IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas de Italia

(2018) | 88 min. | Documental

Documental que nos traslada a un edificio de oficinas en Filipinas donde cientos de trabajadores, exempleados de Silicon Valley, siguen una serie de reglas para decidir qué podemos y no podemos ver, sea una creación artística con Donald Trump desnudo o un vídeo de contenido delictivo. Son los “limpiadores digitales”, filtros humanos sometidos a una fuerte presión laboral para observar imágenes profundamente perturbadoras que acaban teniendo un efecto psicosocial en ellos.

(2011) | 109 min. | Drama
(2002) | 96 min. | Histórico | Bélico | Drama
En el año 1946 la Segunda Guerra Mundial ha terminado; sin embargo, miles de italianos siguen presos en un campo de concentración en Texas llamado Hereford Internment. Las condiciones en que viven sn penosas, con raciones mínimas que apenas les alimentan. las autoridades ignoran estos hechos y un oficial italiano escapará con la intención de informar de lo que está sucediendo. Entretenido film que cuenta con el protagonismo del carismático Roy Scheider, en el papel del comandante del campo, y de Luca Zingaretti –conocido gracias a su serie El comisario Montalbano– en el del oficial italiano huido.
5/10
(2016) | 89 min. | Drama

Elena y Ernesto; ella galerista, él fotógrafo con éxito. La historia de una pareja que se destroza por la muerte de su hijo, para, tres años más tarde reencontrarse y darse cuenta de que nunca dejaron de quererse.

(2017) | 90 min. | Comedia
(2019) Serie TV | 510 min. | Drama Tráiler
Más de lo mismo. The New Pope confirma lo que ya se intuía en The Young Pope. Que el creador de ambas series papales, el italiano Paolo Sorrentino, tiene entre manos una única idea, que estira innecesariamente como un chicle, y que daba como máximo para una película. Una película que ya filmó años atrás con más modestia y talento un compatriota suyo, Nanni Moretti, con el título de Habemus Papam. El papa estadounidense Pío XIII, Lenny Belardo en la vida civil, está en coma, y no parece que vaya a salir de este estado. Lo que preocupa al todopoderoso secretario de estado, el cardenal Angelo Voiello, que piensa que el pontífice se está convirtiendo en objeto de idolatría, mientras no se afrontan problemas acuciantes, como el fundamentalismo islámico o los escándalos sexuales. Urge elegir un nuevo papa, y nadie mejor que él para acceder al puesto. Pero se encuentra con la oposición en el cónclave de otro papa latino con su misma cara, y al final es escogido alguien que se espera que sea un hombre de paja, pero que con el nombre de Francisco II, empieza a tomar medidas como la de regalar objetos valiosos a los pobres y acoger refugiados en el Vaticano. Comienza una nueva intriga para colocar en la sede papal al británico sir John Brannox, admirador del cardenal Newman, y que acabará accediendo a la sede papal con el nombre de Juan Pablo III. Con The New Pope, Paolo Sorrentino acaba hundiéndose en las aguas de las más inane vacuidad. Se suceden las escenas de corte surrealista e irreverente, con impostado tono envarado y solemne, subiendo el tono erótico de las relaciones de monjas y curas, empujados por la pasión y el tirón sensual. A veces uno tiene la sensación de que el creador y director de la serie se limita a hilar una colección de chistes tontos –la huelga de las monjas y su encierro en la capilla Sixtina, los padres de Brannox en silla de ruedas y con respirador, el fantasma de Pío XIII pululando por ahí, los monjes franciscanos asaltando los desvanes del Vaticano...–, mientras da rienda suelta a su vocación de esteta, con escenarios suntuosos y vistosas vestiduras eclesiásticas. En The Young Pope aún colaba la idea de que, entre bromas y veras, Sorrentino hablaba de la angustia existencial del ser humano, que se agarra como a un clavo ardiendo a un sistema de creencias, a la fe cristiana. Aquí la mirada a la fe está vacía de contenido, el italiano no tiene ni idea ni quién es Jesús, ni de qué va eso de rezar. Y por supuesto, el papel de obispos, cardenales y pape se ve como simple ejercicio de poder, nunca como verdadero servicio a los fieles, grandes ausentes de esta propuesta. Incluso los actores parecen moverse con desconcierto irónico en sus interpretaciones, especialmente John Malkovich y Cécile de France, esta última luciendo con frecuencia una sonrisita que vale más que mil palabras.
4/10
(2017) | 100 min. | Drama

Marco, de 35 años y ex chef, ha renunciado a su carrera y a cualquier expectativa para volver a Udine en el norte de Italia para cuidar de su padre. Incluso cuando le ofrece trabajo en un restaurante de Melbourne, declina usando a su padre como excusa. Cuando la tragedia le sacude, el único atisbo de alegría proviene de Olivia, una autraliana llena de ánima que va a la búsqueda de hacer realidad su sueño de trabajar en el mundo del diseño.

(2013) | 84 min. | Documental

Enea, con 29 años de edad, está en busca del amor: del amor físico. Pero siendo autista y viviendo en Italia, no es tarea fácil. Así que él y sus dos mejores amigos, Carlo y Alex, deciden irse de viaje a través de Europa y acaban encontrando mucho más de lo que buscaban…

(2009) | 109 min. | Drama | Comedia
En 2002 Cannes hizo entrar en la competición la primera película palestina, Intervención divina de Elia Suleiman. Su película era una amable comedia que, sin embargo, algunos consideraban como subversiva. Siete años más tarde, Elia Suleiman vuelve con una obra en buena parte autobiográfica, que cuenta su historia personal y la de su familia, a través de varios periodos de su existencia. La niñez, en 1948, cuando su padre era resistente, está reconstruida con diversos testimonios familiares. Sigue su adolescencia, su exilio voluntario y su retorno a su país de origen. Su película contiene un testimonio íntimo que intenta hacer un retrato de la vida cotidiana de los palestinos que han quedado en su tierra natal y que son considerados por las autoridades como "Árabes-Israelíes". Viven así como una minoría, puesto que otros muchos elegían el exilio, en su propio país. El tono adoptado por Elia Suleiman sigue siendo el de la comedia. Un estilo frío y distanciado que presenta diversas anécdotas de la vida del país. La sonrisa es para Suleiman una verdadera arma de resistencia. Es curioso que hablando de una de las zonas más conflictivas del mundo, el relato sólo haga breves alusiones a la violencia. Palestina ocupada, siempre en busca de la constitución de un estado nacional, parece para el autor una tierra concebida para la paz. A ella se alude a través de anécdotas divertidas, con un humor que recuerda a menudo el de Jacques Tati, porque se basa en las situaciones mucho más que en los diálogos. Toda una época de la historia del conflicto árabe-israelí pasa en la película, y ésta va a terminarse ante el gigantesco muro que hoy protege Israel. Elia Suleiman, que interpreta su propio personaje, no se asusta ante la altura del muro, y con ayuda de las imágenes de síntesis, no tiene dificultad para saltarlo con una pértiga. Estos recuerdos, aparte de las imágenes que pueden considerarse como políticas, contienen muchos recuerdos personales que son siempre los vehículos de una auténtica emoción.
6/10
(1962) | 90 min. | Acción | Bélico | Drama
Segunda Guerra Mundial. Dos marineros italianos logran infiltrarse en un submarino británico y colocan explosivos en la cubierta, pero antes de que puedan escapar son capturados por los ingleses. En una carrera contrarreloj los británicos deberán averiguar qué estaban tramando sus inesperados huéspedes. Entretenido film bélico de producción italo-británica que adapta una obra teatral de Robert Mallet. Destaca el reparto encabezado por John Mills.
5/10
(2016) Serie TV | 550 min. | Drama Tráiler
Mirada personalísima del italiano Paolo Sorrentino a las bambalinas del Vaticano y la Iglesia Católica en forma de miniserie. Arranca con el recién elegido Papa Pío XIII, el joven estadounidense Lenny Belardo, cuyas intenciones para el nuevo pontificado son un enigma, se aguarda con expectación su primera alocución desde el balcón de San Pedro, que de momento ha diferido. De hecho el primer doble episodio está enmarcado por dicho discurso, pues arranca con él como parte de una pesadilla del Papa, y termina con la pronunciación real de dicho discurso. Entremedias seguimos a un Papa de modos decididamente diferentes, fumador y amante de la cherry coke, que rompe el saque al cardenal secretario de estado ignorando sus consejos y trayendo junto a sí a la monja que le educó de niño, cuando era huérfano y ella ejerció un papel casi materno. La serie encaja bien en el personal universo de Sorrentino, un esteta nato que cuida siempre de modo sorprendente todo lo formal, visual y sonoro, abordando cuestiones serias, el sentido de la existencia, la búsqueda de la felicidad, el anhelo de amor, con una mirada irónica con tintes surrealistas. Parece evidente que el cineasta italiano no tiene fe, no exhibe desde luego maneras de católico de comunión diaria, pero sí se encuentra fascinado por el papel espiritual de la Iglesia y guardián de ciertos valores, a menudo a contracorriente de modas. Y se sumerge en la paradoja de lo bello y bondadoso que hay en la Iglesia, que conviviría con luchas de poder, escándalos y comportamientos hipócritas. Se diría que hay un esfuerzo sincero por explorar lo que no entiende, pero no deja de ser la suya una mirada mundana, algo superficial, con un afán de provocación demasiado forzado, inspirado en algunos escándalos que han minado el multisecular prestigio de la Iglesia. El director ignora quién es Jesús o qué son los sacramentos, algo que no dejará de observar el espectador creyente. Sorrentino tiene junto a sí a un atractivo reparto internacional encabezado por Jude Law, pero pesa una sensación de artificial pose, el juego de la contradicción vuelve una y otra vez, componiendo así un entramado argumental que reposa sobre arenas movedizas. Quizá es el deseo del cineasta, hablar desde la modernidad de lo vano que resulta buscar seguridades de fe, doctrinales, en las personas, para decir una y otra vez "no sabemos", nos movemos en un misterio donde tal vez haya un Dios, pero donde la angustia no nos deja en paz ni un segundo. Y para sobrellevar tan sombrío panorama, apenas puede ofrecer algo más que un humor un tanto socarrón, con una puesta en escena que no deja de rendir todo el tiempo una especie de muda admiración a la liturgia católica, más mil intrigas que parecen insistir en la pequeñez y mediocridad del ser humano.
6/10
(1953) | 102 min. | Drama
Thérése Raquin vive un matrimonio infeliz con Camille, un marido enfermizo y de poco carácter, y a la sombra de su dominante e insoportable suegra. Se diría que una ventana se abre dejando entrar un poco de aire fresco en su vida cuando conoce a Laurent, camionero que entrega pedidos en la fábrica donde trabaja Camille, y por el que enseguida siente una gran atracción. Cuando él le propone que se fuguen juntos, surgen las dudas y los miedos, que se intensificarán cuando se produce un terrible accidente en el transcurso de una pelea entre Laurent y Camille. Magnífica adaptación de la novela de Émile Zola a cargo de Marcel Carné, que sabe captar los matices de unos personajes atrapados por las circunstancias sociales y marcados por el fatalismo, que se dirían carentes de libertad para labrarse su propio destino. Impregna la narración un aire tristón, donde lo que se supone que es esperanza deviene en puro espejismo. Gran trabajo de los actores, especialmente de la lacónica Simone Signoret, del “macho” Raf Vallone y del “blandengue” Jacques Duby.
7/10
(1958) | 103 min. | Drama
Una familia francesa intenta sobrevivir en Asia durante los días del colonialismo. Esforzada adaptación de una novela autobiográfica de Marguerite Duras. Gran trabajo de unos jóvenes Silvana Mangano y Anthony Perkins.
5/10
(1966) | 88 min. | Western | Aventuras | Romántico
Un joven llega a un pueblo del Oeste y recibe la paliza de un cacique y su banda. Es recogido por Sheila y en su venganza el joven saca una ametralladora con la que mata a todos los bandidos.
(1963) | 87 min. | Thriller | Drama
Cinta que se enmarca en la tradición de atracos no tan perfectos como se preveía sobre el papel. Tres jóvenes planifican un golpe en un banco de Düsseldford, pero... Entre los actores destaca Barbara Steele.
4/10
(1940) | 106 min. | Drama | Romántico
Adaptación de una novela del decimonónico autor italiano Antonio Fogazzaro. Cuenta la historia de amor entre dos jóvenes de distinta clase social, el aristócrata Franco, y Luisa, una sencilla chica de un pueblo cercano al lago Cuomo, en la Italia que trabaja en el siglo XIX su unificación. La abuela de Franco, una marquesa, se opone al posible matrimonio, hasta el punto de desheredar al joven, ocultando el testamento de su esposo. Aunque Franco conoce la artimaña, no denuncia los hechos por no mancillar el apellido familiar, algo que Luisa no puede entender. Esta maraña de acontecimientos les separa, y aún les toca sufrir más, pues su hijita se ahogará en el lago Cuomo.Intenso y romántico dramón bien dirigido por Mario Soldati, con una Alida Valli esplendorosa, cuya actuación fue premiada en el Festival de Venecia. Destaca la vibrante secuencia de la tormenta.
6/10
(1969) | 83 min. | Western
Rafael, un pistolero, encuentra a Sebastián, su amigo de la infancia, al que le contará un terrible secreto. Spaghetti-western rodado sin demasiadas ambiciones.
3/10
(2016) | 98 min. | Romántico | Musical Tráiler
Martina Stoessel se convirtió en una celebridad cuando tenía 14 años, gracias a una serie de televisión argentina, producida por Disney, titulada Violetta. La historia, dirigida a un público juvenil, seguía el planteamiento de otras series de éxito de la cadena –Hannah Montana principalmente– en donde una jovencita descubre el mundo de la canción y asombra a todo el mundo con su carisma y su voz. Como en los casos de Miley Cyrus o Demi Lovato, la actriz protagonista pasó a convertirse en estrella y empezó a grabar sus propios discos y celebrar sus conciertos. Pero, pasado el tiempo, el personaje de ficción tenía que dejar paso a la persona real. Así las cosas todo indica que la producción de la película Tini, el gran cambio de Violetta podría entenderse como una operación de marketing encaminada a cambiar en la opinión pública el nombre de la artista hasta ahora conocida como Violetta para convertirse definitivamente en Tini, con lo que se unificaría su nombre real (apelativo de Martina) con su nombre artístico. Para llevarlo a cabo el guionista Ramón Salazar (Tengo ganas de ti) ha pergeñado una historia romántica que cuenta justamente eso, articulada, claro está, dentro un relato de ficción con los mismos personajes de la serie musical que llevó al éxito a la artista argentina. El argumento narra cómo Violetta entra en crisis tras creerse engañada por su querido novio León, y agobiada por los fans decide desparecer del circuito mediático. Recalará entonces en un pueblecito de la costa de Italia y allí se reencontrará a sí misma. No se oculta que la película es un producto diseñado para los fans, de modo que hay un poco de todo: canciones, bailes, lagrimitas varias y en general mucho corazoncito a flor de piel. El director Juan Pablo Buscarini (El inventor de juegos) entrega lo que se espera, un puñado de buenos sentimientos repartidos a los largo y ancho del metraje, aunque también es capaz de mostrar su talento tras la cámara en la larga secuencia final. Esto no quita que el derroche de buenismo imperante resulte un tanto agotador y que los encuadres de postal relamida sean tan continuos que dan al conjunto un aire irreal, de tal cursilería que a veces parece que estamos dentro de un spot de perfume. Gustará por eso especialmente a las jovencitas adolescentes y preadolescentes seguidoras de Martina Stoessel, quien, por cierto, resulta muy simpática y hace un buen trabajo como actriz.
