IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de series de TV

(1975) Serie TV | 600 min. | Drama
Serie dramática que sigue los pasos del reverendo Tom Holvak, y su familia, formada por su esposa, Elizabeth, y sus dos hijos, Ramey, y Julie Mae. Tom intenta sacar adelante a los suyos en Bensfield, un pueblecito de Tennessee, durante los duros años de la Gran Depresión. Retrata con bastantes detalles a los habitantes del pueblecito donde se desarrolla la acción. Además, cuenta con un gran trabajo del veterano Glenn Ford.
5/10
(2011) Serie TV | 585 min. | Comedia | Drama
La vida de Walter Sherman sufre un cambio total cuando un artefacto explosivo le provoca un coma de meses. Al despertarse, su intuición natural para olfatear el peligro se ha acentuado, ahora evolucionada como un don muy especial: es capaz de encontrarlo todo, ya sea un delincuente, un terrorista o una bomba. Por eso se lo rifan la policía militar y la CIA para que trabaje con ellos, pero además Walter también prestará sus servicios a personas influyentes. En su labor cuenta con la ayuda de su inseparable compañero Leo Knox y una "colega" muy atractiva que trabaja para los US Marshall. Los tres formarán un equipo dispuesto a combatir el crimen. Con tono desenfadado The Finder (spin off de Bones) nos sitúa en típicas tramas de acción aderezadas con todo tipo de casos criminales como orden del día; o lo que es lo mismo, algo de humor a cargo de su trío protagonista para ponerle cara de perro a mafias, narcotraficantes y terroristas. Un “más de lo mismo” para otra serie de investigación cuyo máximo interés es desvelar los oscuros pasados (grisecillos, más bien) de los personajes protagonistas. Así tiene cierta gracia cómo vamos conociendo al veterano de la guerra de Irak Walter Sherman, un tipo ermitaño y excéntrico, pero al mismo tiempo de una lucidez asombrosa, paradójicamente consecuencia de una lesión cerebral. Pero despachado este aliciente en un par de capítulos, no hay mucha más novedad o atractivo. Y es que se nos antoja a estas alturas muy repetido en los últimos tiempos el “prota” dotado de un don poco común al servicio de la ley. Además, por mucho don que tenga, algo del mismo se debiera explicar razonablemente cuando entra en funcionamiento, simplemente en pos de la credibilidad. Mosquea tener que preguntarnos cómo diablos descubre en un pis pas quién se ha escapado de prisión entre un tumulto de unas 80 personas... no se sabe cómo lo hace, pero no falla, a la primera. Estos cabos sueltos se repiten e inciden negativamente en el interés por seguir la acción, y no vale intentar disimularlo con un tono humorístico. Por cierto que los momentos chistosos se quedan en un querer y no poder sacar más allá de un sonrisa y gracias. Ni el correcto trabajo de los actores, especialmente el del recientemente fallecido Michael Clarke Duncan (La milla verde) en el papel de ex abogado Leo Knox, motiva a ir más allá de los dos primeros episodios, si acaso ni del primero si ya se olió la poca chicha de esta serie.
4/10
(2018) Serie TV | 360 min. | Drama | Ciencia ficción
(2014) Serie TV | 0 min. | Acción | Fantástico
(2012) Serie TV | 654 min. | Thriller
Casi 10 años después de resolver el caso de un serial killer profesor de literatura, que asesinaba a sus estudiantes femeninas inspirado por su amado Edgar Allan Poe, Ryan Hardy es un agente del FBI retirado y alcohólico, que va dando tumbos por la vida, y que se hizo famoso por publicar un libro sobre Joe Carroll, el terrible asesino. Inesperadamente Carroll se fuga organizando una escabechina entre sus carceleros, y el FBI recurre a Hardy, quien sospecha que Carroll querrá dejar terminado lo que empezó, lo que supone asesinar a la víctima cuyo asesinato fue frustrado gracias a la intervención del ex agente. No puede imaginar que en esos diez años Carroll ha creado toda una red de fanáticos seguidores suyos, que hacen lo que les pide según los típicos mecanismos de las sectas más siniestras. Serie televisiva creada por Kevin Williamson, muy aficionado a las tramas de asesinos psicópatas, como demuestran las sagas Scream y Sé lo que hicisteis el último verano. Con experiencia en la pequeña pantalla (Dawson crece, Cronicas vampíricas), entrega una trama inquietante pero no novedosa, de asesino que se diría diabólico, con capacidad de manejar voluntades de modo que sus deseos se convierten en realidad casi con el simple pensamiento, y con una mente enfermiza que considera sus asesinatos parte de una gran obra de arte. Ahora ha planeado utilizar a Hardy como protagonista de su “nueva obra”, para él un héroe clásico necesitado de redención. La narración recurre con frecuencia a flash-backs para recordar lo ocurrido en 2002, cuando nadie sospechaba que Carroll era un asesino. Del piloto cabe deducir que es una serie medianamente entretenida, pero que avanza demasiado rápido a la hora de establecer hechos –el romance de Hardy con la mujer de Carroll, los vecinos gays de la víctima, etc–, lo que le quita verosimilitud, se notan demasiado las costuras del guión. Además resulta muy truculenta en lo relativo al uso de la violencia. Una referencia clara podría ser Luther, aunque la serie británica supera sobradamente a The Following. Siguiendo con la comparación, Kevin Bacon sería la versión blanca de Idris Elba.
5/10
(2014) Serie TV | 0 min. | Thriller

