IMG-LOGO

Biografía

Elias Koteas

Elias Koteas

59 años

Elias Koteas

Nació el 11 de Marzo de 1961 en Montréal, Québec, Canadá
Filmografía
My Days of Mercy

2017 | My Days of Mercy

Lucy y Martha Arrow son dos hermanas que asisten a las ejecuciones estatales del Medio Oeste de forma habitual para manifestarse a favor de la abolición de las penas de muerte. El motivo reside en que su propio padre fue condenado por asesinato y ahora aguarda su momento en el corredor de la muerte. En uno de esos eventos, Lucy conoce a Mercy, la hija de un oficial de policía, y se enamoran pero son completamente opuestas. Mercy está en la ejecución para celebrar ese tipo de justicia tras haber perdido a su pareja a manos de un hombre que estaba a punto de recibir la inyección letal. ¿Podrán superar sus diferencias o acabarán consumiendo su relación?

Los últimos días en Marte

2013 | The Last Days on Mars

Después de una larga misión en Marte donde el objetivo principal, la búsqueda de vida, se ha saldado con el fracaso, al equipo ahí desplazado le queda 19 horas para volver a casa. Tiempo más que suficiente para que a uno, Marko, se le ocurra salir a reparar no sé qué placa, aunque en realidad a lo que va es a constatar el descubrimiento de unas bacterias. Las cosas se van a complicar, pues de produce un accidente mortal, o tal vez no, el caso que algo afecta a los astronautas, que empiezan a convertirse en zombies. Este film de Ruairi Robinson apuntaba maneras, parecía la típica cinta modesta que crea tensión más allá de la Tierra. Al principio pensamos en Alien, pero la comparación le sienta muy mal; pero ni siquiera puesta en valor con las trilladas y actualmente omnipresentes cintas de zombies sale bien parada, pues falta definición a los personajes y un mínimo de coherencia argumental. Es una lástima, pues hay un cierto esfuerzo de producción y un buen reparto, pero se queda en una muy limitada serie B.

4/10
The Killing (serie, 3ª temporada)

2013 | The Killing | Serie TV

Sarah Linden (Mireille Enos; Guerra Mundial Z) ha dejado su puesto como detective y trabaja como vigilante de seguridad. Por su parte, Stephen Holder (Joel Kinnaman) ha ido adquiriendo cada vez más responsabilidades dentro del departamento de policía. Los destinos de ambos se volverán a cruzar tras descubrir una serie de horribles asesinatos, que parecen estar conectados con un caso que llegó a obsesionar a Linden hace varios años. La agente tendrá que rememorar episodios traumáticos de su vida que creía haber dejado atrás.

Condenados (Devil's Knot)

2013 | Devil's Knot

Película basada en dramáticos hechos reales, que han dado pie a abundante bibliografía más varios documentales como West of Memphis, producido por Peter Jackson. El 5 de mayo de 1993 tres niños de ocho años de West Memphis, Arkansas, no volvieron a sus casas. Tras la denuncia de su desaparición, sus cadáveres lacerados aparecieron en una zona pantanosa. La policía, que inicialmente no se mostró diligente, sufrió indudables presiones políticas y mediáticas para dar con los culpables. Acabaron deteniendo a tres adolescentes, uno de los cuales confesó su culpabilidad, aunque luego se retractó y el valor de su testimonio se puso en entredicho, por ser retrasado mental. De todos modos en el imaginario colectivo caló la idea de que los crímenes estaban ligados a cultos satánicos, y el interés de uno de los acusados por estas prácticas encajaba en el perfil de culpable que “el pueblo” necesitaba. El film utiliza como hilo conductor al detective Ron Lax, que ayuda a los abogados de los acusados a reunir pruebas que al menos les libren de la pena capital. Atom Egoyan vuelve a recrear la atmósfera de una comunidad herida por el dolor que provoca la muerte de niños inocentes, tema que abordó con maestría en El dulce porvenir. Aunque aquí domina más la parte de intriga y drama judicial. Cuenta con un sólido guión de Scott Derrickson y Paul Harris Boardman -el canadiense de origen armenio sigue sin filmar guiones propios-, y aunque no muy novedosamente, recrea bien el día fatídico de los crímenes, y las actuaciones policiales y judiciales posteriores. De modo que se siembran con talento dudas sobre lo que ocurrió, para subrayar en la intensa escena final que cierra la película, compartida por Colin Firth y Reese Witherspoon, que al menos tenemos datos para saber qué papel jugaron en los hechos los llamados “Tres de Memphis”. Junto al conflicto dramático crucial –los padres a los que se les arrebatan los hijos–, se suman otros –el porvenir de los acusados–, y la crítica al sistema policial y judicial en lo relativo a la investigación y al manejo de las pruebas. Ideas como caza de brujas, prejuicios, calmar a la opinión pública, acaban pesando más que el deseo estricto de hacer justicia, algo verdaderamente terrible. Después de Mud, resulta una agradable sorpresa ver de nuevo a Witherspoon inmersa en una cinta arriesgada, con otro papel secundario que le permite desplegar su talento interpretativo.

6/10
Ahora me ves...

2013 | Now You See Me

Durante un espectáculo en Las Vegas, un grupo de magos denominado Los cuatro jinetes teletransporta desde el escenario a un tipo elegido al azar entre el público a su banco en Francia para robar una gran cantidad de dinero que reparten entre los espectadores. Investiga el asunto el agente del FBI Dylan Hobbs, que cuenta con la ayuda de Alma Vargas, una detective de la Interpol. Descubren que entre los asistentes al show se encontraba Thaddeus Bradley, un delatador de magos, que sospecha los trucos usados por el cuarteto para llevar a cabo el golpe. Thriller que parte de un guión de Boaz Yakin (director y libretista de Fresh, El precio de la libertad), Ed Solomon (guionista de Men in Black) y el debutante Edward Ricourt, que parecen aplicar al cine las reglas de un buen espectáculo de magia. Primero captan la atención del público con un prometedor punto de partida, y posteriormente se sacan continuos conejos de la chistera para sorprender una y otra vez. Exigen suspender la credulidad en algunos puntos, como la extrema habilidad para el hipnotismo de uno de los personajes, y sus numerosos giros pueden acabar agotando, pero el espectador que se deje llevar pasará un rato ameno. Cuenta además con un elenco muy bien escogido, en el que destacan Jesse Eisenberg, Isla Fisher, Woody Harrelson y un inmenso Mark Ruffalo que le da mucha gracia a su personaje, el policía. Recupera a José Garcia (Utopía), un tanto desaparecido últimamente en un papel muy secundario, y reúne a Morgan Freeman y Michael Caine, tras la saga de El caballero oscuro, que le dan lustre a la función. Con el trabajo de todos se puede pasar por alto la extrema ligereza de la cinta, y que la realización de Louis Leterrier (Transporter 2, El increíble Hulk) no pase de correcta.

6/10
Jake Squared

2013 | Jake Squared

A Very Harold & Kumar 3D Christmas

2011 | A Very Harold & Kumar 3D Christmas

Winnie

2011 | Winnie

Nuestra canción de amor

2011 | My Own Love Song

Jane, una antigua cantante, vive amargada en su silla de ruedas, que se ve obligada a utilizar tras el accidente que la dejó paralítica. Su mejor amigo es Joey, un negro grandote y desequilibrado, con una mente infantil, que dice escuchar voces de ángeles que le hablan. Esta extraña pareja emprenderá un viaje a Memphis. El propósito declarado de él es conocer a un conocido autor de libros sobre ángeles, pero le empuja aún más el hallazgo de una carta no abierta dirigida a Jane, en que le escribe su hijo de diez años, invitándole a su primera comunión; sin que ella lo sepa, desea que asista a este acontecimiento que afecta a un hijo del que nunca le ha dicho una palabra. El francés Olivier Dahan, responsable de La vida en rosa, escribe y dirige su primer film en inglés, rodado en Estados Unidos. Se trata de una historia sureña de trabajados personajes –con unos actores sobresalientes, donde merecen especial mención Renée Zellweger y Forest Whitaker–, muy humana, que enseguida adquiere formato de “road-movie”. De modo que seguimos a Jane y Joey, y somos testigos de sus vicisitudes: la avería de su coche, el tipo que les engaña, la amistad con una mujer a la que el marido ha dejado, el viejo cantante con el que comparten historias del folklore local sobre el intérprete de blues que vendió su alma al diablo… Dahan logra crear la deseada atmósfera entrañable, a la que ayuda la partitura musical con canciones de Bob Dylan, y donde se arranca a cantar la mismísima Renée Zellweger en uno de los motivos más emotivos de la cinta. Y dosifica la información acerca de los protagonistas. Da idea de su pericia la escena con que arranca el film, en que un tipo trata de ligar en un bar con Jane, verdaderamente perfecta. El cineasta logra un medido equilibro de sonrisas y lágrimas en un film sobre la amistad, que también trata las desgracias que acontecen en la vida, y que hay que saber encajar para seguir adelante.

7/10
Detrás de las paredes

2011 | Dream House

Octavo trabajo del realizador irlandés Jim Sheridan, que desde Get Rich or Die Tryin', de 2005, seguida de la versión americana de Brothers (Hermanos), se empeña en sacar adelante producciones de Hollywood, con guiones ajenos, que no tienen la repercusión de sus anteriores filmes, de producción irlandesa, escritos por él (Mi pie izquierdo, En el nombre del padre, En América). Vuelve a ponerse al servicio de la gran industria estadounidense con Detrás de las paredes, un thriller con libreto de David Loucka (Obsesionada), y que supone la primera incursión del cineasta en el thriller, muy cerca del cine de terror. Will Atenton deja su trabajo en Nueva York para irse a vivir con Libby, su mujer, y sus dos pequeñas a la casa idílica que ha comprado en una pequeña localidad de Nueva Inglaterra. Allí Atenton busca tranquilidad para escribir un libro que se convierta en un gran éxito. Todo va bien hasta que se entera de que en la casa que ha adquirido murieron brutalmente asesinadas una mujer y sus dos hijas. El marido sobrevivió, aunque se volvió loco, y pese a que nunca se demostró su culpabilidad, los vecinos creen que fue el asesino. Pronto, ocurren sucesos más o menos inexplicables, como la sorpresa que se lleva la vecina, Ann Paterson, divorciada y madre de una niña, cuando Will se presenta, y el descubrimiento de un tipo que vigila la casa en la oscuridad de la noche... Antes del estreno del film, se hizo público el hecho de que Sheridan, insatisfecho con el montaje final, impuesto por los productores, recurrió al Sindicato de Directores para que retiraran su nombre de los títulos de crédito. No se pudo atender su petición, porque la cursó tarde. Es difícil atisbar qué pretendía contar el normalmente más profundo Sheridan con esta intrascendente cinta, aunque se aprecian elementos comunes a sus películas más interesantes, como la importancia de la figura paterna, o el hecho de que los protagonistas tengan dos hijas pequeñas, como en el caso de En América. Tal y como ha quedado la cinta resulta bastante ligera y convencional. A pesar de todo funciona, por el altísimo nivel de los actores, sobre todo Daniel Craig, que no es sólo el 'musculitos' James Bond, sino que da el tipo como padre atormentado y desconcertado. Le secundan dos brillantes actrices, Naomi Watts y Rachel Weisz, y secundarios de primera (hasta las niñas son resultonas). Además, el veterano Sheridan sabe crear tensión, aprovecha los giros del guión, y en suma entrega un thriller típico, que si fuera de cualquier realizador academicista de Hollywood no decepcionaría.

5/10
Hospital de campaña

2011 | Combat Hospital | Serie TV

La trama gira en torno al durísimo día a día del equipo médico multinacional de un hospital (recreado a partir del Role 3 de la OTAN), situado en el aeropuerto de Kandahar y liderado por Canadá durante la ocupación aliada del país.

3 Backyards

2010 | 3 Backyards

La historia de tres residentes de una ciudad de las afueras, en el curso de un perfecto día de otoño. La película se introduce en las vidas de sus personajes, al inicio de distintos viajes que acabarán con la frágil normalidad del día. Un hombre de negocios, Elias Koteas, con problemas matrimoniales se “pierde” en un viaje de trabajo sin ni siquiera salir de la ciudad. Una niña, Rachel Resheff, le roba a su madre algunas joyas por la mañana y por la tarde se ve envuelta en una red de peligrosas implicaciones con adultos. Una feliz ama de casa, Falco, le ofrece al famoso del vecindario, Embeth Davidtz,  llevarle en su coche y el viaje les llevará a territorios desconocidos. Al final del día, el familiar paisaje de la ciudad se ha disuelto en una atmosfera de ensueño donde se crean, se pierden y se reclaman identidades.

El demonio bajo la piel

2010 | The Killer Inside Me

Lou es el típico paleto de Texas con pinta de buena persona, ayudante del sheriff de un pueblo perdido en el que nunca pasa nada. Un día su jefe le encomienda que visite a una joven prostituta, para invitarla a dejar la ciudad. Pero a Lou le salta una extraña ‘clavija’ de su sique, y tras azotarla, se deja enredar sexualmente por ella, y la empieza a frecuentar al tiempo que mantiene una relación con otra mujer. Cuando un líder sindical le cuenta que un constructor de la zona estuvo implicado en la muerte supuestamente accidental de su hermanastro, empieza a trazar una venganza verdaderamente retorcida, por no decir diabólica. El director de El velo pintado y Stone, John Curran, firma el guión de esta adaptación de una novela de Jim Thompson, cuyos argumentos han dado pie a sólidas –y en algún caso malsanas– muestras de cine negro, como son Atraco perfecto, La huida y Los timadores. Y dirige un director inesperado en este género, el muy versátil Michael Winterbottom. La película que nos ocupa podría definirse como cine negro al baño freudiano con psicópata en primer plano. Winterbottom saba dar a la narración, con la omnipresente voz en off del protagonista, un ritmo de existencialismo cansado y cínico, un poco a lo Chinatown; aunque la forma de abordar el trauma del protagonista, y lo gráfico que es en pintar el sexo y la violencia, acaban restándole fuerza. Tampoco es muy afortunado el risible y algo operístico desenlace, a todas luces excesivo, aunque sirva para subrayar los rasgos algo satánicos de Lou. En el capítulo interpretativo de El demonio bajo la piel se confirma lo buen actor que es Casey Affleck, cuya gélida interpretación hiela el alma; está bien respaldado por Ned Beatty, Elias Koteas, Jessica Alba y Kate Hudson.

5/10
Déjame entrar (Let Me In)

2010 | Let Me In

Con frecuencia Hollywood tiende a “americanizar” historias que anteriormente ya han sido llevadas al cine en sus países de origen. Lo extranjero no se vende bien allí, por lo que no importa demasiado que la calidad del film original sea alta; el problema debe de ser que los subtítulos no atraen al público estadonidense o simplemente es que necesitan mirarse el ombligo. Algo así ocurrió por ejemplo con Infiltrados, remake del excelente film hongkonés Juego sucio (2002); Sin reservas, idem de la película danesa Deliciosa Martha o el Funny Games, de Haneke, rodado anteriormente por él en 1997. El caso que nos ocupa supone el regreso a las pantallas de la mítica productora Hammer y responde igualmente a un remake, el de la película sueca Déjame entrar, adaptación de una exitosa novela de John Ajvide Lindqvist. Owen es un niño de doce años cuyos padres están en proceso de divorcio. Owen es solitario y retraído, que sufre además el continuo acoso escolar de sus compañeros de escuela. Una noche conoce a Abby, una niña que se ha mudado con su padre al piso contiguo de su bloque de pisos. Entre ambos va surgiendo poco a poco la amistad, algo parecido a un amor incipiente. Pero Owen no sabe que Abby es en realidad un vampiro. El film es prácticamente un calco de su homónimo sueco. Hay algunas breves diferencias, como el cambio de nombres, la acentuación en la soledad y carencia de afecto de Owen (plasmada en su faceta de 'voyeur'), la sutil puya a la vida religiosa de la madre o ciertas imágenes desagradables algo más explícitas. Dirige la mano diestra de Matt Reeves, responsable de Monstruoso, y se nota que sabe crear tensión y lograr la atmósfera desasosegante que requiere la historia, con la dosis justa de violencia. Eso sí, el tipo copia tal cual la puesta en escena original, por lo que tampoco se ha estrujado demasiado el cerebro. Quizá donde más enteros gane la pelicula es en el apartado interpretativo: los niños Kodi Smit-McPhee y Chloe Moretz están especialmente expresivos y compenetrados, mientras que los adultos Richard Jenkins y Elias Koteas convencen con gran profesionalidad.

6/10
Shutter Island

2009 | Shutter Island

Verano de 1954. Teddy y Chuck, agentes del FBI, acuden a Shutter Island, una apartada isla de la bahía de Boston, donde tiene su sede Ashecliffe, un centro psiquiátrico para criminales peligrosos. La paciente-prisionera Rachel se ha fugado del modo más misterioso, y a pesar de que los guardias han rastreado hasta el último rincón de la isla, no han dado con ella. En realidad la presencia de Teddy en la isla no es casual: él mismo, veterano de la Segunda Guerra Mundial, solicitó que le asignaran el caso, pues sospecha que en ese particular manicomio se realizan experimentos comparables a los perpetrados por los criminales nazis. Inteligente adaptación de la novela de Dennis Lehane a cargo de Martin Scorsese, que maneja un buen guión de Laeta Kalogridis. El título de la filmografía de Marty que más se parece al que nos ocupa tal vez sea El cabo del miedo, pero por fortuna Shutter Island es muy superior. El director italoamericano sabe crear desde el primer momento un ambiente opresivo muy adecuado, a lo que ayudan mucho esos cielos encapotados que anuncian tormenta y los sonidos de la partitura musical. De modo que se desarrollan bien, dentro de una atmósfera gótica con elementos de terror y cine negro, las dudas de dónde radican los límites de locura y cordura que proporcionan nuestros traumas y construcciones mentales, del alcance que puede tener una conspiración de proporciones colosales, del tratamiento que necesita una mente enferma. Hay sorpresas narrativas que no es cuestión de desvelar, preparadas sin trampa ni cartón, y los personajes son sólidos, no hay villanos de opereta ni héroes sin fisuras. Aunque puedan venir a la cabeza enseguida títulos inolvidables de manicomios, como Alguien voló sobre el nido del cuco, el cinéfilo Scorsese menciona otras referencias clásicas que le han guiado en su notable film: El gabinete del doctor Caligari, Laura, Retorno al pasado, El proceso... Sin duda que son influencias que están ahí, aunque también se podrían mencionar títulos de Alfred Hitchcock como Recuerda y De entre los muertos (Vértigo). Se trata de la cuarta ocasión en que trabajan juntos Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio. Este último sigue confirmando su estatura interpretativa, su personaje se mueve en un delgadísimo filo de navaja con enorme soltura, su composición está muy matizada. Le apoya un notable reparto, de esos que obligan a quitarse el sombrero.

8/10
Defendor

2009 | Defendor

Arthur Poppington relata a una psiquiatra sus vivencias como Defendor, un superhéroe enmascarado de andar por casa. Ella debe evaluar la cordura de su paciente, que se ha visto involucrado en hechos criminales que han dado al traste con una operación encubierta de la policía contra un narcotraficante. Nueva vuelta de tuerca al género de superhéroes donde se trata de incidir en la normalidad de los mismos, son personas corrientes, y con taras semejantes al resto de los mortales. Aquí no estaríamos ante un superhéroe propiamente dicho, sino ante alguien un poquito retrasado, que gozó con tebeos siendo niño, y que alimenta un deseo de hacer justicia por el mundo algo ingenuo y torpe, pero que sirve de inspiración a los que les rodean, a los que siempre acecha la tentación del cinismo. Desde la opinión pública, a personas más cercanas como una joven prostituta o la familia de su jefe. El film contiene elementos humorísticos que funcionan gracias al trabajo de Woody Harrelson y al ingenio ocurrente del guionista y director Peter Stebbings –las armas "domésticas" de avispas cabreadas y montones de canicas–, que se combina con el patetismo del protagonista. Aunque el resultado es irregular, la narración se sigue con simpatía, y acompaña bien la estupenda partitura musical paródica de John Rowley.

5/10
Exorcismo en Connecticut

2009 | The Haunting in Connecticut

La carrera de la desaprovechada Virginia Madsen vivió una resurrección cuando interpretó a una de las protagonistas femeninas de Entre copas. Pero luego, su estrella se ha ido volviendo a apagar, hasta el punto de que ahora encabeza el cartel de Exorcismo en Connecticut, una architípica película de terror, terreno conocido por ella, pues tuvo un gran éxito con Candyman, en los 90. El poco experimentado director Peter Cornwell recrea hechos supuestamente reales, que incluso fueron recogidos en el libro ‘In A Dark Place: The Story of a True Haunting’. A Virginia Madsen le ha correspondido interpretar a Sarah Campbell, felizmente casada y abnegada madre de tres hijos, aunque el mayor, Pete, está muy enfermo de cáncer. La familia entera, junto a la prima Wendy –dispuesta a cuidar de los niños– se traslada a un caserón siniestro, cerca del hospital de Connecticut donde Pete recibe tratamiento. Pero resulta que su nueva residencia había sido anteriormente una funeraria, pronto empiezan a ocurrir sucesos inexplicables y Pete tiene visiones relacionadas con un chico que hacía sesiones de espiritismo en el lugar... La familia cuenta con la ayuda del reverendo Popescu, un experto en temas paranormales. Exorcismo en Connecticut es un film demasiado efectista, pues el director no se cansa de incluir sustos para adolescentes que se sobresalten con facilidad, y se recrea en detalles escabrosos. Además, el film no guarda ninguna sorpresa para quienes hayan visto los clásicos del género. Algunas referencias a El exorcista y El resplandor, resultan  ridículas porque el film está muy alejado de la calidad de estos referentes. Pero es un film dinámico, bien llevado, con actores competentes, que cumple su propósito.

4/10
La cuarta fase

2009 | The Fourth Kind

Desde hace bastantes años, los habitantes de un pueblo de Alaska padecen extraños sueños, un búho se introduce en sus casas, lo que les conduce a experimentar horribles visiones, que en parte olvidan, pero que les afectan profundamente. Después de morir su esposo en trágicas circunstancias, la doctora Abigail Tyler, madre de dos niños, decide proseguir las investigaciones de su marido sobre estos hechos. De modo que somete a hipnosis a varios pacientes, con terribles consecuencias. La hipótesis de que han alcanzado una 'cuarta fase', la abducción, en su contacto con extraterrestres, es contemplada con escepticismo por un policía local.Inquietante película, cruce de terror y ciencia ficción, que basa su eficacia en presentar la trama como si fuera una dramatización de hechos reales. De modo que se combinan las representaciones con actores -así, la protagonista Milla Jovovich y el director hablan al comienzo de la cinta, como si todo hubiera ocurrido realmente-, con fragmentos grabados en vídeo de los misteriosos hechos descritos, y entrevistas con los supuestos personajes auténticos. Lo mejor que se puede decir del film, del desconocido director y guionista Olatunde Osunsanmi, es que la mezcla funciona, se consigue el objetivo de ofrecer un 'falso documental' que atrape al espectador, por la curiosa ambigüedad acerca de dónde están las fronteras entre lo auténtico y lo ficticio. Hay pasajes terroríficos, inteligentemente perturbadores, y decisiones creativas acertadas, como la de no presentar en pantalla absolutamente nada que pueda ser descrito como alienígena. Milla Jovovich, de la que con demasiada frecuencia se explota sólo su belleza, compone un buen personaje, especialmente cuando ella misma se somete a hipnosis. Está bien secundada por actores de la talla de Will Patton y Elias Koteas.

6/10
Two Lovers

2008 | Two Lovers

Es muy posible que, más allá de su argumento y calidad, este film sea recordado como el último que dijo que rodaría Joaquin Phoenix, ya que tras su conclusión, en octubre de 2008, el actor anunció que sería su canto del cisne frente a las cámaras. Luego se supo que esa retirada formaba parte de un montaje... Se trata de su tercera colaboración con el director James Gray, con quien antes había rodado La otra cara del crimen y La noche es nuestra, dos películas que, como Two Lovers, reflejan un mundo poco esperanzado, con personajes atormentados que viven crisis de identidad. Leonard padece un estado semi depresivo e inestable, desde que él y su prometida se separaron porque eran incompatibles genéticamente para tener hijos. Es un tipo muy sensible, que disfruta haciendo fotografías artísticas en blanco y negro, pero que, como consecuencia de su desarreglo emocional, ha intentado suicidarse más de una vez. La vida con sus padres dista mucho de ser alegre en su casa de Brooklyn, con la única compañía de algunos amigos judíos de sus padres y el empleo poco halagüeño en el negocio de tintorería familiar. Un día conoce a Sandra, hija de un amigo de su padre. Ambos se atraen y se diría que forman una pareja perfecta. Sin embargo, una tercera variable entra en liza cuando Leonard se enamora de su atractiva vecina Michelle, que está atormentada por su relación con un hombre casado. Película tristona, de argumento poco atractivo y cuya evolución dramática resulta tópica y no acaba de ser muy satisfactoria. Gray ofrece una puesta en escena muy urbana, casera, llena de intención en sus encuadres cerrados en interiores, luz mortecina, y con ambiente exterior apagado, neblinoso. La propia historia y el estado interior del protagonista hacen el resto. Se trata, sobre todo, de un film de actores, de primeros planos. Por eso, quizá, lo único que mantiene el interés del conjunto es el trabajo del espléndido reparto, en donde sobresalen el atormentado Phoenix, sus dos amores Vinessa Shaw y Gwyneth Paltrow, y la veterana Isabella Rossellini en una comedido y efectivo papel de madre.

4/10
El curioso caso de Benjamin Button

2008 | The Curious Case of Benjamin Button

Adaptación de un relato corto de Francis Scott Fitzgerald, es de esos casos en que la película está a la altura del original, si no lo supera ampliamente, aunque sólo sea por la ventaja de su mayor ambición artística, se aumenta el tamaño del lienzo donde se pinta la narración, por así decir. La historia central es la del Benjamin Button, un hombre que nace en la Luisiana cercana a los años de la Primera Guerra Mundial, con un aspecto que espanta a su padre hasta el punto de abandonarlo. En efecto, se diría que Benjamin ha nacido anciano. Y, justamente, es acogido en una residencia de ancianos. A medida que crece, criado por una mujer negra, sus graves enfermedades y los achaques propios de la vejez van desapareciendo. Pronto es evidente que el proceso de madurez de Benjamin corre en dirección contraria a la del resto de los mortales: con el paso de los años rejuvenece. Esta narración, inspirada en el original de Fitzgerald, la enmarcan los guionistas Eric Roth y Robin Swicord dentro de otra historia contemporánea, la de una anciana ingresada en un hospital, también de Luisiana, acompañada por su hija, en un momento en que se acerca el huracán Katrina. A instancias de su madre, la hija le lee unas memorias que recogen las andanzas de Benjamin Button, y a medida que transcurra el metraje sabremos de los lazos que unen a ambas historias. Obviamente, la trama es muy original, pero difícil de trasladar a la pantalla. Y lo increíble es que, tanto el guión de la película –donde los intereses de Roth parecen conectar con los de su libreto de Forrest Gump–, como la puesta en imágenes de David Fincher, logran el milagro de que aceptemos un planteamiento que exige suspender la incredulidad. Ayuda, claro está, el empaque de una producción de Frank Marshall y Kathleen Kennedy, que ya sorprendieron en 2007 apadrinando un título de la calidad de La escafandra y la mariposa. No sólo los efectos de maquillaje son soberbios, sino que el director a cargo del proyecto tiene una gran capacidad visual, da bien los saltos narrativos a los distintos escenarios, y hace un uso perfecto de ideas de guión como la del reloj que marcha hacia atrás, o la del tipo al que gusta contar las siete veces en que fue alcanzado por un rayo. La voz en off funciona y hay un completo acierto en el reparto, con un genial Brad Pitt bien respaldada por actrices como Cate Blanchett y Tilda Swinton. El discurrir de toda una vida se convierte en una maravillosa parábola sobre el sentido de la la existencia, una reflexión sobre el paso del tiempo y las cosas a las que merece la pena dedicarlo. Abundan las peripecias en la narración, se tiene la sensación de ser testigo de cómo se van conformando la experiencia de una vida plena, que necesariamente no es perfecta, pero que ha valido la pena. De algún modo Fincher alcanza la meta que no supo hollar Francis Ford Coppola en Jack y Juventud sin juventud, dos títulos que exploran estos mismos temas. De un modo singular lo logra en la historia romántica, primero con las experiencias iniciáticas que avergüenzan y sin futuro –la “primera vez” en un prostíbulo, el primer enamoramiento, de una mujer casada...–, para dar paso, sí, al encuentro con el amor verdadero, que si ya es complicado mantener en circunstancias normales, aquí resulta más frágil y elusivo, exige incluso una mayor responsabilidad. La idea de cambiar el paso ordinario en la evolución de una relación conyugal sirve para subrayar los pilares sobre los que se sustenta, ese amor que debe ser cultivado, esa prole que es un tesoro increíble, el espíritu de sacrificio, tantas pequeñas cosas que, si se descuidan, pueden conducir a equívocos y suspicacias. Una mirada más directa a la trascendencia habría redondeado una magnífica película, que en este terreno prefiere mantenerse en un segundo plano, aunque no se eluda el tema en la naturalidad con que los personajes rezan.

9/10
Vengo con la lluvia

2008 | I Come with the Rain

El vietnamita Tran Anh Hung (Pleno verano) se pasa al thriller, aunque con su estilo espeso, al seguir lo pasos de un antiguo policía convertido en detective privado, que debe dar en Hong Kong con el paradero del hijo de un rico empresario farmacéutico, desaparecido sin dejar rastro. Coproducción de hasta cinco países, incluido España, precisamente la fotografía, bella, se debe al hispano Juan Ruiz Anchía.

4/10
Zodiac

2007 | Zodiac

Película basada en hechos reales acontecidos en torno a San Francisco a partir de los años 60, cuando un asesino en serie que se hacía llamar Zodiac aterrorizó a la población con sus espeluznantes crímenes, que acompañaba de acertijos que hacía llegar a diarios como The San Francisco Chronicle. El guión de James Vanderbilt  se basa en los libros de investigación escritos por Robert Graysmith, caricaturista e ilustrador del Chronicle, que a pesar de que el caso no le incumbía periodísticamente hablando, se sumergió en él desde su inicio hasta extremos que rayaban lo obsesivo. La trama nos pinta uno de esos casos que parece de resolución imposible, y que permanece abierto a lo largo de varias décadas. El rigor de la narración, de un sabor muy clásico, emparenta el film con otros clásicos del periodismo de investigación como Todos los hombres del presidente. Tenemos ante nosotros múltiples personajes, encuadrables en las categorías de víctimas, sospechosos, periodistas, policías y familiares. Y gran parte del mérito de Vanderbilt y del director, David Fincher, es dar cohesión al conjunto, no permitir que esa variedad de personajes y escenarios, más el paso del tiempo, conduzcan a una trama deshilachada. Hay emoción y genuino suspense, cuando el film se mueve en las fronteras del cine de terror, en los momentos en que el asesino actúa; hay inteligencia en mostrarlo como una figura fantasmal, y están bien las dudas que surgen en algún caso acerca de si determinado perturbado era o no el asesino buscado. Fincher parece haberse aficionado a cierto tipo de filmes sobre las pautas del comportamiento humano, que parece seguir unas determinadas "reglas de juego". La palabra "juego" está incluso en uno de los títulos de su filmografía, The Game, pero también forma parte conceptual de Seven, El club de la lucha y La habitación del pánico. Aquí esta idea está muy presente a la hora de tratar de determinar el patrón de acción que sigue el asesino; pero también al hablar de los problemas de jurisdicción de la policía y sus posibles piques; o de la importancia que pueden tener los medios de comunicación, incluida la televisión, a la hora de dar cancha a un desequilibrado y de alarmar a la población. También se describen con mucha inteligencia los comportamientos obsesivos y el sentimiento de frustración a que puede dar lugar el deseo a toda costa de solucionar el caso, muy presentes en el reportero de Robert Downey Jr., en el policía de Mark Ruffalo, y en el caricaturista de Jake Gyllenhaal, que pueden derivar en adicciones indeseables o en problemas en la vida familiar. Los actores citados sobresalen dentro de un magnífico y bien seleccionado reparto.

8/10
Shooter: el tirador

2007 | Shooter

Adaptación de la novela “Point of Impact”, best-seller con el que ganó el Pulitzer el escritor Stephen Hunter, también crítico de cine del diario Washington Post. Desde que empezó a escribir el libro, Hunter ya pensaba en su posible versión fílmica, que sin embargo ha tardado en llegar, pues no acababan de convencerle las diversas ofertas que le iban llegando. El film está concebido como vehículo para el lucimiento de Mark Wahlberg, más o menos creíble en el papel de Bob Lee Swager, antiguo francotirador de élite de los marines, que dejó el cuerpo tras perder a su habitual compañero y amigo en una misión. Unos agentes del gobierno apelan a su patriotismo para convencerle de que acepte un nuevo encargo: estudiar los lugares desde los que podrían disparar contra el presidente de los Estados Unidos, durante una visita oficial. En realidad, es una trampa para que parezca que es el propio Swager el que intenta atentar contra el máximo mandatario. Perseguido por las fuerzas de la ley, Swager debe demostrar su inocencia, con la única ayuda de ayuda de Sarah, la viuda de su amigo. En Training Day (Día de entrenamiento), Antoine Fuqua convertía en un thriller interesante un material que en manos de otro director habría dado lugar a una película muy convencional. Su nueva película recupera el tema central, la corrupción de servidores públicos, que en teoría deberían velar por los intereses de los ciudadanos. Sin embargo, Fuqua apenas indaga en este asunto, y se centra en la acción, como ocurría en El rey Arturo, una de sus películas más ligeras y decepcionantes. Desde luego, el punto de partida no es muy original, pero al menos Fuqua se muestra como un realizador solvente en el terreno de los tiroteos, logrando las deseadas dosis de espectacularidad. El tono violento recuerda a las películas de Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger de los 80.

5/10
Juego de honor

2005 | The Greatest Game Ever Played

La historia real de Francis Quimete, un joven golfista aficionado y de baja extracción social que, con el apoyo de sus padres, consiguió dar la campanada en el Abierto de Estados Unidos de 1913. Su particular duelo con el campeón británico Harry Vardon, también de condición humilde, durante tres días, fue épico. El actor Bill Paxton demuestra habilidad en la dirección con esta típica historia de superación, que logra hacer lo que parecía imposible: que un enfrentamiento en el campo de golf, donde los contendientes son buenas personas, resulte emocionante. Ayudan, y muchos, los buenos efectos visuales, que nos permiten seguir la trayectoria de la bola de un modo nunca visto hasta la fecha. Los pocos conocidos Shia Labeouf y Stephen Dillane encarnan bien a los dos rivales. El film se suma al subgénero del subgénero deportivo que serían las películas de golf, hasta la fecha representadas por La leyenda de Bagger Vance y Bobby Jones: la carrera de un genio.

5/10
Ararat

2002 | Ararat

Raffi, un joven de origen armenio, es retenido en la aduana de entrada a Canadá por un funcionario que detecta algo extraño en las latas de película y vídeos digitales que lleva consigo, y que asegura que son material adicional para un film. Comienza un interrogatorio en el que poco a poco conocemos los dramas personales de ambos. El egipcio de origen armenio Atom Egoyan relata con maestría una historia que le toca muy de cerca.

8/10
S1m0ne

2002 | S1m0ne

Viktor Taransky. Un director de cine con ínfulas de autor. En su día fue candidato al Oscar, pero el pobre en la actualidad hace lo que puede, que no es mucho. Va dando tumbos sin que su ex mujer, presidente de un gran estudio cinematográfico, le conceda muchas oportunidades. Hasta que un día aparece en su vida un informático al que parecen faltarle un par de tornillos. El tipo, antes de morir, confía a Taransky un sofisticado programa de software gracias al cual podrá dar vida a Simone, una actriz virtual, que conquista al público y a la crítica. Todo el mundo anda loco por esta hermosa y sensible actriz, pero nadie, excepto Taransky, sabe que la chica se reduce, en realidad, a un puñado de bits. Andrew Niccol repite el tema, brillamente entonado en su sobresaliente guión de El show de Truman, del creador apegado a su criatura, que trata de manejar a su entojo, y que finalmente escapa a su control. Aquí tenemos a un director que, a modo de moderno doctor Frankenstein, dedica toda su obra a una excepcional actriz. Lo que tiene efectos inesperados, pues llega un momento en que el público parecer adorar más a Simone que a su excéntrico y ególatra director; y éste debe “hacer el pino” en un disimulo constante, para que nadie descubra su superchería. Niccol advierte nuevamente de los peligros de una sociedad deshumanizada (tema central en Gattaca), incapaz de distinguir a las personas de sus sucedáneos, y que aplaude una película horrorosa, hecha para destrozar a su actriz (Soy una cerda, genial título para el debut en la dirección de Simone). La crítica social está combinada con un afilado sentido del humor, que da lugar a gags muy hilarantes, e incluso con un giro insospechado en el último tramo de la historia. De este modo, Niccol se pregunta: «¿Qué importa si los famosos son reales o no? De todas formas, nuestra cultura de la fama es incapaz de percibir la diferencia. Nuestra capacidad para fabricar fraudes es superior a nuestra capacidad para detectarlos.» En el reparto destaca Al Pacino como el director que vive sólo para sí mismo, y Catherine Keener como su antigua mujer.

6/10
Daño colateral

2002 | Collateral Damage

Los sucesos del 11 de septiembre obligaron a retrasar el estreno de este film de Andrew Davis (El fugitivo), donde la esposa y el hijo de un bombero mueren en una acción terrorista. Se supone que El Lobo, un guerrilero colombiano, es el responsable del atentado y sus “daños colaterales”. Así que para allá va Arnold Schwarzenegger en busca de venganza. Para incondicionales de las películas de acción al más clásico estilo hollywoodiense.

4/10
Sonrisa peligrosa

2001 | Novocaine

La inspiración nace de los sitios más insospechados. Para encontrarla, el debutante David Atkins (guionista de El sueño de Arizona) se pasó un mes acudiendo a diario a la consulta de su padre, un prestigioso dentista. Así nació esta mezcla de thriller y comedia, sobre un odontólogo, a punto de casarse, que descubre que su nueva paciente, una atractiva joven, le roba algunos fármacos. Al mismo tiempo, la policía empieza a sospechar que se dedica al tráfico de drogas. El protagonista, Steve Martin, curiosamente, ya había interpretado a un dentista en La pequeña tienda de los horrores. Aquí está muy bien acompañado por Laura Dern, su novia y ayudante en la consulta, y por Helena Bonham Carter, la paciente adicta a las drogas. Atkins utiliza un efecto de rayos X de un modo, cuando menos, curioso.

