IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de series de TV

(1997) Serie TV | 0 min. | Thriller
Serie que gira entorno al inspector Martin Beck y sus investigaciones sobre asesinatos. Protagoniza Mikael Persbrandt (En un mundo mejor).
(2014) Serie TV | 146 min. | Comedia
(1980) Serie TV | 480 min. | Animación
Belfi y Lillibit son dos niños elfos que viven con sus familias en un bosque de Lilliput. Juntos ayudan a los humanos de los alrededores y también a los animales, a resolver todo tipo de problemas. Recordada serie animada de los 80, creada por Masayuki Hayashi, que también fue uno de los responsables de Chicho Terremoto, otra serie japonesa de gran éxito.
5/10
(2014) Serie TV | 0 min. | Fantástico | Drama
Hace casi 25 años, en los inicios de su carrera, Alfonso Cuarón hizo sus pinitos en la televisión mexicana, firmando episodios de la serie de misterio Horas marcadas. Ahora, tras una carrera triunfal en el cine, y coronado con el Oscar al mejor director por Gravity, vuelve a la pequeña pantalla con una intrigante serie creada por él y por Mark Friedman, y con la colaboración en la producción del mismísimo J.J. Abrams. El episodio piloto de Believe exhibe brillantez visual, y en sus dosis de acción y mundos de conspiración con elementos fantásticos responde plenamente a los esquemas “jotajotabramsianos”. El film sigue a la pequeña Bo, una niña que tiene asombrosos poderes telekinéticos y una increíble capacidad para penetrar en los pensamientos más íntimos de los que están cerca de ella. Dos bandos se enfrentan a causa de ella, unos, “creyentes”, para protegerla y poner sus dones al servicio de la humanidad, los otros con intenciones no tan limpias. Los “creyentes” toman una decisión por motivos no muy claros: liberar a Tate, un recluso que espera ser ejecutado en el corredor de la muerte a pesar de su inocencia, y confiarle su custodia. Entre él y la pequeña se establecerá una relación muy especial. Aunque todavía es pronto para aplaudir esta serie, el hecho es que contiene elementos prometedores en su intrigante trama, y la pequeña Johnny Sequoyah resulta prometedora, se nota la buena mano del responsable de La princesita dirigiendo a niños.  
6/10
(2005) Serie TV | 390 min. | Animación
Ben Tennyson es un chaval de 10 años que descubre un misterioso reloj dentro de un meteorito que ha caído en la Tierra. El reloj tiene poderes mágicos y, conocido con el nombre del Omnitrix, le permite convertirse en 10 extraterrestres diferentes. Junto a su prima Gwen y su abuelo Max, Ben vivirá un montón de aventuras. Serie creada en 2005 y producida por Cartoon Network Studios, que ha causado furor entre los más pequeños. Se han realizado cuatro temporadas y el éxito de las entregas ha propiciado dos películas: El secreto del Omnitrix y Carrera contra el tiempo, esta última con actores de carne y hueso.
5/10
(2010) Serie TV | 510 min. | Ciencia ficción | Animación
Han pasado cinco años desde que Ben 10 derrotase a Vilgax. Ahora es un quinceañero que no usa el sofisticado omnitrix. El omnitrix le permitía adoptar formas alienígenas. Cuando su abuelo Max desaparece, Ben decide retomar el omnitrix, y salir en su busca con ayuda de sus amigos Gwen y Kevin. El asunto está relacionado con una invasión secreta. Continuación de la popular serie Ben 10 de Cartoon Networks. El protagonista tiene que enfrentarse con unos nuevos enemigos, los DNAliens. Aparecen personajes de la serie original, y también algunos de nueva creación.
5/10
(2008) Serie TV | 260 min. | Animación | Ciencia ficción
Ben, Gwen y Kevin hacen frente a nuevas amenazas. Además de enfrentarse a un Highbreed, deben colaborar juntos para sobrevivir al ataque de Draveks y otros monstruos que les causarán grandísimos quebraderos de cabeza. Segunda tanda de episodios de la serie animada que triunfa entre el público más joven. Se revelan partes del pasado y datos de la curiosa familia del protagonista.
