saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Jobs

Jobs

Jobs

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Jobs

Sólo hace falta una persona para empezar una revolución. Jobs es la extraordinaria historia de Steve Jobs, el original innovador y emprendedor que no dejó que nada se interpusiera en su camino hacia la grandeza. La película cuenta la épica y turbulenta historia de Jobs mientras abría un camino que cambió la tecnología -y el mundo- para siempre.

Galería de imágenes

Jobs
Jobs
Jobs
Jobs
Jobs
Jobs
Jobs

Crítica decine21.com

estrella
5
Retrato de un revolucionario
Retrato de un revolucionario

Con La red social David Fincher dejó bien alto el listón en el subgénero de los biopics de jóvenes genios del mundo de la informática. Desde la estructura del guión hasta los movimientos de cámara, pasando por la arriesgada banda sonora de Atticus Ross y Trent Reznor, todo iba en sintonía con el novedoso negocio creado por el protagonista, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Resulta inevitable acordarse de aquel film a la hora de visionar Jobs, biografía del fundador de Apple, rodada poco después del fallecimiento de éste, el 5 de octubre de 2011. Sobre todo porque el libretista de aquel film, Aaron Sorkin, prepara su propia versión, basándose en el completo volumen sobre el personaje escrito por Walter Isaacson.

Por su parte, Joshua Michael Stern, responsable de El último voto, es un cineasta correcto pero no tan brillante como Fincher. Tampoco el debutante libretista Matt Whiteley apunta el talento de un Sorkin. Realizan un trabajo digno, centrándose en hacer accesible la historia de Steve Jobs, de la misma forma que éste hizo asequible la informática a todos los públicos. El film pinta bien sus relaciones profesionales, sobre todo con el introvertido pero genial ingeniero Steve Wozniak, el financiero Mike Markkula, y John Sculley presidente de Pepsi que pasó a ser CEO de Apple. De la misma forma, describe bien su paso de joven rebelde amante del LSD a emprendedor revolucionario.

Pero por contra, Jobs pasa un poco de largo por las relaciones del protagonista con sus padres adoptivos, sus parejas y todo lo que tenga que ver con su vida personal. Se dedica algo de metraje para contar lo que supuso para él tener una hija inesperada en su juventud, Lisa, a la que tardó en reconocer, pero finalmente esta subtrama sabe a poco, no se le saca el suficiente partido.

La interpretación de Ashton Kutcher como Steve Jobs no provoca ni frío ni calor. No desentona, está bien caracterizado, pero tampoco realiza un trabajo brillante. Resultan mucho más eficaces Matthew Modine (Sculley) y Dermot Mulroney (Markkula) porque se les ha asignado personajes de cierta complejidad. Por contra, Jobs desaprovecha por completo a actores potentes como James Woods, en la piel de un decano universitario, o Lesley Ann Warren, como la madre adoptiva del personaje central.

Ha sido muy crítico con el film el auténtico Steve Wozniak, que asegura que no han captado del todo la forma de ser de Steve Jobs. En el film está su capacidad negociadora, su enorme creatividad, su mal genio, pero quizás no capta del todo su carisma, así como su forma de manipular la realidad para entusiasmar a su favor a todo el que estaba a su alrededor.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE