IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de series de TV

(2016) Serie TV | 0 min. | Comedia
(2006) Serie TV | 1380 min. | Drama | Comedia
Betty tiene 24 años, es de origen latino y algo fea. Pese su físico, trabaja como secretaria del editor jefe de una revista de moda. Volcada completamente en su trabajo, Betty pasa las horas intentando que todo vaya a pedir de boca en la revista. Tantas horas en la oficina, la llevan a enamorarse de su compañero de trabajo Henry. Por el amor del apuesto contable, acaba dejando a su novio de toda la vida, lo que supondrá un choque brutal entre dos mundos. Versión yanqui del culebrón Yo soy Betty, la fea, cuenta con Salma Hayek como productora. Protagoniza America Ferrera.
4/10
(2007) Serie TV | 1080 min. | Comedia | Drama
Segunda temporada de las aventuras de Betty, una tipa fea de veras. Aquí entrará a trabajar como secretaria de Daniel, a quien le costará aceptarla, antes de que lleguen a formar un gran equipo. Entretanto, Betty tendrá que seguir luchando para que su padre regrese a casa y 'sufrirá' el amor de un nuevo pretendiente... La serie, en la que aparecen rostros tan conocidos como los de Rebecca Romijn o Vanessa Williams, está protagonizado con mucho estilo por America Ferrera (Las mujeres de verdad tienen curvas). En esta temporada hay algunos cameos curiosos, como los de Salma Hayek (productora de la serie), Lucy Liu o Victoria Beckham.
4/10
(2008) Serie TV | 1440 min. | Comedia | Drama
Betty vuelve de vacaciones con miles de ideas en la cabeza y con el propósito de ponerlas por obra. Además ha podido olvidar los líos amorosos con Gio y Henry y ha decidido mudarse a vivir a Manhattan. por lo demás tendra una compañera de piso, lo que dará lugar a varias curiosas situaciones y en perspectiva un trabajo en una revista. En esta temporada aparece en cuatro capítulos la pelirroja Lindsay Lohan (Ponte en mi lugar), aparte de los rostros habituales de la serie, con el protagonismo de America Ferrera.
4/10
(2009) Serie TV | 1200 min. | Comedia | Drama
Última temporada de las aventuras de Betty, la secretaria más fea que se pueda imaginar, aunque muy espabilada, eso sí. Aquí por fin conseguirá ascender a editora asociada de la revista Mode, junto a su jefe Daniel. Pero además irá transformándose físicamente hasta llegar a ser lo que se dice atractiva. Los demás personajes también vivirán cambios en su vida. En esta temporada aparece Ralph Macchio, el niño de Karate Kid (que ya no es tan niño). Protagoniza la simpática America Ferrera (Uno para todas).
4/10
(2017) Serie TV | 0 min. | Thriller | Drama
Miniserie dirigida por el canadiense Jean-Marc Vallée (Dallas Buyers Club, Alma salvaje), adapta una novela de Liane Moriarty. Del guión se ha ocupado un experto en series televisivas, el creador de Ally McBeal David E. Kelley, una opción inteligente, al fin y al cabo la experiencia de Vallée en estas lides era inexistente. Aun así, se nota la huella del realizador por una puesta en escena nada convencional, en que seguimos los actos de los múltiples personajes con escenas rápidas, a veces de tipo impresionista. Per el recurso de alternar planos breves de la investigación de un homicidio de alguien innombrado, con la narración principal, se antoja demasiado artificial. La acción transcurre en Monterrey, una ciudad de California, al comienzo del curso escolar. Jane Chapman es una madre soltera, recién llegada a la ciudad con su hijo, un niño llamado Ziggy. Enseguida entabla relación con Madeline Mackenzie, ama de casa de fuerte personalidad, divorciada y vuelta a casar, madre de una jovencita y de una niña, bastante metomentodo, que quiere ejercer de anfitriona de la recién llegada, por lo que le presenta a otras madres como su mejor amiga, Celeste Wright, madre de gemelos y casada con un hombre bastante más joven que ella. Cuando el pequeño Ziggy es acusado por una compañera de haberla intentado estrangular, el otro lo niega, pero la atmósfera se enrarece, la madre de la supuesta víctima, empresaria sin un minuto libre y rival de Madeline, cree que la cosa no puede quedar así. De modo que empieza a larvarse una guerra entre Madeline y Renata, en que el supuesto acoso escolar parece ser lo de menos. El planteamiento recuerda mucho a Mujeres desesperadas, en el sentido de que la acción transcurre en una zona residencial, el papel de las mujeres es primordial, y los altibajos emocionales y os problemas familiares conviven en la narración con la investigación de una muerte que debe ser aclarada. Como en su modelo, ningún personaje parece medianamente equilibrado, todos llevan a cuestas sus problemas de ego y las frustraciones, junto a una incapacidad de reconocer y afrontar los problemas reales con un mínimo de sentido común: la destructuración en las familias, a pesar del innegable cariño al fondo, resulta llamativa. Este desquiciamiento se procura hacer más llevadero, con escenas bien trazadas con escuadra y cartabón, con cuidados diálogos pronunciados por un reparto de campanillas, ahí están actrices de la talla de Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley y Laura Dern.
