IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Comedia

(1961) | 87 min. | Comedia
El teniente Forward tiene su banco anclado muy cerquita de Venecia. Él y su tripulación están diseñando un complejo sistema informático con el que pretenden asaltar la banca del casino de la ciudad. Tecnología punta al servicio del robo. Steve McQueen saca su cara más divertida. Venía de protagonizar la serie Wanted: Dead or Alive, donde era un cazarrecompensas con un toque a lo Robin Hood. En esta ocasión, es un auténtico ladrón, aunque su simpatía enseguida conquistará al espectador.
4/10
(1974) | 85 min. | Comedia
Film poco visto de Jacques Tati, el último que dirigió, que une varios números circenses. El genial poeta del humor, ejerce de particular maestro de ceremonias del mayor espectáculo del mundo.
6/10
(1960) | 0 min. | Comedia
Norman Puckle tiene un trabajo que no le gusta y acaba de ser rechazado por una joven llamada Marlene. No es un mal tío, pero sí un poco torpe y con mala suerte. Desgraciado y enfadado con el mundo decide suicidarse, pero falla en el intento y es rescatado por un oficial de la marina que lo convence para enrolarse. Así comienza una comedia desternillante al más puro estilo Loca academia de policía.  
5/10
(1980) | 103 min. | Comedia | Acción
Un científico descubre un coleóptero con una peculiaridad muy especial: habita junto a terrenos cuyo subsuelo esconde petróleo. Los desaprensivos de turno le secuestran para aprovecharse de sus conocimientos, pero el comisario Zapatones, asistido por su ayudante Caputo, acudirá al rescate. Bud Spencer acapara el protagonismo del film, donde Enzo Cannavale es un pobre recambio de Terence Hill. De todos modos, el film sigue la líneas habitual de los títulos protagonizados por la pareja, donde el humor y las peleas a puño limpio no faltan.
4/10
(2019) | 92 min. | Aventuras | Animación | Comedia Tráiler

No solo reinventa el clásico cuento de Blanca Nieves y los siete enanitos, sino que está concebida como una comedia familiar que pretende sensibilizar y poner en tela de juicio los prejuicios sociales relacionados con los estándares de belleza de nuestra sociedad, enfatizando la importancia de la belleza interior.

(1999) | 95 min. | Comedia
Un matrimonio está en crisis. La nueva novia del marido es aficionada a los astrólogos. El ex novio de ésta es un delincuente huido de la justicia. Entre medias, televisión, mucha televisión. Nueva muestra del joven cine español, con personajes inmersos en la perplejidad sentimental, a los que dan vida prometedores actores.
3/10
(1966) | 85 min. | Comedia
Curiosa coproducción entre Francia, Italia y España, donde José María Forqué contó con la colaboración en el guión de Jaime de Armiñán. El film gira en torno a un valioso cetro "pescado" en el fondo del mar, y que es codiciado por una heredera americana. El reparto corresponde a actores de las nacionalidades implicadas, estando España representada por un juvenil José Luis López Vázquez.
5/10
(1960) | 89 min. | Comedia
Zazie es una niña que viaja a París para pasar unos días con su tío Gabriel, pero ella prefiere disfrutar sola de la ciudad y conocer las calles, las tiendas... y el metro. Durante su aventura particular, Zazie se encontrará con diferentes personajes, algunos no muy recomendables. Unos ojos inocentes descubrirán un estrambótico mundo de adultos. Louis Malle dirige un film surrealista y cómico sobre la ciudad parisina vista desde la perspectiva de una niña de doce años. La cría protagonista sale acompañada de Philippe Noiret (Cinema Paradiso).
5/10
(2014) | 100 min. | Comedia | Drama
(2019) | 96 min. | Comedia | Drama
Entre amor al cine, cinefilia, afición al cine y mitomanía, existe un amplio rango de mayor o menor vinculación con el Séptimo Arte. Algunos espectadores buscan pasar el rato con las películas, otros incluso piensan que son una invitación a la reflexión, pero los que hay que las convierte en algo tan necesario para vivir como el aire que respiramos. A esta categoría pertenece Vikar, el protagonista de Zeroville, la nueva película de James Franco. El extremismo fílmico de Vikar se presenta ya desde los primeros compases de Zeroville, el personaje, con el pelo cortado al cero, tiene grabado en la nuca un tatuaje de sus admirados Montgomery Clift y Elizabeth Taylor, su película favorita es Un lugar en el sol, y él mismo en efecto también busca su sitio a la luz del astro que nos ilumina, y piensa que tal lugar sólo puede encontrarse en Hollywood. Arquitecto frustrado, le acompaña en su habitación de un hotel –una que antaño ocupó Monty– la maqueta de una iglesia por él diseñada tiempo atrás. Tal vez esa fe le decepcionó, no se nos aclara este punto, pero ahora vive para el cine, es capaz de citar con soltura nombres de directores y películas, aunque no había visto cine hasta tiempos muy recientes, y se abriendo paso en lo profesional, hasta el punto de ser requerido para montar una película de corte erótico, donde actúa la mujer a la que ha sublimado, Soledad, que le hace evocar a la Taylor. Franco ambienta la película a finales de los 60, la misma época en que Tarantino sitúa Érase una vez en... Hollywood, hasta se menciona el asesinato de Sharon Tate, aunque el tono es muy diferente. Resulta difícil hablar en este caso de nostalgia romántica, a pesar de los numerosos guiños cinéfilos, y predomina en cambio un tono entre alucinado y disparatado, en que se anticipa la llegada del nuevo Hollywood, con presencias juveniles de Martin Scorsese, Francis Ford Coppola y Steven Spielberg. Se pinta con cariño a algunos mentores de Vikar, y se fustiga a la figura del productor que no tiene en verdadera consideración a las personas ni a las películas que hacen. Estamos decididamente ante una propuesta bizarra, que seguramente tiene el tono que el director pretende, pero que resulta bastante banal y vacía, ya sea en la subtrama romántica, en la cuestión de Soledad y su hija, en la idea de que la única eternidad a la que podemos aspirar reside en los fotogramas de las películas.
4/10
(1945) | 110 min. | Comedia | Musical
Las Ziegfeld Follies son una serie de revistas musicales del Broadway de principios de siglo XX. Esta película, sin ser uno de los mejores musicales de la Metro, quiere homenajear a estas revistas. De ahí que esté compuesta por distintos segmentos que han dirigido y protagonizado diferentes directores y actores emblemáticos del musical. Aunque sólo sea por la cantidad de nombres relevantes que aparecen en los créditos, merece la pena verla.
4/10
(2013) | 92 min. | Cómic | Aventuras | Comedia Tráiler
Los hermanos Zipi y Zape son enviados a pasar el verano a un centro de reeducación en medio del campo, donde está prohibido jugar, aquello se parece más bien a una cárcel o a un campo de concentración. Sin embargo, con ayuda de otros compañeros rebeldes como ellos, están dispuestos a desafiar al director del colegio Esperanza, el temible Falconetti, fundando el Club de la Canica. Pronto descubrirán que el lugar esconde secretos que pondrán a prueba su espíritu aventurero, y a sus andanzas se sumará la simpática Matilde, sobrina de Falconetti. Cinta familiar de producción española, que adapta los personajes de tebeo de Editorial Bruguera creados por José Escobar. Bien es cierto que sus señas de identidad son sencillas, Zipi es rubio y Zape moreno, llevan un uniforme muy característico y ambos son muy traviesos. Los conocedores del cómic quizá echen en falta a don Pantuflo Zapatilla y su esposa Jaimita, que no tienen presencia alguna en la película. En cualquier caso, la sencilla trama de la cinta, de tono decididamente aventurero y pensada para los chavales, podía estar protagonizada por otros personajes cualesquiera. Óskar Santos, que además de televisión había dirigido un thriller, El mal ajeno, entrega una película entretenida, ambiciosa en su diseño de producción y efectos visuales, a la que le gustaría poder decir que juega en la división de Harry Potter o Los goonies, aunque eso sería decir demasiado. A los pequeños actores les falta un punto de gracia –casi funciona mejor el gordito Fran García como Filo que los protagonistas Raúl Rivas y Daniel Cerezo, Zipi y Zape–, y entre los adultos sólo sobresale Álex Angulo como Esperanza en las ingeniosas escenas del NoDo. Y al desarrollo narrativo, a base de resolver enigmas, le falta algo de chispa. Pero cumple sobradamente con la meta de entregar una película para todos los públicos, con potencial para ser vendida fuera de España. Lo que no es poco.
5/10
(2008) | 113 min. | Acción | Comedia Tráiler
El cómico Adam Sandler ha protagonizado algún título interesante, como El chico ideal, Spanglish o En algún lugar de la memoria. Sin embargo, parece que se ha propuesto elevar progresivamente los niveles de falta de calidad de sus cintas. Tras la prescindible Yo os declaro marido y marido, Sandler da un paso más en argumentos disparatados con esta ‘tomadura de pelo’. que se pasa de rosca ‘un pelín’. Zohan Dvir es un agente contraterrorista israelí de élite, más eficaz que James Bond; una auténtica máquina de matar, capaz de resolver las misiones más arriesgadas. Pero en realidad, sueña con dejarlo todo y reconvertirse en peluquero, a pesar de que su padre se lo toma a chirigota, pues según sus propias palabras, piensa que es una profesión para afeminados. Tras un enfrentamiento con El Fantasma, un peligroso terrorista palestino, Zohan finge su propia muerte, para poder emigrar a Estados Unidos, donde consigue trabajo en la peluquería de Dalia, una atractiva palestina con problemas económicos. Allí, Zohan se gana a las maduras clientas porque es un estilista estupendo, pero también porque (hay que verlo para creerlo) remata sus servicios ofreciendo también otro tipo de servicios, sexuales. El punto de partida (James Bond se reconvierte en peluquero) es tan surrealista que podría haber dado lugar a una comedieta resultona. Sin embargo, lo que comienza con grandes dosis de zafiedad (Zohan en la playa deteniendo una pelota con el culo) aumenta progresivamente los niveles de grosería hasta extremos vergonzosos, a base de chistes sobre sexo, mujeres obesas, vello púbico, etc. o diálogos vergonzosos en los que Zohan, por ejemplo, elogia los atributos sexuales de las abuelillas que acuden al local. Tan graciosas deben parecerles estas bromas a Judd Apatow (Virgen a los 40) y al resto de guionistas que repiten los mismos clichés una y otra vez. Resultan especialmente de mal gusto sus golpes de humor en torno al conflicto árabe-israelí, lo que ha motivado que no se estrene en algún país árabe. Desafortunados momentos políticamente incorrectos sobre grupos terroristas, como las llamadas telefónicas de Rob Schneider a Hezbolá, dan al traste con las buenas intenciones de una de las subtramas, la historia de amor entre el protagonista israelí y la peluquera palestina, que podría haber derivado en un mensaje positivo sobre la posibilidad de alcanzar la paz. Resulta difícil salvar algo en este despropósito tan ‘casposo’, del que saldrán huyendo todos aquellos que no tengan ‘un pelo de tonto’. Pero salen adelante, por méritos propios, la atractiva actriz canadiense de origen marroquí Emmanuelle Chriqui –todo un descubrimiento, que en el futuro dará que hablar–, y el todoterreno John Turturro, que se merece papeles mejores que el de El Fantasma, pero que aún así logra mantener cierta dignidad contra viento y marea.
1/10
(2014) | 85 min. | Terror | Comedia Tráiler
El debutante Jordan Rubin dirige esta cinta de animales terroríficos que más que la estela de Tiburón, sigue la de producciones de serie B con humor negro y paródico estilo Ovejas asesinas o Sharknado, partiendo del esquema más trillado del cine, el del grupo de jóvenes que se dispone a pasar un fin de semana en una cabaña y se topan con una amenaza inesperada. Así, Mary se lleva unos días a la casa de unos familiares en el monte a sus amigas Zoe y Jenn. Las tres acuden sin chicos, pues el novio de ésta última le ha puesto los cuernos. Pronto, sus parejas aparecen en el lugar para apuntarse a la fiesta. Por desgracia, dos chapuceros transportistas han vertido por accidente en el río un barril de residuos tóxicos que ha tropezado con la presa de unos castores que sufrirán una terrorífica mutación. Sus efectos especiales ingenuos parecen de otra época, pero tienen cierto encanto. Con numerosos elementos que recuerdan a cintas de los 80 como Posesión infernal, Critters y Gremlins, la poca pretenciosa y hasta honesta Zombeavers arrancará alguna sonrisa a quienes simpaticen con la surrealista propuesta de ver en acción a unos castores zombies. Pero este 'chiste' no da para mucho más que un corto o un tráiler falso, le falta algún gag mínimamente ingenioso o algo de suspense, y se excede exhibiendo la anatomía de las actrices, quizás tratando de compensar su falta de talento, al igual que la del resto del reparto. Puesto que 'beaver', castor, se utiliza vulgarmente en inglés para referirse a los genitales femeninos, se abusa (hasta la extenuación) de los juegos de palabras facilones, que no tienen ninguna gracia en el original, circunstancia que empeora, si cabe, en la versión doblada.
4/10
(2015) | 93 min. | Terror | Comedia
Ben, Carter y Auggie son tres amigos, que desde niños han compartido sus vivencias como boys scout. Ben y Carter, sin embargo, ya están hartos de los jueguecitos de campamento, de ir vestidos de uniforme, etc., están en plena adolescencia y les tira más empezar a salir con chicas, sobre todo a Carter, que tiene la líbido desbocada. Una noche en el campo deciden por eso abandonar a Auggie y marcharse a una fiesta para ligar un poco. Pero las cosas darán un giro radical cuando se encuentran el pequeño pueblo donde viven infestado de zombies. Christopher Landon (Paranormal Activity: Los señalados) dirige esta divertida y gamberra película adolescente de jovencitos descerebrados que tienen que ponerse a matar zombies a diestro y siniestro e intentar salvar al pueblo de la desaparición. Aunque se ve que el presupuesto no es para echar cohetes, los efectos especiales son bastante apañados y sobre todo funciona el humor, constante durante todo el film, a pesar de abusar de gags a veces no muy delicados (por decirlo de alguna manera), donde abundan las referencias sexuales o las situaciones verdaderamente esperpénticas (se lleva la palma la huida de la casa a través de la cama elástica). Además, los actores, encabezados por el magnífico Tye Sheridan, empatizan con el espectador y es difícil aburrirse.
5/10
(2004) | 83 min. | Comedia | Terror
Dentro del género de terror, se podría decir que existe un subgénero sobre zombies y otro muertos vivientes, del que el film que nos ocupa es una muestra, en clave de comedia negra y sanguinolenta. En él se nos cuenta cómo el marido de una pareja en luna de miel, vegetariano de toda la vida, le da por ejercer de caníbal después de que un tipo misterioso le atacara en la playa. Y es que se ha convertido en zombi, algo a lo que le cuesta acostumbrarse a su mujer. Con tan disparatado planteamiento el director y guionista David Gebroe ofrece un producto no apto para estómagos delicados…
2/10
(2019) | 99 min. | Terror | Comedia Tráiler
Diez años después de la gamberra y salvaje comedia de muertos vivientes Bienvenidos a Zombieland, su opera prima, Ruben Fleischer reincide con una historia situada en el mismo universo en que toca sobrevivir a toda costa, en que repiten los personajes protagonistas reunidos para la ocasión, Jesse Eisenberg, Emma Stone, Woody Harrelson y una ya crecidita Abigail Breslin, no es lo mismo tener once años que veintiuno, qué duda cabe. El temor de que se nos va a ofrecer más de lo mismo, el plato de antaño recalentado en el microondas de un Hollywood poco imaginativo, se disipa enseguida, pues Zombieland: Mata y remata muestra un fantástico dinamismo, idea algunas situaciones nuevas, y sobre todo, resulta completamente desternillante. Ya desde el arranque, Columbus, Tallahassee, Wichita y Little Rock como inquilinos de la Casa Blanca tras sortear a los zombies de turno –a estas alturas ya sabemos, véase el actual presidente, cualquiera puede llegar a vivir allí–, advertimos que los guionistas originales Rhett Reese y Paul Wernick, y el recién llegado Dave Callaham, se han ganado su sueldo, hay ingenio a la hora de idear los distintos gags. De entrada, hay ideas fáciles, aunque sean eficaces: Tallahassee ha desarrollado una relación paternofilial con Little Rock, y ésta reclama independencia, Columbus decide pedir matrimonio a Wichita, a lo que ella reacciona agobiada; esto provoca tensiones en el grupo e indeseadas separaciones. Pero enseguida entran nuevos personajes en liza, el hippy partidario de la no violencia, también con los zombies, Berkeley, o, auténtico hallazgo –está fantástica Zoey Deutch–, el prototipo de rubia buenorra y descerebrada Madison que se defiende de los muertos vivientes con su spray de pimienta. Lo que propicia que viajen hacia donde se supone que existe una comuna que vive pacíficamente, a salvo del peligro zombi. No es cuestión aquí de hacer la enumeración completa de las abundantes ocurrencias, como el recurso a las reglas de Columbus –una, la del título– o la clasificación de los zombies, baste subrayar que asoma con frecuencia la agudeza de ingenio. Y aunque se juegue con los dobles sentidos y el humor grueso, se procura no rebasar ciertos límites, claramente se advierte un esfuerzo de contención, también en la abundante violencia paródica, muy tarantinesca, como era la del original.
