IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de series de TV

(2013) Serie TV | 0 min. | Comedia
La comedia es un género difícil. La sátira política todavía más. Si encima uno se lanza a pergeñar una trama sobre cuatro congresistas republicanos que comparten vivienda en Washington, el riesgo es de grado máximo. Así las cosas, no extraña que esta a esta sitcom de Garry Trudeau se la vea venir a la legua a la hora de lanzar pullas contra un partido político determinado, y que la sutileza no sea demasiado alta. Con lo cual la deseada carga de gracia que uno podía esperar no acaba de llegar, y eso que en el reparto está un gracioso como John Goodman, y hasta Bill Murray se pasea por ahí haciendo un cameo. Pero no es suficiente, y las bromas sobre la gandulería y vida sexual de los políticos, el filibusterismo o la defensa de los valores tradicionales, no arrancan una sonrisa ni al espectador más complaciente.
4/10
(2010) Serie TV | 0 min. | Ciencia ficción
Un grupo de ciudadanos que poseen extraordinarias e inusuales habilidades mentales y físicas formarán un equipo de élite para trabajar en casos que ni la CIA ni el FBI o el Pentágono son capaces de solucionar. Cada uno de ellos posee un poder diferente y especial, fundamental para la resolución de crímenes, evitar atentados o capturar malhechores.
(2019) Serie TV | 360 min. | Thriller | Drama
Nueva serie de Bambú para Netflix tras Las chicas del cable, cortada por el mismo patrón folletinesco que todas las orquestadas por el dueto formado por Ramón Campos y Gema R. Neira. Está ambientada en los años 40, al término de la Segunda Guerra Mundial. Sigue las vicisitudes de múltiples personajes, de clase alta y baja, que viajan en un lujoso transatlántico rumbo a Brasil. Se supone que a bordo del barco van a celebrar su enlace matrimonial Carolina Villanueva y el naviero Fernando Fábregas. Además el viaje es muy importante para la compañía que opera el crucero, que pertenecía al padre de Carolina y su hermana Eva, reciente fallecido. Pero todo va a ser accidentado desde el principio, cuando las poco sensatas Carolina y Eva aceptan introducir de polizón en el barco a una mujer, que asegura huir de su prometido, que la maltrataba. La caída de alguien al mar, simultánea a la desaparición de esa mujer, configuran múltiples enredos, que trata de desentrañar el detective de abordo, mientras un triste capitán por su viudez no parece tener el juicio muy claro, y su segundo de abordo, el oficial Nicolás Salas, abre líneas de investigación paralelas con la muy novelesca y aspirante a escritora Eva. Tal vez Campos y Neira harían bien en pisar un poco el freno de su ritmo de producción, y elaborar un poco mejor las series que sacan a la luz, para llegar a convertirse en el digno entretenimiento que a veces no son. Sin duda que aquí tenemos un enorme esfuerzo de producción, para recrear la época y un barco de lujo estilo Titanic. Pero la idea de mezclar intriga a lo Agatha Christie con romances de culebrón, presente en Gran Hotel, Velvet o la ya citada Las chicas del cable, acaba siendo repetitiva y cansina, y lo que es peor, se acaban traspasando sin rubor las fronteras de lo que resulta verosímil. Y es que ya desde el arranque, se pide mucho al espectador, que suspenda su inevitable incredulidad con la estupidez supina de meter clandestinamente en el barco a una persona a la que no se conoce de nada. Por otro lado, los diálogos y escenas están muy poco elaboradas, con abundantes clichés, a veces la sensación que se transmite es que el reto consiste en llenar metraje "como sea", y cuando el interés decaiga –algo que ocurre a menudo–, sacar algún conejo de la chistera, como la situación de "¡hombre al agua!", que al menos te saca del amodorramiento. Y desde luego, jugar al contraste de las diferencias de clase o al discurso feminista ya no cuela, a la hora de buscar el aplauso del público, hace falta algo más que se nos hurta. Aunque hay un buen reparto, los personajes son tan estereotipados que ni un José Sacristán impostado es capaz de salvar la función, no digamos ya Ivana Baquero y compañía, afrontando situaciones que son puro cliché.
4/10
(2018) Serie TV | 520 min. | Ciencia ficción | Thriller
Archipublicitada serie de Netflix con Laeta Kalogridis de showrunner, que adapta una novela futurista ciberpunk, obra de Richard Morgan. Deudora de Blade Runner en su planteamiento de cine negro en un mundo distópico, donde el alma o la conciencia puede conservarse digitalmente y ser descargada en distintos cuerpos o fundas desechables. De modo que se ha conseguido algo parecido a la inmortalidad, aunque la destrucción de la batería de la conciencia situada en la nuca sí podría acabar con la vida de una persona. Un planteamiento que rechazan los neocatólicos, pues esta práctica no supondría aceptar la muerte como algo natural que a todos llega, y obliga a repensar conceptos como la eternidad y la resurrección. Con este planteamiento seguimos la pista al mercenario Takeshi Kovacs (Joel Kinnaman), que ha dormido en una prisión durante años, a modo de limbo, hasta ser despertado por los requerimientos del poderoso millonario Laurens Bancroft (James Purefoy), que ha vivido cientos de años -ha utilizado siempre la misma funda, gracias a una costosa clonación de sí mismo, no al alcance de todas las fortunas- quiere que averigüe quién ha intentado matarle. Reticente a aceptar tal encargo, y con la mirada poco amistosa de la agente de policía Kristin Ortega (Martha Higareda), la perspectiva de volver a estar “dormido” no le seduce, de modo que llevará finalmente el caso. Se trata de una vistosa y cara producción, con una imaginería que remite a la citada Blade Runner, con sus neones y retrato de una urbe depravada, o a El resplandor de Stanley Kubrick en los pasajes del hotel y su cibernético gerente, e incluso a Twin Peaks. Sólo que aquí se carga la mano en ese dibujo de una sociedad deshumanizada, cuerpos y espíritus degradados, un revoltijo de abundante sexo y violencia francamente desagradables. Además, cuesta empatizar con los personajes, el cinismo de Kovacs, típico de la serie negra, está completamente exacerbado, y sólo cuando avanza la relación, y conocemos algo de su pasado en otra funda oriental, podemos atisbar algo de la persona. Pero hasta entonces el viaje es demasiado largo, con un erotismo desmadrado y gratuito, y una antropología y concepción del ser humano muy superficial, incluida la inclusión de los neocatólicos, a modo de fundamentalistas. No se aprovechan además las posibilidades de una trama detectivesca con mujer fatal, policía que podría ser una buena amiga y peligros mil, todo resulta demasiado frío y poco atractivo.
5/10
(2006) Serie TV | 2082 min. | Drama
Marcos de la Cruz vuelve a España tras combatir con la División Azul. Se pone a trabajar de periodista, y acaba enamorado de Elisa, vendedora de tabaco que aspira a ser cantante. También está enamorado de Elisa su mejor amigo. La segunda temporada cuenta con nuevos protagonistas y algunos secundarios de los episodios anteriores. Sorprende la somera recreación de la España de los años 1945 a 1948.
4/10
(2015) Serie TV | 450 min. | Thriller | Drama
Serie creada por John Ridley, el guionista ganador del Oscar por 12 años de esclavitud. Al igual que en ese film, aborda la cuestión del racismo, aunque aquí sustituye la adaptación de hechos históricos narrados por el propio esclavo que los vivió, y opta por una trama criminal en los Estados Unidos de hoy en día, donde a la discriminación racial suma los temas de las familias desestructuradas y el choque generacional, más la crítica a un sistema legal donde falta mucho para llegar a la aplicación de la justicia. La historia arranca con el brutal ataque a un matrimonio blanco en la localidad de Modesto en California, él muere y ella queda en coma. Los posibles culpables están ligados al tráfico de drogas, ahí está un negro, Carter, adicto y con un pasado violento, con una novia blanca también enganchada a los estupefacientes, Aubry. Además está un posible testigo mexicano, Héctor, que condujo el vehículo de Carter, que le proporcionó Tony, hijo de un inmigrante mexicano que trata de ganarse la vida honradamente. Los padres de las víctimas se personan rápidamente en la acusación. Por un lado están los padres del difunto, Barb y Russ, separados hace años por culpa de la adicción al juego de él; y los de la chica en coma; los cuatro van a averiguar que son hijos son menos intachables de lo que aparentaban. Ridley tiene el mérito de crear una red tupida de interesantes personajes que sirve para ofrecer un cuadro más o menos atinado de la sociedad americana, que pese a sus creencias religiosas, dista de ser totalmente coherente con sus distintos credos y de practicar el perdón en el que se supone creen. Y así incide en la escasez de oportunidades para algunas minorías, negros o hispanos, ciertos complejos y racismos más o menos soterrados, una crispación por algunas incoherencias que en cualquier momento puede estallar. Al querer abarcar mucho, algunas de las relaciones y conflictos creados son algo simplificadores, actitudes como la de la rigidez permanente de Barb o la pardillez de su ex Russ resultan un tanto exagerados. Para decirlo en pocas palabras, a esta serie le falta un poco de optimismo antropológico que la haga más digerible, aunque en algunos personajes, hacia el desenlace, trata de abrir un horizonte a la esperanza. También alguna resolución resulta algo tramposa, sobre todo la del amor interracial. El reparto están bien escogido, con algunos veteranos de peso como Timothy Hutton y Felicity Huffman.
6/10
(2016) Serie TV | 510 min. | Biográfico | Thriller | Drama
Cuidadísima dramatización de uno del juicio que quizá más ha marcado a la opinión pública americana del siglo XX: el que llevó al banquillo –y no precisamente del campo de juego– al popularísimo jugador de fútbol americano O.J. Simpson, acusado del asesinato de su ex mujer Nicole Brown y del hombre que le acompañaba, el camarero Ronald Goldman, en el domicilio de ella. Se trató de un doble crimen realizado con particular saña, y todas las pruebas apuntaron a Simpson como a su autor. Todo lo que rodeó al trágico suceso se convirtió en un auténtico culebrón, muy cercano a los actuales "reality", con informaciones en directo, tanto de una huida del acusado con amenazas suicidas, como de la vista judicial. No había estadounidense que careciera de opinión acerca de lo ocurrido. El dúo constituido por Scott Alexander y Larry Karaszewski tiene en su haber libretos de películas sobre personajes auténticos, atractivos y con un punto estrafalario y polémico, ahí están Ed Wood, Man on the Moon y El escándalo Larry Flynt para corroborarlo. Aquí son creadores de una miniserie muy pegada a la realidad, que parte de un libro de Jeffrey Toobin, y aunque algunas situaciones pueden rayar lo surrealista, se evita lo que pueda parecer onírico, la narración es fiel a los cánones del thriller judicial, y hace pensar en filmes como El misterio von Bulow, donde por cierto, el protagonista era defendido por uno de los abogados de Simpson, Alan Dershowitz. Casi todos los episodios los dirige Ryan Murphy, que se aleja así del tono de otras series creadas por él, como Glee o American Horror Story. La serie tiene la virtud de ser muy poliédrica, aborda muchas cuestiones, más allá de la simple narración de un caso criminal. Al mostrarnos al acusado y alrededores, la acusación y la defensa, se nos pinta muy bien la tendencia de cualquier persona al egocentrismo, que se acentúa cuando anda la fama de por medio: O.J. era un héroe para muchos, y él mismo se tenía y actuaba como un semidios; sus abogados conformaron un auténtico Dream Team de caros abogados con ganas de brillar, además del citado Dershowitz, estaban el abogado de las estrellas Robert Shapiro, el amigo de O.J. Robert Kardashian, el adalid de la causa racial Johnnie Cochran y el criminalista F. Lee Bailey; y la acusación también se vio bajo los focos más de lo deseable, con una Marcia Clark a la que juzgan por su peinado y su ropa, y un Chris Darden que por ser negro. Todos los implicados, incluido, el juez, pagan un precio personal por trabajar en esta causa. Ideas como justicia e injusticia se abordan cuando la incendiaria causa racial pueden subvertir un caso donde lo ocurrido no parece admitir discusión, no hay más hipótesis aparte de la que se juzga, pero otras cuestiones como la discutible actuación, en general, de la policía de Los Ángeles, y la alarma social, quizá lo alteren todo. Hay habilidad en episodios como el que nos ofrece el punto de vista de un jurado que de algún modo sufrió "prisión" durante ocho meses, lo que duró el juicio. Y desde luego está la cuestión mediática, que nos apunta como pudo surgir el fenómeno asombroso de los Kardashian, aquí vemos a los hijos siendo niños ya fascinados por la fama recién adquirida por su padre. La serie al completo tiene un magnífico ritmo, y el reparto es excelente. Sorprende la transformación de John Travolta como Shapiro, pero igualmente están muy bien una Sarah Paulson fiscal bajo presión, un Cuba Gooding Jr. como el acusado sin histrionismos más allá de lo justo, o un Courtney B. Vance como el abogado Cochran, por citar sólo a unos pocos.
7/10
(2017) Serie TV | 465 min. | Fantástico | Thriller
Adaptación de la novela homónima de Neil Gaiman al formato televisivo, se encargan de hacerlo Bryan Fuller y Michael Green. Se trata de una rocambalesca historia que incluye la recreación bastante libre y pintoresca de algunos episodios históricos, pasajes de delirante surrealismo y abundantes escenas de sexo. Ello para contar la salida de la cárcel de Shadow Moon dos días antes de cumplir su condena, su mujer ha muerto en un accidente con circunstancias especialmente morbosas. En el camino al entierro conoce al señor Miércoles, un tipo misterioso que le propone que trabaje para él. A medida que avanza la trama descubrimos que es uno de los viejos dioses, que se enfrentan a otros nuevos que encarnan conceptos como la tecnología y la globalización. De cuidada producción, es la típica serie que puede aglutinar a una base determinada de fans, pero que a la mayoría del público le producirá rechazo y repulsión, por lo disparatado y caprichoso que es todo, epíteto distinto a intrigante. Se diría que la idea es jugar un poco a David Lynch y su Twin Peaks, pero los emuladores se quedan bastante lejos de su modelo, lo que entregan es desesperadamente grotesco.
4/10
(2011) Serie TV | 0 min. | Terror
Ben y Vivien son un matrimonio que intenta recuperar la felicidad tras dos acontecimientos que han marcado su vida los últimos años: la pérdida del bebé que esperaban y una aventura amorosa del marido. Con su hija adolescente deciden dejar la ciudad de Boston y trasladarse a San Francisco, a una vieja casa en la que tuvieron lugar terribles hechos en el pasado. Desde el minuto uno, su estancia en el nuevo hogar estará marcada por inquietantes sucesos, alucinaciones, ruidos extraños, personajes misteriosos y un violento asalto que hace peligrar sus vidas. Algo ocurre en la casa, algo ocurre con los vecinos, la señora de la limpieza también es extraña... Una auténtica serie de género, terror, aunque con abundante humor negro, que nos recuerda en algunos aspectos a películas como El resplandor y La semilla del diablo. Ryan Murphy (creador de Glee, Nip/Tuck: a golpe de bisturí), se arriesga con un producto diferente a lo realizado hasta el momento en su exitosa carrera, aunque no faltan el cinismo y el morbo. Y lo hace triunfando de nuevo. Una atmósfera inquietante, una banda sonora que acelera el pulso, una enorme casa que se nos suele presentar en un contrapicado para hacerla aún más siniestra, una historia cargada de giros argumentales, secretos y misterios que obligan al espectador a no perderse un segundo. Entre los actores destacan Dylan McDermott, Connie Britton y la oscarizada Jessica Lange, en la piel de una vecina un poco excéntrica y entrometida, papel que le ha dado un Globo de Oro como mejor actriz de drama. Es menester destacar la forma en cómo se plantea la trama, con escenas de continua tensión, en torno a las andanzas de una familia, mientras los fenómenos paranormales amenazan la casa y a quienes la rondan No obstante, los episodios están “aderezados” con situaciones sobrenaturales, alucinaciones, visiones, voces que hablan desde no se sabe dónde, antiguas fotografías que no auguran nada bueno… Una serie que todo amante del miedo disfrutará con los pelos como escarpias.
6/10
(2012) Serie TV | 0 min. | Terror
Segunda temporada de American Horror Story, que parte de cero con nuevos personajes. Repiten algunos actores, como Jessica Lange, pero interpretan otros personajes. American Horror Story: Asylum comienza con una pareja de recién casados que acude en Luna de Miel terrorífica a Briarcliff, un manicomio abandonado donde en 1964 estuvo encerrado Kit Walker, acusado de ser "Cara Sangrienta", un asesino en serie. Ese mismo año entró en la institución contra su voluntad la periodista lesbiana Lana Winters, que sufrirá los malos tratos de la hermana Jude. Logra una atmósfera inquietante, y cuenta con actores de excepción. Pero como cabía esperar American Horror Story: Asylum abusa de los elementos efectistas y truculentos, que acaban haciendo poco creíble el relato.
4/10
(2013) Serie TV | 0 min. | Terror
(2017) Serie TV | 0 min. | Terror
(2015) Serie TV | 540 min. | Bélico | Thriller | Drama
Entretenida serie televisiva, con una trama de las que propicia el escenario post 11-S, realizada casi 15 años después del ataque terrorista de Al-Qaeda. Está tejida con tres hilos argumentales que están relacionados con una misma conspiración de proporciones colosales. Por un lado tenemos la peripecia de la sargento Odelle Ballard, que tras el éxito del comando al que pertenece, que liquida a un comando terrorista en Mali, se encuentra con la sorpresa de que toda su unidad es liquidada por un dron excepto ella, y que el ataque no es yihadista, sino del propio Estados Unidos, a través de una empresa contratista con turbios negocios que implican la financiación del terrorismo. Ella será dada por muerta, pero hackers y miembros de grupos antisistema que operan en Nueva York capitaneados por Harrison Walters acceden a un correo electrónico que Ballard envió a superior señalando que ha sobrevivido, una información que ha sido ocultada. Finalmente, el abogado corporativo Harry Decker descubre datos sospechosos en una de las empresas a las que representan, justo la que Ballard y compañía han descubierto que tiene vínculos con los fanáticos islamistas. Con elementos conspiranaicos que enredan la madeja, Adam Armus, Nora Kay Foster y Peter Horton crean una estructura coherente y con capacidad de sorprender, con momentos tensos en que Ballard podría ser degollada ante las cámaras, o lapidada por unirse a una peregrinación de tuaregs a La Meca. La cinta trata de adoptar un tono realista, aunque imaginando escenarios políticos extremos, al estilo Homeland, más que 24. Los actores están bien, un ajustado reparto compuesto no de grandes estrellas, pero sí de eficaces intérpretes, donde los rostros más reconocibles son los de Peter Facinelli y Treat Williams.
6/10
(2014) Serie TV | 0 min. | Comedia
Típica sitcom con risas enlatadas que trata de reeditar el éxito de series como Friends o Cómo conocí a vuestra madre. Se centra en seis personajes, el matrimonio formado por Bobby y Andi, fellzmente casados, pero que han caído en la rutina; los recién prometidos Jules –antigua modelo– y Lowell –vegetariano gurú–; el divorciado Will, ginecólogo que comparte clínica con Bobby, y que querría arreglar su matrimonio; y la ácida solterona Kate. Se ajusta a los cánones al uso, enredos, diálogos afilados, con bromas zafias de tipo sexual, y actores atractivos, pero no bastó para salir adelante, sólo hubo una temporada, la CBS decidió cancelar la serie.
4/10
(1999) Serie TV | 240 min. | Drama
Una familia de granjeros americanos se asienta en unas nuevas tierras del medio oeste. Pronto el padre de familia se convertirá en un pilar fundamental para la comunidad, pero la familia deberá hacer frente a los numerosos problemas que va surgiendo a su alrededor. Serie dramática  de cuatro horas de duración sobre las cuitas de la vida rural después de la Guerra de Secesión en Estados Unidos, según la novela de George Dell. El tono es dramático con profusión de momentos sentimentales, con sus amores y sus lágrimas, y cuenta con actores de renombre, como Peter Strauss o Rachel Ward.
6/10
(2010) Serie TV | 693 min. | Comedia

Si tus amigos son RICKY GERVAIS y STEPHEN MERCHANT, dar la vuelta al mundo será el menor de tus problemas… Estos son los involuntarios diarios de viaje de KARL PILKINGTON.

(1985) Serie TV | 209 min. | Drama
Una huérfana es llevada por error a la granja de dos hermanos mayores. Allí la joven será un soplo de aire puro y cambiará la vida de la gente. Aventuras de Ana Shirley, personaje creado por novelista Lucy Maud Montgomery, que nos transporta a un mundo rural, bucólico y sencillo.
4/10
(2002) Serie TV | 113 min. | Comedia
La primera temporada de una de las series españolas con más pegada entre el gran público. Cuenta cómo una niñera sin demasiada cultura se las ve y se las desea para criar a las siete criaturas de un hombre recién enviudado. Ana García Obregón fue la que tuvo la idea para desarrollar la serie.
2/10
(2005) Serie TV | 371 min. | Tragicomedia
Las series de médicos están de moda. Tras abrir brecha en el género en los últimos tiempos Michael Crichton con Urgencias, han surgido títulos como Scrubs y House, o la hispana Hospital Central. Shonda Rhimes aporta su granito de arena a las historias de doctores con las peripecias de varios médicos residentes recién incorporados al Hospital Grace. Entre ellos destaca la que da título a la serie, y con cuya voz en off arranca cada episodio: Meredith Grey, una doctora muy competente, joven y guapa, sobre la que pesa la losa de la mítica fama de su madre, también médico. Ésta padece un alzheimer, algo que Meredith no se ha atrevido a contar a nadie. Aunque en la serie hay sitio sobrado para el drama, el enfoque de Rhimes es tragicómico casi desde el arranque. La serie empieza con Meredith despertándose en su cama con un tipo, al que deja corriendo para no llegar tarde a su primer día como residente del Grace. La sorpresa es mayúscula cuando descubre que Derek Shepherd, el doctor que va a ser su jefe, es el mismo hombre con que compartió el lecho la noche anterior. También dan pie al humor sarcástico la feroz competencia con los otros residentes para conseguir asistir en las cirugías más complicadas, o la convivencia de tres de ellos en el mismo piso, dos chicas cañón (Meredith e Izzie) con un pringadillo al que algunas tachan de poco viril. Se nota que la mano de una mujer está detrás de la serie, y aunque las tramas en algún momento se ponen serias, con algún dilema moral, un cierto toque frívolo persiste, sobre todo en el enfoque de las relaciones humanas entre los colegas de trabajo. Entre los premios recibidos por la serie destaca el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto en una serie de televisión, que fue a parar a Sandra Oh. Su personaje oriental, que en apariencia carece de escrúpulos a la hora de alcanzar sus objetivos, aunque algo diferente bulle en su interior, tiene su encanto. 
6/10
(2005) Serie TV | 720 min. | Comedia | Drama
Meredith Grey sigue enamorada del Dr. Derek, del que acaba de descubrir que está casado. Su esposa se incorpora a la plantilla del mismo hospital, el Seattle Grace, con idea de intentar recomponer su matrimonio. Mientras tanto, Cristina se ha quedado embarazada, algo que no comunica al doctor Burke. También comienza a apuntarse la atracción entre Izzie y Alex, y continúa O'Malley secretamente enamorado de Meredith. La segunda temporada de esta serie supuso su consagración a nivel de crítica y público. Algunas de las novedades nos permiten descubrir que Miranda, la jefa de los internos, no sólo está casada sino que espera un niño. Cuenta con actores famosos en algunos episodios, como Christina Ricci y Chris O'Donnell. Especialmente sobresaliente es el doble episodio en que ingresa un paciente con la munición no explosionada de un bazoka en su interior. La tensión es increíble, y sirve para ahondar de modo notable en la psicología de casi todos los personajes clave de la serie.
6/10

Últimos tráilers y vídeos