saltar al contenido principal

REPORTAJES

Ha muerto una de las leyendas de la dirección cinematográfica. Robert Altman, de 81 años, nos ha dejado. El director que estuvo nominado al Oscar en esta categoría en cinco ocasiones, tuvo que conformarse con un premio a toda su carrera justamente este año, 2006. Sin duda Altman sabía que en Hollywood no era oro todo lo que relucía, como se encargó de dejar claro en El juego de Hollywood (1992), su vitriólica mirada al mundo del cine.

Es un ilusionista, capaz de transformarse, como por arte de magia, en los personajes más insospechados. Se sacó de la chistera asombrosas interpretaciones en American History X, El club de la lucha y La última noche, demostrando que estaba destinado a ocupar un lugar entre los más grandes. Pero últimamente, Edward Norton se estaba haciendo de rogar. Supo a poco su papel en El reino de los cielos, pues salía con la cara tapada. Pero sus incondicionales están a punto de recuperar la ilusión, pues regresa triunfalmente con El ilusionista, un thriller de época en el que interpreta a un mago enamorado.

El actor murió por causas naturales el pasado 10 de noviembre de 2006 a la edad de 87 años. Detrás deja una amplia carrera cinematográfica, con algunos títulos inolvidables.

Milos Forman cuenta con dos Oscar al mejor director, por Amadeus y Alguien voló sobre el nido del cuco. Es de los que se toman su trabajo con calma (Man of the Moon se remonta a 1999), pero cuando se pone manos a la obra, lo menos que puede decirse es que el resultado rezuma pasión por todos los poros.

¿Qué tienen en común títulos tan dispares como Mi hermosa lavandería, Las amistades peligrosas, Héroe por accidente, Café irlandés y Alta fidelidad? Que son buenas películas… y que están dirigidas por Stephen Frears, uno de los reyes del cine británico. Ahora, se pone al servicio de Su Majestad en La reina, su film sobre las relaciones entre Tony Blair e Isabel II, donde confirma que es un gran cineasta, con una historia que atrapa hasta a los espectadores menos interesados en la monarquía británica. Incluso convence a los que están hartos de ver los innumerables telefilms sobre Lady Di que se rodaron tras su fallecimiento, sin que ninguno de ellos le llegara a Frears ni a la suela de sus zapatos.

Ya que interpreta a un pintor, me gustaría saber si usted pinta o dibuja. Pintaba cuando era niño. Después no volví a hacerlo hasta que interpreté a
¿Por qué una película de Goya? La primera vez que nos encontramos con la figura de Goya estábamos haciendo la promoción de Amadeus en Madrid en el

El protagonista de Un buen año tiene una presencia poderosa. Viste muy “casual” para recibir a la prensa y responde a las preguntas sonriente, con una voz muy potente, tan grave que parece de barítono.

Decir que Diane Kruger es una mujer hermosa, es señalar una obviedad. La actriz, que da la réplica a la perfección a Ed Harris en Copying Beethoven, medita sus respuestas mientras la entrevisto en una suite del Hotel María Cristina de San Sebastián. La inteligencia de sus palabras no impide un punto de coquetería: su sitio, cuidadosamente escogido, recoge los escasos rayos de sol que entran por el amplio ventanal.

Su filmografía es muy variada. Encierra películas de denuncia política como Conspiración para matar a un cura , adaptaciones de cuentos infantiles

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE