IMG-LOGO

Biografía

Rita Wilson

Rita Wilson

63 años

Rita Wilson

Nació el 26 de Octubre de 1956 en Los Ángeles, California, EE.UU.
Filmografía
Gloria Bell

2018 | Gloria Bell

Gloria es una mujer en la cincuentena. Divorciada desde hace años, vive en un pequeño apartamento de alquiler. Con dos hijos ya adultos, conserva un buen estado físico y nadie diría que ha sido abuela recientemente. Acostumbra Gloria a pasar el rato en un pub al que acuden otras personas mayores. Allí se baila y se ligotea al son de canciones vintage de amor, clásicos que Gloria canturrea y disfruta como nadie. Conocerá una noche a Arnold, recientemente divorciado, y saltará la chispa. Remake hollywoodiense de la película Gloria, dirigida igualmente por el chileno Sebastián Lelio en 2013. Asistimos a la lastimosa situación de una mujer de mediana edad, todavía de buen ver, que sin embargo se encuentra en medio de una crisis vital, dando tumbos, mendigando amor. Los hijos van por su lado, la vida pasa como una exhalación y no consigue estabilizarse afectivamente. Mejora frente al original chileno que aquí la galería de personajes resulta más atractivo, están mejor definidos –sus hijos Peter y Anne, su enamorado Arnold– y hay menos monotonía en el conjunto. También en esta versión la puesta en escena se aleja más de la tristeza, es más luminosa, donde destacan esos repetidos momentos solitarios en el coche con la protagonista cantando canciones en voz alta. El guión no muestra lo que se dice vidas atractivas, la inestabilidad reina por doquier y no solo en la protagonista. Pero Lelio no propone soluciones. Tan sólo muestra las dificultades para remontar la propia vida, las cadenas que nos atrapan, los miedos y las inseguridades personales. Probablemente todo se hubiera ido al garete sin la magnética Julianne Moore, cuya presencia según Lelio es el único motivo que le llevó a versionar su propia película. El personaje de Gloria es una perita en dulce para ella y no lo desaprovecha. Su trabajo es extraordinario y con su potencia habitual consigue sacar a flote más o menos un personaje que inspira compasión, es verosímil, vitalista y tierno a la vez, frágil y desinhibido, también sexualmente frente la cámara de Lelio. El elenco que le acompaña está a la altura, comenzando por un John Turturro con un rol de hombre dependiente, débil, no precisamente seductor.

5/10
Mi gran boda griega 2

2016 | My Big Fat Greek Wedding 2

En 2002, la entonces desconocida Nia Vardalos tuvo un éxito extraordinario cuando protagonizó Mi gran boda griega, comedia romántica interpretada y escrita por ella, que sacaba jugoso partido al modo de vida y a la mentalidad de una familia griega inmigrante en Estados Unidos. Tanto predicamento tuvo que fue nominada al Oscar al mejor guión. Catorce años después Vardalos intenta repetir éxito recuperando a la misma familia y entregando un film cortado por el mismo patrón. Toula Portokalos es ahora madre de una guapa jovencita de diecisiete años, Paris, (buen trabajo de Elena Kampouris), que está a punto de entrar en la universidad. Y fiel al modo de comportarse familiar atosiga a su hija, que sueña con estudiar lejos de casa y de unos familiares que confunden la compañía con la asfixia. Así, el abuelo Gus –que mantiene que es descendiente directo de Alejandro Magno– está empeñado en que la jovencita encuentre a un griego con quien casarse. Pero, cosas de la vida, quien va a pensar en matrimonio va a ser él cuando salga a la luz que no llegó a casarse con su adorada Maria. De modo, que si quiere recuperar su vida conyugal deberá pedir la mano de “su mujer” y llevarla hasta el altar. Ni que decir tiene que todos sus familiares estarán encantados con la propuesta. Ha pasado el tiempo pero no ha cambiado gran cosa en el tono disparatado y las rarezas de la peculiarísima familia Portokalos. Los gags de Mi gran boda griega 2 siguen teniendo mucho que ver con las obsesiones “helénicas”, las tradiciones y la estrechez entre los miembros de la familia. Los personajes son de lo más variopintos, con algunos especialmente extremos como el padre (Michael Constantine), machista empedernido pero calzonazos de corazón; la tía Voula (Andrea Martin), un terremoto siempre organizando la vida de los demás y tendente a dar su toque picantillo a la vida; los hermanos Nick (Louis Mandylor) y Angelo (Joey Fatone), simplones caraduras… Y por supuesto Toula (Nia Vardalos), una mujer que no puede escapar de su idiosincrasia griega aunque alucina continuamente del comportamiento de su propia familia. Además, ha dedicado tanto tiempo a ser madre que se ha olvidado de que es la esposa de Ian (John Corbett)... Todos ellos se hacen cercanos, entrañables, y los momentos divertidos son numerosos, mientras que el director Kirk Jones (La niñera mágica) logra imprimir el ritmo adecuado para que la cosa no se agoste. Sin embargo, es inevitable que el conjunto ya no suene a original y la frescura que generaba la historia de antaño funciona únicamente en ocasiones contadas. El resultado queda así como una comedia menor, aunque se vea con agrado.

4/10
Girls (2ª temporada)

2013 | Girls | Serie TV

En esta temporada, Hannah sigue adelante con sus actividades de escritura y comienza a ver a alguien nuevo, pero su entusiasmo es moderado por la responsabilidad que siente por su actual ex, Adam, (Adam Driver), que está convaleciente tras ser atropellado por un camión en el final de la primera temporada. Decepcionada por el trabajo y todavía sola después de dejarlo con Charlie (Christopher Abbott), Marnie (Allison Williams) necesita, más que nunca, a su mejor amiga y antigua compañera de habitación, pero una persistente incomodidad y algunos giros sorprendentes, tendrán lugar entre ellos.

El arte de pasar de todo

2011 | The Art of Getting By

Puesta de largo de Gavin Wiesen, escritor y guionista, hasta el momento autor del corto Kill the Day. Ha elegido como protagonista a Freddie Highmore, el inolvidable niño de Descubriendo Nunca Jamás, tan crecido que interpreta a un estudiante en edad casi de ir a la universidad. De hecho, interpreta a George Zinavoy, que efectivamente estudiará una carrera si consigue graduarse en el instituto. Pero a pesar de su inteligencia, y su extrema sensibilidad para la pintura y el arte, no hace ningún esfuerzo y se dedica a hacer dibujos, en lugar de atender a los profesores. Ni siquiera hace caso al profesor de pintura, la asignatura que más le debería interesar, por sus aptitudes para estudiar Bellas Artes. De carácter solitario, la situación en su casa no es buena, pues su madre regaña constantemente con su padrastro. Un día ayuda a Sally, una de las chicas más atractivas del instituto, cuando carga con la culpa de haberse fumado un cigarro en la azotea, a pesar de que ella fue la que lo hizo. Ambos se hacen muy amigos y aunque George se enamora hasta el tuétano de la chica, no se atreve a confesarle sus sentimientos... Highmore madura muy bien, y parece que de momento está destinado a dar más juego en la pantalla, pues resulta bastante creíble como adolescente rebelde. Está muy bien escogida para darle la réplica Emma Roberts, ideal como chica popular y deslumbrante. El reparto guarda muchas sorpresas, pues forma parte del mismo una madura Alicia Silverstone, como la profesora de literatura. Además, una de las compañeras de los protagonistas está interpretada por la joven Sasha Spielberg, hija de Steven Spielberg y Kate Capshaw. El debutante realizador, Wiesen, no se mete en camisas de once varas, tratando de llamar la atención con un film pretencioso, pero resultan interesantes sus reflexiones sobre la desorientación juvenil, y además, se muestra bastante positivo. Logra una factura típica de película 'indie' americana y aprovecha sobradamente el ajustado presupuesto.

