y José María Forqué consigue mantener la tensión en todo momento, y resulta enriquecido por la impecable factura lograda por Forqué. Destacan las actuaciones de ilustres actores españoles, como Tony Leblanc y José Luis López Vázquez.
5/10
(2016) | 85 min. | Thriller
Tras la muerte de una chica la misma noche de su graducación, sus amigas decisieron esconder sus secretos más íntimos para revelarlos diez años después. El tiempo ha pasado y las cuatro amigas se reúnen de nuevo. Thriller televisivo, con un argumento intrigante que mantiene el interés. Aunque el guión es efectista y bastante ligero, la dirección de Jake Helgren es competente y las actrices se esfuerzan en sus papeles.
4/10
(2019) | 89 min. | Thriller | Acción
Un atraco bancario sale mal y como consecuencia de ello, uno de los ejecutores del atraco, Frank, pierde la memoria, mientras que su hermano muere. Frank necesita recordar los diez minutos que han desaparecido de su cabaeza para poder reconstruir lo ocurrido y cazar al culpable del sabotaje. Thriller de acción  de bajos vuelos, dirigido con poca originalidad por Brian A. Miller (The Prince). El escaso presupuesto se entrevé en la planificación y en la puesta en escena, bastante anodina, cercana al telefilm. El empaque lo pone el protagonisa Michael Chiklis (The Shield), mientras que Bruce Willis parece ser únicamente un reclamo con poco peso en la trama. En conjunto se trata de una película bastante fallida.
3/10
(2018) | 88 min. | Thriller

Lewis (Luke Evans ) es un hombre aparentemente normal que en realidad esconde una terrible obsesión: busca vengarse de Cathy. Después de secuestrarla a plena luz del día, la encierra en una celda insonorizada y de pequeño tamaño, concretamente de 10x10, donde pretende descubrir el oscuro secreto de su pasado. Pero Cathy, protagonizada por Kelly Reilly, no tiene intención de entregarse tan fácilmente y resulta ser tan resuelta como su secuestrador.

(2015) | 81 min. | Thriller
Quizá lo que más llama la atención de esta película es que su director, el polaco Jerzy Skolimowski, frisando los 80 años, se arriesgue a experimentar, cualquiera diría que su film es el ejercicio de estilo del alumno aventajado de una escuela de cine. En efecto, seguimos a lo largo de una mañana a múltiples personajes que nada tienen que ver unos con otros, más allá de que se encuentran en la misma ciudad: un matrimonio, ella actriz que acude a una prueba de casting en un hotel, un tipo que regenta un puesto callejero de perritos calientes, un grupo de monjas, un limpiacristales y una ocasional amante, un jovenzuelo que comete un atraco, un pintor callejero, una joven con un perrito... Todos acaban confluyendo en el suceso que dura los 11 minutos del título. El mérito del veterano cineasta consiste en ofrecer una reflexión sobre la condición frágil de las personas, con un caleidoscopio de variopintos personajes, pero que al final son un simple pixel muerto en la gran "pantalla" de la humanidad. Puede considerarse algo artificial, o que los personajes apenas se definen con unas pinceladas, pero sorprende el vigor narrativo de la propuesta.
6/10
(2007) | 159 min. | Thriller | Drama
Hace 50 años Sidney Lumet dirigió un intenso y dramático film judicial sobre las deliberaciones de un jurado, 12 hombres sin piedad, a partir de un argumento ideado por Reginald Rose. El resultado rozaba la perfección, por lo que su revisitación pasado medio siglo a cargo de un cineasta ruso, Nikita Mikhalkov, sonaba a capricho de director con pocas ideas, que trata de agarrarse a una trama sólida, de eficacia probada. Lo cierto es que Mikhalkov, con ayuda de sus coguionistas Vladimir Moiseyenko y Aleksandr Novototsky, conserva el esqueleto de la narración original, pero trasladando el conjunto a la situación rusa actual, que queda enriquecido con múltiples novedades en torno a los