5/10
(2009) Serie TV | 390 min. | Animación | Ciencia ficción
Gwen es raptada y enviada a un lugar desconocido. Ben se transforma en el poderoso alienígena XLR8 y parte en busca de su prima. Nuevos episodios del spin-off de Ben 10, que relata las peripecias de Ben, el chico que encontró el Omnitrix, sofisticado aparato que le permite convertirse en diversas criaturas. Le acompaña en esta serie, además de Gwen, su antiguo enemigo Kevin Levin.
4/10
(2012) Serie TV | 108 min. | Animación
Julie sorprenderá a sus amigos porque se une a un grupo de fanáticos, adoradores de Vilgrax, que toma una nueva forma. Vuelve Dagon, antiguo enemigo de Ben, para luchar contra los Caballeros Eternos. Dinámicos episodios de la serie de animación dirigida al público juvenil.
4/10
(2010) Serie TV | 184 min. | Épico | Drama
Judá Ben-Hur, hijo de un rico comerciante judío, tiene como mejor amigo a Messala, un tribuno romano. Tras un desencuentro entre ambos, Ben-Hur se niega a señalar a los enemigos judíos de Roma, y Messala se convierte en su encarnizado enemigo. Aprovecha que una teja de la casa de Ben-Hur se cae al paso del gobernador para acusar a la familia de atentar contra él. Judá es enviado a galeras y jura venganza. Adaptación televisiva de la legendaria novela de Lew Wallace, que ya había tenido varias adaptaciones, entre ellas la popular versión que protagonizó Charlton Heston en 1959, ganadora de 11 Oscar.
4/10
(2020) Serie TV | 0 min. | Comedia

Una visión audaz sobre la aventura de criar a un hijo. Martin Freeman y Daisy Haggard interpretan a esos padres que intentan mantener viva la chispa, con dos niños ansiosos por interrumpir.

(2018) Serie TV | 675 min. | Comedia

Ángela, una mujer luchadora, separada y madre de tres hijos, tiene que tirar para adelante su familia sola. En sus aventuras familiares le acompañan su cuñado) y la mujer de su padre.

(1980) Serie TV | 939 min. | Drama
Franz Biberkopf acaba de salir de la cárcel, lugar donde ha permanecido recluido cuatro años por el asesinato de su novia en una violenta discusión. Su reingreso en el mundo real del Berlín de entreguerras no parece que le vaya a convertir en el hombre nuevo que quisiera, seguirá moviéndose entre personas marginales, y sus insanos instintos continuarán bullendo dentro de él. Adaptación en formato de larga serie televisiva de prestigio, de la obra homónima de Alfred Döblin. El escritor alemán publicó "Berlin Alexanderplatz" en 1929, y parece que rehizo la estructura de su libro cuando cayó en sus manos el "Ulysses" de James Joyce. En efecto, también su libro tiene un esquema complejo, donde se recogen los monólogos interiores del protagonista, distintos puntos de vista, noticias de periódico y fragmentos enciclopédicos, canciones... Y el prestigioso cineasta alemán R.W. Fassbinder ha hecho un esfuerzo ímprobo para que la serie, que transcurre en una barriada obrera de Berlín en los años 20, fuera fiel a dicha complejidad. Está presente así la situación social, donde la crisis económica es adecuado caldo de cultivo para el nazismo y el comunismo, y para que personas en circunstancias miserables caigan en la delincuencia o en la prostitución, aun teniendo la determinación de cambiar, como el protagonista. También se pinta un ambiente insano y depravado, donde sorprenden acuerdos como el de Franz con un amigo, por el que acepta seducir a las mujeres de las que se cansa el otro. Tenemos así una historia cuidadísima, fotografiada con mimo -esos ocres y dorados tan contrastatados retrotraen a las escenas evocadoras de la pequeña Italia en El padrino II, al igual que la banda sonora recuerda a la de Nino Rota- y con una verdadera pléyade de actores, entre los que destaca el protagonista, Günter Lamprecht. Eso sí, su enorme densidad, junto al dibujo de personajes vacíos y sin alicientes, consumidos por sus pasiones y un anhelo de felicidad nunca satisfecho, la hacen sólo indicada para espectadores con el estómago adecuado, a prueba de bombas.