4/10
(1982) | 110 min. | Terror
Peter Neal, célebre autor de best-seller, viaja a Roma para promocionar su última obra. A su llegada, se entera de que una mujer ha sido degollada. En la boca de la víctima se encontraron páginas de uno de sus libros. Es el inicio de una serie de asesinatos similares a los que Peter describe en sus libros. Uno de los mejores trabajos del maestro del terror italiano Dario Argento, que a pesar de sus excesos truculentos y su tendencia al efectismo, sabe imprimir una enorme tensión.
6/10
(2019) | 90 min. | Documental Tráiler
Interesante documental sobre el pintor Jacopo Robusti, más conocido como el Tintoretto, nacido en Venecia en 1518 y muerto en la misma ciudad en 1594. En el siglo XVI la ciudad-estado más célebre de Europa reunió a numerosos pintores, pero ninguno de ellos se identifica tanto con ella como Tintoretto, un pintor que pronto tuvo fama de rebelde, de postular diferentes modos de ver la pintura y del propio oficio de pintor. En muchas ocasiones se le ha calificado de “terrible”, pues sus pinturas provocan una fuerte impresión; no por casualidad el artista buscaba una reacción anímica en el espectador. El documentalista Giuseppe Domingo Romano estructura Tintoretto. Un rebelde en Venecia a partir de la propia obra del pintor, la mayor parte de la cual se reparte en diferentes lugares de la ciudad costera. Se trata sobre todo de obras de tema religioso, de escenas bíblicas, a menudo de gran tamaño. Los guionistas se centran asimismo en las distintas rivalidades pictóricas de Tintoretto, especialmente las que tuvo con el gran Tiziano y más tarde con El Veronés, y también en su audacia a la hora de “colocar” sus pinturas. Muchas veces no cobraba por su trabajo (lo cual estaba mal visto por sus colegas de oficio) y otras llevó a cabo proezas increíbles para llevarse el gato al agua, como cuando pintó el techo de la Scuola Grande di San Rocco, saltándose las normas del concurso convocado para la ocasión. Pero su osadía tuvo premio, pues la obra quedó allí para siempre y además le sirvió para encargarse de pintar todo el edificio, el cual ha quedado como la obra magna del artista. El documental ofrece valiosas informaciones de otra índole al hilo de la obra de Tintoretto. Tienen su interés las ideas que hablan de la forma de concebir el espacio de sus pinturas, en donde el uso de la profundidad de campo y las perspectivas mostrando el techo hacen pensar en el cine de Orson Welles. También es curiosa su querencia por captar el momento de la acción y por la verticalidad, en contraste con las obras de Tiziano y compañía, algo que él llevó a la máxima expresión en dos pinturas monumentales ubicadas en la iglesia de la Madonna dell’Orto, “El juicio final” y “La adoración del becerro de oro”. Y llama la atención el tamaño impresionante de algunas de sus últimas obras, la extraordinaria “Crucifixión” ubicada en la Sala dell'Albergo de la Scuola Grande di San Rocco, o la asombrosa “Paraíso”, situada en el Palacio Ducal y que con sus más de 22 metros de largo por 9 de alto fue considerada en su momento la mayor pintura hecha sobre lienzo. Bien rodado, con una eficaz banda sonora que acompaña la contemplación de las obras, ésta se sucede al hilo de los inteligentes comentarios de varios expertos del artista. El conjunto es sin duda estimulante y ayuda a formarse una idea certera de la magnitud de Tintoretto y de su legado.
6/10

Últimos tráilers y vídeos