6/10
(2004) | 96 min. | Terror | Comedia
Shaun es un tipo que va dando tumbos por la vida, sin sentar nunca la cabeza. Se pasa la vida en un bareto, El Winchester, con su gran amigo Ed. Lo que causa interminables discusiones con su madre y el abandono de su novia, Liz. Justo cuando decide enmendarse, llegan los zombies, dispuesto a merendarse a todo bicho viviente. El caso es que Shaun está tan motivado con el nuevo rumbo que ha dado a su vida, que los muertos vivientes parecen únicamente un obstáculo más. Y la emprende con ellos armado con un palo de cricket y una pala. Parece que los zombies nunca pasan de moda. A 28 días después, Amanecer de los muertos y Resident Evil, se suma esta versión, que se toma el tema a cachondeo. Ver al no demasiado equilibrado Shaun, palo de cricket en ristre, dispuesto a no permitir que los muertos vivientes se salgan con la risa, despierta sin remedio la hilaridad. A pesar del pretendido humor, no faltan los sustos y la violencia gore propios de este tipo de historias.
6/10
(2017) | 78 min. | Comedia | Animación | Fantástico

Zombillenium es un parque de atracciones donde todo el equipo está formado por monstruos vivientes. Los empleados del parque son contratados para toda la eternidad pero ¿qué pretende Gretchen, la misteriosa y encantadora bruja becaria?

(2009) | 91 min. | Comedia | Terror Tráiler
Los nórdicos empiezan a despuntar en el género fantaterrorífico, como lo demuestra la reciente película sueca Déjame entrar. Ahora, se apunta al carro el finlandés Tommy Wirkola, famoso en su país por dirigir Kill Buljo, parodia de Kill Bill, de Quentin Tarantino. Este otro film ha tenido repercusión internacional, pues participó en el Festival de Sundance, y en la Semana Fantástica de San Sebastián. Un grupo de estudiantes de medicina viaja en coche a una cabaña en las montañas de Oksfjord, al norte de Noruega, donde se disponen a pasar unos días esquiando, emborrachándose y probando la moto de nieve. Allí, son advertidos por un siniestro excursionista de que el lugar fue escenario de la devastación por parte de los nazis, hasta que los lugareños se levantaron contra ellos y organizaron una matanza. Poco después, los chicos son testigos de la aparición de los cadáveres de soldados alemanes convertidos en muertos vivientes. El film está planteado como un homenaje a las primeras películas de Sam Raimi y Peter Jackson, que se citan explícitamente en el film, sobre todo porque uno de los protagonistas es cinéfilo y habla de ellas o lleva una camiseta de Braindead. Como en sus modelos, Tommy Wirkola combina humor negro a raudales, con secuencias gore de vísceras y sangre que alejarán de la cinta a quienes no sean incondicionales. Lo cierto es que Raimi y Jackson aportaban también un enorme talento que hoy día nadie pone en duda, y Wirkola no resiste la comparación. Algún chiste aislado funciona, y tiene cierta frescura la ambientación, en pleno invierno noruego, poco vista en el género. Pero en general es una cinta de serie B bastante cutre, que enseguida se estanca, y apenas capta el interés. 
3/10

Últimos tráilers y vídeos