IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas de China

(2018) | 111 min. | Acción | Ciencia ficción Tráiler
Una década después de derrotar a los kaiju, raza de invasores gigantes, los terrícolas mantienen la alarma encendida, no sea que regresen. Jake Pentecost, hijo de Stacker, piloto de jaegers (colosales robots) que se sacrificó por la humanidad, no parece haber heredado el heroísmo de su progenitor, ya que ha desertado del ejército y se gana la vida robando piezas de estas máquinas. Por desgracia le detienen en plena faena junto a la jovencísima Amara Namani, lo que provoca que les condenen a ambos; a él a ayudar a instruir a los nuevos soldados, y a ella a alistarse. Continuación del film de Guillermo del Toro, que aquí sólo permanece como productor, cediéndole la realización a Steven S. DeKnight, en su debut cinematográfico, pues hasta ahora se había dedicado únicamente a la televisión, triunfando como creador de Spartacus y ‘showrunner’ de Daredevil. Él mismo se ha ocupado de coescribir el guión, muy en la línea de la entrega anterior, con personajes un tanto arquetípicos, pero que funcionan. A nivel visual le falta el estilo propio del mexicano, pero cumple con su cometido. Da en la diana al deshacerse del tono dramático y trascendente que tenía la primera, y que quizás rechinaba un poco al tratarse de un film de robots contra monstruos gigantes, de argumento cercano al surrealismo. Aquí los numerosos toques de humor se agradecen, porque ofrecen la sana sensación de que el realizador no se ha tomado demasiado en serio un producto donde lo que importa son las secuencias de efectos visuales. Tras tantas entregas de Transformers, éstas no ofrecen mucha frescura, pero sí la espectacularidad esperada, nadie quedará decepcionado. Sin que sus trabajos sean para tirar cohetes, los actores cubren el expediente. John Boyega recurre a esa simpatía natural con la que se metió al público en el bolsillo en Star Wars: El despertar de la Fuerza, mientras que el militar encarnado por Scott Eastwood recuerda a su padre en El sargento de hierro, sobre todo cuando jalea al pelotón de reclutas, aunque no recurre al lenguaje cuartelero, se supone que estamos ante un film para un público de todas las edades. Repite la japonesa Rinko Kikuchi, como hija adoptiva del personaje que encarnó Idris Elba, hermanastra del de Boyega. Les eclipsa a todos la prometedora Cailee Spaeny, debutante en el largo.
5/10
(2011) | 92 min. | Drama
Una historia china de venganza, el honor o así, Tie, que ha tenido que trabajar duro en la ciudad para ayudar a un tipo que sufrió por su culpa un accidente en la cantera, ahora debe asumir otra tarea, la de vengar el asesinato de su hermano, para lo que remueve cielo y tierra para dar con el culpable. Mientras lo hace sabemos que está separado y no se ocupa de su hijo, su vida no es desde luego un lecho de rosas. Dirige Shangjun Cai, responsable de los guiones de las estimables La ducha y Sunflower, que aquí entrega una historia dura donde no falta la violencia, enmarcada en un paisaje donde conviven la mina y la cantera, los espacios abiertos y las viviendas miserables. Resulta difícil para una mentalidad occidental entender los extremos adónde pueden conducir los asuntos de honor, pero se ve que allá por el lejano Oriente las cosas son así. Cai se llevó el León de Plata al mejor director en el Festival de Venecia.
6/10
(2010) | 96 min. | Acción | Comedia
Tres siglos antes de Cristo, dos ejércitos se zurran en China con el resultado de miles de muertos. Sobrevive un soldado especialista en la deserción y en fingirse muerto, y un general, que se convierte en su prisionero. Pues espera salvar la vida y obtener una recompensa llevando a su bando al general capturado. Curioso film de Hong Kong con protagonismo y guión de Jackie Chan. Es una auténtica mezcolanza de géneros, pues hay abundantes escenas de acción, un punto cómico traspasado de picaresca, y algo de drama, sobre todo en el final. Chan arriesga con su personaje, que no es un luchador especialmente habilidoso, pero que con sus reflejos e instinto de supervivencia sí logra salir indemne de muchas situaciones extremas.
5/10
(1994) | 111 min. | Costumbrista | Drama
Un sencillo pintor callejero se enamora de una joven dueña de una tienda de pirotecnia, que lleva como negocio familiar. Ambos se corresponden, pero las diferencias sociales tan arraigadas en una sociedad china muy conservadora, se interpondrán en su amor. He Ping (Guerreros del cielo y de la tierra) dirige un delicado film que asegura las lágrimas, plagado de hermosas imágenes y momentos agudos, todo acompañado de una fabulosa música a cargo de Zhao Jiping y Wen Zhang. Jing Ning recibió la Concha de Plata en San Sebastián a la mejor actriz por su trabajo. Como anécdota cabe destacar que el título de la película se refiere a los colores de los fuegos nupciales que explosionan, como símbolo de la unión entre el hombre y la mujer.
6/10
(2012) | 95 min. | Drama
(2002) | 116 min. | Drama
1946. Li-yan es un joven terrateniente que vive junto a su mujer y su hermana pequeña en su gran casa familia, en un pequeño pueblo de China. La salud de Li-yan es precaria y las relaciones con su esposa son cada vez más frías y difíciles. Pero la triste rutina de la casa cambia cuando llega allí un viejo amigo de Li-yan, quien años atrás también había mantenido una íntima amistad con su esposa. La cámara de Zhuangzhuang (La cometa azul) se mueve con gran elegancia y lentitud, y el aire abatido del film hace juego con los colores apagados de las imágenes. Película intimista, llena de parsimonia oriental y donde la trama es mínima. No apta para todos los paladares.
5/10
(1992) | 100 min. | Costumbrista | Comedia | Drama
León de Oro en el Festival de Venecia, además de premio a la mejor interpretación femenina para Gong Li. El director Zhang Yimou sorprende con esta película, bastante alejada del tono de Sorgo rojo, Semilla de crisantemo o La linterna roja. Por primera vez narra una historia en la China contemporánea. Quinglai mantiene una disputa con Wang Shantang, el jefe le la aldea, y éste le propina una patada. Qiu Ju (Gong Li), la mujer de Quinglai, desea una disculpa de Wang por esa humillación. Pero el orgullo de Wang es demasiado grande, por lo que Qiu Ju decide recurrir a las diversas instancias judiciales para alcanzar una satisfacción. A lo largo de la narración se pueden observar dos voluntades igualmente tercas: la de Qiu Ju, que pese a su avanzado embarazo va de un lado a otra para lograr su deseo; y la de Wange, que está dispuesto a la compensación económica, pero no a pedir perdón. Todos los demás personajes desearían la conciliación, y hasta tratan de simular una buena voluntad en la otra parte. A través de estas correrías se hace una radiografía de la sociedad china de finales del siglo XX. No sólo de los tribunales, sino también de los campesinos, regentes de casas de huéspedes, pícaros, gerifaltes del régimen... Se trata de un retrato amable, con rasgos de humor, que no se propone acentuar la crítica social. En el desenlace se reconoce el tratamiento fatalista característico de Yimou, las cosas nunca salen como uno esperaba... El film tiene un tratamiento realista. La mayoría de las escenas de masas han sido tomadas sin que los interesados lo advirtieran y con sonido directo. La fotografía goza de ese colorido vivo propio de Yimou, que además ha optado por narrar con planos generales o medios: única excepción es el último plano, que contribuye a llenar de fuerza el final de la historia.
8/10
(2016) | 81 min. | Aventuras | Animación | Comedia Tráiler
Confusa cinta de animación coproducida por Rusia y China, cuyo arranque es un absoluta desconcierto, dos patos están enjaulados, y unos villanos parecen ocultar malvadas intenciones. Luego un letrero nos retrotrae a tres días antes, y vemos unas imágenes de un videojuego, en que unos patos deben escapar de los hechizos de una bruja. A esto siguen imágenes de un idílico valle donde retozan los patos mandarines –uno de ellos estaba jugando al mencionado videojuego–, mientras escuchan viejas leyendas sobre el sol, en las que ya nadie cree. Pero... oh, todo es real, y la bruja, con aspecto de mujer curvilínea despampanante, aparece por ahí, y se vale de dos ladronzuelos para intentar llegar hasta el legendario Pato del Sol, que se supone posee superpoderes muy especiales. En fin, el desconocido director kazako Viktor Lakisov pone ganas y oficio en el film, aunque la animación 3D es bastante elemental –poco partido se saca al exotismo chino–, y a los gags les falta chispa. Por ejemplo la bandada de patos que asoma con aires marciales invita a pensar en algún momento divertido, pero domina la sensación de “querer y no poder”. Pero sobre todo, se echa en falta una trama medianamente consistente que vertebre la hora y pico de metraje.
4/10
(2009) | 100 min. | Drama
La frontera entre China y Vietnam, junto al río Rojo, poco después de la guerra con Estados Unidos. En un paisaje idílico, una niña es testigo de cómo su padre vuela por los aires por el estallido de una mina. Años después es una mujercita que sigue traumatizada, y vive con su tía, que regenta un establecimiento frecuentado por un gángster. Alguien se fijará en que la protagonista tiene una estupenda voz.Película china ligada a la industria de Hong Kong, que muestra el devenir de varios personajes en la frontera chinavietnamita; al decir de los expertos en Oriente, los actores hablan con acentos que no corresponden a la zona donde transcurre la acción. El drama tampoco acaba de atrapar.
5/10
(2014) | 109 min. | Drama Tráiler
Los daños de la revolución cultural en China. Lu ha estado largos años en un campo de prisioneros, y su esposa Feng ha debido criar a su hija Dan Dan, una niñita cuando se llevaron al progenitor. Educada en los principios del partido comunista, Dan Dan, ya una mujercita, sueña con ser bailarina; un día llega la noticia de que Lu se ha fugado de su lugar de confinamiento, y las dos mujeres son instadas a denunciarle si aparece en los alrededores. Este hecho marcará a la familia para siempre, hasta el punto de que pasados los años, cuando Lu es al fin rehabilitado y vuelve al hogar, una muy disminuida Feng es incapaz de reconocerlo, pesan momentos traumáticos del pasado. Ocho años después de La maldición de la flor dorada, Zhang Yimou vuelve a trabajar con quien sin duda es su gran musa como actriz, la estupendísima Gong Li, que interpreta maravillosamente a una mujer madura y baqueteada por la vida. Y de nuevo se enfrenta al pasado reciente de su país, con más explicitud de la que era posible veinte años atrás con títulos como ¡Vivir!, mostrando las heridas, de difícil cicatrización, producidas por un régimen totalitario y policial, donde los intelectuales eran vistos con sospecha. En tal sentido, y salvando las distancias, el film hace pensar en el alemán La vida de los otros, que analizaba las secuelas de un régimen de sospecha, donde la vigilancia y las denuncias eran moneda corriente. Pero estamos, además, ante una bella historia de amor, entre padres e hija, y entre los esposos, donde demostrarlo exige auténtico espíritu de sacrificio, paciencia, no rendirse, y capacidad de perdón y admisión de errores. Yimou ha exhibido sobrada sensibilidad para ello en títulos tan notables como El camino a casa o, más recientemente, Amor bajo el espino blanco. Aquí sigue en la línea, con un firme dominio de la narración, las emociones y la dirección de los actores, un gran trabajo de Li, pero también de Chen Daoming y la joven Zhang Huiwen. El estilo es muy clásico, y estamos ante sus temas de siempre, que quizá será lo que le reprochen los que andan siempre ansiosos de novedades y experimentos, sin importarles su posible vacuidad, rasgo éste por fortuna siempre ausente en el cine del cinasta chino.
7/10
(2015) | 120 min. | Drama
Llama poderosamente la atención que en una sociedad que reclama con machacona insistencia la defensa de los derechos humanos y concretamente la libre elección en sus acciones, acepte sin rechistar la flagrante violación de la dignidad de la persona que supone en China la política del hijo único. Alrededor de esta triste realidad se desarrolla la trama de la formidable película china Regreso al Norte que firma Liu Hao. Con maravillosa delicadeza y magnífico tempo narrativo, sigue a la joven Xiao, que trabaja en una fábrica textil, inteligente y sensible, que podría tener por delante un prometedor futuro laboral. Hay sin embargo un handicap, una arritmia cardíaca que pone en peligro su salud, y que oculta a sus padres y en el trabajo. A los primeros para no preocuparles, pero al mismo tiempo, detectando que su relación se ha enrarecido, y sabiendo que la nueva legislación del país permite otro hijo si el padre es hijo único, animándoles a darles un hermanito que pudiera reemplazarla en caso de que ella faltara. Y a sus jefes, porque sabe que la posibilidad de ir a formarse en Hong Kong peligraría si se conocieran sus problemas de salud. Hao sabe hacer hablar a la cámara, que ofrece imágenes preciosas en blanco y negro de una ciudad industrial. Pero sobre todo ofrece una historia muy humana, de relaciones complejas, donde se sugieren con sutileza las heridas que han podido hacer agostar el amor, y los caminos que resulta necesario emprender para que cicatricen convenientemente. La música, con una canción que deviene en leit motif de la llama del amor que nunca debería apagarse, está muy bien utilizada. Y los actores son excelentes, con mención especial para la joven Nan Sheng, que compone con gran naturalidad el personaje de la hija, y que hace pensar en Gong Li cuando era joven.
7/10
(2018) | 107 min. | Ciencia ficción | Thriller
Will Foster es un científico que trabaja en un laboratorio de alta tecnología. Allí pretende incorporar humanidad a un robot electrónico trasladando la consciencia de una persona recién fallecida. hasta el momento todas los intentos han fallado, pero cuando su mujer y su hija fallecen en un accidente de coche, Will intentará lo imposible: replicarlas en cuerpos de carne y hueso creados en incubadoras. Una película con llamativos aires de serie B, en donde la historia hace aguas precisamente por tratar el argumento de modo simplón e infantil, sin el más mínimo de credibilidad. Parece que pronunciar dos o tres términos científicos y manejar unos cuantos números en la consola es suficiente para crear réplicas humanas de la noche a la mañana. A este respecto el personaje del compañero científico (Thomas Middleditch) es realmente caricaturesco, sus decisiones y reacciones dan lugar a momentos ridículos. Pero, en fin, una vez entrados en materia, al menos la cosa mejora un poco al virar hacia el thriller de acción, aunque tampoco eso da para mucho. No se aprovecha el reparto, con un Keanu Reeves muy poco inspirado y una Alice Eve que no deja de ser una comparsa durante todo el metraje. Una película claramente fallida de Jeffrey Nachmanoff, director de la sólida Traidor.
4/10
(2019) | 126 min. | Drama | Histórico
(2014) | 96 min. | Thriller | Drama
Shannon viaja con su marido a Puerto Rico para adoptar una niña; sin embargo, las cosas no serán fáciles y descubrirán que la agencia de adopción no es trigo limpio. Thriller dramático medianamente entretenido, pero de insulso desarrollo y del que se espera más debido sobre todo al solvente reparto, con rostros tan conocidos como el de John Cusack, Ryan Phillippe o Rachelle Lefevre.
4/10
(2010) | 105 min. | Thriller
Coproducción de Hollywood con China, pionera de una avalancha de títulos similares, que buscan tener garantizado el estreno en el gigante asiático, puesto que el régimen comunista pone numerosas trabas a las producciones no nacionales. Mikael Håfström dirigió Shanghai después de la producción de terror 1408, también con John Cusack, y antes de regresar al género con El rito. La acción de Shanghai se sitúa en la superpoblada ciudad del este de China, en 1941, durante la ocupación japonesa, inmediatamente antes del bombardeo de Pearl Harbour. Paul Soames, agente de la inteligencia americana, llega al lugar para investigar el asesinato de su mejor amigo. Mientras que un oficial japonés, Tanaka, le sigue los pasos, Soames se pone tras la pista de un gángster local, Anthony Lanting, que mantiene a varias amantes, a pesar de que está casado con Anna, una hermosa y carismática mujer que llama la atención del estadounidense. El guión de Shanghai está escrito por Hossein Amini, posterior adaptador de Drive. Bien trazado, realiza una descripción convincente del momento histórico y de los personajes. Como es habitual, a John Cusack no le cuesta meterse al público en el bolsillo y está bien secundado por numerosas caras conocidas, pues por la pantalla desfilan Chow Yun-Fat –que realiza un buen trabajo como el gángster chino–, Ken Watanabe –el antagonista japonés–, Franka Potente, David Morse, y sobre todo la fascinante Gong Li, que sigue en plena forma actoral, pese a que parecía haberse retirado, pues no rodaba desde Hannibal. El origen del mal, de 2007. Además, Håfström acierta al apostar por una puesta en escena clásica y elegante, que tiene en el punto de mira sin duda Casablanca. Pero se echan de menos secuencias y diálogos que sin que lleguen a la altura de la mítica cinta, sí que dejen algo de poso y emocionen en cierta medida al respetable.
5/10
(1978) | 115 min. | Acción
Lui es un chico que pertenece a los patriotas anti-Ching, una sociedad que tiene una base secreta. Allí tiene como guía a Ho Kuang-han, creador del grupo. Pero un clan enemigo ataca la sede sembrando la muerte y la destrucción. Lui logra escapar y decide aprender artes marciales para poder vengarse. Una de las cumbres del cine de artes marciales, en la rama de los monjes Shao-lin, todo un subgénero. El argumento es muy similar al de otras producciones similares, pues únicamente es una ligera excusa para las coreografías de artes marciales, que según los expertos son de lo mejorcito.
5/10
(1982) | 95 min. | Acción
El emperador Tang es traicionado por uno de sus generales, que provoca una matanza y usurpa el poder. El hijo de uno de los trabajadores del palacio, un humilde agricultor que ha muerto en la refriega, logra escapar al templo shaolin, donde los monjes le educan y le enseñan kung fu. El chico usará sus conocimientos para vengar la muerte de su progenitor. Debut de Jet Li –citado en los títulos de crédito como Jet Lee–, que desde entonces se convirtió en uno de los grandes del cine de artes marciales, por sus espectaculares exhibiciones coreográficas. El actor asombra con sus puñetazos, patadas, y también utilizando diverso armamento. Por lo demás, la historia es predecible y tópica, y la realización se queda en efectiva.
5/10
(2001) | 113 min. | Acción | Comedia | Deportivo
Fung, jugador estrella de un equipo de fútbol, cae en desgracia tras fallar un penalti decisivo. Años después, Fung vive como un fracasado, deambulando de pueblo en pueblo, sin rumbo fijo. Su máximo rival del pasado se ha convertido en dueño de un equipo de éxito. Un día, Fung descubre a un muchacho con una excepcional habilidad para manejar el balón. Decide reclutarle para formar un equipo que gane la Copa Nacional. Para ello, recluta a sus viejos amigos, unos monjes shaolín dotados de poderes especiales. El cómico chino Stephen Chow protagonizó, dirigió y escribió el guión de esta espectacular cinta, inspirada –según ha comentado el propio Chow– en la serie de animación Campeones. Los personajes hacen las mismas piruetas que los personajes de la serie, los famosos Oliver y Benji, con la particularidad de que se trata de una cinta de imagen real. Sigue el esquema típico del cine deportivo, pues presenta a un equipo que triunfa poco a poco hasta que llega al partido decisivo. Aunque el argumento es sencillo y pueril, el tono es bastante amable, y algunos de los enfrentamientos de los personajes con equipos rivales son muy divertidos, gracias al uso de unos convincentes efectos especiales. Contiene múltiples homenajes a Bruce Lee, la más famosa estrella de las artes marciales. El protagonista, interpretado por el propio Stephen Chow, explica al principio de la cinta que utiliza la misma técnica que su ídolo, Bruce Lee. El portero del equipo que forman los personajes centrales es físicamente muy parecido a Lee.
5/10
(2011) | 131 min. | Acción
Un señor de la guerra famoso por su crueldad sufre un cambio cuando es derrotado y debe refugiarse en un monasterio donde encuentra la paz... por poco tiempo, pues sus enemigos le acosan y deberá luchar junto a los otros monjes. Superproducción hongkonesa con grandes dosis de acción y estrellas de las artes marciales. Entretenida.
5/10

Últimos tráilers y vídeos