IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas de Singapur

(2018) | 107 min. | Drama
(2018) | 95 min. | Thriller

Entre áreas industriales de Singapur, Lok, un detective de la policía, tiene la misión de encontrar a Wang, un trabajador inmigrante desaparecido que ha sufrido un accidente laboral y vive preocupado por su repatriación. Carcomido por el insomnio, Wang comienza a frecuentar en plena noche un cibercafé que parece sacado de un sueño. Con la esperanza de establecer algún tipo de conexión humana en ese territorio extranjero, forja una amistad virtual con un misterioso jugador que acaba adquiriendo tintes siniestros. Tras la repentina desaparición de Wang, Lok profundiza en las pistas que lo conducen a una zona de tierras ganadas al mar para destapar la verdad que entierra toda esa arena.

(2016) | 480 min. | Drama | Fantástico | Aventuras

Historias cruzadas sobre la Revolución Filipina de 1896-1897 contra el gobierno colonial español componen Hele Sa Hiwagang Hapis: la historia de la canción de Jocelynang Baliwag, que se convirtió en el himno de la revolución; la búsqueda desesperada por Gregoria de Jesús del cuerpo del padre de la Revolución Filipina, Andrés Bonifacio; el viaje de los héroes nacionales Simon e Isagani, personajes literarios de ficción; y el papel del héroe mítico de la resistencia filipina Bernardo Carpio y del mitad hombre mitad caballo Tikbalang / Engkanto en el imaginario filipino. Esta película aúna historia, literatura y mitología.

(2010) | 84 min. | Animación | Acción | Fantástico
Viaje hacia lo más profundo del averno. En busca de su amada Beatriz, Dante se interna por los diferentes tramos del infierno, donde se encuentra a los demonios y monstruos más singulares, que le pondrán las cosas muy difíciles. Este cuidado largometraje de animación se basa en el espectacular videojuego que recrea libremente la primera parte –y la más conocida– de la Divina Comedia, la inmortal obra de Dante Alighieri. 
4/10
(2019) | 92 min. | Comedia | Drama Tráiler
Bombay. Desde pequeño Aja ha sido un joven revoltoso. Hijo de una madre soltera, trabajadora y buena, Aja empieza siendo un ladronzuelo y acabará años después convirtiéndose en un mago callejero, un faquir que aprovecha su dotes de prestidigitador para birlar las pertenencias de los turistas. Pero las mafias querrán su trozo de la tarta y, a la muerte de su madre, Aja decidirá marcharse a París para esparcir allí sus cenizas. Gratificante adaptación del best seller “El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de IKEA”, debut literario del franco español Romain Puértolas, con producción europea e india y dirigida por Ken Scott, conocido por las correctas Starbuck y ¡Menudo fenómeno! Sigue el director canadiense optando por la comedia y esta vez atina con una historia muy entretenida, surrealista y romántica, que tiene numerosos puntos en común con Slumdog Millionaire –la comisaría, la narración, el origen del protagonista, las diversas peripecias–, aunque aquí se apunte más directamente hacia el humor y el resultado general sea eminentemente más ligero. La insólita aventura de Aja –es decir, Ajatashatru Lavash Patel– no da un momento de respiro, incluyendo localizaciones muy diversas, desde Bombay hasta París, pasando por Londres, Roma, Barcelona y Libia. En cada una de esas etapas Aja vivirá situaciones de lo más variopintas: se enamorará, viajará dentro de un armario, será robado por unos piratas africanos, se hará aliado amoroso de una actriz, escapará en globo, etc. El guión –escrito por el propio Puértolas en colaboración con Luc Bossi, también productor– es saltarín y variado, narrado con ritmo adecuado, con escenas muy logradas –el modo de conocer a la chica del Ikea, el espectacular baile en Roma– o ideas especialmente inspiradas, como la del contador de historias de la cárcel o la despiporrante obsesión del chavalín por los muebles de IKEA. De fondo, De la India a París en un armario de Ikea homenajea a la maternidad y habla de solidaridad, especialmente en su mirada a los inmigrantes, personas desesperadas que han tenido que huir de sus lugares de origen y para quienes no existe muchas veces una solución estable en los países de occidente. Se opta en este sentido por una visión optimista (irreal dirán algunos), con ocurrencias muy caprianas, como la del reparto libio. Hay que reconocer la valía para el papel protagonista de Dhanush, un célebre actor indio, totalmente desconocido para el gran público fuera de su país. Es un acierto, pues da con el tono de tipo inocentón, de gran corazón, a quien el karma emplea como juguete del destino. Y además baila que da gusto. Le secundan muy bien las actrices Bérénice Bejo (The Artist) y la dulce Erin Moriarty (¡A ganar!). También funciona a la perfección la música de Nicolas Errerà, melódica y diversa.
6/10
(2012) | 172 min. | Ciencia ficción
En el siglo XIX el dueño de una plantación del Pacífico decide ayudar a un esclavo para que escape. En los años 60 del siglo XX, una periodista quiere destapar un caso de corrupción a gran escala y se jugará la vida. Años atrás el hombre que compuso la más bella sinfonía ve cómo otra persona se apodera injustamente de su obra. En el siglo XXII una joven oriental creada en una cadena de producción es salvada de su esclavizada vida por un miembro de las fuerzas rebeldes. Muchos siglos después una mujer venida del espacio busca la ayuda de otros humanos para evitar la extinción de su raza, etc. Los hermanos Wachowski y Tom Tykwer ofrecen un aturullada película, que entremezcla una enormidad de personajes, diferentes escenarios, épocas y puesta en escena, para transmitir una visión global del mundo de tinte filosófico-esotérico procedente de la voluminosa novela homónima de David Mitchell. Durante la primera hora y media de película (las tres horas de duración son desde todo punto de vista exageradas) el espectador puede quedar absolutamente desconcertado, ante un film muy confuso que amalgama todo tipo de tramas y subtramas en un "totum revolutum". Desde luego el trío de cineastas alcanza cotas altísimas de megalomanía al intentar transmitir con esa estructura poliédrica una especie de visión cósmico-profética de la vida humana que daría sentido al mundo. Pero el peligro de contar esto en imágenes wachowskianas es obvio y la superficialidad campea a sus anchas bajo una supuesta hondura metafísica. Lo más interesante de El atlas de las nubes es que busca hacer comprender que la historia del mundo se puede explicar con la frase "el pez grande se come al chico". A lo largo de las eras, la épocas, los años, siempre habrá una lucha de los pobres contra los ricos, de la libertad contra la esclavitud, del amor contra el odio, de la justicia contra la opresión. Jamás el espíritu humano se rendirá ante cualquier forma de tiranía, y nunca podrá quedar aniquilado ante quienes desean someter bajo su mando a los demás hombres. Siempre ha sido así en cada época: en el siglo XIX, en el XX, y lo seguirá siendo en el XXI. Cada uno es libre de elegir el bando, y así forjará su destino... Hasta aquí vamos bien. No hay derrapes. Pero donde la cosa ya se vuelve muy resbaladiza es en el axioma de que "todo está conectado", la otra idea magna que impera en El atlas de las nubes. La cosa resulta un poquito infantil a la hora de hacer comprender al respetable que las vidas que vivimos tienen su inicio en existencias anteriores y que su prolongación se extiende hasta las futuras formas de ser en que nuestros espíritus se desplegarán a su vez, para seguir así una cadena cósmica de vidas, de experiencias que derivan de los diversos actos libres del pasado remoto. Como las imágenes y la sucesión de historias no siempre funcionan para entregar esta visión pseudopanteísta del eterno retorno, los cineastas no dudan en dejar clarito su mensaje explicitándolo burdamente en las bocas de algunos personajes. La sensación es que los Wachowski y su socio Tykwer quieren erigirse aquí en gurús que ofrecen una salida a los infelices humanos que no nos enteramos de que va la vida. Este limitado y pretencioso planteamiento es compatible con una propuesta visual impactante. La imaginación de los creadores de Matrix está fuera de toda duda y aquí vuelven a dar rienda suelta a esa creatividad. Los efectos especiales desplegados a lo largo de todo El atlas de las nubes son considerables, y merece atención especial el esfuerzo por caracterizar de modo diferente a los mismos actores para en cada una de las historias. Aunque es cierto también que el derroche de maquillaje parece a veces descontrolado. Narrativamente la película es muy ecléctica y los hilos narrativos se reparten por doquier, con transiciones más o menos eficaces. Cada espectador tendrá sus preferencias en cuanto a las subtramas. Tienen su gracia las cómicas vicisitudes de Timothy Cavendish (Jim Broadbent), aunque seguramente las aventuras de Chang (Jim Sturgess) y Sonmi (Doona Bae) en un futuro de ciencia ficción son las más logradas, amén de ser las más entretenidas por sus escenas de acción y su sencilla comprensión, y quizá también porque a Somni es a quien corresponde poner inicio y fin al relato y darle de coherencia al conjunto.
4/10
(2005) | 109 min. | Acción
T, un asesino a sueldo que trabaja para la mafia, es contratado para asesinar al responsable de secuestrar al hijo de un importante hombre de negocios. Pero llegar hasta él no será fácil, porque T desconoce el nombre de su objetivo, y para averiguarlo deberá enfrentarse a numerosos criminales.Francis NG, una estrella del cine en Hong Kong y protagonista de títulos como Asuntos infernales 2, encabeza el reparto de esta espectacular cinta de acción, de ritmo trepidante y muy pocos diálogos. Le acompaña el actor estadounidense Harvey Keitel.
4/10
(2001) | 150 min. | Aventuras | Fantástico
Nicholas, un periodista con amplios conocimientos acerca de China ayudará a una diosa de este país a salvar el mundo de cinco demonios. Para ello ambos emprenderán un viaje hacia el Reino de los Monos donde tendrán que salvar un manuscrito. Extenso telefilm de aventuras exóticas, llenas de fantasía, acción, romance y buenos sentimientos, dirigido por el artífice de Rambo III, el director Peter MacDonald, quien sin duda tiene como referencia al "spielbergiano" Indiana Jones. El reparto es apañado, con el protagonista Thomas Gibson, que más tarde se haría célebre en la serie Mentes criminales, y la bella actriz china Bai Ling.
5/10
(2018) Serie TV | 0 min. | Drama | Histórico

Mediados del siglo XIX, durante el periodo colonial en las Indias Orientales Neerlandesas. Los protagonistas son un heterogéneo grupo de personas que liderarán una rebelión contra el despiadado gobernador de la zona, consiguiendo hacerse con el control de la ciudad acuartelada de Grisse. Su unión hará posible que puedan tomar el control de su destino y escapar de la tiranía.

(2009) | 111 min. | Drama

La vida cotidiana de tres mujeres de edades diferentes: Shino (50 años), Junko (30 años) y Momo (20 años). Momo es una repartidora que lleva almuerzos a Shino y Junko, colegas de oficina. Momo siempre les contaba sus sueños a Shino o a Junko. Un día Shino recibe la llamada de un exnovio al que no ha visto desde hace treinta años. Junko tiene dudas acerca de la relación con su novio. Sus vidas se cruzan y divergen de manera oblicua y tangencial.

(2013) | 88 min. | Acción

 

(2006) | 103 min. | Drama
El italiano Gianni Amelio es uno de los grandes directores del cine social europeo actual. Tras la magistral Niños robados, describió la ruinosa situación de la Albania postcomunista, en Lamerica. Ahora, el cineasta vuelve a fijar su atención en otro país comunista, China, en este drama, que fue seleccionado para el Festival de Venecia de 2006. Como suele suceder en el resto de sus películas, Amelio parte de una historia sencilla, con personajes cotidianos, como el protagonista de este film, Vincenzo Buonavolontà, responsable de mantenimiento de una empresa italiana que acaba de cerrar, dejando a sus trabajadores en el paro. La empresa ha vendido una sofisticada máquina a una firma china. Vincenzo, un tipo con tan buena voluntad como indica su apellido, se da cuenta de que el artefacto tiene un fallo, y acabará yendo a China para convencer al comprador de que tiene que permitirle arreglarla, antes de que se produzca un accidente. Liu Hua, una joven intérprete, ayudará a Vincenzo en su periplo, que acabará convirtiéndose en toda una aventura. Aunque el film no llega a la altura de sus mejores trabajos, Amelio vuelve a demostrar su dominio del lenguaje cinematográfico, pues es capaz de convertir en un momento entrañable, repleto de humanidad, el detalle de que un anciano chino le ceda su silla al italiano recién llegado. Asímismo, sabe sacar mucho partido a Sergio Castellitto, uno de los grandes del cine italiano, muy bien secundado por la desconocida Tai Ling y por un correcto plantel de actores de reparto. También hace gala el director de su enorme elegancia a la hora de denunciar injusticias en un tono amable. Su personaje central descubre realidades oscuras del país, como el hacinamiento de la población en los grandes núcleos urbanos, la marginación que sufren las madres solteras, o la monstruosa política demográfica de control familiar, que provoca que muchos niños estén en situación irregular, porque sus padres no les han registrado al estar obligados a tener sólo un niño. El film arroja un original análisis de las consecuencias de la actual globalización, que favorece las transacciones comerciales, pero puede tener efectos secundarios inesperados. Amelio viene a concluir que es imposible que un operario controle una máquina que acaba vendiéndose a un país extranjero de cultura muy diferente a la occidental, como China, y que una vez allí puede ser trasladada a diversos destinos, hasta su uso definitivo. En lugar de mostrarse pesimista, el director apuesta por la responsabilidad en el trabajo, y la profesionalidad. Éste es el gran tema del film, que acaba siendo una llamada de atención sobre la necesidad de mantener la ética en el trabajo cotidiano.
6/10
(2005) | 90 min. | Romántico | Drama
Richard es un hombre de negocios que recala en Singapur por viaje de negocios. Se enamorará allí de una mujer, Chen Meiling, aunque él está casado en EE.UU. Cuando Meiling queda embarazada, decide abandonar su hogar. Tendrá en onces una hija a la que llamará Perfect Harmony. Cuando la nicña crece decide marchar a estados Unidos en busca de su padre. Adaptación de una novela romántica de la escritora rosa Barbara Wood. Protagoniza la hawaiana Maggie Q (Nikita).
4/10
(2013) | 99 min. | Drama Tráiler
El matrimonio Lim tiene un hijo que es un auténtico "trasto", Jiale, y ella está embarazada. Es el momento de contratar a una empleada del hogar filipina que asuma un montón de tareas domésticas, además de tratar de hacerse con el crío. En el hogar, a pesar del cariño, las cosas distan de ser perfectas. El marido, un comercial, se queda sin trabajo y no se atreve a comunicarlo. Su esposa, muy valorada en su empresa, está muy estresada porque a ella le toca redactar las cartas de despido, últimamente muy frecuentes, además de con frecuencia llaman del colegio por problemas con el niño. Teresa, o Terrie, como le llaman en casa de los Lim, tiene costumbres muy distintas a las de la casa que le acoge, y echa de menos a su bebé, que está en Filipinas, pero a pesar de todo se esforzará en ganarse a Jiale. Debut en el largo del director de Singapur Anthony Chan, quien no ha podido empezar con mejor pie, pues su film ha ganado numerosos premios, entre ellos la Cámara de Oro en Cannes. Tiene el mérito de despertar el interés con el retrato de la vida cotidiana de una familia, mostrada con tremenda objetividad y nunca de modo cansino, con los típicos problemas de comunicación en el matrimonio o de educar a un hijo. Chan evita muchos de los errores típicos del principiante, como el de poner el acento en lo sensiblero. Los afectos y lazos nacen y se consolidan con la naturalidad con que suele ocurrir en la vida misma, no hay nada postizo en la narración, las emociones están inteligentemente contenidas. Por otro lado, la realidad de las dificultades de los inmigrantes, o de la crisis financiera que no cesa, con los "milagros" que prometen algunos "gurús" embaucadores están ahí, a veces con consecuencias tremendas, como la de esa persona que inesperadamente cae al vacío.
7/10
George Lucas se resiste a producir películas innovadoras, y se le ve cada vez más decidido a sacar tajada a las dos sagas que le han hecho rico, Indiana Jones y Star Wars. Esta última dio lugar a Las guerras clones, una serie televisiva animada formada por episodios de dos minutos que tuvo dos temporadas, y que recibió una buena acogida por parte de los fans (casi mejor que la de las películas de la segunda trilogía de precuelas, y recibió un premio Emmy a la mejor serie animada). La película viene a ser otra entrega de la serie –la dirige Dave Filoni, que en aquella ejercía de supervisor–, aunque sustituye los dibujos tradicionales por animación digital. Fox, compañía que distribuye tradicionalmente la saga galáctica, no quiso entrar en el negocio esta vez. El hábil negociador Lucas logró encandilar a Warner, que en principio tampoco quería la serie, prometiendo una película de cine, que es ésta. Transcurre entre El ataque de los clones y La venganza de los Sith, por lo que viene a ser algo así como el episodio dos y medio. Presenta a Anakin Skywalker convertido a su pesar, por orden de Yoda, en adiestrador de Ahsoka, jovencísima padawan –aprendiz de jedi–. Skywalker y Ahsoka se enfrentan a una peligrosa misión, que consiste en rescatar al hijo de Jabba the Hutt, secuestrado por el malvado conde Dookku para echar la culpa a los jedis. El film presenta las limitaciones de una típica serie de los 80, en que los personajes no podían evolucionar, ni podía ocurrir nada que alterase la premisa inicial –si muere alguien tiene que ser un secundario recién presentado–. Como ya se sabe lo que va a ocurrir con los protagonistas en la saga, guarda pocas sorpresas, como pasaba con los comics que surgieron a rebufo de la trilogía original, y que transcurrían entre La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza y El imperio contraataca. Básicamente, la idea es la misma, aprovechar elementos sacados de las películas de acción real, como naves, razas, y escenarios. La animación es poco atractiva, comparada con la de otras cintas de animación digital. Los movimientos son limitados e irreales, y cuesta entrar en la película. Pero el guión logra mantener el interés, y contiene eficaces golpes de humor. Además, el citado Filoni imprime un ritmo dinámico que beneficia al film. En la versión original destaca el trabajo de Christopher Lee, que presta su voz profunda y terrorífica al conde Dooku. Es uno de los pocos que dobla a su personaje, junto con Samuel L. Jackson (un jedi llamado Mace Windu) y Anthony Daniels (C-3PO), pues los intérpretes principales han tenido que ser sustituidos por otros dobladores.
4/10
(2011) | 94 min.
(2002) | 99 min. | Terror
Gracias a una arriesgada operación de trasplante de córnea, Mann recupera la vista, tras haber permanecido ciega desde los dos años. Pronto se da cuenta de que también percibe aterradores personajes desfigurados, que las demás personas no pueden ver, y que convierten su vida en una pesadilla. Por si fuera poco, se le aparecen además unas siniestras figuras de negro. Con el paso del tiempo aprende a darse cuenta de que estas últimas presagian muertes a punto de ocurrir. Al borde de la locura, Mann investiga la causa de las apariciones, para lo que viaja a Thailandia, al pueblo de Lynn, la chica que le donó su córnea. Descubre que era una adivina que presagiaba terribles desastres, pero que los habitantes del pueblo tenían miedo de sus palabras y no la escuchaban. Últimamente hacen furor en Japón las películas de terror, y algunos títulos han tenido repercusión mundial, especialmente The Ring, que tuvo dos secuelas y un remake americano. Ésta sigue los parámetros de su predecesora: en lugar de dejar abierto continuamente el grifo de la sangre artificial, uno de los grandes lastres del género en los últimos años, se busca el terror con una ambientación sugerente y una historia sólida. Sus responsables son dos gemelos tailandeses, los hermanos Pang, que se reparten las tareas de dirección al más puro estilo Coen. Su original estilo visual compensa que la trama recuerde demasiado a El sexto sentido, y propicia algún que otro susto para no dormir en varias semanas. El mismísimo Tom Cruise ha comprado los derechos para una versión americana, como hizo con Abre los ojos.
4/10
(2004) | 90 min. | Terror
Los hermanos Pang, directores de la conseguida cinta de terror The Eye, vuelven a ponerse tras las cámaras en una secuela que presenta una trama muy diferente a la de su predecesora. De hecho, la protagonista es nueva. Se trata de Joey Cheng, una joven que rompe con su novio, Sam, y decide suicidarse ingiriendo una sobredosis de tranquilizantes. Tras un lavado de estómago,  Joey descubre que está embarazada. Puesto que Sam no quiere saber nada de ella, ella se plantea abortar, pero luego reflexiona y se da cuenta de que el bebé le ayudará a superar las adversidades. Pero entonces la muchacha ve el espectro de una mujer en el metro: resulta que Joey ha adquirido la habilidad de ver a los muertos. Sin superar la primera parte, y a pesar de que la excusa argumental es mínima, los Pang muestran su dominio técnico en los campos de fotografía y montaje, logrando secuencias de gran efectismo visual y un ritmo muy ágil. La credibilidad del film se ve acrecentada por la esmerada interpretación de la protagonista, Shu Qi, una gran estrella en China.
4/10
(2014) | 88 min. | Thriller | Terror | Fantástico

La familia Chen quiere vivir una vida tranquila, pero como el comportamiento de su hija está pasando de extraño a violento, se verán obligados a enfrentarse a los oscuros secretos que han estado guardando durante años. Uno por uno, su desesperada pobreza, la violación de la madre, la venganza de su padre por un asesinato... hasta que una durísima verdad que nadie sabía sea revelada.

(2007) | 92 min. | Terror
Doug es un experto tatuador que viaja por todo el mundo para conocer nuevos diseños que puedan inspirar sus tatuajes. Tiene especial interés por los temas étnicos. Uno de estos viajes lo lleva a Singapur, donde entra en contacto con el mundo tradicional del tatuaje de Samoa. Su interés por aprender es tal que pondrá su vida en peligro y se verá luchando para conservar su alma. El protagonista Jason Behr ya las ha pasado canutas antes en cintas como El grito.
3/10

Últimos tráilers y vídeos