REPORTAJES

14 estrenos desembarcan en los cines este fin de semana. Pero me juego pincho de tortilla y caña que el número de pantallas en que se estrenan 13 de ellos son poco menos que una broma al lado de las 1.412, repito, 1.412, donde podrá verse “Vengadores: Endgame”.

 

En fin, es obligado empezar pues por la película de los superhéroes Marvel, que responde positivamente  a las expectativas creadas y al lanzamiento masivo que ha planeado Disney, Vengadores: Endgame es un entretenimiento de lujo, con mucha acción, y a la vez espacio para el humor y la emoción nostálgica, más de uno echará una lagrimita ante la mayor concentración de tipos con superpoderes que se ha podido ver en una pantalla de cine.

De las cintas de animación, hay una pensada para los más peques, de corte ecológico y muy simpática, Terra Willy: Planeta desconocido, y otra para adultos y española, Buñuel en el laberinto de las tortugas, de gran interés a la hora de retratar al cineasta aragonés en sus años mozos, cuando está a punto de rodar Las Hurdes: Tierran sin pan.

Y más cine español. Llega a las salas La pequeña Suiza, que se apunta a la estela de comedia amable tipo Ocho apellidos vascos, aunque en este caso quizá la sorpresa es menor. Y La invocación de Enver Simaku es una singular película que ahonda en las razones del mal, a propósito de un asesino que vendría ser algo así como “el Coco” albanés.

Se inspira en personajes reales el western Sin piedad, con un jovencito que podría seguir los pasos del forajido Billy El Niño, a no ser que Pat Garrett –un atinado Ethan Hawke– se convierta en mejor influencia. Tiene su punto, pero es mejor el planteamiento que el resultado final, se nota que a Vincent D'Onofrio se le da mejor actuar que dirigir. Otro actor director, que se reserva el papel protagonista al abordar la vida de un icónico escritor en La importancia de llamarse Oscar Wilde, es Rupert Everett, que aborda sus últimos días, tras su estancia en prisión, la idea es mostrar el manojo de contradicciones del hedonista y genio literario Wilde, bisexual ávido de placer pero también de amor y afecto, que querría estar cerca de su familia, y redescubre el cristianismo en su etapa final. También se parte de la realidad en la cinta rockera rusa en blanco y negro Leto, una buena película ambientada en la década de los 80, y que se fija en Víktor Tsoi, que llegaría a ser líder de la banda Kino. Vida real inspiradora ofrece el documental La canción de nuestra vida, que explica cómo un matrimonio sobrelleva la llegada del dolor al hogar con una entereza que sólo se explica por el amor y la fe, imprescindibles para saber vivir y saber morir.

Dos películas nos hablan de mujeres en crisis, la argentina Familia sumergida, y Gloria Bell, donde el chileno Sebastián Lelio acomete el remake hollywoodiense de su propio film Gloria, aquí con Julianne Moore, que confiesa que es la única razón por la que ha aceptado contar de nuevo la misma historia.

Dejamos además constancia de los estrenos de Mutafukaz, Azul Siquier y La portuguesa, que no hemos tenido ocasión de visionar.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit