saltar al contenido principal

Biografía

Lars von Trier

30/10/2004
(Copenhague, Dinamarca, 30/04/1956)
Premios: 1 Goya (más 3 premios) Ver más
Goya
2001
Ganador de 1 premio
Ganador de 1 premio
Ganador de 1 premio
Ganador de 1 premio
Creatividad extrema
Lars von Trier

Para unos es un genio, para otros es un simple manipulador de sentimientos que juega a ser el más original de la clase.

Pero de lo que no cabe duda es de que Lars von Trier no deja indiferente a nadie (como los grandes maestros) y que ciertamente le encanta la polémica. Y parece que las críticas, lejos de amilanarle, le espolean. La última respuesta de Von Tier a las críticas surgidas en América con motivo de su durísima Dogville, no ha sido otra que filmar la secuela Manderlay. Y según sus palabras, va a dar mucho que hablar: "No creo que vaya a hacer muchos nuevos amigos con ella allí, pero, en cambio, se creará una hermandad entre el Klu Klux Klan y los negros, porque ambos tendrán muchas ganas de matarme". Desde luego, que el tipo tiene bemoles nadie lo puede negar.

Lars Trier (lo del “von” fue un añadido suyo) nació en Copenhague el 30 de abril de 1956. Muchos años después, cuando su madre se encontraba en el lecho de muerte, ésta le reveló que su padre no era su “verdadero” padre. Su madre había decidido que su hijo fuera artista y eligió a un pintor para quedar embarazada. En fin, a estos nórdicos no hay quien les entienda. El caso es que Lars siempre fue un joven con una exacerbada sensibilidad cinematográfica, y hasta pasó por una época de tendencias suicidas (muy artístico, ¿no?). Su búsqueda de originalidad visual es innegable y es un tipo que de cada proyecto quiere hacer algo único, singular e impactante. “Mi problema es que de cada nueva película quiero hacer una experiencia formal”, dice él; sí, pero además de una experiencia formal, Von Trier tiene el don de ser rebelde hasta extremos irreverentes: incluso en su ingenuidad se propuso convertir el cine porno en algo sublime, pero tras un par de intentos él mismo se dio cuenta de que con ese material era imposible hacer arte, incluso para él. Entre sus audacias están la fundación del Movimiento Dogma 95, un modelo basado en 10 mandamientos fílmicos que pretenden preservar la autenticidad creativa, y un extraño proyecto de ficción llamado “Día D”, consistente en filmar cada año sólo unos minutos de película y estrenarla en 2024.

Fiel a su máxima de que el cine “debería sentirse como se siente una piedra en el zapato”, se puso a hacer cine de verdad, a menudo historias, con grandes implicaciones morales y aun religiosas, que golpean y pisotean el corazón del espectador hasta lo insoportable. Para ver una película de Lars Von Trier hace falta tener estómago, tomar distancia ante lo que vamos a contemplar. Porque él va a ser implacable, seguro. Sólo sabiendo que va a jugar contigo puede apreciarse que sus últimas películas son obras de un maestro.

Estudió cine en la Escuela de Cine Danesa, donde se graduó en 1983 con el proyecto experimental Imágenes de una liberación, que fue Premiada en el Festival de Munich al año siguiente. Al año siguiente rodó la policiaca El elemento del crimen, que fue el comienzo de la llamada “trilogía europea”, completada más tarde por Epidemia (1987) y por Europa ((1990), sin duda la mejor de las tres y multipremiada en Cannes. Entre 1994 y 1997 rodó para la televisión danesa The Kingdom, una extraña pero fascinante serie acerca de la existencia del mal, del bien y del mundo espiritual, y que con el tiempo ha llegado a convertirse en serie de culto. Pero su gran reconocimiento internacional no llegaría hasta su siguiente terna, la del “Corazón de oro”, tres historias duras y extremas, donde el propio sacrificio mueve a las protagonistas. Se habló entonces de que estábamos ante el mejor genio danés desde Carl T. Dreyer. Y puede que así sea. Ahí están Rompiendo las olas (1996), Los idiotas (1998) y sobre todo Bailar en la oscuridad (1999), donde el espectador era sometido a una angustia casi tan insoportable como la de la inolvidable Selma encarnada por la cantante Björk. Su “trilogía de América” dio comienzo con Dogville (2001), donde Von Trier volvió a dar muestras de su infatigable búsqueda de la perfección y la originalidad formal. En manos de otro director, su teatral puesta en escena hubiera sido ridícula; en sus manos, resultó escalofriante. Esperamos con ansia la segunda entrega, Manderlay, ya rodada, que cuenta con el protagonismo de una de las actrices más prometedoras del momento, la joven Bryce Dallas Howard.

Trabajos destacados

Filmografía

Guionista

Guionista (18 títulos)
2013 | Nymphomaniac
estrella
3
2013 | Nymphomaniac
estrella
4
2011 | Melancholia
estrella
8
2009 | Antichrist
estrella
4
2007 | De unge år: Erik Nietzsche sagaen del 1
estrella
5
2006 | Direktøren for det hele
estrella
7
2005 | Dear Wendy
estrella
6
2005 | Manderlay
estrella
7
2003 | Dogville
estrella
8
2003 | De fem benspaend
estrella
6
2000 | Dancer in the Dark
estrella
8
1998 | Idioterne
estrella
4
1996 | Breaking the Waves
estrella
7
1994 | Riget | Serie TV
estrella
8
15
Europa
1991 | Europa
estrella
7
1988 | Medea
estrella
7
1987 | Epidemic
estrella
5
1984 | Forbrydelsens element
estrella
4

Director

Director (17 títulos)

Intérprete

Intérprete (3 títulos)

Argumento

Argumento (1 títulos)

Fotógrafo

Fotógrafo (1 títulos)

Magazine