El thriller psicológico de Kevin Williamson regresa con el asesinato en la segunda temporada. Con el asesino en serie y líder de culto, Joe Carroll (James  Purefoy), dado por muerto, el ex-agente del FBI Ryan Hardy (Kevin Bacon) ha estado un año reconstruyendo su vida. Pero una horrible matanza motiva a Hardy y a su ex-compañero, el agente Mike Weston (Shawn Ashmore), a entrar en contacto con la única superviviente, Lily Gray (Connie Nielsen). Mientras Hardy investiga el caso con la ayuda de su sobrina, la agente de policía del NYPD Max Hardy (Jessica Stroup), no pasa mucho tiempo para que sea una vez más el objetivo del asesino. Nuevos personajes fanáticos que traen peligros e intriga a este juego, lo que lleva a un enfrentamiento intenso e inundado de amor, sangre y también terror. 

(2014) Serie TV | 360 min. | Thriller | Drama

Elegante thriller de espías ambientado en la Guerra Fría, donde los enemigos y aliados no siempre pueden estar separados y el espionaje significa ensuciarse las manos. Cuando un oficial de la KGB desertor revela la existencia de un devastador complot soviético - Operación Glass - el carismático pero paranoico jefe del MI5, conocido simplemente como Daddy, reúne un comité secreto de oficiales de inteligencia para investigar. ¿Son los mejores? ¿O son los únicos en los que confía en un mundo donde los agentes dobles, los secretos y las mentiras son habituales?

(2016) Serie TV | 405 min. | Romántico | Drama | Musical
Serie de Netflix creada al alimón por el australiano Baz Luhrmann, y el autor teatral ganador del Pulitzer Stephen Adly Guirgis. Se nota la huella del primero en el tono nostálgico y exacerbadamente romántico, con amplio uso de la música, el baile, las rimas y las coreografías, que están presentes en sus filmes El amor está en el aire, Romeo + Julieta o Moulin rouge; mientras que el segundo tiene mucho que aportar de su conocimiento del mundo de la calle. Además aportan su buen hacer el historiador musical Nelson George, y la directora artística y diseñadora de vestuario Catherine Martin, habitual colaboradora de su marido Luhrmann. La acción se ambienta en el conflictivo barrio del Bronx, en el Nueva York de finales de los 70, que acabarán trayendo a la alcaldía a a Ed Koch. Hay droga y violencia en las calles, y para las minorías afroamericana y puertorriqueña el futuro no se presenta nada halagüeño. Pero también bulle una enorme vitalidad que se detecta claramente en el mundo de la creación artística musical y en los graffitis, la necesidad de expresarse lleva al rap, al hip-hop y a la música disco. Ezekiel es un joven talentoso para componer rimas, huérfano –vive con sus tíos– mientras que la chica que le gusta, Mylene, tiene una voz prodigiosa para cantar, pero su riguroso padre, pastor evangélico, quiere atarla en corto. No está claro que el atractivo mutuo pueda prosperar, pues cada uno persigue sus propios sueños, que podrían no confluir. Ezekiel, con sus amigos los hermanos Kipling y el DJ Shaolin Fantastic se adentran en el rap y la magia del get down –el deslizamiento suave de un plato de disco a otro cambiando de ritmo–, mientras que Mylene se apoya en su tío, promotor del barrio al que los políticos quieren seducir por su influencia, para buscar un productor musical. Luhrmann y el resto de directores implicados imprimen a la serie un ritmo muy vivo, las rimas son estupendas para describir el estado de ánimo de las personas, y de cierto sector social, y la música y las coreografías resultan subyugantes. Aunque puedan pintarse situaciones duras o de moralidad más que dudosa, prevalece un aire luminoso y romántico, casi de cultura zen, con lo que parecen secretos ancestrales casi propios del mundo de las artes marciales. La idea es pintar una época con evocadora nostalgia, con fragmentos de tipo documental que se integran bien en la narración, ahí está la omnipresente presencia en el skyline de las recientemente inauguradas Torres Gemelas, y algunos personajes auténticos. Y mostrar a unos jóvenes capaces de cambiar el ritmo al que podría destinarles un ambiente marginal, para soñar y hacer realidad metas que les mejoren a ellos y a su entorno. Los actores están muy bien. Se reconoce a veteranos como Jimmy Smits y Giancarlo Esposito, pero el peso lo llevan jóvenes más bien desconocidos como Justice Smith y Herizen F. Guardiola, la pareja de enamorados, y sus “escoltas”, que demuestran sus habilidades actorales, cantarinas y bailarinas.
7/10
(2017) Serie TV | 485 min. | Drama
  Adaptación de una serie televisiva coreana -God's Quiz, creada por Park Jae-Beom-, en la tradición de otras situadas en el contexto hospitalario, donde un grupo de profesionales de la medicina tratan de sacar adelante a sus pacientes, mientras se desarrollan sus problemas personales. La desarrolla en ambiente estadounidense, el hospital de Saint Bonaventure situado en San José, California, David Shore, muy conocido sobre todo por su creación de House. De hecho el concepto supone dar una vuelta de tuerca a esa popular serie, porque de nuevo tenemos a un médico peculiar, que es como la otra cara de la moneda del doctor House: el doctor Shaun Murphy, con un talento excepcional, y que se está formando como cirujano. Pero hay una singularidad que le hace único: es autista. Esto dificulta la comunicación con sus colegas y con los enfermos, pues expresa su pensamiento -cuando lo expresa- de modo poco delicado, por supuesto sin darse cuenta del efecto que produce. La narración engancha desde el principio. Porque elementos ya típicos en este tipo de series -casos singulares, resueltos con brillantez, el ego enorme de los individuos, al que viene bien siempre una cura de humildad, el trato humano de los enfermos, son personas- se suma el modo diferente de reaccionar del protagonista, del que se refleja muy bien su modo de pensar y de aprender, también con oportunos flash-backs, que nos ayudan a conocerle en su infancia. Freddie Highmore -el niño que nos sorprendió en títulos como Charlie y la fábrica de chocolate y Descubriendo Nunca Jamás, y que luego ha sabido crecer, es notable su protagonismo en la serie Bates Motel-, que ejerce también de productor, compone al personaje de Shaun de modo extraordinario, en la línea de Dustin Hoffman en Rain Man. Y está arropado por un buen plantel de secundarios.  
7/10
(2018) Serie TV | 740 min. | Drama

Shaun Murphy (Freddie Highmore), un joven cirujano con autismo y síndrome de Savant, continúa utilizando su extraordinario don para la medicina en la unidad quirúrgica del St. Bonaventure Hospital. Mientras profundiza en sus relaciones de amistad, Shaun se enfrenta a nuevos retos interpersonales y asume casos médicos cada vez más complejos.

(2017) Serie TV | 490 min. | Drama
Spin-off the la exitosa serie de abogados The Good Wife. Sigue a una de las socias principales de un bufete de Chicago, la veterana Diane Lockhart, que ha decidido procurarse un dorado retiro en la Provenza francesa, a la vez que su ahijada, la recién licenciada Maia Rindell, comienza a trabajar ahí como asociada. Pero su sueño se ve truncado cuando Henry, el padre de Maia, es detenido con graves acusaciones de una estafa piramidal al estilo del caso Madoff, donde decenas de miles de personas han perdido todos sus ahorros, colocados en fondos de inversiones. La propia Diane es una de las afectadas, que debe volver a ejercer en los tribunales, pero sus antiguos socios le impiden volver a su situación anterior. Lo que aprovecha Adrian Boseman para ofrecerle trabajo en otro bufete donde la mayoría de letrados son afroamericanos. Aunque será socia junior, y se topa con la oposición de Barbara Kolstad, socia senior, acepta. Mientras Maia debe aguantar la presión mediática y del público con el que se encuentra, pues se la asocia con la estafa -“ella lo sabía seguro”, es un comentario típico-, a la que soporta insultos homofóbicos ya que mantiene una relación con una mujer. El matrimonio formado por Robert King y Michelle King, responsables de The Good Wife, suman para sacar adelante la nueva serie a Phil Alden Robinson, un cineasta que prometía mucho cuando dirigió Campo de sueños en 1989, pero cuya carrera luego se desinfló notablemente. Seguramente es de las primeras ficciones televisivas en incorporar el contexto político de la inesperada presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, de hecho el título del primer capítulo, “Inauguración”, es un juego de palabras con tal circunstancia. A tal respecto no oculta que sus simpatías no están del lado de Trump, aunque sabe hacerlo con astucia y relativa sutileza. Sabe conjugar diferentes casos en cada episodio, con la trama que vertebra toda la temporada, la estafa, la situación del nuevo bufete y las circunstancias de los diversos personajes. Por supuesto, la veterana Christine Baranski hace un buen trabajo como la curtida abogada a la que toca seguir en el tajo, pero el resto de personajes son nuevos, y entre ellos destaca Maia -interpretado por la británica Rose Leslie, presente en series como Downton Abbey y Juego de tronos-, con una relación lésbica que se presenta con toda naturalidad, todo ello muy políticamente correcto.
6/10
(2016) Serie TV | 260 min. | Comedia
(2009) Serie TV | 1380 min. | Thriller | Drama
Inspirada en el caso real de Eliot Spitzner, Gobernador demócrata del Estado de Nueva York que renunció a su carrera política tras publicarse sus encuentros en un hotel de Washington con una prostituta, la serie comienza su primera temporada con una renuncia similar, en este caso protagonizada por un fiscal del estado acusado de adulterio y de malversación de fondos, para centrar inmediatamente después su atención en el personaje de su esposa y en lo que sucede una vez apagados los focos que rodean el reconocimiento público de culpa del político. En este caso, una esposa que decide reemprender su carrera profesional como abogada de éxito en un prestigioso bufete de Chicago.
6/10
(2010) Serie TV | 1000 min. | Thriller | Drama
La abogada de Chicago Alicia Forrick continúa con su recién retomada actividad profesional. Su marido, Peter, fiscal acusado de malversación, regresa a la escena pública. La segunda temporada de la serie recibió incluso mejores críticas que la primera. No sólo las líneas generales de la trama están muy bien trazadas, sino también los casos puntuales que se tratan en cada episodio. Excelentes interpretaciones, sobre todo de Julianna Margulies (Alicia), y de Archie Panjabi (su amiga Kalinda).
5/10
(2012) Serie TV | 917 min. | Thriller | Drama

Resulta que a la esposa modelo no le da miedo ser mala: más dura en el estrado, más fuerte para con su familia. Y también, más sensual en la intimidad. La Temporada 3 revela una faceta nueva de Alicia Florrick (la ganadora del Emmy y el Globo de Oro Julianna Margulies)... y a ella le gusta. Subiendo el listón en el despacho, Alicia juega un papel crucial ayudando a Lockhart/Gardner a capear un año de aguas turbulentas. Aunque ella y Will (Josh Charles) se ponen finalmente de acuerdo a nivel romántico, hay consecuencias para ambos. Además tiene un nuevo adversario profesional en la persona de su ex, Peter Florrick (Chris Noth), quien apoya al rival de Alice, Cary (Matt Czuchry). Will se enfrenta a ser inhabilitado, Diane (Christine Baranski) intenta mantener el bufete a flote, y Kalinda (la ganadora del Emmy Archie Panjabi) intenta recomponer su deteriorada relación con su mejor amiga. Mientras tanto, Eli (Alan Cumming) se une al bufete, chocando con clientes, abogados y Alicia como sólo él sabe hacerlo. Desde el principio de esta colección de 6 discos y 22 episodios, The Good Wife es una mujer completamente nueva.

(2012) Serie TV | 1320 min. | Thriller | Drama
Nueva temporada de la exitosa serie que sigue los pasos de Alicia (Julianna Margulies), una mujer que ha sido humillada indirectamente por la corrupción de su marido. En estos nuevos capítulos, Alicia tendrá que lidiar con las ilegalidades de nuevos personajes y ayudarles en distintos casos.
7/10
(2013) Serie TV | 990 min. | Thriller | Drama
En esta nueva temporada de la abogada Alicia Florrick (Julianna Margulies) veremos nuevas intrigas, secretos y mentiras. La trama de los nuevos episodios se centran en la decisión de Alicia de abandonar su propio bufete y las consecuencias que esto traerá.
7/10
(2014) Serie TV | 1320 min. | Thriller | Drama
Esta temporada sigue la difícil decisión de Alicia (Julianna Margulies) que se debate entre presentarse a la candidatura de Fiscal del Estado, aunque en un principio su decisión de no hacerlo es firme. Nuevos líos amorosos, intrigas e inesperados sucesos coparán los veintidós episodios de la exitosa sexta temporada.
7/10
(2020) Serie TV | 520 min. | Comedia | Drama | Histórico Tráiler
Catalina, princesa de Prusia perteneciente a una familia venida a menos, llega a la corte de Pedro, emperador de Rusia, para casarse con él. Está convencida de que aprenderá a amarle, y que podrá introducir ideas frescas de la ilustración, en boga en Europa, pero se topa con un ambiente tosco e ignorante, cuyo máximo exponente es el propio Pedro, personaje prepotente y tiránico al que todos le ríen sus “gracias” por miedo a sus peligrosas reacciones. No logra entenderse con las otras mujeres de la alta sociedad, que ni siquiera saben leer, aunque sí congenia con Orlov, uno de los ministros de Pedro, con el que comparte conocimiento de las ideas de Descartes, Voltaire y Diderot. También logra la complicidad de su doncella, Marial, mujer de alta alcurnia degradada y prima de uno de los popes que goza de la confianza de Pedro, de hecho fue el que propició el matrimonio con Catalina. Las diferencias de la emperatriz con su esposo acaban derivando hacia la idea de una conspiración para derrocarle y convertirse ella en la ama y señora de Rusia. Serie creada por Tony McNamara, toma hechos históricos auténticos para retorcerlos y mostrarlos con una superficial y cínica mirada moderna, que pretende ser divertida y llena de agudeza, extremo cuando menos discutible. La idea de hacer chanza a propósito de la “retrasada” Rusia de los zares, tomándose a chacota igualmente los planteamientos “modernos”, con modos de decir anacrónicos, podría haber dado juego. En algún momento me hizo pensar en Destino de caballero, aunque sea una película de corte distinto. En cualquier caso acaba dominando, sobre todo, la mirada libertina de unos personajes obsesionados por satisfacer sus pulsiones sexuales más primarias, empezando por el emperador, con sus múltiples amantes y un insistente lenguaje obsceno. El protagonismo corre a cargo de Elle Fanning, que encarna a Catalina la Grande. Y aunque es buena actriz quizá el personaje, le viene... grande. Lo que acaba no teniendo demasiada importancia, porque el enfoque de la serie no va de recrear la historia con credibilidad precisamente, lo que sirve de perfecta coartada, para el irregular y reiterativo desarrollo. Algo parecido cabe decir de Nicholas Hoult y su Pedro, el personaje es grotesco y caricaturesco, pero, claro, se trata de eso.
5/10
(2020) Serie TV | 0 min. | Thriller

Últimos tráilers y vídeos