7/10
(2016) Serie TV | 520 min. | Thriller
Aunque los tiempos cambian, con hackers y pinchos con información comprometida, las tramas de espías presenta ciertos rasgos a la vieja usanza, como en la serie que nos ocupa. Incluso la elección del escenario de la narración, el Berlín que tanto juego dio en la Guerra Fría, emparenta con esas historias de agentes que recopilan información, relacionándose con gente dudosa en ambientes turbios y moralmente degradados. En esta ocasión tenemos a Daniel Miller, agente de campo que es enviado a Berlín para que averigüe quién se esconde tras el apelativo de Thomas Shaw, alguien que está filtrando a los medios información bastante sensible y embarazosa para la CIA, al más puro estilo WikiLeaks. Ahí se encuentra con Hector Dejean, con quien coincidió en el pasado en algunas operaciones que no salieron del todo bien. La llegada de Daniel podría salpicar a altos jerifaltes y remover cuestiones como la de la invención de una serie de supuestos agentes muertos en acto de servicio, que nunca existieron, y que fueron inventados para recabar unos fondos que nunca estaban disponibles. El desconocido Olen Steinhauer logra crear la necesaria atmósfera inquietante, en que nunca sabemos del todo lo que ocultan unos personajes que no se fían ni de su sombra: hechos del pasado, inclinaciones sexuales e infidelidades inconfesables, la pendiente suave de la corrupción que acaba en el abismo, la falta de colaboración entre quienes se supone que son compañeros... La serie tiene un buen reparto. Quizá Richard Armitage es demasiado lacónico, pero Rhys Ifans compone a un tipo atormentado interesante, y Richard Jenkins somo alguien voluble y taimado, está fantásitco.
6/10
(2015) Serie TV | 450 min. | Comedia | Drama
Sorprendente spin-off de la serie televisiva Breaking Bad, salido de la mente de los mismos artífices, Vince Gilligan y Peter Gould. Centra su atención en el personaje del abogado chanchullero Saul Goodman, que se ocupaba de las dificultades legales de los ya legendarios Walt Whitman y Jesse Pinkman, trazando en esta primera temporada un arco del personaje que permite entender su transformación, desde los tiempos en que respondiendo al nombre de Jimmy McGill, era un timador de poca monta conocido como Jimmy Resbalones, hasta que se convierte en el picapleitos de mucha labia e ingeniosos recursos capaz de defender y sacar las castañas del fuego a tipos más que dudosos, que con frecuencia incumplen la ley. De propina, además de cruzarnos con alguno de los personajes que tendrían relevancia luego en el universo Breaking Bad, conocemos también con más detalle la evolución de uno de ellos, el matón reflexivo Mike Ehrmantraut, antiguo policía, al que encontramos inicialmente como vigilante de un parking. Aunque podía pensarse en el personaje de Goodman-McGill –muy bien interpretado por Bob Odenkirk, que aquí ejerce además de productor– como alguien de suficiente entidad para poder sostener una serie, no era fácil imaginar que Gilligan y Gould imaginarían de modo tan potente sus orígenes. Pues su historia presenta dimensiones shakespereanas –el dilema de hacer lo que te gusta disfrutando o inclinarte por lo correcto, mientras la vida se va pasando, resuelto de modo inesperado, y encajando bien las numerosas piezas del puzzle argumental– e incluso bíblicas –la relación de Jimmy con su hermano Chuck, abogado de prestigio encerrado en el sótano de su casa por una extraña fobia, que viene a ser una especie de ocurrente vuelta de tuerca a los hermanos del Génesis, Caín y Abel–, con momentos dramáticos de gran intensidad, donde se hacen presentes la generosidad y el sacrificio, pero también el sentido de la decepción, la sensación de haber malgastado, tal vez, el tiempo. Better Call Saul es una serie muy de nuestro tiempo, con su punto cínico, mostrado sobre todo en el sentido del humor, por ejemplo al seguir a ese matrimonio de estafadores que considera, muy sinceramente, que no han hecho más que llevarse lo suyo; a Jimmy revolviendo literalmente en la basura para encontrar pruebas para un caso. Hay algo en él de moderno Robin Hood, sobre todo cuando parece encontrar su nicho legal ofreciendo sus servicios como abogado a los ancianos, pero siempre punteado por esa mirada irónica. En realidad, todos los personajes –también Mike, para el que todo ha cambiado con la muerte de su hijo, y el consejo que le dio, o Chuck, el hermano "superior"– tienen un punto trágico que los convierte en tremendamente interesantes, y de los que estamos deseando seguir su evolución.
8/10
(2016) Serie TV | 450 min. | Comedia | Drama
Segunda temporada del spin-off de Breaking Bad, arranca con un sketch en blanco y negro donde Saul Goodman –o Jimmy McGill– se queda atrapado en un sótano, un buen resumen de la frustración de antaño y del modo en que ha adquirido sabiduría y paciencia, como se lee en la pared, "SG estuvo aquí". Ya en el tiempo presente, Jimmy se encuentra en una encrucijada tras haber roto con su hermano, duda entre emprender una exitosa carrera de abogado en un bufete, algo a lo que le anima Kim Wexler, o divertirse con su labia de chanchullero, una de sus grandes habilidades. Entretanto el antiguo policía Mike Ehrmantraut es despedido de su puesto de matón por el insoportable informático nuevo rico que le contrató para traficar con fármacos. Vince Gilligan y Peter Gould siguen demostrando que están en plena forma a la hora de mostrar las nuevas evoluciones de su particular abogado, de nuevo muy bien interpretado por Bob Odenkirk. En el primer episodio, escrito y dirigido por Thomas Schnauz, demuestran de nuevo un profundo conocimiento de la naturaleza humana, y su capacidad para plantear situaciones de alto voltaje dramático y cómico, como la tomadura de pelo al corredor de bolsa.
8/10
(2017) Serie TV | 450 min. | Comedia | Drama
Tercera temporada, magnífica como las anteriores, de la serie spin-off de la también fantástica Breaking Bad. Con los personajes principales ya claramente perfilados por Vince Gilligan y Peter Gould, podemos ahondar en sus conflictos con nuevas situaciones muy bien presentadas. Por un lado tenemos a Jimmy McGill (Bob Odenkirk), verdaderamente en estado de shock después de haber confesado generosamente una artimaña que sirvió para birlarle a su hermano Chuck (Michael McKean) un cliente del despacho de abogados, pues el otro jugó con él para tener pruebas con que incriminarle y echarle de la dedicación profesional del derecho. Y su socia y novia ocasional, Kim Wexler (Rhea Seehorn), no sabé cómo afrontar la situación. Mientras, Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), siente que debe vengar la muerte de un inocente a manos del narco Héctor Salamanca, lo que le lleva a conocer al CEO de Los Pollos Hermanos, o sea, al viejo conocido de Gus Fring (Giancarlo Esposito). La relación entre todos irá entretejiéndose y reforzándose cada vez más. Nunca deja de sorprender el excelente pulso narrativo, cómo se puede prolongar la escena más nimia para dotarla de sorprendente suspense y empaque, con una puesta en escena sencillamente soberbia. Los diálogos son magníficos, hay hondura casi shakespereana a la hora de dibujar el patetismo de los personajes, la convivencia de los puntos fuertes con los débiles, cierta generosidad y grandeza de ánimo con artimañas y trampas para salirse uno con la suya. Hay momentos divertidos, pero con un punto de amargura y humorada negra, porque recocemos la realidad que subyace en ciertas mezquindades. Y nuevamente, en la relación fraterna entre Jimmy y Chuck hay resonancias bíblicas que hacen pensar en Caín y Abel redivivos y reinventados. Además, viejos personajes de Breaking Bad son introducidos aquí por primera vez, para delicia de los fans, como la eficaz secretaria de Jimmy.
8/10
(2018) Serie TV | 450 min. | Comedia | Drama
Cuarta temporada de las andanzas del abogado Jimmy McGill en la serie spin-off precuela de Breaking Bad, a cuyos hechos se va acercando paulatinamente. Va cobrando tintes más oscuros en lo relativo a la personalidad de su protagonista tras la trágica muerte suicida de su hipocondríaco hermano Chuck, Jimmy se encuentra sumido en algo muy parecido al desencanto. Jimmy ha tenido que renunciar temporalmente a las leyes por su suspensión temporal, así que quiere emplear en cambio su proverbial labia para convertirse en vendedor, pero algo se ha roto en su interior, en su afición a una picaresca propia de boy-scout. Cuando trata de conseguir un puesto en una compañía de fotocopiadoras, estalla al darse cuenta de lo fácil que resulta embaucar a las personas, y la frecuencia con la que el ser humano parece incapaz de detectar y valorar la bondad del prójimo, sus cualidades más valiosas. Algo comparable le ocurre a Mike Ehrmantraut, al que Gustavo Frint asegura un puesto tapadera como asesor de seguridad para pagarle ciertos servicios prestados ilegalmente, cuando a él le gustaría en verdad sacar a la luz los muchos agujeros de esas empresas, que podrían ser víctimas de timos, estafas y robos con suma facilidad. En el negocio de narcotráfico que mueve bajo la tapadera de “Los Pollos Hermanos”, el coma de Héctor Salamanca puede suponer una oportunidad para ocupar una posición privilegiada. A Mike le tocará supervisar la construcción de unos laboratorios bajo tierra en el desierto de Nuevo México, de los que se encarga un ingeniero alemán con su equipo, a los que va a tocar vivir una temporada sin salir al exterior. De nuevo la serie creada por Vince Gilligan y Peter Gould presenta unos guiones y personajes de hierro, en que conviven el drama y el humor en el gran escenario de la tragicomedia humana en que consiste el mundo. Llama la atención la cantidad de matices y vida interior que pueden presentar Jimmy y compañía, donde el reparto sabe que tiene unos personajes que son una perita en dulce, y aprovechan para lucirse sin histrionismos, se adaptan a sus roles como el guante a la mano. Como le ocurrió a Bryan Cranston con Walter White, Bob Odenkirk sabe que con Jimmy/Saul tiene al personaje de su vida, y lo aprovecha con inmenso talento. La temporada va "in crescendo", con las dudas acerca de si la relación de Jimmy con Kim podrá resistir, pues en ella sigue latiendo una bondad que en él cada vez se va trocando más en cinismo. El clímax de la temporada en el último capítulo, con el intento de Jimmy de recuperar su título de abogado, y los esfuerzos de Mike por arreglar una "fisura" en la construcción del laboratorio, es sencillamente formidable.
8/10
(2020) Serie TV | 0 min. | Comedia | Drama
El locuaz Jimmy McGill puede por fin volver a ejercer la abogacía. Pero huyendo de la alargada sombra de su hermano, cambia su nombre al de Saul Goodman, y empieza a representar a delincuentes y camellos de poca monta, aunque la proximidad al mundo del narcotráfico y a la familia Salamanca, le puede enredar en asuntos más complicados. Y aunque se empeña en mantener la relación con Kim Wexler, esta se debate entre su deseo de seguir la senda marrullera de su pareja, y la constatación de lo eficaz que puede llegar a ser. Entretanto, el lacónico Mike Ehrmantraut sigue sirviendo a los señores del tráfico de drogas, lo que no parece casar muy bien con su papel de cariñoso abuelo, que cuida de su nieto cuando la madre, viuda, de su hijo, le pide el favor de ocuparse de ella, le pesa la conciencia por sus conexiones con el mundo criminal. Quinta temporada de la magnífica serie Better Call Saul, el spin-off de Breaking Bad, creado por Vince Gilligan y Peter Gould. La trama se va acercando cada vez más a la época en que conocimos a Walter White, y los fragmentos en blanco y negro a la huida posterior de Jimmy-Saul con falsas identidades. Y ahonda en los personajes con momentos de gran fuerza. De modo que vemos el anhelo de Jimmy por compartir su vida con Kim en una gran mansión, pero también lo difícil que le es al primero evitar ocurrencias como la de ofrecer descuentos a sus potenciales clientes criminales, y a la segunda decidir entre cortar o no las amarras que le unen al otro. En los primeros capítulos se encuentra muy presente la idea de la esquizofrenia o doble vida en que se mueven los personajes. Es el caso de Jimmy, Kim y Mike, pero también el de Nacho Varga, que trata de ganarse la confianza de Lalo Salamanca, para informar de los movimientos de la familia a Gustavo Fring. La acción audaz por parte de Nacho de recuperar una remesa de droga, a punto de ser incautada por la policía, da pie a un intenso momento de suspense, que convive con la mirada incrédula de Lalo. Y no faltan los momentos divertidos, repletos de ingenio, como el de Jimmy-Saul quedándose colgado en el ascensor de los juzgados con la fiscal que lleva los casos de varios de sus clientes. De nuevo el reparto –Bob Odenkirk, Jonathan Banks, Rhea Seehorn, Patrick Fabian, Michael Mando, Tony Dalton, Giancarlo Esposito– está perfecto.
8/10
(2019) Serie TV | 0 min. | Ciencia ficción
Singular serie de ciencia ficción rusa, creada por el desconocido Alexander Kessel. Entrega una sólida trama que plantea muchas cuestiones de interés, ello con una factura de producción muy cuidada al presentar el entorno urbano de un futuro cercano en Moscú. La avanzada tecnología de inteligencia artificial y robótica impregna la sociedad de tal manera que los robots forman parte de la vida cotidiana. Estos desempeñan ya trabajos de recepcionistas, cuidadores, camareros, secretarios... ¿Seguirán sustituyendo a los humanos en otros trabajos? ¿Y si se consiguen robots más inteligentes y con cualidades empáticas? ¿Y si estos se parecen tanto a los humanos que pueden reemplazar a médicos o profesores, trabajos en las que las relaciones humanas son imprescindibles? La más importante empresa cibernética del país, Cronos apuesta por ello, y tiene un as en la manga, la robot de última generación, Arisa, de procedencia china. Arisa es empática, con una inteligencia donde el aprendizaje es esencial, y se muestra capaz de desempeñar un papel importante en la vida familiar. Robots así harían posible el proyecto de “jubilación anticipada a los 45” que Cronos presupone como algo que será aceptado por todos cuando sea factible. El panorama distópico que se presenta es semejante a otras tramas de ciencia ficción y, sin embargo, Better Than Us tiene su propia personalidad, con historias que enganchan desde el principio. La serie se abre en el primer capítulo con la voz en off de Sonya, la niña que tendrá el primer contacto amistoso con Arisa, enunciando las tres célebres leyes de la robótica de Isaac Asimov. Y la primera de estas leyes, que un robot no puede hacer daño a un ser humano, o por inacción, permitir que un ser humano sufra daño, será quebrantada desde el instante cero por Arisa. Ella es un robot inteligente y empático, sí, pero capaz de matar. Su huida y el encuentro con Sonya, nos permiten conocer los entresijos de una familia rota, donde el padre, antaño cirujano de prestigio, trabaja arrinconado como forense. La serie describe la sociedad con luces y sombras, algunas sustituciones de los robots son cuestionables. Así, se plantea si es infiel el esposo que tiene una robot para obtener placer sexual, o si los robots deberían desaparecer sin más de nuestras vidas como creen los “aniquiladores”, grupo radical que demoniza a los robots. La relación entre Arisa y Sonya - genial la interpretación de la niña Vitaliya Kornienko- y la progresiva integración de la robot en la familia, sirven para profundizar en su función social de célula integradora y en los problemas que toca afrontar, con los puntos débiles y fuertes, los errores y aciertos de sus componentes, la posibilidad del perdón o la venganza,  actitudes de padres e hijos que unen o disgregan, y que plantea la necesidad imperiosa de dejarse guiar por el amor. Hay una severa crítica a una sociedad en la que la ausencia de lazos afectivos o la no aceptación de la muerte lleva a la simulación, a la sustitución de las personas por robots “muy parecidos”, a la deshumanización en suma. Es curioso que Arisa, siendo el centro en el que convergen las historias, “muy humana” pero no humana, con su rostro inexpresivo, funcione como el contrapunto que no deja de latir en todo momento, de que las personas somos únicas, imperfectas, que no siempre queremos saber la verdad ni deducir todas las consecuencias de algo. Que necesitamos espacios de improvisación y de decisión, y de amar y ser amados por nuestros semejantes.
6/10

Últimos tráilers y vídeos