IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas puntuadas con 3 en sexo

(1979) | 87 min. | Comedia
El director Juan Bosch dirige esta mamarrachada, consistente en unas cuantas historias sueltas, narradas en clave de comedia, en donde el sexo es el protagonista. Todas las historietas están ambientadas en la España franquista y la cuestión se centra en recrear el ambiente de censura hacia el sexo por parte de las autoridades y de la Iglesia. Es un cúmulo de escenas burdas, groseras y de mal gusto.
1/10
(1986) | 114 min. | Drama
Una atractiva mujer de negocios divorciada (Kim Basinger) conoce a un hombre solitario y enigmático (Mickey Rourke) del que se enamora. A partir de este momento surge entre ellos una relación apasionada y tormentosa que les lleva a la autodestrucción. La mujer comienza a replantearse su futuro, debatiéndose entre controlar su realidad o satisfacer sus más oscuros instintos. Título de cine erótico comercial, que contiene varias secuencias muy conocidas, al igual que el tema central, "You Can Leave Your Hat On", convertido en el sonido más característico de este tipo de cine. La pareja protagonista alcanzó la cima de su popularidad y se convirtieron en mitos eróticos de los años 80. El realizador Adrian Lyne se convirtió en el rey del escándalo, con títulos como Atracción fatal y Una proposición indecente.
3/10
(2009) | 98 min. | Drama
El cineasta catalán Ventura Pons cierra su personal trilogía basada en las novelas de su amigo Lluís-Anton Baulenas, tras las desiguales Anita no pierde el tren y Amor idiota. Lamentablemente esta tercera colaboración se parece más a la segunda de estas películas, si bien ahora se trata de una drama en toda regla con personajes totalmente desubicados, con vidas muy desordenadas y un futuro falto de sentido. Tras dos años trabajando en una ONG en África, Anna (María Molins) regresa a Barcelona traumatizada con la violencia, la miseria y la muerte que ha visto allí, y sobre todo muy escéptica en cuanto a la eficacia de la labor asistencial que se realiza. Al cabo de los meses, se pone a trabajar de guardia nocturno en una residencia sanitaria de lujo a las afueras de la ciudad y decide abandonar a su marido. Apenas se habla con su hermana, la única de su familia con la que tiene trato. Su único amigo es un compañero de trabajo, Carducci (Albert Pérez), un homosexual que le regala su caravana para que viva en ella y además le anima a seguir luchando con su vida, le entiende, le escucha... Porque Anna, como dice el título, va realmente a la deriva. Durante el día duerme y por las noches trabaja. Todo es monótono hasta que se encapricha de un interno de la residencia, de quien ni siquiera sabe su nombre, con el que practicará sexo todas las noches y cuando haga falta. La película transmite la tristeza de los personajes, zarandeados hacia no se sabe dónde y sin ningún ideal que seguir. Lo único que merece la pena es pasarlo bien, dice uno de ellos, pero si eso no es posible –como parece ocurrirle a la protagonista– no queda sino desahogarse con el sexo, da igual con quién, da igual cuándo, da igual la postura. El film habla de la decepción de esas personas que han gastado su vida en ideales que finalmente les han dejado vacíos (en este caso, las ONG). Y de la amargura que les invade cuando todo su mundo supuestamente solidario se viene abajo como un castillo de naipes. No hay asidero entonces, solo abismo vital. Aunque el propio Ventura es aún más crítico al decir que en esta película África es "una metáfora de los sueños de unos seres que quieren huir de su realidad inmediata". El director rueda bien y cuenta con la competencia de su equipo técnico y artístico habitual, con intérpretes como Roger Coma, Marc Cartes o Mercé Pons.
2/10
(1980) | 90 min. | Drama | Thriller
Un joven que viaja en coche por la noche encuentra en medio de la carretera a una joven medio desnuda y completamente desorientada. Le ayudará y como la chica parece no recordar nada acaba llevándola a su casa. Al día siguiente ella vuelve a desaparecer, pues un hombre y una mujer se la llevan a la fuerza a una especie de edificio en donde hay otros hombres y mujeres que también han perdido la memoria y la identidad, y que deambulan por allí como zombis. El joven, que ya no puede olvidar a la chica irá en su busca. El film, a medias entre el drama erótico y el terror, está dirigido por el francés Jean Rollin y, como es habitual en este director, desprende surrealismo y carnalidad a espuertas. Aunque hay algunos momentos e imágenes de rara belleza, todo resulta violento y morboso a más no poder, con reiterados desnudos integrales y perversiones sexuales. La atmósfera alucinada e irreal está lograda, y desde luego el planteamiento desprende un terror inquietante.
3/10
(1977) | 100 min. | Drama
Berta es estéril, pero eso no le basta para calmar su deseo de ser madre, por lo que incita a su amante, Juan, para seducir a una joven y así poder realizar su sueño. Aunque coproducida con México, también esta historia, basada en una novela de Miguel de Unamuno, sirvió con su explícito erotismo para engordar el cine del destape de la época en España. Los encargados de poner cara a Berta y Juan son Amparo Muñoz y Patxi Andión, por entonces una popular pareja.
2/10
(2006) | 107 min. | Thriller | Drama
Escalofriante película basada en hechos reales, que como otros títulos coetáneos –Diario de un escándalo, Juegos secretos–, dibuja una sociedad occidental enferma, que debería empezar a afrontar de una vez los graves problemas que la amenazan. Nick Cassavetes, director y guionista, recrea tomándose ciertas libertades el caso de Jesse James Hollywood, que conmocionó en 1999 a la opinión pública estadounidense. El cuadro que entrega de los adolescentes californianos y sus familias no puede ser más desolador. La cosa arranca con el enfrentamiento violento entre los jóvenes Johnny Truelove y Jake Mazursky, por una deuda relacionada con el tráfico de marihuana. Decidido a cobrar su deuda “como sea”, Johnny no tiene ocurrencia mejor que secuestrar a Zack, el hermanastro adolescente de Jack, un quinceañero que se siente sobreprotegido por sus padres. Lo que podría ser una experiencia desagradable, para Zack se convierte en una inmersión en el mundo de los adultos (?), en el que siempre quiso ingresar. Pues los “amigos” de Johnny, especialmente Frankie, lejos de maltratarle, le tratan como a un “colega”, haciendo de él uno más en sus juergas y francachelas. Pero paralelamente, en el “mundo real”, las cosas se les están complicando. Los padres de Zack han denunciado la desaparición del chico, Jake amenaza a Johnny de muerte, un abogado afirma que se enfrenta a posibilidad de cadena perpetua… Y en el horizonte asoma la posibilidad de lo que podríamos denominar “solución final”. El mayor interés de la cinta es su condición de radiografía social sin moralina, de la que salen malparados jóvenes y adultos. Los primeros viven en un artificial “mundo infeliz”, donde los alicientes que les animan responden al nombre de alcohol, sexo, droga, ropa, videojuegos, música y poco más. Su completa inmadurez les incapacita para tomar cualquier tipo de decisiones, y cuando se mueven en “terreno peligroso”, la posibilidad de “meter la pata” más todavía, es casi del cien por cien. Caso llamativo es el de Elvis, objeto de burlas de la banda de Johnny, cuyo complejo de inferioridad le convierte en carne de cañón para ejecutar la acción que ningún otro osaría acometer. Y triste, muy triste, es el caso de Zack, la víctima, que se plantea su secuestro como una “gran aventura”, de un vértigo embriagador. En la parte de los progenitores, los tenemos de dos tipos: los que se mueven ya en el mundo de la delincuencia, y que más que otra cosa reprochan a sus retoños su increíble estupidez a la hora de resolver un “problema”; y los “normales” –es un decir–, sinceramente preocupados, pero sin recursos para ganarse la confianza de sus hijos. La película cuenta con un atinado reparto –destacan entre los jóvenes Anton Yelchin y Justin Timberlake, y Sharon Stone entre los adultos– y buen ritmo, donde los interrogatorios que salpican el metraje, y los rótulos que enumeran las personas que se cruzan con el secuestrado como “Testigo 1”, “Testigo 2”, etcétera, presagian un fatal desenlace. Eso sí, la enorme crudeza con que se describe el estilo de vida vacío de los personajes –experiencias sexuales, lenguaje soez, peleas, droga…– resulta excesiva.
6/10
(1978) | 85 min. | Terror
Siglo XIX. A un convento de México llega la joven Justine, después de perder a sus padres. Allí es acogida con cariño por la hermana Angélica, pero también por Alucarda, otra jovencita que vive en el convento, viste de negro y fue concebida en extrañas circunstancias. Pronto la atracción que ejerce a Alucarda sobre Justine, llevará a ésta a unirse a un extraño rito por el que consagran sus vidas al demonio. Terror de temática demoniaca, que tiene cierta vitola de clásico en su país de producción. El film está cutremente dirigido, con una puesta en escena oscura y desagradable, y hay un exceso de desnudos integrales y escenas de histeria que parecen no tener otro sentido que escandalizar. También resulta ridícula y morbosa la secuencia del exorcismo. Por otro lado, López Moctezuma ofrece la sempiterna contraposición entre la medicina racionalista y la realidad de la existencia de lo sobrenatural. En general, desprende mucho aire malsano, a lo Sade.
3/10
(1991) | 103 min. | Drama
Es la posguerra española, y Paco acaba de terminar la mili y quiere encontrar un trabajo estable para ganar dinero y poderse casar con su novia Trini, la cual trabaja como asistenta en la casa de un comandante. Mientras encuentra un empleo, Paco se instala de alquiler en la casa de una viuda con la que poco a poco mantiene una relación sexual. Basado en un hecho real, la película de Vicente Aranda fue todo un éxito de crítica y taquilla. Sus personajes están bien definidos; el joven sencillo y timorato confundido entre lo que le conviene y lo que no, la novia inocente, pura y fiel, que espera resignada, y la astuta y manipuladora viuda que maneja a los hombres a su antojo. Por otro lado, el film incluye las sempiternas obsesiones sexuales de su director. Victoria Abril logró el Oso de Plata en la Berlinale. Producido por Pedro Costa, originalmente este film forma parte de la serie televisiva "La huella del crimen", que recrea famosos casos policiales reales sucedidos en España.
4/10
(2013) | 102 min. | Drama
Adam es un sacerdote que ejerce su ministerio en un rincón de la Polonia rural. Allí ha promovido un centro de acogida para chicos que han pasado por el reformatorio. Aunque apreciado por los jóvenes y los feligreses se siente tremendamente solo y tiene claras dificultades para vivir el celibato. La conducta homosexual de uno de sus pupilos removerá los sentimientos que bullen en su interior. Tristona película polaca sobre un cura que tiene problemas y luchas que le atormentan, y que no parece tener a nadie con quien compartirlos, ni siquiera a Dios en su oración, sólo le queda ahogar sus penas en el alcohol. El deprimente film de Malgoska Szumowska, que también coescribe el guión, aunque enmarcado en su católico país, no ofrece una imagen de la religión y la espiritualidad demasiado consistente, los sermones de Adam sólo sirven para transmitir con ambigüedad sus propias dudas a los fieles, no son palabras que remuevan, y el obispo y otros católicos parecen funcionarios sólo preocupados en resultados, horarios e imagen, o gente que vive su piedad rutinariamente, sin que de verdad afecte su quehacer diario. Szumowska cuenta su historia, a ratos enfermiza y con Adam sólo como punta del iceberg de personajes existencialmente insatisfechos, con distancia y frialdad, nunca logra emocionar. Si inicialmente mantiene la tensión dramática, hay un punto en que las cosas se le van de las manos, ya sólo queda refrendar de modo poco sutil su idea de que el clero católico sería una hipócrita institución con mucho homosexual dentro del armario.
3/10
(2000) | 98 min. | Thriller
Patrick Bateman es un yuppie triunfador en Manhattan. Pero su vida está vacía, lo que puede comprar con el dinero no le basta. Y ha empezado a desarrollar un peligroso instinto asesino, de modo que sus fantasías erótico-violentas pueden estar conduciéndole a un camino sin retorno. Polémica adaptación de la polémica novela de Bret Easton Ellis. Al psicópata obsesionado por los objetos de marca y las tarjetas de visita le pone cara Christian Bale. Se trata de un tipo que necesita ayuda urgente: la jungla urbana neoyorkina puede ser más salvaje que el mismísimo Amazonas, y tras la aparente dura capa de cinismo de Bateman, se esconde alguien más frágil de lo que pudiera creerse. Película durísima y desequilibrada, el papel protagonista estuvo a punto de hacerlo... ¡Leonardo DiCaprio!
4/10
(2004) | 92 min. | Tragicomedia
Pere-Lluc es un idiota confeso, condición que cree compartir con toda la humanidad. Parece haber llegado al colmo de la idiotez cuando ofrece un bochornoso espectáculo exhibicionista en un restaurante. Pero la estulticia no conoce fronteras, y tras una noche de borrachera, se fija en una atractiva mujer casada, Sandra, que coloca banderolas publicitarias por la noche. Y como si fuera un inmaduro adolescente, empieza a espiarla, hasta que se conocen y emprenden una tórrida relación. El director catalán Ventura Pons (Actrices) adapta una desconocida novela de Lluís-Anton Baulenas, que está en la línea de jóvenes desorientados y vacíos por dentro, que se mueven por impulso hacia ninguna parte. Film muy subido de tono, lo protagonizan el televisivo Santi Millán y Cayetana Guillén Cuervo.
1/10
(1997) | 103 min. | Comedia
Ernesto es un tipo mujeriego, médico en un hospital de La Habana. Vivirá una tórrida historia de amor con Estela, una estudiante de arquitectura, ingresada urgentemente tras un intento de suicidio. Cine cubano protagonizado por su actor más carismático: Jorge Perugorría.
1/10
(2010) | 112 min. | Romántico | Comedia | Drama Tráiler
Jamie es un joven egocéntrico y ambicioso, de gran éxito con las mujeres, aunque con el complejo de no saber agradar a sus padres. Dispuesto a ganar dinero como sea, se convierte en visitador del laboratorio farmacéutico Pfizer, una profesión muy lucrativa que le permite seguir centrado en su ocupación favorita: pensar única y exclusivamente en sí mismo. Hasta que conoce a Maggie, una joven con Parkinson en estado 1, en una de las clínicas que frecuenta. Al principio el juego es de un ligoteo más, pero puede que está asomando a la puerta el amor. Para sorpresa de propios y extraños, Edward Zwick abandona el cine épico que justa fama le ha dado –Tiempos de gloria, El último samurái...–, y se sumerge en una confusa mirada a la necesidad del amor que experimenta todo ser humano. Su fuente para el guión, coescrito con Charles Randolph y Marshall Herskovitz, es el libro de Jamie Reidy “Hard Sell:  The Evolution of a Viagra Salesman”, donde el autor cuenta sus experiencias reales como viajante de Pfizer y vendedor de Viagra, el célebre fármaco para disfunciones sexuales. Zwick conduce al espectador a través de un largo “viaje”, donde la meta del amor es algo reduccionista, y las etapas del trayecto poco nítidas en lo moral y escasamente atractivas. Domina en el film la visión hedonista del sexo, como mero juego para entretener la soledad y el hastío vital. Y aunque se reconoce que el sexo sin amor no es nada –o muy poco–, las bromas y la mirada frívola al sentido de la vida, que traspasan todo el metraje, llevan a que la reflexión sobre el sacrificio por el ser amado ante la enfermedad resulte impostada. La película se encuadra dentro de una categoría de películas que hacen bien en señalar a una sociedad “enferma” –quizá uno de los mejores momentos es aquel en que un médico reconoce que entró en la profesión vocacionalmente, y que ahora se ha convertido en un tipo comprado por los laboratorios, y adicto a las orgías–, pero falta de fundamentos éticos, y profundamente incoherente. A este respecto es ilustrativa la decisión de Jamie y Maggie de filmar festivamente en vídeo sus proezas sexuales, para luego escandalizarse el primero de que su hermano se masturbe contemplando esas imágenes. En cuanto al capítulo interpretativo, la pareja Jake Gyllenhaal-Anne Hathaway se ve contagiada de la extraña dicotomía del film, pues a ratos han de ponerse ‘graciosos’, para a continuación plantarnos ante la dureza del deterioro físico.
