saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Ruby Sparks

Ruby Sparks

Ruby Sparks

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Ruby Sparks

No hace tanto tiempo que Calvin Weir-Fields (Paul Dano) era un niño-prodigio literario, autor de una aclamada primera novela. Pero desde entonces, se encuentra aquejado de un pertinaz caso de bloqueo de escritor, magnificado por una deprimente vida amorosa. En un intento desesperado de lograr que su chispa creativa vuelva a alumbrar, Calvin comienza a formarse una imagen mental de una protagonista. Su nombre es Ruby Sparks (Zoe Kazan) y desde el mismo instante en que la imagina, siente que su creatividad cobra un nuevo vigor para escribir acerca de ella. Hasta que ella se presenta en su cuarto de estar. ¿Se trata de una broma, de un indicio de locura, de un acto de magia? Sea lo que sea, parece increíble. De la noche a la mañana, Ruby duerme en la cama de Calvin, le hace la comida, cautivándole de todas las formas posibles; pero la situación presenta un cariz alucinante: Calvin tiene, de algún modo, el poder de cambiar a Ruby cada vez que se sienta ante su máquina de escribir. A medida que Calvin trata de hacer malabarismos con este poder, se enfrenta a un dilema de primera magnitud, como escritor y como novio: ¿qué hará falta para lograr que esta relación, fruto de su imaginación, funcione en el mundo real?

Crítica decine21.com

estrella
6
La chica de sus sueños

Jonathan Dayton y Valerie Faris se enfrentan al inmenso reto de dirigir su segundo largometraje, tras la redonda Pequeña Miss Sunshine, una de las producciones de corte 'indie' de mayor repercusión de los últimos tiempos. Conscientes de que se esperaba mucho de ellos, han tardado seis años en ponerse en marcha.

Ruby Sparks refleja precisamente este bloqueo del artista que ha obtenido un gran éxito pero tiene que proseguir con su carrera, a través de su personaje central, Calvin Weir-Fields, que siendo muy joven escribió una primera novela magistral –recuerda al caso de J.D. Salinger–, pero ahora es incapaz de escribir, sobre todo tras ser abandonado por su novia justo a la muerte de su padre. Inesperadamente imagina un personaje, Ruby Sparks, que responde a su ideal femenino, y le inspira hasta el punto de que no puede dejar de escribir sobre ella. Pero un día su creación cobra vida inexplicablemente y se presenta ante él. En un primer momento piensa que está desvariando, hasta que descubre que también pueden verla su hermano-confidente y las otras personas.

Dayton y Faris saben de sobra que una de las grandes bazas con las que contaron en su debut fue un inspirado guión de Michael Arndt. Parecen haber esperado hasta dar con un material que les motivara, finalmente un libreto de Zoe Kazan, joven dramaturga y actriz, nieta del realizador Elia Kazan, que fue la amiga pintora del protagonista en Happythankyoumoreplease. Los cineastas le han otorgado el principal papel femenino.

Muy seguramente Zoe Kazan desconoce por completo "Niebla", la 'nivola' de Miguel de Unamuno donde su personaje de ficción habla con su creador. En lugar de "Niebla", pesa la sombra de Woody Allen, muy presente en Ruby Sparks, que carece de los diálogos ingeniosos del neoyorquino, pero tiene como protagonista a un intelectual con gafas que acude al terapeuta, y aunque consigue a su mujer ideal, como en Annie Hall, no está contento y corre el riesgo de estropear la relación. Todo gira en torno a un tema tan de Allen como la complejidad de las relaciones de pareja, y la naturaleza caprichosa y variable del ser humano, que cuando se acerca al ideal al que aspira, no se siente conforme. El toque de realismo mágico recuerda a películas como La rosa púrpura del Cairo y Medianoche en París.

Por lo demás, en Ruby Sparks se nota el talento de Dayton y Faris por su puesta en escena fresca, muy propia del cine independiente, y porque hablan de la necesidad del apoyo familiar a pesar de las rarezas y particularidades de cada persona. Vuelven a demostrar su habilidad para extraer una gran espontaneidad de los actores, sobre todo en el caso de Paul Dano, que repite con ellos, tras aquel inolvidable aspirante a piloto que había dejado de hablar, y que logra buenos resultados como literato prodigioso en horas bajas. Por su parte, Zoe Kazan demuestra ser la actriz ideal para su irreal personaje. También logran enorme naturalidad Annette Bening (genial como madre ‘new age’), el español Antonio Banderas (su bohemio nuevo novio), el poco conocido Chris Messina (que rodó con Woody Allen Vicky Cristina Barcelona y que aquí es el hermano del personaje central), el veterano Elliot Gould (el psicoanalista) y el británico Steve Coogan (un presuntuoso rival literario).

En suma, Ruby Sparks no llega a la altura de Pequeña Miss Sunshine, ni tiene tantas secuencias magistrales, ni funciona tan bien su equilibrio entre fondo y forma y además todo resulta más previsible. Ni siquiera llegará probablemente a tantos espectadores, pues requiere que estén dispuestos a aceptar su surrealista premisa inicial. Pero es un film correcto, que confirma que Dayton y Faris no acertaron por casualidad y merecen ser seguidos.

DVD, Blu-ray
Distribuye: Fox
Extras: Español e inglés 5.1.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto