IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas puntuadas con 1 en violencia

(1971) | 80 min. | Western
Gianni Garko es Spirito Santo y va acompañado de su inseparable paloma blanca. Todos le conocen como El Halcón. Se alía con Mendoza, un revolucionario, y su mayor objetivo es terminar con la dictadura de Ubarte. Historia de un hombre que lucha contra la oligarquía de una ciudad. Giuliano Carnimeo dirige uno de sus mejores spaghetti-western, coproducción hispano-italiana, con el especialista Gianni Garko al frente del reparto, dando vida a un solitario pistolero. También se conoce la película con el título "El halcón de Sierra Madre".
7/10
(2006) | 144 min. | Acción
Nueva aventura del agente 007, con licencia para matar. Y de nuevo siguen los esfuerzos de los impulsores de la saga para adaptar un héroe con algunos rasgos ‘políticamente incorrectos’ al nuevo milenio. Lo que significa, vale, que James Bond sigue seduciendo a las mujeres, pero éstas tienen buena cabeza, y son capaces de mantener una conversación inteligente con 007, incluso dejándole con la palabra en la boca. En esta ocasión se retoma libremente “Casino Royale”, una novela de Ian Fleming que había sido llevada a la pantalla en clave paródica, en una de las dos entregas no oficiales de Bond. Tras un prólogo en blanco y negro que se diría diseñada para dejar claro que el nuevo Bond, Daniel Craig, es tan duro como el que más, la acción se traslada a África, donde hay una de esas escenas de persecución con mucha pirotecnia, de las que dejan sin resuello. Y a partir de ahí ya podemos meternos en harina: la idea es dejar sin fondos al villano de turno, que realiza crimenes terroristas por encargo. Porque Cifra tiene la mala costumbre de jugar en el casino, y por un problemas con sus acciones de bolsa, necesita urgentemente 'pasta gansa', pues en caso contrario su vida corre serio peligro. Para dejarle fuera de juego, nunca mejor dicho, Bond simula ser un experto en póker. Le ayuda un enlace francés, y su ayudante en la misión Vesper. Gracias a un guión en que ha participado el mismísimo Paul Haggis (Crash), la clásica película de acción Bond cobra más entidad (aunque tampoco exageremos), gracias a unos personajes más esbozados de lo habitual (Bond resulta ser vulnerable y capaz de amar, quién lo iba a decir), y a unos diálogos y situaciones pergeñados con ingenio. Aunque hay algún pasaje disparatado (Bond dispuesto a darse un masaje cardíaco a sí mismo), en general el film funciona. Y que la fidelidad conyugal –en sentido bastante amplio, que quede claro– resulte ser un valor en una película de 007 cabe calificarlo casi de revolucionario. Aunque tuvieramos a un Bond casado y enamorado en 007 al servicio secreto de su majestad.
6/10
(1960) | 90 min. | Thriller
Película costumbrista que sigue los pasos de una patrulla de policía durante una noche de servicio. Andrés Martín (Adolfo Marsillach) es un inspector de policía que realiza su servicio en un coche patrulla Z-10. Su trabajo principal se desarrolla de noche, y consiste en atender todas las llamadas urgentes. Sin embargo, el policía está atormentado por la reciente muerte de su hija, atropellada por un coche que se dio a la fuga. El guión de Pedro Masó, Antonio Vich, Vicente Coello y José María Forqué consigue mantener la tensión en todo momento, y resulta enriquecido por la impecable factura lograda por Forqué. Destacan las actuaciones de ilustres actores españoles, como Tony Leblanc y José Luis López Vázquez.
5/10
(2009) | 91 min. | Ciencia ficción
Extraño ejercicio de ciencia ficción, que parte del relato “La vida en un minuto humano”, del conocido autor polaco Stanislaw Lem. La trama arranca en una conocida librería de viejo, cuyos fondos desaparecen para ser reemplazados por miles de ejemplares de un libro titulado “1”. Allí se contiende, convenientemente codificada, la descripción completa de todo que hace la humanidad entera en el transcurso de un minuto. La policía, desconcertada, detiene al dueño y una empleada de la librería, más un gurú ligado al Vaticano que había acudido allí. Debut en el largometraje del realizador húngaro Pater Sparrow. Aunque de arranque intrigante y sugerente atmósfera, la suya es una obra un tanto soporífera y críptica, en la que destaca la ambientación, con un dibujo de la policía en clave "1984". Hay un desparrame de imágenes con poco sentido, donde no falta lo desagradable o lo pornográfico, que quiere abarcar las claves del famoso minuto. Y una voz en off filosofa sin demasiada coherencia sobre una humanidad desnortada.
4/10
(2019) | 89 min. | Thriller | Acción
Un atraco bancario sale mal y como consecuencia de ello, uno de los ejecutores del atraco, Frank, pierde la memoria, mientras que su hermano muere. Frank necesita recordar los diez minutos que han desaparecido de su cabaeza para poder reconstruir lo ocurrido y cazar al culpable del sabotaje. Thriller de acción  de bajos vuelos, dirigido con poca originalidad por Brian A. Miller (The Prince). El escaso presupuesto se entrevé en la planificación y en la puesta en escena, bastante anodina, cercana al telefilm. El empaque lo pone el protagonisa Michael Chiklis (The Shield), mientras que Bruce Willis parece ser únicamente un reclamo con poco peso en la trama. En conjunto se trata de una película bastante fallida.
3/10
(2008) | 109 min. | Aventuras Tráiler
El alemán Roland Emmerich es uno de los reyes del blockbuster, desde que se instaló en Hollywood a principios de los 90. Algo tendrá este director cuando le bendicen, pues lo cierto es que no ha tenido ningún batacazo y alguno de sus trabajosha sidotodo un acontecimiento para las taquillas. Y lo que tiene Emmerich es una habilidad innata para vender lo que rueda, y un sentido del espectáculo que compensa bastante sus defectos narrativos y sus frecuentes momentos surrealistas, estilo presidente de los Estados Unidos al frente de sus tropas en un caza –en su mayor éxito, Independence Day–, o el movimiento de emigración de Estados Unidos a México de El día de mañana. Así debe tomarse 10.000, un cómic de lujo que irritará a quienes se lo tomen demasiado en serio, pero que ofrece momentos muy vistosos, al jugar la baza de los efectos especiales de vanguardia, que ofrecen unos mamuts que parecen de carne y colmillos. El título español resulta confuso, pues no se sabe muy bien si hace referencia a 10.000 guerreros, como en 300, pero a lo bestia. En realidad se refiere al año 10.000 antes de Cristo. Uno se pregunta si la obsesión por el laicismo en la España actual ha provocado que los distribuidores tengan miedo de que aparezca la palabra Cristo en el título, y ése es el auténtico motivo de que rebautizaran así un film que originalmente se llama 10.000 B.C. Tiene muchos puntos en común la película con la mucho más redonda Apocalypto, que debió estrenarse cuando el propio Emmerich y el hasta ahora compositor Harald Kloser, ya tenían cerrado el guión y el proyecto estaba muy avanzado. En ambos filmes, un grupo de indígenas lleva una existencia idílica, dedicados a la caza. Hasta que unos guerreros de una civilización superior asolan su aldea y capturan a varios de los habitantes. En este caso, D’Leh, joven cazador, encabeza una expedición de rescate, pues los captores se han llevado entre otros a su amada Evolet, una joven que presenta un rasgo inédito entre los suyos, pues tiene los ojos azules. La prehistoria de Emmerich, en la que caben hasta pirámides egipcias, es tan fantasiosa que se parece mucho más al mundo mágico de Conan, el bárbaro que a En busca del fuego, que junto al principio de 2001: una odisea del espacio, es hasta la fecha la mejor de las pocas incursiones cinematográficas en los albores de la humanidad. También tiene puntos en común con Stargate, del propio Emmerich, en la que unos hombres prehistóricos convivían con civilizaciones más avanzadas y donde el espectador acababa aceptando cualquier elemento fantasioso. Quizás el error de Emmerich en esta ocasión es que no muestra sus cartas desde el principio, por lo que no acaba de funcionar del todo que de repente aparezcan unas monstruosos aves, unos villanos que usan barcos y son de una era distinta a los protagonistas, e incluso elementos de brujería. Y todo eso a pesar de que sus hombres de las cavernas, de estética rastafari, no resultaban del todo convincentes. El cine se toma muchas licencias en sus películas históricas, a veces sin un mínimo de rigor histórico. Aún así, en cintas como Gladiator, el espectador pone mucho de su parte para suponer que está en la antigua Roma. No ocurre así en este caso, en el que a partir de un punto del metraje deja de ser por completo una cinta prehistórica. Se aprecia un esfuerzo del director –y coguionista– por darle cierto fondo a un relato, que gira en torno al sacrificio en aras del amor, y que acierta al plantearse que los avances técnicos mal utilizados no dan lugar a una civilización mejor necesariamente, sino que eso depende de la finalidad con la que se utilicen. En cualquier caso, que el público sepa que lo que va a ver son secuencias tan apabullantes como la cacería inicial.
4/10
(2016) | 95 min. | Drama
Londres. Un matrimonio en crisis, debido a la infidelidad de él –ex estrella de nacional de rugby– y a la consecutiva infidelidad de ella, que intenta salir de ese estado y ser feliz con sus dos hijos pequeños; otro matrimonio sin hijos que aspira a poder adoptar un bebé; un joven camello que desea salir de la delincuencia y que conoce a un actor que podría ayudarle a vivir un futuro diferente. Tres historias humanas entrelazadas, algunas mínimamente apuntadas, que pinta un panorama dramático en cuanto a la búsqueda de la felicidad y la paz en los ciudadanos del Londres contemporáneo. El director Jim O'Hanlon logra imprimir la intensidad necesaria a cada una de las tramas narrativas, que interesan por igual, gracias a una estupenda labor actoral de un reparto a medias conocido, en donde sobresalen unos fantásticos Idris Elba y Gemma Arterton. La historias, sin dejar de ser realistas, y a menudo trágicas, ofrece una visión medianamente optimista, lo cual no significa que a menudo las vidas de las personas retratadas sean plenas o perfectas, nada más lejos de la vida real.
6/10
(2011) | 120 min. | Drama
La China de 1975, último año de la revolución cultural. Tenemos protagonista infantil, las once flores del título aluden a sus once años. Seguimos la vida cotidiana de este chico en una época que se nos comenta es la que fue, y que se nos invita a mirar con respeto. El padre de Wang Han es un intelectual reconvertido por la fuerza de las circunstancias, que desea que el chico desarrolle su sensibilidad artística pintando. El chaval tiene tres grandes amigos con los que vive sus pequeñas aventuras. Entre ellas la del asesinato de un guardián de la revolución que violó a una jovencita, el crimen lo ha cometido el hermano de ésta, que se oculta junto al río, donde Wang Han tiene un encontronazo con él y un secreto que ocultar. Recuerda un poco el film de Wang Xiaoshuai, de carácter autobiográfico, a Cuenta conmigo, también es una historia iniciática, de introducción a la vida adulta, el final de la inocencia, con cadáver de por medio. El director de La bicicleta de Pekín o In Love We Trust la desarrolla con habilidad, sabe presentar y desarrollar personajes y conflictos contextualizándolos, ello en una zona rural fotografiada muy bellamente, Guiyang, en la provincia de Guizhou.
6/10
(2005) | 110 min. | Documental
Documental producido por el periódico El mundo acerca de los atentados perpetrados en Madrid el 11 de marzo de 2004, en el que fallecieron cerca de 200 personas. Desde el punto de vista cinematográfico el resultado es poco atractivo y bastante plano, no así desde el punto de vista humano, pues la cinta se compone casi exclusivamente de entrevistas a diferentes personalidades y estudiosos de los trágicos hechos, nacionales e internacionales: en primer lugar las víctimas, luego políticos, historiadores, policías, investigadores, etc. El objetivo es arrojar algo de luz acerca de los atentados, sus causas y sus autores.
4/10
(2015) | 81 min. | Thriller
Quizá lo que más llama la atención de esta película es que su director, el polaco Jerzy Skolimowski, frisando los 80 años, se arriesgue a experimentar, cualquiera diría que su film es el ejercicio de estilo del alumno aventajado de una escuela de cine. En efecto, seguimos a lo largo de una mañana a múltiples personajes que nada tienen que ver unos con otros, más allá de que se encuentran en la misma ciudad: un matrimonio, ella actriz que acude a una prueba de casting en un hotel, un tipo que regenta un puesto callejero de perritos calientes, un grupo de monjas, un limpiacristales y una ocasional amante, un jovenzuelo que comete un atraco, un pintor callejero, una joven con un perrito... Todos acaban confluyendo en el suceso que dura los 11 minutos del título. El mérito del veterano cineasta consiste en ofrecer una reflexión sobre la condición frágil de las personas, con un caleidoscopio de variopintos personajes, pero que al final son un simple pixel muerto en la gran "pantalla" de la humanidad. Puede considerarse algo artificial, o que los personajes apenas se definen con unas pinceladas, pero sorprende el vigor narrativo de la propuesta.
6/10
(2011) Serie TV | 180 min. | Histórico | Drama
El 11 de marzo de 2004 191 personas fueron asesinadas en los terribles atentados de los trenes de cercanías de Madrid. Esta miniserie televisiva reconstruye los hecho arrancando en el piso de Leganés de los terroristas a punto de suicidarse, para volver atrás en el tiempo y ver sus preparativos, y las evoluciones de varios viajeros normales y corrientes, a punto de subirse a un tren que va a cambiar sus vidas para siempre. Aunque se nota la falta de medios, Daniel Cebrián presenta con más o menos detalle cómo se tejió la tragedia. De todos modos, como sigue habiendo aspectos oscuros en lo sucedido, y lo que se cuenta se ciñe a la versión oficial, puede saber a poco al espectador que espera un poco más de audacia y especulación. Funcionan mejor los pasajes fríos de los preparativos del atentado que los que tratan de dar humanidad a la historia explicando alguna tragedia personal, más convencionales.
5/10
(2002) | 134 min. | Drama
Van un egipcio, un israelí, un inglés, un yanqui, un mexicano, un francés, una iraní, un japonés, una india, un bosnio y una chica de Burkina Fasso y… No se trata del comienzo de ningún chiste, sino del elenco de 11 directores, que con 11 minutos por delante de metraje cada uno, recrean lo que les sugieren los trágicos hechos ocurridos en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. Como sucede en todo film colectivo, hay mejores y peores segmentos. Conmueve la sencillez de la historia iraní de Samira Makhmalbaf en una escuela, o el triste viudo, Ernest Borgnine, en el corto de Sean Penn. Y resulta muy, muy divertida, la búsqueda de unos chavales en Burkina Fasso de Bin Laden, pensando en la recompensa que se ofrece por su cabeza. Más tomadura de pelo parece el clip de Alejandro González Iñárritu, casi todo él un fotograma en negro, con fogonazos de las caídas de la gente de las Torres Gemelas.
6/10
(2003) | 95 min. | Tragicomedia
Prometedor debut de Greg Marcks, joven director recién salido de la Escuela de cine de Florida, que parte de un curioso punto de partida. Middleton, una pequeña ciudad estadounidense de provincias. A las 11:14 de la noche, Jack, un joven conductor borracho, atropella a un muchacho con su coche. Se pone tan nervioso que decide fugarse sin llamar a la policía. Mediante la técnica del "flash-back", el cineasta retrocede para narrar la curiosa cadena de acontecimientos que condujeron a este accidente. En los hechos, están involucrados heterogéneos personajes. Cheri, una joven manipuladora, intenta convencer a su novio de que cometa un crimen. Tres adolescentes gamberros arrojan objetos a los vehículos de la carretera desde su camioneta.  Buzzy resulta herida durante un atraco en la tienda donde trabaja como cajera. En realidad, Marcks cuenta cinco veces la misma historia, aunque desde puntos de vista diferentes. Su humor, macabro, en ocasiones resulta grosero. Pero mantiene el interés en todo momento, compone gags visuales sorprendentes, y describe situaciones propias de la América profunda, con personajes característicos de la zona. Además, todas las piezas del puzzle encajan, por lo que se puede decir que el cineasta sale airoso de esta opera prima, que llevaba algunos años rodada, y que se ha estrenado en nuestro país para aprovechar que Hilary Swank ganó el Oscar este año. Su trabajo como mojigata dependienta es excelente.
6/10
(2007) | 159 min. | Thriller | Drama
Hace 50 años Sidney Lumet dirigió un intenso y dramático film judicial sobre las deliberaciones de un jurado, 12 hombres sin piedad, a partir de un argumento ideado por Reginald Rose. El resultado rozaba la perfección, por lo que su revisitación pasado medio siglo a cargo de un cineasta ruso, Nikita Mikhalkov, sonaba a capricho de director con pocas ideas, que trata de agarrarse a una trama sólida, de eficacia probada. Lo cierto es que Mikhalkov, con ayuda de sus coguionistas Vladimir Moiseyenko y Aleksandr Novototsky, conserva el esqueleto de la narración original, pero trasladando el conjunto a la situación rusa actual, que queda enriquecido con múltiples novedades en torno a los personajes. Así, básicamente, la historia es la misma. Un jurado, compuesto por doce hombres, todos varones, se retira a deliberar acerca de un caso de homicidio: un joven checheno está acusado de haber asesinado a su padrastro ruso. Inicialmente el grupo se toma su misión frívolamente, su deseo es acabar cuanto antes lo que consideran una tarea ingrata, que les roba su valioso tiempo. Todos están convencidos de la culpabilidad del encausado, pero en realidad no se han detenido a considerar las pruebas. Sólo cuando uno de ellos rompe la unanimidad, en un arranque de dignidad que le lleva a hacer la consideración elemental de que están juzgando a un ser humano, comienzan a sumergirse en un caso que no sólo es el del acusado… Aquello les obliga a mirarse dentro de sí mismos y ahondar en tantas heridas del alma no cicatrizadas. Es sorprendente lo que ha logrado Mikhalkov. Lo que parecía un artificio, situar la historia en Rusia, resulta revelador de este país. Pues se entra a considerar cómo se ha asimilado el sistema democrático, y se habla de los odios étnicos, la corrupción idiosincrática rusa, las desigualdades sociales, la desestructuración familiar… Y todo ello con enorme inteligencia, de modo que la introducción no resulta nada postiza. Todo lo contrario, sirve para indagar en el sentido trágico del pueblo ruso, con una magnífica contraposición de personajes, que sirve para trasladar la atención de unos a otros con gran naturalidad, muchas veces en soberbios duelos actorales que implican a dos o tres intérpretes. El entero reparto está sobresaliente, insufla vida ya sea al tosco taxista, al cirujano de orígenes humildes, al ‘nuevo rico’ empresario televisivo o al tipo que siembra las dudas. Pero es que Mikhalkov no sólo exhibe un alto sentido dramático, o presenta una encomiable humildad al reservarse un papel pequeño, que sólo brilla hacia el final, sino que entrega un film muy cinematográfico, de perfecta fotografía, fabuloso uso del gimnasio escolar donde está reunido el jurado, e inspirada partitura musical. Los flash-backs acerca del “background” del crimen son muy reveladores y nada torpes, con momentos tan intensos como los del acusado siendo niño bailando con unos soldados chechenos. E imágenes como la pelota de baloncesto atascada en el tablero de la canasta, del pajarillo encerrado, de la tubería vista o de esa imagen de la Virgen olvidada, son muy gráficas acerca de lo mejor y lo peor de los rusos.
8/10
(2015) | 90 min. | Acción | Thriller
Un policía, recientemente recuperado de una lesión, vuelve al cuerpo y descubre que sus compañeros han estado realizando actividaddes ilegales. Pese a su amistad, no dudará en exponer sus delitos cueste lo que cueste.  Tercera parte de una trilogía compuesta por 12 Trampas y 12 Trampas 2, ofrece la misma acción y violencia que sus antecesoras, aunque la calidad, no muy buena desde los inicios, ha descendido con cada nueva secuela.
4/10
(1998) | 86 min. | Drama
Dos jovencitos se ven obligados a usar un arma para defender a su madre del violento padre, lo que cambia sus vidas para siempre. Un dramón en toda regla.
4/10
(2015) Serie TV | 520 min. | Ciencia ficción
Entretenida serie de ciencia ficción que expande las ideas desarrolladas por el matrimonio de guionistas compuesto por David Webb Peoples y Janet Peoples, plasmadas en una película por Terry Gilliam, y que a su vez partían de un cortometraje francés de culto, La jetée. En un futuro en que la humanidad se ha visto diezmada por una devastadora plaga, James Cole es enviado al pasado por la científica Katarina Jones con la idea de dar los pasos convenientes que eviten quen un destino tan fatal se cumpla. Ello pasa por contactar con la doctora Cassandra Railly, experta en enfermedades infecciosas, y desentrañar una compleja madeja en torno a un virus letal, cultivado en un laboratorio, que tiene que ver con una siniestra organización conocida como los "12 Monos", un tipo delgado y canoso con una cicatriz, y una tal Jennifer, una joven recluida en un psiquiátrico, hija de un magnate muerto en extrañas circunstancias. Travis Fickett y Terry Matalas se han encargado de desarrollar la serie, con idas y venidas continuas al pasado y al futuro, con los riesgos consiguientes de provocar paradojas temporales de imposible resolución. La trama contiene abundante acción, a veces un poco agotadora, y un reparto donde está la veterana actora alemana Barbara Sukowa, junto a valores más jóvenes, como Aaron Stanford y Amanda Schull. A los que tengan mitificado a Gilliam, quizá la versión televisiva les sepa a poco, también en lo relativo a imaginería, pero es un producto digno y que se sigue con interés.
6/10
(1995) | 125 min. | Ciencia ficción
Año 2035. Una catátrofe enigmática ha eliminado casi a la raza humana del planeta. Los pocos supervivientes malviven en condiciones deplorables bajo tierra. La única posibilidad de salvación es hacer un viaje al pasado para erradicar el mal. Para ello, un voluntario, Cole (Bruce Willis), viajará a 1996. Allí conocerá a un joven desequilibrado (Brad Pitt) que le habla del "ejército de los 12 monos". Además una extraña visión atormenta continuamente a Cole. Conocerá también a la doctora Kathryn (Madeleine Stowe), experta en el estudio de la locura. Ella piensa que Cole es un paranoico, pero poco a poco comienza a creerle cuando se cumple todo lo que va profetizando. Espectacular inmersión en el futuro de la mano del singularísimo Terry Gilliam (El rey pescador, Brazil). La película tiene una imaginería poco común y un guión sobresaliente, todo ello con unas interpretaciones magníficas.
6/10
(2018) | 130 min. | Histórico | Bélico | Drama Tráiler
Adaptación del libro “Horse Soldiers”, de Doug Stanton, que recrea la primera operación encubierta de Estados Unidos en Afganistán, post 11-S. El capitán Mitch Nelson ha conseguido un puesto de oficina, que le permitirá estar más tiempo con su familia. Pero cuando sobrevienen los atentados que conmovieron al mundo en 2001, solicita que le manden con sus antiguos hombres al frente, para combatir a los talibanes y desmantelar la organización terrorista Al Qaeda. Al mando de once soldados deberá buscar al general Dostum, un señor de la guerra uzbeco, con el fin de ayudarle a tomar Mazar-i-Sharif, ciudad de enorme importancia estratégica. Nicolai Fuglsig, reportero gráfico nacido en Dinamarca, se inició como realizador mientras cubría la guerra de Kósovo, cuando grabó metraje del que sacó un documental de 15 minutos. Tras el poco conocido largometraje de ciencia ficción Exfil, vuelve al terreno bélico con esta producción de Jerry Bruckheimer, especializado en filmes con mucha acción, por norma general ligeros y superficiales, como Dos policías rebeldes. Esto explica que se haya puesto el énfasis en las secuencias de combate, que están resueltas con la suficiente espectacularidad, y cierto realismo, se nota que el realizador conoce cómo es una guerra. El guión, en el que está involucrado nada menos que Ted Tally, oscarizado por El silencio de los corderos, se anota algunos tantos, por ejemplo al hablar de sacrificio patriótico, en militares capaces de dejar temporalmente a sus familias para acudir a la llamada del deber. Está bien resuelta la secuencia que recurre al humor para resumir la desorientación del ejército estadounidense en suelo afgano, cuando el uzbeco llama al enemigo, en plan Gila. En España se verá con cierta simpatía y esbozando una sonrisa que nuestra Elsa Pataky, unida a Chris Hemsworth, interprete aquí a su abnegadísima esposa en la ficción. En el reparto destaca Navid Negahban, conocido como el terrorista Abu Nazir de Homeland, que dota de cierta complejidad a Dostum, movido por la venganza, y los todoterreno Michael Shannon y Michael Peña, capaces de insuflar vida a personajes poco desarrollados por el guión. Por lo demás, el citado Hemsworth parece Thor con subfusil, y el resto de secundarios están desdibujados. Desentona sobre todo Numan Acar, un mulá de opereta exageradisímo al frente de los villanos.
5/10
(1962) | 80 min. | Drama
Basada en la novela de Leigh Brackett, se trata de una producción de bajo presupuesto, rodada en blanco y negro, de la compañía Ladd Enterprise, fundada por el actor protagonista de la cinta Alan Ladd y distribuida a través de la poderosa Columbia. El film una especie de antecedente de El justiciero de la ciudad (1974), en la que Ladd es un pacífico ingeniero de Beverly Hills que, una noche al ir hacia su casa, se ve asaltado por una pandilla de jóvenes delincuentes. Obsesionado con la posibilidad de vengarse de ellos, irá cometiendo acciones cada vez más violentas. Trata de explotar el problema de la delincuencia juvenil desde la perspectiva de que más vale el “diente por diente” que confiar en la ley.
4/10

Últimos tráilers y vídeos