6/10
(2019) Serie TV | 315 min. | Drama
Tras los trágicos acontecimientos de la primera temporada, que acabaron con la muerte de Perry Wright, ahora Madeline MacKenzie, Celeste Wright, Jane Chapman, Renata Klein y Bonnie Carlson –llamadas ahora "las 5 de Monterrey"– deberán lidiar con las consecuencias. No será fácil mantener la mentira en sus vidas y poco a poco les irá mermando. Además, cada una de ellas tendrá que lidiar con sus problemas personales: la custodia de los hijos, afrontar la bancarrota, reconstruir un matrimonio roto, superar un trauma de la niñez, afrontar una nueva relación... En esta temporada, llena como es habitual de conflictos, algunos turbulentos, el punto fuerte es la aparición de Meryl Streep en el papel de la inquietante y manipuladora suegra de Celeste Wright, quien decide interponer i¡una demanda para quiatrle los hijos a Celeste, cada vez más inestable. Las amigas seguirán con el plan inicial de manetner la mentira acerca de la muerte de Perry, pero la conciencia taladra hasta la desesperación y la mentira –como dice uno de los personajes– siempre tiene fecha de caducidad. Las interpretaciones vuelven a ser fabulosas, con un elento de actrices y actores formidables.
6/10
(2006) Serie TV | 590 min. | Drama
Bill Henrickson es un mormón que vive en Salt Lake City con sus tres esposas. Las tres viven en casas contiguas. La única esposa legal es Barbara, la primera, con la que tiene tres hijos. También tiene otros dos con Nicolette, y dos más con Margene, la más joven. Un reparto excepcional protagoniza esta serie de HBO que destaca por su originalidad, ya que trata asuntos como la comunidad mormona y la poligamia.
5/10
(2007) Serie TV | 419 min. | Drama
La vida de Bill Henrickson cambia por completo... Bill tiene que afrontar el hecho de que la opinión pública ha descubierto que es polígamo, y vive con tres esposas. Mientras investiga a la persona que se encargó de divulgar su secreto, intenta sacar adelante a su peculiar familia y sigue trabajando en su cadena de artículos para el hogar. Segunda tanda de episodios de esta serie sobre la poligamia en la que Bill Paxton interpreta al protagonista.
5/10
(2009) Serie TV | 369 min. | Drama
Bill abre por fin las puertas del Casino Blackfoot, su nuevo negocio. Adeleen revela a Nicki un escandaloso secreto, mientras Lois ofrece a Frank participación en  sus finanzas. Además, J.J llega por fin a un acuerdo con Cara Lynn. En esta temporada, Bill Henrickson tendrá aspiraciones políticas. Además, Bella Thorne ha dejado la serie. Su papel de Tancy lo interpreta Jolean Wejbe.
5/10
(2011) Serie TV | 588 min. | Drama
En la noche de las elecciones, el nuevo Senador del Estado Bill Henrickson conmociona Utah revelando que es polígamo. Tiempo después, la familia de Henrickson se siente incómoda ante la hostilidad de su vecindario, los trabajadores de Home Plus, compañeros del casino, los estudiantes de los colegios de sus hijos, e incluso otros polígamos que tratan de mantener su vida intima de forma privada. Mientras tanto, en Juniper Creek, Alby Grant regresa de su autoimpuesto exilio en el desierto con ganas de venganza. Quinta y última temporada de la serie sobre el hombre polígamo con tres esposas. Mantuvo el nivel de las entregas anteriores.
5/10
(2009) Serie TV | 420 min. | Comedia | Musical
Cuatro grandes amigos de Minnesota, jugadores de hockey sobre hielo y deseosos de convertirse ene estrellas de este deporte. Sin embargo, por diversas vicisitudes lo que acabarán formando es una banda para un productor musical. Serie televisiva, creada por Scott Fellows, que quiere exprimir el género de jóvenes músicos en ambiente estudiantil. El nivel es simplemente pasable.
4/10
(2016) Serie TV | 660 min. | Drama
Ambiciosa serie de intriga empresarial y política de Showtime situada en Nueva York, que supone el enfrentamiento entre dos hombres poderosos, encarnados por actores carismáticos. Bobby Axe es un popular empresario multimillonario, que discretamente ha ayudado a las familias de sus empleados que murieron en los ataques del 11-S y fue capaz de remontar el golpe que supuso la muerte de su socio, un auténtico crakc en la bolsa con los fondos de inversión privados. En su actividad empresarial podría no haber jugado limpio, algo que de destaparlo supondría un espaldarazo a la gestión del fiscal general, Chuck Rhoades. Pero el fiscal duda sobre cómo actuar, sobre todo porque su esposa, eminente psiquiatra, viene desempeñando tal función para los empleados de Axe, incluido este mismo, lo que podría suponer un conflicto de intereses. El trío compuesto por Brian Koppelman, David Levien y Andrew Ross Sorkin saca adelante una trama en las altas esferas del poder, en que se mueve mucho dinero, y donde destacan los dos protagonistas, Paul Giamatti y Damian Lewis, que comparten el deseo de llegar a lo más alto con el hecho de ser hombres de familia. Con un puñado de directores de primerísimo nivel, saben sacar partido a los conflictos profesionales y familiares, y los intercambios dialécticos son muy ágiles e ingeniosos. En las distintas situaciones que afrontan chocan la ambición con el deseo de hacer lo correcto y con justicia, aunque a veces se quede la humanidad en el camino.
6/10
(2017) Serie TV | 667 min. | Drama | Thriller

Después de ser derrotado hábilmente, el brillante rey de los fondos especulativos Bobby ‘Axe’ Axelrod se ocupa y usa sus enormes recursos para vengarse del despiadado fi scal de distrito Chuck Rhoades. Chuck se encuentra bajo investigación, pero a pesar de las difi cultades, el fi scal todavía tiene algunas cartas que jugar y pronto Axe entenderá que el dinero no puede comprarlo todo.

(2018) Serie TV | 585 min. | Drama | Ciencia ficción | Acción
(2011) Serie TV | 0 min. | Ciencia ficción | Comedia | Thriller | Drama
Serie británica de tan solo tres capítulos, largos y concluyentes, el espectador no dejará de frotarse los ojos ante lo que se le presenta en pantalla. La idea es reflexionar acerca de una sociedad globalizada y tecnificada, donde los acontecimientos se siguen en directo y mediáticamente, compartiéndose en las redes sociales. La privacidad está en peligro, parece que nos estamos volviendo muy cínicos, y no está claro que un progreso que debería hacernos más libres esté logrando este objetivo. Son algunas de las ideas propuestas por Charlie Brooker, creador de la serie, que hace pensar en propuestas como la ciencia ficción de Ray Bradbury o series episódicas tipo Cuentos asombrosos o En los límites de la realidad, adaptándose a los tiempos que corren. En el episodio inical, “El himno nacional”, el Primer Ministro de Gran Bretaña es despertado a media noche con la noticia de que la Princesa ha sido secuestrada. Ojo, sus captores sólo la liberarán si el máximo mandatario de la nación mantiene relaciones sexuales en directo con ¡un cerdo! Tal situación será seguida por los ciudadanos a través de las noticias, las redes sociales, youtube… Todo el mundo estará pendiente de la reacción del Primer Ministro y de su equipo. Bien urdida, la trama mantiene el interés desde el principio y el final es para no perdérselo. Bajo el título de “15 millones de méritos”, el segundo capítulo es algo más extraño. Un grupo de personas se pasan el día pedaleando en bicicletas estáticas para obtener puntos y logros que hagan sus vidas más fáciles. Lo real enfrentado a lo virtual para poner frente a un espejo las miserias de la condición humana. El último episodio, titulado “Tu historia completa”, nos lleva al futuro. Las personas podrán acceder a sus recuerdos con un mando a distancia, rebobinar, hacer pausa, de manera que todo lo almacenamos en la memoria y podemos acceder a ello cuando queramos. Es más, en una entrevista de trabajo nos pueden pedir el visionado de nuestros recuerdos… Así nadie olvida nada. Nada de este capítulo, así como de los otros dos, debemos de olvidar. Nos encontramos de bruces con una serie totalmente fuera de los cánones, que rezuma originalidad por los tres (que valen por cuatro) costados. Tres capítulos que justifican su gran acogida en Reino Unido. Y es que no podría ser más aguda la visión proyectada hacia las nuevas tecnologías y el impacto que tienen en la sociedad, adormeciéndola, creando unas necesidades que rozan lo surrealista y están fuera del sentido común. Con buen criterio, cada capítulo abre con una carga de impacto brutal para dejarnos al final sumidos en un estado de liviandad, física e intelectual, de difícil explicación. Es como si nos cargáramos con un lastre pesado e invisible, que casi colapsara nuestros músculos y el cerebro acelerara sus neuronas de forma vertiginosa antes de entrar en estado de shock. Las situaciones más estrambóticas nos hacen estremecer, congelar el rictus, acaso secarse el intento de gritar, también esbozar una sarcástica sonrisa. ¡Qué situaciones! Tan sólo la extravagancia del primer episodio tiene más proximidad con la realidad actual, los otros dos plantean narraciones que quién sabe si son fruto de la imaginación lisérgica o nos acercan a un futuro posible donde la tecnología y los medios de comunicación podrían transformar nuestra percepción del mundo. Sugerente e irreverente, exagerada y muy provocativa, la serie invita a la reflexión a partir de un tema principal bien narrado y estructurado. A un lado quedan la interpretación de los actores, más que correctos, eclipsados sus protagonismos por la puesta en escena de esa crítica a una sociedad condicionada, la masa hipnotizada por la imagen manipulada, desde planteamientos tan originales como rocambolescos. El contraste genera una fuerza dramática total. El resultado final, sorprendente, no dejará indiferente a nadie.
6/10
(2013) Serie TV | 135 min. | Ciencia ficción | Drama
Segunda temporada de la serie británica que anticipa un futuro que ya es presente, al estilo Ray Bradbury, y que apunta aspectos más que sombríos acerca de la realidad. De nuevo está detrás de los guiones Charlie Brooker. En "Vuelvo enseguida" se reflexiona acerca de la dificultad para aceptar la muerte de un ser querido, el marido de la protagonista, ante la falta de recursos para encajar esa pérdida se propone su sustitución por un software que primero simula correos electrónicos del fallecido, el siguiente paso son llamadas telefónicas con su voz, y a continuación, tal vez, una réplica sintética muy semejante a quien tanto se echaba de menos, casi, casi, igual, pero... "Oso blanco" es una historia que provoca el desconcierto en el espectador, la protagonista se despierta atada en una silla, y cuando se libera sufre una persecución implacable, sin que sepa cómo ha podido llegar a tal situación, aunque el seguimiento por numerosas personas que la fotografían y graban en vídeo con su móvil hacen pensar en algo parecido a la telerrealidad. La reflexión acerca de la justicia como espectáculo se clava en quien ve el film. Finalmente "El momento Waldo" hace pensar en el populismo que triunfa en la opinión pública ante los discursos vacíos de los políticos, lo que podría desembocar en una nueva suerte de totalitarismo. La idea de que un personaje animado al que pone voz un cómico deslenguado se convierte en el favorito para unas elecciones en el Reino Unido puede sonar descabellada, pero tal vez no lo sea tanto...
6/10
(2016) Serie TV | 360 min. | Ciencia ficción | Thriller | Drama
Tercera temporada de la serie creada por Charlie Brooker a modo de cuentos asombrosos de advertencia acerca del lado oscuro de las nuevas tecnologías. Tras una entrega suelta navideña, en esta ocasión, en vez de tres episodios, como ocurrió en las temporadas 1 y 2, tenemos en el inquietante espejito negro seis, que han sido distribuidos a través de Netflix. Como es habitual son completamente independientes, y de nivel desigual, aun contando con el nexo de unión creativo del pergeñador de las tramas, o sea, Brooker. Y tienen el mérito de abarcar un amplio arco de artilugios y posibilidades de los que ya atisbamos bastante a día de hoy. Quizá las mejores historias son la primera, "Cuesta abajo", y la última, "Odio nacional". que dejan al espectador con el corazón en un puño, al tiempo que logran sorprender. Detrás de "Cuesta abajo" se encuentra un director de prestigio, Joe Wright, que cuenta con el protagonismo de Bryce Dallas Howard. Nos habla de un futuro muy próximo donde manda la popularidad en las redes sociales, que supone ventajas importantes, por ejemplo para adquirir una casa en una zona exclusiva. Lacie se obsesiona para lograr altas puntuaciones en las valoraciones que hacen las personas con las que interactúa, y ve una oportunidad de oro en acudir como dama de honor a la boda de quien fuera su amiga en el instituto; pero aquello se convierte en una carrera de obstáculos, donde el modo en que la estiman los demás cae en picado. Mientras, "Odio nacional" es una especie de fábula sobre la responsabilidad de los que participan en los típicos linchamientos públicos que tienen lugar en las redes sociales. La idea de unos crímenes inexplicables, donde las víctimas se mutilan a sí mismas quitándose la vida, y su relación nada menos que con los drones y la invasión de la privacidad, está muy bien trabada con la investigación oficial, llevada a cabo por varios policías con los rostros de Kelly Macdonald, Benedict Wong y Faye Marsay. "Playtest" habla de realidad virtual, el protagonista ha vivido una dura situación familiar y se ha dedicado a ver mundo. Antes de volver a casa y enfrentarse a su madre, le surge la posibilidad de probar un videojuego con realidad aumentada, que le va a hacer añorar el mundo verdadero que ha tratado de eludir. Aunque con ritmo trepidante y muy dramático, "Cállate y baila" habla de algo que empieza a ser real, el chantaje de los hackers que pueden acceder remotamente a ordenadores ajenos y conocer secretos sucios de las personas. El jovenzuelo Kenny vivirá una carrera contra el reloj para que sus vergüenzas no se publiquen on line, y en su periplo se cruza con muchos en su misma situación. Muy deprimente y menos lograda resulta "San Junípero", donde un entorno virtual permite huir de la realidad, en una trama que da vueltas al amor homosexual, la eutanasia y la vida después de la muerte, con una ironía que no se sabe adónde quiere ir a parar. También resulta algo convencional "Hombres contra el fuego", con un futuro militarizado donde los soldados combaten a una especie de zombies.
6/10
(2017) Serie TV | 240 min. | Ciencia ficción | Thriller | Drama
Cuarta tanda de episodios de la serie del “espejito negro” de las nuevas tecnologías, donde nuevamente se juega con el planteamiento de fábula, cuentos de advertencia acerca de lo que aguarda ante un futuro oscuro que es casi presente, combinado con el suspense y la sorpresa, a veces en forma de broma macabra o vengativa, donde las dan las toman. Quizá, si cabe, la mirada es más pesimista que en ocasiones anteriores. Aunque detrás de las tramas se encuentra una misma persona, Charlie Brooker, como suele ocurrir en estos casos de historias completamente independientes, el resultado es desigual, algunos episodios son mejores que otros. Por otra parte, el esfuerzo de desarrollar seis nuevas historias, tras tres temporadas y un especial navideño, resulta cada vez más arduo, quizá por eso en esta ocasión la sensación es de inicio de agotamiento de la fórmula, lo que no significa que los resultados logrados estén exentos de interés. Evitando por supuesto destripar los episodios y revelar sorpresas, damos unas pistas mínimas de las premisas de cada episodio, con lo que aguarda al espectador. Quizá el capítulo más logrado es USS Callister, coescrito por Brooker y William Bridges, que juega con el concepto de los mundos virtuales de un modo bastante original. Sigue al desarrollador de un videojuego basado en un viejo serial televisivo tipo Star Trek, que aunque brillante como programador es ninguneado por sus compañeros de trabajo; el tipo descarga su frustración haciendo una copia digital de ellos a partir de su ADN e introduciéndoles como personajes en el videojuego, donde él es su capitán y les maneja como poco menos que marionetas; hasta que una recién llegada a la oficina no acepta semejantes reglas del juego. La trama tiene más de un punto de contacto con San Junípero, uno de los episodios más comentados de la pasada temporada. En esta línea de jugar con la realidad virtual, hay variaciones en Black Museum, una especie de museo de los horrores en medio del desierto, que recuerda casos en que se han trasladado a otro experiencias de las personas, lo que funciona como espectáculo ferial, con atracciones como la pena de muerte, tendrá un inesperado final. Mientras que Hang the DJ trata de llevar aún más lejos los programas informáticos de parejas perfectas, con un software que elige compañero o compañero a los candidatos a buscar máxima compatibilidad, con diversos períodos de prueba hasta alcanzar el que debe ser el marido o esposa ideal para toda la vida. John Hillcoat dirige Cocodrilo, donde un caso de atropello involuntario ocultado vuelve ante los responsables quince años después, acumulándose los posibles indicios para ser descubiertos como una bola de nieve. Una herramienta usada por las compañías de seguros, que permite explorar la memoria de testigos de los casos de indemnización, es la excusa tecnológica de un tipo de historia bastante clásica. También responde a un canon, el de argumento de “caza del hombre” (en este caso, la mujer), Cabeza de metal, rodado en blanco y negro en un paisaje apocalíptico. La irrupción en una fábrica para hacerse con un misterioso material se salda con la persecución implacable de un perro-robot, al más puro estilo Terminator. Es acción y suspense puros, con bastante violencia y sofisticados efectos visuales. Finalmente tenemos el episodio dirigido por Jodie Foster, y que cuenta con la actriz más conocida, Rosemarie DeWitt, en una temporada donde no hay grandes estrellas. En Arkangel se explora la sobreprotección malentendida que algunos padres ejercen sobre sus hijos. Marie, una madre, siempre ha ido de sobresalto en sobresalto con su hija Sara, desde el día en que vino al mundo. Para mayor tranquilidad le instalan un dispositivo de control parental que permite, no sólo ver todo lo que ella ve, sino pixelar las escenas del mundo real que puedan ser consideradas inconvenientes, como aquello que la pueda asustar, el sexo o la violencia. La chica no crecerá de un modo sano, cuando no se corre el riesgo de la libertad, se maleduca, como podrá comprobarse. La premisa, como se ve, es atractiva, pero no acaba de estar bien desarrollada. En general todos los episodios manejan alguna idea interesante, pero con la excepción tal vez de USS Callister, se echa en falta un hervor en las propuestas.
6/10
(2019) Serie TV | 187 min. | Ciencia ficción | Thriller | Drama
La quinta temporada de Black Mirror, la serie de capítulos independientes que avisan de los peligros de las nuevas tecnologías, vino precedida de Black Mirror. Bandersnatch, un jugoso aperitivo que triunfó por su carácter interactivo, dando a los espectadores la opción de elegir varios caminos. Esta particularidad le daba bastante frescura, pese a que no se trataba de una de las mejores entregas. Sin embargo, los tres capítulos posteriores confirman que el creador de la saga, Charlie Brooker, está sufriendo una etapa de estancamiento de la que no se sabe si saldrá alguna vez. De nuevo vuelve a adentrarse en el mundo de la realidad virtual y los videojuegos con Striking Vipers, de Owen Harris, responsable de dos entregas anteriores (Ahora vuelvo y San Junípero). Anthony Mackie, el superhéroe Falcon en los filmes de El Capitán América y Vengadores, interpreta a Danny, un hombre acomodado con trabajo de oficina, felizmente casado, con un bebé, que comienza a disfrutar con su antiguo amigo Karl de un juego online en la que ambos se meten en la piel de sus respectivos avatares. Mientras que Danny se convierte en el musculoso Lance, Karl se decanta por Roxette, una atractiva muchacha. Teóricamente, entre ambos surge la atracción sexual, por lo que inician una relación en el mundo irreal. Tienen interés los interrogantes que plantea esta historia, en torno a los riesgos de la realidad virtual y las relaciones online, que pueden resultar adictivas y dar al traste con las reales, pero la resolución apenas guarda sorpresas por lo que acaba siendo decepcionante. Quizás el mejor episodio de esta tanda sea el segundo, de James Hawes, que ya tenía uno anterior, Odio nacional, en su haber. Andrew Scott (Spectre) interpreta a Chris Gillhaney, conductor de VTC, que se esfuerza por coger a trabajadores de una empresa líder en redes sociales. Pone de manifiesto que a través de éstas se espía a los usuarios, y tiene un giro argumental que más o menos funciona. Pero se hace demasiado largo; más de una hora de metraje resulta a todas luces excesiva. La serie toca fondo con el tercero, Rachel, Jack y Ashley Too, dirigido por la noruega Anne Sewitsky (Siempre feliz). Aquí una adolescente introvertida pide para su cumpleaños una muñeca robótica que se comporta igual que su ídolo, Ashley O (interpretada por Miley Cyrus), la estrella del pop del momento. De aburrido desarrollo, únicamente tiene interés el retrato de la soledad de la joven famosa, explotada por su ambiciosa tía, pero no explica nada que no se haya tratado mejor en otras producciones.
5/10

Últimos tráilers y vídeos