6/10
Dos canguros muy maduros

2009 | Old Dogs

John Travolta repite a las órdenes de Walt Becker, que le dirigió en Cerdos salvajes, en otra comedia disparatada con muecas exageradas, muy en la línea, aunque tiene un tono mucho más familiar. Ésta cuenta con el tirón de que Travolta está emparejado por otro peso pesado del cine reciente, Robin Williams, y que le acompañan en el reparto su esposa, Kelly Preston y su hija, Ella Bleu Travolta. Charlie y Dan son dos maduros sin pareja, que viven despreocupadamente. Charlie es un solterón con dotes para la seducción, y Dan está divorciado. Mientras preparan un importante negocio con una empresa japonesa se presenta una antigua conquista ocasional de Dan, que le confiesa que como consecuencia de su relación dio  a luz a dos mellizos que ahora tienen 6 años. Como ella tiene que ausentarse una temporada, Dan acepta cuidar mientras tanto de los niños. El viejo esquema de solterones a los que se les viene el mundo encima cuando tienen que cuidar niños ha sido sobreexplotado por Disney en comedias amables como Papá por sorpresa y Un canguro superduro. Esta cinta es más de lo mismo. Podría funcionar, pero todo resulta exagerado y excesivo. Sólo tiene a su favor la gracia natural de sus dos protagonistas y poco más. Eso sí, al menos se agradece que tanto Travolta como Williams están dispuestos a bromear sobre los efectos de la edad, que se empiezan a notar, incluso en dos actores como ellos, que parecían a prueba de envejecimiento.

4/10
Mi vida en ruinas

2009 | My Life in Ruins

Siete años antes de está película, la actriz de origen griego Nia Vardalos dio la campanada con la pequeña comedia Mi gran boda griega, que estuvo respaldada por el matrimonio Tom Hanks-Rita Wilson en la producción. Aquello prometía una carrera en el género para Vardalos, pero la serie televisiva que nació del film se estrelló en audiencia. El intento aquí de repetir la fórmula en el cine, de nuevo con la ayuda de los Hanks, no resulta muy afortunado. Donald Petrie (Miss agente especial, Dos viejos gruñones) fracasa en su esfuerzo por atrapar el espíritu mágico que hacía de Mi gran boda griega una película muy grata. Pero Mi vida en ruinas parece justamente eso, las ruinas de lo que podía haber sido una comedia con gracia.Georgia es una profesora de arte e historia griegos, que ha tenido que conformarse con trabajar de guía turística en la patria de Aristóteles y compañía. No le gusta nada su trabajo, sobre todo porque los turistas, más que deseos de cultura, lo que pretenden es diversión, playa, compras, recuerdos y demás zarandajas. Encima hay otro guía, Nico, que le hace la vida imposible para forzar su despido. El caso es que debe llevar al grupo B de una expedición, y aunque de entrada forman una amalgama insoportable -dos hispanas divorciadas y pechugonas, unos australianos que no hay quien los entienda, el típico 'gracioso', los americanos ignorantes, una adolescente enfurrañada con sus padres, y un conductor de autobús con pinta de troglodita...-, al final Georgia encontrará su “feji”, que parece que es como se dice en griego “mojo”, “chispa”, “luz interior”, o lo que sea.El planteamiento podía haber dado pie a gags simpáticos -cualquiera puede reconocer ciertas situaciones 'padecidas' cuando se hace un tour turístico-, e historias humanas, quizá sensibleras pero razonables. Pero una vez presentado el terreno en el que nos movemos, con las notas exóticas de rigor, el conjunto consiste en una serie de tópicos donde rivalizan la frivolidad con lo zafio, empañando lo que pretende ser una historia 'amable', de buenas vibraciones. Sin ir más lejos: ¿Quién se puede conmover con el personaje viudo de Richard Dreyfuss, que añora a su esposa muerta, si “se lo hace” simultáneamente con las dos turistas españolas, a pesar de ser un anciano? Y lo que parece una crítica a cierto turismo incapaz de apreciar la belleza y la historia queda completamente rebajada, porque en el fondo se acepta tal planteamiento, se supone que hay que aderezar las explicaciones con anécdotas picantes, en caso contrario aquello es un 'latazo', sin ningún interés.

3/10
No es tan fácil

2009 | It's Complicated

Entretenida comedia, más divertida que romántica, de la directora Nancy Meyers, que sin embargo no alcanza el nivel logrado en la deliciosa The Holiday (Vacaciones) y se acerca más a Cuando menos te lo esperas, película con la que comparte el tema de las relaciones amorosas en edad madura, además de su liviana superficialidad en materia sexual y sentimental. El guión de No es tan fácil, obra también de Nancy Meyers, se centra en la vida de Jane Adler, una mujer cercana a los sesenta, independiente e inteligente, que se gana la vida estupendamente como chef. Divorciada desde hace diez años, vive en un chalet idílico en una zona residencial de la costa de California y tiene la custodia de sus tres hijos jóvenes, Lauren, Luke y Gabby. Sin embargo, ahora está a puento de enfrentarse a un momento delicado de su vida, pues la hija menor marchará a Los Ángeles y ella quedará sola, por lo que ha hecho planes para reformar la casa a su gusto. Pues bien, con motivo de la graduación de su otro hijo y de los preparativos de la boda de Lauren con su estupendo novio Harley (genial el actor John Krasinski), la risueña Jane volverá a estrechar lazos con su ex marido Jake, ahora casado con una jovencita de buen ver. Pero Jake no ha olvidado a Jane y las cosas se enredan cuando entre ellos surge la atracción de antaño y los ex esposos se convierten en amantes secretos. Se ve que Nancy Meyers cuenta con elementos que domina a la perfección y la historia y las situaciones más cómicas funcionan. De todas maneras, No es tan fácil resultará sin duda más desopilante para la platea femenina, pues el planteamiento se describe a través de los ojos, el corazón y las vivencias de Jane, e incluso hay cierto aire (¿tufillo?) feminista en el conjunto, agudizado en las escenas de las conversaciones de Jane con sus amigas, propias de Sexo en Nueva York, y en la ‘apañada’ resolución del conflicto amoroso. Es más, Nancy Meyers (divorciada y madre de dos hijos) no duda en afirmar que hay mucho de ella en la protagonista y que le atraía especialmente tratar el divorcio en una película, “no la amargura de la separación, sino el mundo posdivorcio, donde los dos ex se encuentran y su relación no acaba nunca realmente”. Este mundo después del divorcio es recogido efectivamente por la película, pero con un enfoque premeditadamente agradable, a ratos muy cómico y con ausencia casi total de momentos traumáticos (aunque no falte la terapéutica visita al psiquiatra), mostrando siempre unas relaciones familiares en general bastante idílicas. Y, cómo no, esta visión excesivamente inocua, que también podría definirse como irreal, viene apuntalada con desparpajo por frecuentes escenas y gags sexuales, aunque están tratados con humor y comedida destreza. Llegados a este punto hay que decir que probablemente lo mejor del film es el trabajo humorístico de los intérpretes, una estupenda Meryl Streep, más recatada que otras veces, y un divertidísimo Alec Baldwin, que parece un actor distinto desde su éxito en la serie Rockefeller Plaza. Hay una hilaridad casi continua en sus escenas (también, es cierto, debido a los excelentes diálogos de Meyers), y en general deja muy atrás al menos inspirado Steve Martin.

6/10
Historia de un secuestro

2005 | The Chumscrubber

Dean es un adolescente sin muchos horizontes vitales que vive en una zona residencial de California. Un día, descubre que Troy, su único amigo, se ha suicidado, y ni su madre parece demasiado preocupada por la noticia. Tres jóvenes delincuentes, que andaban con negocios ilegales con Troy, obligan a Dean a buscar unas drogas que éste ocultó en algún sitio. Debut en el largometraje del canadiense Arie Posin, que obtuvo buenas críticas con este retrato de la juventud marginal, en tono agridulce. Describe a los personajes de un barrio similar al de American Beauty, película que ha servido claramente como modelo para el director. Cuenta con Jamie Bell, protagonista de Billy Elliot (Quiero bailar), un buen actor, que está acompañado por Glenn Close. 

4/10
Escucha mi voz

2004 | Raise Your Voice

Después de la muerte de su hermano, una joven cantante de una pequeña ciudad decide hacer un curso de verano en la Academia de Arte Dramático de los Ángeles. Allí tendrá que adaptarse a las duras exigencias de la escuela y al estilo de vida de la gran ciudad, totalmente diferente al que tenía en su antiguo hogar.

4/10
Desenfocado

2002 | Auto Focus

Duro film basado en la vida del actor Bob Crane, célebre por la serie televisiva Los héroes de Logan, una sátira sobre el nazismo. El atormentado cineasta Paul Schrader cuenta las esquizofrénicas peripecias de Crane, quien conjugaba una vida familiar de apariencia normal con su enfermiza afición a grabar en vídeo sus juergas sexuales. Schrader muestra los extremos de degradación a que puede conducir la adicción al sexo.

4/10
Historia de lo nuestro

1999 | The Story of Us

Ben y Katie llevan 15 años casados. Dijeron “sí” ante el altar enamorados, con el deseo de que aquello durara “hasta que la muerte os separe”. Pero la cosa no es tan sencilla. La relación se ha ido deteriorando y, aprovechando que sus dos hijos se van a un campamento, deciden vivir separados una temporada. Rob Reiner (La princesa prometida, Cuenta conmigo, Algunos hombres buenos) conjuga con acierto drama (¿no lo es cualquier divorcio?), comedia y romanticismo. Se juega bien con los diferentes caracteres de los dos protagonistas –el Ben de Bruce Willis es espontáneo y algo caótico, mientras que a la Katie de Michelle Pfeiffer le gusta que nada escape a su control–, y con los flash-backs que recuerdan la época feliz en que ambos se conocieron. Reiner asegura que ha hecho un film en el que se ven “las dificultades de lo que significa tener una relación continuada y comprometida”. Y, a la vez –es la gran virtud de la película–, hace reír con situaciones disparatadas y hasta surrealistas, como aquellas en que aparecen los padres de los esposos haciendo reproches a sus respectivos hijos.

6/10
Novia a la fuga

1999 | Runaway Bride

Una joven ha dejado ya plantados a tres novios ante el altar. El curioso hecho ha servido de tema a un prestigioso columnista del diario USA Today para un artículo. Pero algunas falsedades vertidas en el mismo provocan que sea puesto de patitas en la calle. Ahora se dirige al pueblo donde vive la peculiar novia, dispuesto a comprobar que la esencia de lo que escribió es cierto. Una nueva boda puesta en marcha por la insegura jovencita puede ser el test decisivo. El argumento es disparatado, permite un buen arranque. Pese a todo, Garry Marshall prefiere evitar riesgos en las posibilidades argumentales. Así que para hacer una buena comedia ha acudido a recursos de probada eficacia –la presencia de dos actores con tirón, secuencias románticas, muchas canciones evocadoras…– para asegurarse el agrado del gran público. En cualquier caso, el film que firma Garry Marshall es amable y huye de las estridencias. Se apoya sobre todo en la componente amorosa, a la que aportan su indudable química Julia Roberts y Richard Gere. Siendo así, y como debe hacer cualquier film que se precie de romántico, trata de ser una apuesta por ese amor duradero que todos anhelamos, “a pesar de las dificultades, que vendrán seguro”. La película procura jugar además con el contraste entre los dos protagonistas: él es un cínico de vuelta de todo; y ella, una enamoradiza, a la que falta confianza en sí misma. Conviene destacar, además, el excelente plantel de actores secundarios. Hector Elizondo y Rita Wilson (esposa, por cierto, de Tom Hanks, en la vida real) están muy bien, pero vale la pena resaltar el trabajo de esa magnífica actriz de comedia llamada Joan Cusack (Two Much, Nueve meses).

4/10
Psycho (Psicosis)

1998 | Psycho

Marion Crane no puede resistir la tentación, y roba 400.000 dólares de su oficina. Con ese dinero, quizá podrá iniciar una nueva vida con su novio. En su fuga en solitario, los remordimientos le acechan. Se detiene en un motel, donde le atiende Norman Bates, un tipo un tanto extraño, que vive con su madre paralítica. Y... ¿Es que hay alguien que no sepa como sigue? Bueno, está bien, por si acaso nos callamos. Curioso film, "remake" plano a plano del Psicosis de Alfred Hitchcock. Seguro que el director, Gus Van Sant, y el resto del equipo, se lo han pasado en grande recreando el mítico film de terror. La atmósfera creada se revela tan eficaz como la del original. Claro, que la aportación personal de Van Sant a ello es escasa: tener en cuenta la inflación al indicar el dinero que roba Marion Crane, o ser menos sutil al mostrar los hábitos sexuales de los protagonistas, no es quizá la aportación del siglo. Pero queda un entretenido ejercicio de estilo, que supone rizar el rizo de la moda de los remakes imperante en Hollywood. Sin duda que puede servir para acercar la vieja historia a las nuevas generaciones. Los actores están bien. Vince Vaughn retoma el personaje de Anthony Perkins, y Anne Heche el de Janet Leigh. El color, muy cuidado, da un curioso aire "retro" al film.

4/10
De la Tierra a la Luna

1998 | From the Earth to the Moon | Serie TV

Tras su película Apolo 13, el actor Tom Hanks ejerció de productor ejecutivo en esta serie de 12 episodios de cerca de una hora de duración en los que se dramatizaban los principales hitos del Programa Espacial Apolo. Cuenta con un sólido reparto.

6/10
Un padre en apuros

1996 | Jingle All the Way

Howard se despierta la víspera de Nochebuena y se da cuenta de que no ha comprado a su hijo su regalo preferido de Navidad; el muñeco: "Turbo Man", el héroe de acción preferido de los niños. Es entonces, cuando la aventura de este padre se convierte en toda una carrera a contrarreloj en busca del ansiado juguete que parece estar agotado en todas las tiendas. Por el camino competirá con otro padre que anda buscando el mismo muñeco y ambos harán lo que sea para conseguirlo. A pesar de ser una comedia sin muchas pretensiones, tiene momentos verdaderamente desternillantes, como por ejemplo, la pelea de Howard con el reno. Arnold Schwarzenegger dejó a un lado sus películas de acción y se rió de sí mismo en esta comedia familiar que gustará a los más pequeños.

5/10
The Wonders

1996 | That Thing You Do!

Durante el verano de 1964, Guy Patterson trabaja como dependiente de la tienda de electrodomésticos de su padre en un pequeño pueblo de Pennsylvania. Tras pasar todo el día vendiendo tostadoras y radios, por la noche ensaya con la batería. Un día se entera de que un grupo de rocknroll local se ha quedado sin batería, y éstos le piden que actúe con ellos en un concurso universitario. Juntos consiguen sonar mejor que nunca, por lo que en poco tiempo, consiguen un contrato de un prestigioso sello discográfico, para grabar un disco y hacer una gira por todos los Estados Unidos. Paralelamente a su éxito en directo, su tema That Thing You Do se convierte en la revelación del año, y encabeza las listas de ventas. Sin embargo, comienza a haber ciertas tensiones en el interior del grupo. Debut como guionista y director del popular actor Tom Hanks. Describe el rápido camino hacia el éxito de un modesto grupo de rock and roll de los años 60. Rodada con sencillez y agilidad, resulta simpática por su tono amable y nostálgico, aunque le falta un punto de hondura dramática, probablemente deliberado, pues el realizador busca un tono intrascendente y divertido. Buenas interpretaciones y magnífica banda sonora. El propio Tom Hanks se reservó un pequeño papel, aunque el joven Tom Everett recuerda a Hanks cuando era joven.

6/10
Amigas para siempre

1995 | Now And Then

Cuatro íntimas amigas, deciden reunirse tras veinte años de separación para celebrar el embarazo de una de ellas. El encuentro da lugar a que evoquen un verano muy especial que pasaron juntas cuando eran adolescentes. Lesli Linka Glatter dirige este film, en el que predomina el toque femenino, ya que tanto el equipo técnico como artístico está compuesto predominantemente por mujeres. Destaca la labor de las actrices, entre las que cabe destacar a Melanie Griffith, Demi Moore, Christina Ricci y Thora Birch. El film cuenta con una trama sencilla, plagada de simpáticas anécdotas, que nos hacen seguir la película con interés en todo momento.

5/10
Algo para recordar

1993 | Sleepless In Seattle

Pocas veces ha habido en una pantalla de cine tanta química como la que muestran tener en esta película Tom Hanks y Meg Ryan. Si existe una película romántica, ésa es Algo para recordar. Sam Baldwin (Hanks) lleva una vida solitaria y triste con su hijo, después de que la muerte de su mujer los dejara solos. Pero en Navidad, los deseos pueden convertirse en realidad. Jonah, el hijo de Sam, no quiere juguetes este año, sino una madre que les acompañe a él y a su padre. Para ello llama a un programa de radio y cuenta su historia. Al otro lado de los Estados Unidos, sus palabras son escuchadas por Annie Reed (Ryan), quien queda profundamente sobrecogida con las palabras del niño. Con una clara referencia a Tú y yo, la sensible directora Nora Ephron dirige una deliciosa cinta con Hanks y Ryan de pareja protagonista, una de las más redondas que ha dado el cine. Si le gusta el romanticismo, disfrutará como nunca con esta magnífica película, capaz de jugar con su corazón como ninguna otra. Para soñadores.

7/10
La hoguera de las vanidades

1990 | The Bonfire of the Vanities

Pocas adaptaciones literarias han tenido tan poco fortuna como la que nos ocupa. Si Tom Wolfe se puede considerar afortunado de lo que se logró antes con Elegidos para la gloria, basada en "Lo que hay que tener", aquí, se mire como se mire, sólo tenemos un completo horror, que no da con el tono que requiere la vitriólica trama en ningún momento. El film narra el descenso a los infiernos de un broker de Wall Street, cuando atropella accidentalmente a un tipo, y huye de la escena del suceso, por el posible escándalo, sobre todo porque le acompañaba en tal ocasión su amante. El caso es que la noticia sale a la luz pública, y como el atropellado era un negro se monta todo un "numerito", pues el suceso puede ayudar a dar un escarmiento, mucha gente puede ser tajada, y alguno puede avanzar en su carrera. Los hechos se miran a través de los ojos de un cínico periodista, que contempla la inesperada soledad del protagonista. Lo que en el libro es una historia que no se puede abandonar, en el film de Brian De Palma se vuelve rutinario y sin chispa, una hoguera que no es tal. Hay un error de casting en varios personajes, y Tom Hanks no da la talla, algo sorprendente en un actor luego doblemente oscarizado; en aquella época estaba encasillado como actor graciosete, y aquí no logra atrapar la vis tragicómica requerida. Tampoco Bruce Willis da la imagen socarrona pero humana que pedía el personaje, el actor parece contagiado de la desgana general que preside la cinta. Es una pena de film, porque con el material de partida, y el "no reparar en gastos" típico en Hollywood, debería haber dado como consecuencia una película para la historia, en vez de una película para olvidar.

3/10
Voluntarios

1985 | Volunteers

Lawrence, joven que debe una enorme cantidad de dinero, decide escapar al sudeste asiático con los miembros de una ONG. Deberá ayudarles a construir un puente para los aldeanos. Tras el éxito de 1, 2, 3 Splash, Tom Hanks volvió a unirse a John Candy en otra comedia, un tanto menos interesante, pero llena de momentos divertidos.

4/10

Últimos tráilers y vídeos