4/10
(2009) | 100 min. | Terror | Drama Tráiler
Resulta difícil reseñar una película como Anticristo, de Lars von Trier. Sobre todo desde el momento en que su responsable admite que la rodó a modo de terapia, tras sufrir una depresión. Sin reglas, sin razones, sin entusiasmos, asegura el director: “No tengo ninguna excusa para Anticristo, sólo mi profunda fe en la película, la más importante de toda mi carrera profesional”.Estructurada con un prólogo, cuatro actos -“Desconsuelo”, “Dolor”, “Desesperación” y “Los tres mendigos”- y un epílogo, todo arranca una noche en que, mientras un matrimonio hace el amor, su niño se mata accidentalmente al caer desde una ventana. Rotos ambos de dolor, la peor parte la lleva ella, sumida en una profunda depresión. Él, que es psiquiatra, opta porque los dos solos se retiren a una cabaña que tienen en el bosque, donde ella estaba escribiendo un extraño libro sobre la mujer y los prejuicios religiosos. Allí saldrán a flote los temores y reproches mutuos, en lo que parece una lucha entre el tranquilo raciocinio y el salvaje que late dentro de todo ser humano.Lars von Trier tiene una gran capacidad visual, por ejemplo en sus pasajes a cámara lenta, de rara belleza, acompañados de la preciosa música de Händel, y sí, logra un film inquietante. Pero también caótico, peculiar ejercicio de estilo, con pasajes muy explícitos que entran dentro de lo pornográfico, y otros de violencia inaudita, que parecen más propios de la saga Saw que de la filmografía del danés. Hay metáforas ocurrentes, una mirada al lado oscuro de la naturaleza, el reverso tenebroso del paraíso terrenal con unos protagonistas que parecen un trasunto actual de Adán y Eva. No teme el director ofrecer una imagen transgresora y políticamente incorrecta de la mujer, como tentadora irracional e histérica, que lleva al abismo a su esposo. Tampoco importa demasiado la lógica interna de la trama, la alusión a la naturaleza como santuario de Satán, porque se quiere jugar con miedos inefables, lo que el subconsciente esconde. Y aunque al final Von Trier dedica su film a Andrei Tarkovsky, recuerda más a las películas más crípticas de Ingmar Bergman, no a Secretos de un matrimonio, que el danés ha citado en entrevistas, sino a otras tan oscuras e irracionales como La hora del lobo. La película produjo un gran desconcierto en el Festival de Cannes, lo que no impidió que su protagonista femenina, Charlotte Gainsbourg, fuera premiada como mejor actriz.
4/10
(1971) | 87 min. | Deportivo | Drama
Los fans de Jack Nicholson saben que es un gran seguidor del equipo de baloncesto de Los Angeles Lakers. Lo que quizá desconozcan es que en 1971, cuando todavía no era demasiado conocido como actor, dirigió este film, situado justamente en el deporte de la canasta. Coescrito el guión por él y el autor de la novela que adapta, Jeremy Larner, sigue a dos universitarios que comparten habitación. Hector destaca como jugador de baloncesto, y bien podría ser fichado como profesional; mientras que Gabriel es un antisistema pacifista, que igual monta “el numerito” en un partido, que simula estar enfermo (y algo sí lo está) en el reconocimiento para ser llamado a filas.La película comete uno de los mayores pecados posibles del cinematógrafo: es mortalmente aburrida, con personajes planos de nulo interés, y una insistencia en la promiscuidad sexual y en lo procaz que agotan de modo irremediable. Es difícil que interese el film, incluso a los incondicionales de Nicholson. Como curiosidad, mencionar que el luego prestigioso guionista Robert Towne aparece en el film como actor.
2/10
(2008) | 89 min. | Comedia | Drama Tráiler
Adaptación de la novela homónima del rarito autor Chuck Palahniuk, conocido sobre todo por la obra que dio pie al film de David Fincher El club de la lucha. Intregrante del grupo de autores de la Generación X, como Bret Easton Eallis y Douglas Coupland, sus argumentos se caracterizan por sus pretensiones iconoclastas y transgresoras, con “idas de olla” sorprendentes, por así decir. En Asfixia seguimos la pista a Victor Mancini, un adicto al sexo que acude a sesiones de rehabilitación. Su mejor amigo, también con problemas sexuales, es un compañero de trabajo de un parque temático, que recrea del modo más hortera posible la vida de los antiguos colonos americanos. Victor tiene a su madre Ida (se llama así, de verdad, no es un juego de palabras, al menos, no nuestro) con demencia senil, internada en una residencia. El hombre ha tenido relaciones sexuales prácticamente con todo el personal de la residencia, pero hete aquí que ha llegado una nueva doctora, que se le resiste, razón por la cual se enamora de ella. La doctora de marras le dice que existe un nuevo tratamiento experimental para tratar a su madre con células embrionarias, y propone a Victor tener un escarceo rápico, nada serio, pues ella está dispuesta a engendrar un hijo para la ocasión; ¿y qué mejor lugar para ello que la capilla? Por otro lado, Ida revela al amigo de Victor la existencia de un diario, que podría permitirle saber quién es su padre. ¡Y atiza!, resulta que con células de una santa reliquia nació Victor, que podría ser un nuevo mesiás. Nos hemos detenido en describir con pelos y señales la trama de este film, porque hay que verlo para creerlo, es difícil encadenar más tonterías en menos tiempo. Se trata de una auténtica diarrea mental, que en fin, debe pretender ser satírica y tal, y hasta en el camino trata de sembrar buenos sentimientos, el amor, la amistad, la filiciación y la maternidad, pero que en definitiva resulta insufrible, todo consiste en una montaña rusa en que la “gracia” consiste en saber cuál será el nuevo disparate supuestamente ingenioso que viene a superar al anterior en “rizar el rizo”. Preocupan algunos de los intérpretes, que se diría se están encasillando peligrosamente en personajes enfermizos y estrambóticos, véase a Sam Rockwell (Confesiones de una mente peligrosa) y Anjelica Huston (asociada con Wes Anderson en Los Tenenbaums, Life Aquatic, Viaje a Darjeeling).
3/10
(1990) | 107 min. | Thriller | Tragicomedia
Ricky, un 'semental' con problemas mentales, acaba de salir del psiquiátrico donde ha estado recluido. Su primer objetivo es acudir al rodaje de 'El fantasma de medianoche', un subproducto de terror protagonizado por Marina, una actriz con la que está obsesionado. Acabará secuestrándola en su propia casa, al tiempo que asegura estar profundamente enamorado de ella. Pedro Almodóvar se inspira claramente en El coleccionista de William Wyler, aunque tamiza esa trama con su personal modo de ver las cosas. Lo que significa un peculiar sentido del humor y una abundante carga erótica, que en momentos raya lo pornográfico. No es el mejor trabajo del manchego, que estira el film hasta el infinito. Aunque su talento de cineasta es evidente, su esfuerzo por convertir lo narrado en una historia de amor no funciona. Protagonizan dos actores fetiche de Almodóvar, Antonio Banderas y Victoria Abril, y Francisco Rabal asume un pequeño papel de director 'atado' a una silla de ruedas (el motivo de personajes 'atados' es usado con ingenio). Hacen un par de cameos la madre y el hermano del director.
5/10
(1980) | 92 min. | Comedia | Thriller
Hans y Gretel trabajan en un banco alemán. Ambos planearán un robo, con el objeto de operarse y cambiarse ambos de sexo. Para obtener información seducirán a sus objetivos con mujeres contratadas de buen ver. Comedia criminal de cutre sesgo erótico, coproducido por España e italia. El planteamiento es tan simplón como lamentable, al igual que la paupérrima factura visual. No sin razón fue la única película dirigida por Vincenzo Savino.
1/10
(1976) | 79 min. | Terror
Daniela Neseri es una joven desequilibrada, hija menor de un conde sobre el que pesa una leyenda familiar que habla de la existencia de una mujer lobo entre sus antepasados. Cada vez que hay luna llena Daniela sentirá que se transforma en un licántropo y perpetrará diversos crímenes hasta que la situación se hará insostenible. Película de terror italiana que se adentra en el cine de "sexploitation" de modo llamativo, con numerosos exhibicionismos gratuitos, que si acaso sólo sirven para sembrar más morbo en una historia turbia, cuya parafernalia de ritos y misterios ancestrales, se emparenta también con traumas sexuales y ridícula verborrea psicoanalítica. El resultado, además, ha quedado visualmente desfasado.
3/10
(1977) | 104 min. | Thriller
El matrimonio Mancini, formado por Walter y Eve, se encuentra haciendo un viaje en caravana por California. Él es un bruto y se ve que la relación no funciona del todo bien, salvo cuando se trata de sexo. Por el camino recogen a un autostopista, con la mala suerte de que resultará ser un peligroso psicópata. También conocida en España con el título "El cínico y la casada", la película, dirigida por el italiano Pasquale Festa Campanile (La costanza della ragione), es brutal en su explicitud violenta y sobre todo sexual, con largas escenas de desnudos integrales protagonizados por Corinne Cléry (Moonraker). Los personajes están trabajados -Franco Nero demuestra ser un buen actor– y el guión, cuidado y con numerosos momentos de tensión, atrapa. Lo que no funciona tan bien es el desenlace, que parece efectista y poco verosímil.
4/10

Últimos tráilers y vídeos