personajes. Así, básicamente, la historia es la misma. Un jurado, compuesto por doce hombres, todos varones, se retira a deliberar acerca de un caso de homicidio: un joven checheno está acusado de haber asesinado a su padrastro ruso. Inicialmente el grupo se toma su misión frívolamente, su deseo es acabar cuanto antes lo que consideran una tarea ingrata, que les roba su valioso tiempo. Todos están convencidos de la culpabilidad del encausado, pero en realidad no se han detenido a considerar las pruebas. Sólo cuando uno de ellos rompe la unanimidad, en un arranque de dignidad que le lleva a hacer la consideración elemental de que están juzgando a un ser humano, comienzan a sumergirse en un caso que no sólo es el del acusado… Aquello les obliga a mirarse dentro de sí mismos y ahondar en tantas heridas del alma no cicatrizadas. Es sorprendente lo que ha logrado Mikhalkov. Lo que parecía un artificio, situar la historia en Rusia, resulta revelador de este país. Pues se entra a considerar cómo se ha asimilado el sistema democrático, y se habla de los odios étnicos, la corrupción idiosincrática rusa, las desigualdades sociales, la desestructuración familiar… Y todo ello con enorme inteligencia, de modo que la introducción no resulta nada postiza. Todo lo contrario, sirve para indagar en el sentido trágico del pueblo ruso, con una magnífica contraposición de personajes, que sirve para trasladar la atención de unos a otros con gran naturalidad, muchas veces en soberbios duelos actorales que implican a dos o tres intérpretes. El entero reparto está sobresaliente, insufla vida ya sea al tosco taxista, al cirujano de orígenes humildes, al ‘nuevo rico’ empresario televisivo o al tipo que siembra las dudas. Pero es que Mikhalkov no sólo exhibe un alto sentido dramático, o presenta una encomiable humildad al reservarse un papel pequeño, que sólo brilla hacia el final, sino que entrega un film muy cinematográfico, de perfecta fotografía, fabuloso uso del gimnasio escolar donde está reunido el jurado, e inspirada partitura musical. Los flash-backs acerca del “background” del crimen son muy reveladores y nada torpes, con momentos tan intensos como los del acusado siendo niño bailando con unos soldados chechenos. E imágenes como la pelota de baloncesto atascada en el tablero de la canasta, del pajarillo encerrado, de la tubería vista o de esa imagen de la Virgen olvidada, son muy gráficas acerca de lo mejor y lo peor de los rusos.
8/10
(2015) | 90 min. | Acción | Thriller
Un policía, recientemente recuperado de una lesión, vuelve al cuerpo y descubre que sus compañeros han estado realizando actividaddes ilegales. Pese a su amistad, no dudará en exponer sus delitos cueste lo que cueste.  Tercera parte de una trilogía compuesta por 12 Trampas y 12 Trampas 2, ofrece la misma acción y violencia que sus antecesoras, aunque la calidad, no muy buena desde los inicios, ha descendido con cada nueva secuela.
4/10
(2013) | 95 min. | Acción | Aventuras | Thriller
Nick Malloy un apuesto paramédico se encuentra atrapado en una situación de la que no puede escapar. Un psicópata, que sólo se comunica con él por medio de teléfonos, le impondrá doce pruebas que debe cumplir en un tiempo establecido o de lo contrario asesinará a un sin numero de personas inocentes, incluida su esposa. La estrella de la WWE Randy Orton protagoniza esta secuela de 12 trampas con claros elementos que recuerdan a la mítica Saw –aunque sin la misma violencia extrema–, en la que una persona deberá pasar una serie de desafíos impuestos por una mente neurótica.
4/10
(2010) | 91 min. | Thriller
(1963) | 89 min. | Comedia | Thriller
Simpática parodia del cine de espías, donde las hijas adolescentes de diplomáticos se hacen con información secreta y vital para sus respectivos países, lo que pone nervioso al archienemigo de turno. Dirige el todoterreno William Castle.
5/10
(2016) | 144 min. | Acción | Thriller | Drama Tráiler
Recreación de un trágico episodio bélico que tuvo lugar durante la noche del 11 de septiembre de 2012 en Bengasi. Tras la muerte del dictador Muamar el Gadafi, Libia se encuentra en una situación delicada, en donde diversas facciones se disputan el poder. El equilibrio es muy inestable y por eso Estados Unidos mantiene una pequeña base secreta de la CIA en la ciudad costera de Bengasi, que cuenta con un grupo de soldados experimentados para salvaguardar la seguridad, no más de media docena. Los problemas vendrán cuando el embajador estadounidense acuda a un acto en la ciudad y se instale en una casa cercana. Pronto será atacado. Película vibrante, entretenida, tremendamente realista y seria. Vuelve a traer a colación las ventajas e inconvenientes del tan cacareado intervencionismo internacional norteamericano, una cuestión nada fácil de solventar. Tanto los habitantes de los países conflictivos como los propios norteamericanos dudan constantemente de esa política, más si cabe cuando se producen situaciones límite en donde hay heridos y muertos, muchísimos más –todo hay que decirlo– entre los lugareños, a menudo masas de personas sin orden ni disciplina que odian que los yanquis corten el bacalao en su tierra. El problema llega cuando se generaliza identificando al Islam con esas facciones violentas. Los hechos reales narrados en 13 horas, Los soldados secretos de Bengasi están basados en el libro escrito por Mitchell Zuckoff y cuenta con un cuidado guión de Chuck Hogan (The Town, ciudad de ladrones), el cual logra involucrar anímicamente al espectador gracias al buen dibujo que hace del personal estadounidense. En películas de este tipo, con acción y ritmo desenfrenados, es complicado a veces saber quién es quién y ese tema se amplía en este caso ya que hasta los propios soldados americanos desconocen la identidad del enemigo. Aunque presumiblemente cuentan con habitantes amigos, nunca saben si lo son de verdad, si van a traicionarles. Esto ofrece momentos de tensión, bien resueltos, verosímiles y trasladan una desasosegante sensación de desconcierto. El modo de filmar la guerra es de un realismo inusitado, y no se ahorra alguna imagen especialmente desagradable. Y aquí la atmósfera recuerda sobremanera a otras películas recientes del mismo corte bélico (en cuanto al fracaso militar estadounidense), como El único superviviente o en especial Black Hawk derribado, citada explícitamente por uno de los personajes. Desde luego es difícil mejorar la ambientación realista y la atmósfera agobiante generada en esta especie de base asediada, convertida en un nuevo El Alamo, como también comenta otro soldado. Alegra comprobar además que el director de la película, Michael Bay, sabe hacer otra cosa que películas fantásticas de Transformers. Su modo de filmar la guerra nocturna es contundente, aunque por la localización de los contendientes a veces parezca que estamos en un videojuego en manos de los norteamericanos, mientras que otras escenas (como la del ataque al coche blindado) están magníficamente rodadas. Pero no sólo se centra en la pura acción. Deja tiempo para conocer a los protagonistas, para humanizarles, especialmente a los dos soldados norteamericanos que llevan casi todo el peso anímico del film, unos perfectos John Krasinski (Silva) y James Badge Dale (Rone), quienes comentan su anhelo constante de regresar con sus familias y comparten su opinión de que están en una guerra que no entienden.
7/10
(1947) | 95 min. | Thriller
En una célula de espías en suelo alemán, hay un topo. Sabiéndolo, sus compañeros empiezan a darle falsa información. Entretenido film situado en la II Guerra Mundial, con James Cagney y Annabella.
6/10
(2014) | 92 min. | Thriller | Terror
(2005) | 86 min. | Thriller
Singular thriller francés del desconocido director de origen georgiano Géla Babluani. Rodado en blanco y negro, con un estilo de ‘cinéma verité’ sobrio y glacial, sin contrapuntos musicales, la trama arranca con el joven inmigrante Sébastien trabajando de albañil en la reparación del techo de una casa. Su propietario anda en negocios de muy dudosa legalidad, y Sébastien aplica la oreja con idea de conocer el entorno en el que se mueve. La repentina muerte por sobredosis del tipo que le contrató, y la noticia de que no va a cobrar ni un euro, le empujan a una arriesgada decisión: asumir el trabajillo gangsteril en que andaba metido, usando un billete de tren y una hoja de instrucciones. No tiene ni idea del peligroso ‘juego’ en que acaba de meterse. Las primeras impresiones del film engañan, se diría que estamos ante una historia costumbrista, que va a describir la interacción entre un obrero ajeno al mundo de la delincuencia, y el gángster para el que trabajaba. Pero de pronto Sébastien empieza a caer metafóricamente en el vacío, cuando se lanza a la búsqueda de dinero más o menos fácil, dejando a un lado cualquier planteamiento moral. Pues se convierte en una pieza más de un siniestro pasatiempo de ruleta mortal, con apuestas muy elevadas de por medio, donde su vida y la de los otros doce ‘tzameti’ del título están en juego. Babluani demuestra ser un director muy visual, capaz de crear una atmósfera de tensión insoportable, que maneja con asombrosa soltura la planificación y su ‘tempo’, hasta conducir a un final que, si bien no es muy sorprendente, resulta coherente con el armazón urdido para el film.
6/10
(1997) | 105 min. | Thriller
Konrad von Seidlitz es un despreocupado, frívolo y arrogante abogado que regenta un bufete de éxito con su socio. Para darle publicidad al despacho, Konrad deja sin pagar unas multas de aparcamiento por las que le condenan a catorce días de prisión. Pero una vez allí le acusan injustamente de tráfico de drogas. Alguien ha conspirado en su contra. El alemán de amplia trayectoria televisiva Roland Suso Richter, que dirigió en Hollywood El despertar, rodó en su país este ameno thriller carcelario, en la línea de Brubaker, que curiosamente funciona pese a lo mal que cae el protagonista (el espectador llega a pensar que él se lo ha buscado).
4/10
(2001) | 120 min. | Thriller
Al inspector de homicidios Eddie Fleming (Robert De Niro) le encanta salir en los medios de comunicación. Un asesinato relacionado con un incendio le obliga a colaborar con Jordy Warsaw (Edward Burns), un bombero al que no le gusta nada el circo mediático. Aunque surgen ciertas suspicacias, ambos detectan a Emil y Oleg, dos asesinos recién llegados del Este de Europa, que cometen crímenes sin ton ni son. Emil, que advierte la sed de morbo de la opinión pública, ha trazado un siniestro plan: cometer asesinatos atroces que Oleg graba en vídeo, para forrarse con la exclusiva de su historia. Y luego alegar locura para librarse del merecido castigo. ¿Se saldrán estos tipos con la suya? El director y guionista John Hersfeld traza, impregnada de un humor muy negro, una feroz crítica a la sociedad actual, ávida de información escabrosa. Él lo tiene muy claro y explica con cierto pesimismo: “Nos encontramos en una cultura en la que nadie se hace responsable de sus actos y todo el mundo quiere ser reconocido por nada.” De Niro, además de ser coprotagonista, produce el film. Le acompaña el director y actor Burns, quien asegura que, incluido él, “cualquier actor joven daría su brazo derecho por rodar con De Niro”.
4/10
(2018) | 94 min. | Histórico | Acción | Thriller | Drama
Clint Eastwood sigue su línea ascendente de contar historias esperanzadoras sobre el heroismo cotidiano de las personas corrientes, que empezó a incoar con Gran Torino, una trama de redención. Como en Sully, parte de un caso real, el valeroso comportamiento de tres amigos -Anthony Sadler, Alek Skarlatos y Spencer Stone- de turismo por Europa en agosto de 2015, y que a bordo del tren que les llevaba a París se enfrentaron a Ayoub El-Khazzani, un terrorista yihadista armado hasta los dientes, que pretendía ejecutar una matanza entre los pasajeros. Y rizando el rizo, ha querido que fueran ellos mismos, sin ninguna experiencia interpretativa previa, quienes compusieran sus propios personajes, algo que también han hecho otros pasajeros. Suena a audacia loca, pero la fórmula funciona, los tres resultan muy naturales ante la cámara. El octogenario director no se ha roto la cabeza, está claro que su objetivo no era otro que el de recordar una preciosa página de heroicidad a cargo de tipos normales, de ésas que engrandecen a los seres humanos, donde con cierto sentido providencialista, se viene a decir que hay que saber estar donde a uno le corresponde, y hacer algo, lo que haya que hacer, aunque cueste. No hay que confundir la sencillez con la simpleza, e Eastwood se inclina por la primera entregando una película tremendamente eficaz en lo que pretende. El film parte del libro que publicaron los héroes, con la ayuda de un escritor profesional, y el guión lo ha compuesto, siguiendo la línea de los actores no estelares, una completa desconocida, que responde al nombre de Dorothy Blyskal. Y el planteamiento resulta bastante minimalista, pues unos planos iniciales que nos anticipan el ataque del tren, van seguidos de flash-backs sobre la infancia de Anthony, Alek y Spencer, su entorno familiar y escolar, y el modo en que se forja la amistad. Y a esto se suma la normalidad absoluta de los días previos al atentado, en que simplemente disfrutan de sus vacaciones, en Roma, Venecia, Berlín –el punto donde se reúnen los tres– y Amsterdam. Tenemos así simplemente, pero en realidad no es poco, a unos buenos amigos pasándolo bien, gastando bromas, disfrutando del arte y la fiesta, ayudando a las personas mayores. Es la humanidad que nunca deberíamos perder, lo que nos hace buenas personas, y que nos equipa para las pruebas que depara la vida, viene a decir Eastwood, quien de nuevo, con unos sencillos mimbres, sabe filmar con poderío. Aunque el enfrentamiento con el terrorista en sí, sea breve, está rodado con gran fuerza y meticulosidad, perfectamente montado, sin artificios musicales o ralentíes que no vengan a cuento, la veteranía de un gran cineasta es un grado, y reducir al atacante y ayudar a los heridos, es todo una en esa inspirada escena.
7/10

Últimos tráilers y vídeos