saltar al contenido principal

new banner app decine21 PEQUE

Nota decine21
estrella
Mi gran boda griega
Tienda amazon Tienda fnac

Mi gran boda griega

My Big Fat Greek Wedding

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
¡Eureka!
¡Eureka!

Toula Portokalos es una chica más bien feúcha, perteneciente a una numerosa y variopinta familia de origen griego, que reside en Estados Unidos. Cumplida la treintena de años, trabaja en el restaurante Dancing Zorba’s, que regentan sus padres. Sus horizontes vitales parecen estrechos, y el destino adjudicado por el patriarca del clan –casarla cuanto antes con un buen muchacho griego– no resulta mucho más atractivo. Y es que, desde pequeñita, a Toula le han inculcado que «las griegas decentes sólo pueden hacer tres cosas en la vida: casarse con hombres griegos, traer al mundo hijos griegos y hacer comida para todos hasta el día de su muerte». Deprimida de modo casi habitual, las cosas cambian cuando un apuesto desconocido entra en el restaurante. La ilusión de “pescar” un día un marido con esa pinta le lleva a esforzarse y a tomar decisiones propias, como la de estudiar informática. La familia, inicialmente, no está muy de acuerdo, pero al fin aceptan los hechos. Es la primera de una serie de decisiones que van a revolucionar a los Portokalos, y que culmina con la de prometerse en matrimonio con alguien que… ¡no es griego!

Variaciones sobre el cuento del patito feo, que se transforma en cisne. Pues Toula es inteligente y decidida, y arreglándose un poco, resulta una mujer atractiva, capaz de enamorar a los hombres. Nia Vardalos es la creadora de este sencilla y divertida comedia romántica, y ella asume el papel protagonista de la trama. El resultado no ha podido ser más redondo, pues le ha valido sendas nominaciones a los Globos de Oro, como actriz y guionista, además de una nominación al Oscar al mejor guión original.

¿Y qué tiene de especial Mi gran boda griega? Pues no tiene nada, y lo tiene todo. Cautiva por su modestia, incluido el reparto de absolutos desconocidos. Presenta una amable historia romántica, donde lo definitivo no es el aspecto físico del ser amado. Habla de la familia, como asidero al que todos nos agarramos, y donde nos sentimos seguros, aunque a veces sintamos una cierta presión que nos asfixia.

Recuerda el orgullo por la patria chica, el lugar de donde procedemos, sus logros y costumbres; y los excesos a que tal orgullo puede coincidir: sin estridencias, con ironía fina, que difícilmente podría ofender al nacionalista más recalcitrante, aunque tal vez quizá le haga reflexionar un poco. Porque todo lo que se cuenta está bañado con el bálsamo del humor, magnífico sentido del humor, que venimos echando en falta en las comedias más recientes. Momentos como el primer encuentro en la agencia de viajes, o el primer contacto de los padres americanos del prometido con los Portokalos producen, irremediablemente, la sonrisa, la risa, y hasta la carcajada.

El origen de las palabras

El padre de la familia Portokalos, al que da vida Michael Constantine, está tan orgulloso de sus raíces helénicas, que piensa que todas las palabras modernas tienen su etimología en el griego. Hasta cuando una amiga de su hija le pone el ejemplo de la palabra “kimono”, a todas luces de origen japonés, inventa una explicación que apoye su tesis.

Mi gente del cine griega
Mi gente del cine griega

No sólo Nia Vardalos puede presumir de origen griego. Otros conocidos cineastas también hunden en sus raíces en Grecia, cuna de la filosofía de Platón y Aristóteles. Rita Wilson, mentora de Vardalos a la hora de producir el film, y esposa de Tom Hanks, cuyo auténtico nombre es Margarita Ibrahimoff, es hija de padre búlgaro y madre griega. La actriz Irene Papas proviene, por supuesto, de Corinto, en tierras helénicas. Los abuelos paternos y maternos de Hank Azaria proceden de Tesalónica, y los padres de Elias Koteas fueron a Canadá desde Grecia. Y Greg Kinnear es americano, pero estudió el instituto en Grecia, pues su padre, diplomático, fue destinado a Atenas.

El director de inquietudes políticas Constantin Costa-Gavras (Missing) nació en Loutra-Iraias, y el poeta de los planos secuencia Theo Angelopoulos (La mirada de Ulises) en Atenas. Y los padres de Elia Kazan, que emigró a Estados Unidos y trató el tema en América, América, eran de origen griego. En el capítulo de bandas sonoras destaca Vangelis y Mikis Theodorakis.

Como un cuento de hadas

Nia Vardalos era una actriz sin gran éxito hasta que montó un show en un pequeño local, donde contaba su vida: la relación con su familia, y lo que costó que aceptaran que se casara con un no griego. La cosa llamó la atención de Rita Wilson, de origen griego y tanto le divirtió que decidieron producir un film basado en el espectáculo.

DVD
Distribuye: Sony
Extras: Español e inglés 5.1. Comentario del director y la actriz-guionista.
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac
CALENDARIO ESTRENOS DE CINE