IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas del género Animación

4/10
(2012) | 57 min. | Animación

Robin Hood roba a los ricos para dar a los pobres. ¡Y necesita la ayuda de Tom y Jerry! Tu dúo audaz favorito apunta al querido cuento medieval en un nuevo largometraje.

4/10
(2011) | 0 min. | Animación

Drama cómico ambientado en Roma durante el periodo fascista.

(1990) | 90 min. | Animación
Ante la ola de atracos que campea por la ciudad de Nueva York, la única solución está en cuatro tortugas ninja que viven en las alcantarillas. Son simpáticas y les encanta la pizza. Con la ayuda de la periodista April están dispuestas a mantener el orden.
4/10
(2007) | 87 min. | Animación
Vuelve a la gran pantalla la serie de animación que triunfó a finales y principios de los noventa. Las tortugas ninja dieron el salto al cine en 1990 y la película original tuvo dos secuelas. Han pasado 14 años desde que las historias de las tortugas pasaron al largometraje, un tiempo en el que algunas cosas han cambiado bastante. Este período ha servido principalmente para mejorar la animación, que es la gran baza con la que cuenta este nuevo título. Las tortugas rozan la perfección, resultan más reales que nunca, y sus movimientos ninja no tienen nada que envidiar a los que se ven en las superproducciones orientales. Las reinas del “buen rollo” no pasan por su mejor momento. Leonardo lleva un año aislado en la selva para encontrarse a sí mismo. La ausencia de una pieza clave del grupo lleva la resto de las tortugas a cambiar de vida. Siguen viviendo en las cloacas con el maestro Splinter, pero Michaelangelo se dedica a la animación infantil, Donatello a la atención al cliente telefónica y Rafael aparenta ser un vago que sólo duerme. La cuestión es que éste no soporta que hayan abandonado las calles, así que por las noches se transforma en un vengador que lucha contra el crimen y cuya identidad nadie conoce. Otra novedad importante es el papel de April, que ya no es periodista si no una marchante de obras de arte. Ella es quien anima al deprimido Leonardo a volver. A su regreso se enfrentará al temperamental Rafael, que no le perdona que los abandonara. La conflictiva relación entre ambas tortugas aporta más profundidad en el tratamiento de los personajes que la acostumbrada en la serie y las otras películas, con su moraleja final tan propia de las cintas de animación. Como elemento innovador cabe destacar al malvado, pues ya no es ninguno de los clásicos de la saga como Shredder. En esta ocasión, se trata de un millonario empresario que a través de unas antigüedades convoca a unos monstruos destructores. A pesar de las novedades, la película conserva el espíritu de la serie. Así, la acción es uno de los elementos clave de la historia. En este terreno destaca, más allá de las grandes peleas, la lucha de Rafael contra Leonardo, uno de los momentos estelares del film. El humor también está presente y, aunque las tortugas hayan madurado, las bromas escatológicas y los eructos no se alejan de ellas, especialmente de Michaelangelo. Este aspecto más destinado al público joven, refleja la principal carencia de la película. La historia resulta simple, por lo que no muchos adultos se sentirán atraídos por ella. Serán los jóvenes y los incondicionales de la saga los que más disfruten con esta nueva aventura.
5/10
(1995) | 81 min. | Animación | Aventuras Tráiler
Producir el primer largometraje de animación digital de la historia era una empresa más arriesgada de lo que parecía. Pero John Lasseter, máximo responsable de Pixar, tenía claro que no bastaba con su avanzada y sorprendente tecnología. El secreto estaba en un guión ingenioso, crónica de una crisis de identidad. La que sufre Buzz Lightyear, convencido de que es un héroe galáctico, pero que en realidad es un juguete, que ha dejado en un segundo plano a la posesión más preciada de Andy hasta el momento, el sheriff Buddy.
8/10
(1999) | 90 min. | Aventuras | Animación Tráiler
En 1995 un tipo llamado John Lasseter revolucionó el cine de la animación con ese pedazo de película titulada Toy Story. Cinco años después llega una segunda parte que no sólo resiste la comparación con la original, sino que en algunos aspectos la supera. De nuevo seguimos a los juguetes de un chaval llamado Andy, que cobran vida cuando su dueño no está con ellos. Cuando el vaquero Woody trata de evitar que un juguete viejo acabe en el rastrillo, el resultado es que él mismo va a parar a manos de Al, dueño de un hipermercado de juguetes. Entonces Woody se entera de que es un juguete basado en una serie televisiva de gran éxito en los años 50. Y la idea de Al es completar con él los muñecos basados en el telefilme, para venderlos a un museo japonés. Los amigos de Woody, encabezados por Buzzlightyear, intentarán rescatarlo. No nos engañemos. La calidad de la animación es fantástica, pero éste no es el secreto definitivo de Toy Story 2. Que te atrape tiene que ver, y mucho, con un guión de primerísima calidad. Los personajes están bien definidos, tienen personalidad. Y las cosas que les ocurren te interesan. Ya sea el dolor de un muñeco porque la niña que fue su dueña le olvida en un rincón; el sentido de la amistad y la familia, que lleva a atravesar mil y un peligros; o la conciencia de que el tiempo pasa, y que uno envejece (es decir, los juguetes se estropean). Además, no falta el sentido del humor, que encaja a la perfección con el modo de ser de cada juguete. Guiños a películas como La guerra de las galaxias o Parque Jurásico o la aparición de las célebres muñecas Barbie, provocan, sin remedio, la carcajada. Entre los nuevos personajes, destacar la divertida vaquera Jessie, con su divertidísimo grito ranchero “¡Yeeahoooooo!”, Oloroso Pete el Capataz, y Zurg, un villano galáctico, rival de Buzz Lightyear.
9/10
(2010) | 90 min. | Animación Tráiler
En 1995 un tipo llamado John Lasseter revolucionó el cine de la animación con ese pedazo de película titulada Toy Story. Cinco años después llego una segunda parte que no sólo resiste la comparación con la original, sino que en algunos aspectos la supera. Once años después llega a los cines la versión en 3D de esta joya, al igual que lo hiciera hace un año el primer título de la saga. De nuevo seguimos a los juguetes de un chaval llamado Andy, que cobran vida cuando su dueño no está con ellos. Cuando el vaquero Woody trata de evitar que un juguete viejo acabe en el rastrillo, el resultado es que él mismo va a parar a manos de Al, dueño de un hipermercado de juguetes. Entonces Woody se entera de que es un juguete basado en una serie televisiva de gran éxito en los años 50. Y la idea de Al es completar con él los muñecos basados en el telefilme, para venderlos a un museo japonés. Los amigos de Woody, encabezados por Buzzlightyear, intentarán rescatarlo. No nos engañemos. La calidad de la animación es fantástica, pero éste no es el secreto definitivo de Toy Story 2. Que te atrape tiene que ver, y mucho, con un guión de primerísima calidad. Los personajes están bien definidos, tienen personalidad. Y las cosas que les ocurren te interesan. Ya sea el dolor de un muñeco porque la niña que fue su dueña le olvida en un rincón; el sentido de la amistad y la familia, que lleva a atravesar mil y un peligros; o la conciencia de que el tiempo pasa, y que uno envejece (es decir, los juguetes se estropean). Además, no falta el sentido del humor, que encaja a la perfección con el modo de ser de cada juguete. Guiños a películas como La guerra de las galaxias o Parque Jurásico o la aparición de las célebres muñecas Barbie, provocan, sin remedio, la carcajada. Entre los nuevos personajes, destacar la divertida vaquera Jessie, con su divertidísimo grito ranchero "¡Yeeahoooooo!", Oloroso Pete el Capataz, y Zurg, un villano galáctico, rival de Buzz Lightyear.
7/10
(2010) | 103 min. | Aventuras | Animación Tráiler
Andy, el dueño de Woody, Buzz Lightyear y el resto de entrañables juguetes, está a punto de marchar de casa e irse a la universidad. La inquietud resulta palpable, pues su destino, siendo Andy todo un mozarrón, es incierto, podría acabar en el desván, en el mejor de los escenarios, o simplemente, en el cubo de la basura. Pero no, tras diversos avatares acaban donados a una guardería, que de entrada promete ser una especie de paraíso, donde nunca faltan los niños; y no importa que crezcan, pues enseguida viene el reemplazo. No sospechan que entre los juguetes del lugar, que les acogen con los brazos abiertos, se oculta un siniestro y traumatizado personaje, que gobierna la guardería con mano de hierro, decidiendo el destino de unos y otros juguetes. Aquello es una especie de prisión, de la que el grupo tratará de escapar. Pixar, nuevamente, supera el infinito yendo más allá, con una película que nada debe envidiar a sus predecesoras jugueteras, Toy Story y Toy Story 2. A creadores habituales de la casa, John Lasseter, Andrew Stanton y Lee Unkrich, se suma a la escritura del guión Michael Arndt (Pequeña Miss Sunshine), y el resultado es, sencillamente, brillante, ahonda con enorme inteligencia en el universo de la saga, sin nunca traicionar su espíritu, sacando punta a las muchas posibilidades temáticas y narrativas. Es cine para chavales, sí, pero es también cine para mayores, pocas películas que se autodenominan “de adultos” abordan con más fuerzas temas como el sentido de la vida (¿para qué están los juguetes en el mundo?), el paso del tiempo, el acceso a la mayoría de edad, la conciencia de pertenecer a una familia, los traumas que marcan, las inevitables despedidas. Todo ello sin hacer ascos a la acción y al humor, bien abundantes, resulta tronchante el señor Patata, o los golpes con Barbie y Ken, modélicos a la hora de moverse en el guiño al adulto, con buen gusto. Técnicamente, la perfección es desbordante. Se respeta la sencillez con que están diseñados los juguetes originales, pero a la vez se da idea de las maravillas animadas que pueden acometerse en la secuencia de apertura, una vertiginosa “montaña rusa” que retrotrae al prólogo de Indiana Jones y la última cruzada, muy sugerente en mostrar las increíbles aventuras que puede trazar la mente infantil. O en los pasajes de la guardería, con numerosos nuevos juguetes y niños de todas las razas y colores. También es asombroso todo lo que nos ofrece en el clímax del vertedero, paradigma del secreto de Pixar, pues a un guión inteligente, con ingeniosos giros narrativos, bromas, tensión, emoción, plasmación de los sentimientos que embargan a los juguetes, se suma el detalle animado, la planificación, los encuadres. Así hasta el final, final, ante el que hace falta tener un corazón de piedra para no derramar alguna que otra lagrimita.
10/10
(2009) | 81 min. | Animación | Aventuras Tráiler
Catorce años después de que Toy Story dejara boquiabierto a medio mundo, llega a las pantallas del cine la versión en 3D de la popular y pionera película de Pixar. Producir el primer largometraje de animación digital de la historia era una empresa más arriesgada de lo que parecía. Pero John Lasseter, máximo responsable de Pixar, tenía claro que no bastaba con su avanzada y sorprendente tecnología. El secreto estaba en un guión ingenioso, crónica de una crisis de identidad. La que sufre Buzz Lightyear, convencido de que es un héroe galáctico, pero que en realidad es un juguete, que ha dejado en un segundo plano a la posesión más preciada de Andy hasta el momento, el sheriff Buddy.
8/10
(2019) | 97 min. | Aventuras | Animación Tráiler
Andy se ha ido a la universidad, pero la pequeña Bonnie ha heredado sus juguetes. Y aunque el entrañable sheriff de trapo Woody no es su favorito –incluso le sale alguna pelusa–, él sigue liderando la comunidad juguetera, bien imbuido de su misión de procurar la felicidad de la niña que es su dueña. Y ahora ha llegado un momento especial en su vida, el primer día de escuela infantil. Detectados sus miedos, Woody se las arregla para acompañarla oculto en su mochila. Y ahí será testigo de algo mágico: la seguridad que se adueña de Molly cuando construye un tosco juguete con un tenedor de plástico: Forky será su entrañable amigo, aunque el propio juguete tiene sus personales temores, el complejo de estar hecho con basura, material desechable. Cuando por avatares de la vida Bonnie pierde a Forky, Woody hará lo imposible con los otros juguetes para recuperarlo, pues teme que la pequeña quede traumatizada por el extravío. En la aventura se reencuentra con su vieja amiga Bo Beep, la muñeca pastorcilla inseparablemente unida a sus ovejitas, que es feliz con una vida en libertad en una feria. Toy Story 4 está bien, e incluso muy bien. Pero le pasa lo que a El padrino III. Que existen las anteriores, o sea, Toy Story, Toy Story 2 y Toy Story 3. Y esta última parecía cerrar tan maravillosamente la saga, que la nueva entrega no puede reeditar las mismas sensaciones. Aunque, ciertamente. es muy entretenida, combina muy bien el drama y el amor entrañable con el humor, resulta dinámica y con su punto de intriga, y la calidad de la animación sigue alcanzando cotas más altas, véase la lluvia de la escena de apertura. Debuta en la dirección el hasta ahora animador y responsable de algún corto de Pixar Josh Cooley. Entre los responsables de la trama figuran muchos nombres, y por fortuna no ha sido eliminado el padre de las criaturas, John Lasseter. Además se han incorporado algunas ideas y temas nuevos, por lo que tiene el mérito de no entregar más de lo mismo, rutinariamente. Desprende así su encanto el planteamiento del pánico de una niña pequeña, y la creatividad que puede llevar a inventar nuevos juguetes a alguien de corta edad, es la vieja idea de que con un botón y un carrete de hilo un chaval con imaginación se lo puede pasar en grande, no le hace falta, necesariamente, un coche teledirigido, o, digámoslo alto y claro, una videoconsola o un teléfono móvil. Por otro lado, dentro de la felicidad que adquiere un juguete cuando sabe dársela a un niño, idea recurrente de toda la saga, y aquí incorporada con nuevos matices en el caso de la muñeca Gabby Gabby, se apunta también la idea de la libertad e independencia de los juguetes, que podrían alcanzar la felicidad, posibilitando que juguetes poco afortunados consigan un niño que los quiera. En tal sentido hay algún momento especialmente entrañable en la feria, aunque el clímax no resulta todo lo redondo que uno habría deseado. Quizá lo menos original es ese empeño algo postizo de presentar personajes femeninos fuertes, aquí sobre todo Bo Peep, la sombra del movimiento #MeToo, más allá de la justicia de muchas de sus reclamaciones, se torna condicionamiento de tramas hollywoodienses digno del estudio de una tesis doctoral. En la narración hay una apuesta por dar menor protagonismo a algunos personajes muy populares y conocidos –Buzz Lightyear, Jessie, el señor y la señora Patata, etc–, aunque tengan presencia, para presentar a algunos nuevos muy graciosos como Risitas, la pequeña patrullera de la policía, el motorista canadiense Duck Baboon, dos muñecos de peluche con ideas peregrinas –en los títulos de crédito aparece un gag típico de película catastrofista desternillante–, además de la citada muñeca triste Gabby Gabby, y los secuaces muñecos de ventrílocuo que están en la tienda de antigüedades.
7/10
(1986) | 84 min. | Animación
Año 2005. Los Autobots, unos robots inteligentes liderados por Optimus Prime, se preparan para intentar recuperar el planeta Cybertron, de las garras de los Decepticons. Ignoran que el planeta Cybertron está a punto de desaparecer, porque va a colisionar con Unicron, un planeta viviente que devora todo lo que encuentra a su paso. Versión cinematográfica de los populares personajes, que proceden de una línea de juguetes infantiles, y que también triunfaron como protagonistas de una serie de dibujos animados.
3/10
(2010) Serie TV | 0 min. | Acción | Animación

Han pasado tres años desde la última vez que los Decepticons atacaron la Tierra y los Autobots esperan su regreso. Tras la muerte de Cliffjumper, los Autobots luchan por proteger la Tierra de los Decepticons y entablan amistad con tres humanos jóvenes.

(1999) Serie TV | 0 min. | Animación
Optimus Prime lidera a los Maximals, un grupo de potentes robots que intenta defender su mundo de las aviesas intenciones del malvado Megatrón. Los Maximals deben para ello hacer frente a los Vehicons, unos robots letales que no pretenden nada bueno. A principios de los ochenta, la serie animada Transformers triunfaba en las cadenas televisivas de todo el mundo, y puso de moda los juguetes de los personajes. La nueva serie de 1999, cuyo lanzamiento en DVD coincide con el estreno de la superproducción de imagen real, cuenta con una cuidada animación que supera a la original.
3/10
(2019) | 87 min. | Animación | Comedia Tráiler
Trasto es un perro que vive a cuerpo de rey con su dueña, una multimillonaria anciana algo excéntrica, que tiene una gran mansión. Pero llega la muerte, y los herederos son sus avariciosos sobrinos, que solo quieren disfrutar de las riquezas de su rica pariente difunta. Y aunque en efecto el testamento les señala, deben cumplir la condición de demostrar que son capaces de cuidar de Trasto. Lo que no parece ser el caso, pues le echaron a la calle cuando aún no conocían esta cláusula del testamento. Contratarán a un rastreador de perros para dar con su paradero, y entretanto Trasto aprende lo que es ser un perro callejero, hace amigos, se enfrenta a enemigos, unas ardillas, y conoce a la dulce Zoe, aspirante a cantante 'millennial', que podría convertirse en su nueva dueña. Simpática pero irregular película de animación dirigida por Kevin Johnson, quien tras ser director de animación en Alvin y las ardillas 3, debutó en el largo con una versión de El libro de la selva de 2014, más bien desconocida. Aquí no acaba de vertebrar bien la historia, con demasiados hilos sueltos, que recupera cuando lo estima oportuno, nos movemos así  entre perros callejeros, herederos y rastreador, y cantante repartidora de pizzas, sin demasiado orden y concierto, igual tenemos alguna persecución callejera, que se nos planta una canción. También se habría agradecido una mejor definición de los personajes, con su correspondiente evolución.
4/10
(2015) | 75 min. | Aventuras | Animación Tráiler

En una tierra lejana a principios de la Edad Media. Trenk es un campesino de 10 años sometido al mandato del malvado Sir Wertolt. Para liberar a su familia, este niño quiere convertirse en un caballero. Su espada puede pesar más que él, pero con una práctica y aprendizaje incansable, pronto estará listo para enfrentarse a dragones terroríficos. Eso sí, en su aventura descubrirá que el cerebro puede ganar al músculo.

(1998) Serie TV | 780 min. | Animación | Acción
Un planeta lejano, un futuro lejano... Éste es el tiempo y el lugar donde transcurren las aventuras de Vash la Estampida, un solitario pistolero convertido en leyenda viviente. Aunque siempre va armado, él nunca mata... Los rumores dicen que lleva la destrucción allí por donde pasa y las autoridades han puesto precio a su cabeza.
(2016) | 92 min. | Animación Tráiler
Los Bergens, monstruos pesimistas, están convencidos de que sólo alcanzan la felicidad si comen trolls, unas pequeñas criaturas. Años después de que éstas consigan escapar del cautiverio al que los primeros les tenían sometidas, la princesa Poppy vive despreocupada, con los demás trolls, cantando, bailando y organizando fiestas de órdago, que preocupan sobre todo al paranoico Branch, uno de ellos, convencido de que arman tanto ruido que sus antiguos enemigos podrían localizarles… No cabía a priori esperar demasiado de este producto de DreamWorks, concebido para revitalizar las ventas de los muñecos de colorines con alargado pelo puntiagudo Trolls, creados en 1959 por un leñador danés, que en los 60 se hicieron muy populares, sobre todo en Estados Unidos. En la actualidad los fabrica la potente marca Hasbro, que en los últimos años ha potenciado las películas basadas en sus productos, como Transformers, G.I. Joe, Ouija y Battleship. Sin embargo, parece que se les ha dado mucha libertad a los directores, ambos veteranos de la factoría de animación digital, Mike Mitchell (Shrek, felices para siempre) y Walt Dohrn (guionista en Shrek 2, y autor del corto Villancicos Navidespectaculares de Asno), y que lo han pasado a lo grande durante el rodaje. Ambos consiguen superar el lastre de que su presupuesto no puede compararse con las producciones de Pixar, a base de imaginación, hasta lograr la hazaña de conseguir uno de esos filmes familiares cada vez menos frecuentes que no sólo interesan a los niños. Parten de un imaginativo guión, que otorga frescura a sus elementos, tomados por un lado de Los pitufos (casi ni se disimula que han ‘robado’ a Branch del Pitufo Gruñón) y por otro de La Cenicienta. Alcanzan un ritmo endiablado, gracias a los eficaces golpes de humor, y a los constantes y sorprendentes números musicales, que recuperan grandes éxitos de los años 60 y 70 muy bien escogidos por Justin Timberlake, que también pone la voz a Branch en la versión original. Su tono optimista y positivo está exagerado de una forma tan divertida que convencerá incluso a los espectadores gruñones. Aboga por la búsqueda de la felicidad en el interior de cada uno, mensaje matizado con inteligencia, pues también queda claro que no debe descuidarse la responsabilidad. Los títulos de crédito incluyen a mitad una pequeña escena adicional.
7/10
(2020) | 90 min. | Aventuras | Animación | Comedia Tráiler

Secuela de la exitosa comedia musical de animación estrenada en 2016 que vuelve plagada de estrellas y protagonizada de nuevo por Anna Kendrick y Justin Timberlake en su versión original. En una aventura que les llevará más allá de todo lo que habían conocido, Poppy (Anna Kendrick) y Branch (Justin Timberlake) descubren que su tribu de Trolls es solo una de las seis que existen, que el resto están repartidas en seis reinos y consagradas a seis tipos distintos de música: funk, country, tecno, clásica, pop y rock. Prepárate, porque los Trolls están a punto de expandir sus horizontes musicales a un nivel de decibelios que nunca antes habías imaginado.

Últimos tráilers y vídeos