4/10
Historia de vida

2001 | Shot in the Heart

Año 1977, Utah. El preso Gary Gilmore ha sido condenado a la pena capital por asesinar a dos hombres y es el primer reo que será ejecutado tras la restauración de la máxima pena en ese Estado. Su hermano acudirá a verle e intentará parar el proceso, pero entretanto se irá enterando del truculento y oculto pasado familiar. La prestigiosa directora polaca Agnieszka Holland, responsable de El jardín secreto y Copying Beethoven, entrega un thriller interesante, apoyado en una sólido reparto, encabezado por Giovanni Ribisi (Salvar al soldado Ryan). De todas maneras, la historia es triste y tiene un acusado aire televisivo.

5/10
Poseídos

2000 | Lost Souls

Maya es muy sensible a las asechanzas del diablo. No en vano estuvo poseída por él siendo niña, y sólo un exorcismo la libró de sus garras. Ya adulta dedica sus energías a combatir a Satán, ayudando al padre Lareaux. Una serie de pistas la convencen de que el Anticristo viene ya a la Tierra, y que quiere usar el cuerpo del escéptico escritor Peter Kelson. ¿Logrará salvar su alma del peor de los enemigos? Janusz Kaminski, director de fotografía de La lista de Schindler de Steven Spielberg, debuta en la realización con este film sobrenatural. Explica que el proyecto le sedujo porque “explica la naturaleza de la fe y la crisis espiritual de nuestra sociedad, y a la vez proporciona muchos momentos excitantes”. Tantos que Winona Ryder aceptó ser la protagonista, pues, asegura, “trata de un mundo del que no sabía absolutamente nada”.

4/10
Las flores de Harrison

2000 | Harrison's Flowers

Particular odisea de una mujer estadounidense que se adentra en medio del polvorín del conflicto yugoslavo en busca de su marido, un fotógrafo que ha sido dado por muerto. 1991. Harrison es un reportero de guerra de la revista Newsweek. Su buen hacer le ha valido la fama, pero él está cansado de presenciar tantas muertes y desea retirarse, estar más con su familia y dedicarse a su verdadera pasión: el cuidado de las flores. Antes de su retiro deberá viajar a Yugoslavia para cubrir “los inicios de un conflicto menor”. Harrison promete a su mujer que estará de vuelta para el cumpleaños de su hijo, pero llega la fecha y no regresa. Al poco tiempo es dado por muerto. Sin embargo, su mujer, Sarah, no lo tiene nada claro, y decide viajar a los Balcanes para traérselo de vuelta. Su objetivo es llegar a Osijek, el pueblo donde Harrison desapareció. Chouraqui divide la película en dos partes bien diferenciadas, una de ellas ambientada en América, donde muestra la vida familiar del matrimonio, la relación de Harrison con sus colegas y la posterior incertidumbre de su desaparición. Cuando parece estancarse la narración, ésta da un giro inesperado y nos muestra la escalofriante odisea de un grupo de reporteros en plena guerra civil. Elie Chouraqui no tiene compasión a la hora de mostrar escenas de brutal violencia, con una fascinante puesta en escena que alcanza cotas de gran realismo y es capaz de helar la sangre al espectador (aviso: el asesinato de los niños en Vukovar no es apto para pieles sensibles). A todo este atroz conjunto ayuda la soberbia interpretación de Andie MacDowell, quizá en el mejor papel de su carrera. Las flores de Harrison obtuvo la Concha a la Mejor Fotografía en el Festival de San Sebastián y fue galardonada con el Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC).

6/10
Dancing at the Blue Iguana

2000 | Dancing at the Blue Iguana

El Blue Iguana es un club de striptease de Los Ángeles. Regentado por Eddie y Bobby, ahí trabajan por la noche Angel (Daryl Hannah), Stormy (Sheila Kelley), Jasmine (Sandra Oh), Jo (Jennifer Tilly) y Jessie (Charlotte Ayanna), una jovencita que ha sido la última en llegar. Noche tras noche harán sus numeritos eróticos para el público del local, pero todas anhelan otra vida distinta. Fallido drama del director británico nacido en India Michael Radford, quien se aventuraba en un tema espinoso, difícil de mostrar y tratar en pantalla, poco después de su exitosa El cartero (y Pablo Neruda). La película incide en la angustiosa y triste soledad que embarga a las protagonistas, todas con deseos de cambiar pero atrapadas en una vida enfangada en las bajezas humanas. El director no elude la reiteración de numeritos eróticos de barra, alternados con las historias de amor, desamor, dolor y frustración de las protagonistas, seres humanos desvalidos que demandan amor, bien interpretadas por un impresionante reparto.

4/10
De ahora en adelante

1998 | Living Out Loud

Judith está desolada. Su marido, prestigioso médico, la ha dejado por una mujer más joven. Sola, tiene una gran nostalgia del amor. El encuentro con un tipo es más una fantasía que otra cosa, pero le sirve para iniciar una singular amistad con el conserje y ascensorista de su lujosa vivienda en la Quinta Avenida neoyorquina. Agradable película romántica, con historia de amor ¿imposible? entre Holly Hunter y Danny DeVito. Supone el debut en la dirección de Richard LaGravenese, guionista de tramas amorosas como Los puentes de Madison o El hombre que susurraba a los caballos.

5/10
Fallen

1998 | Fallen

John Hobbes investiga la pista de un criminal cuya identidad desconoce. En realidad, el asesino es Edgar Reese, un ente poderoso con la capacidad de cambiar de forma y aspecto en cuestión de segundos, con solo tocar a otro ser humano. El caso se complica porque cualquiera puede ser el criminal y Hobbes comienza a indagar en este suceso, llegando a la conclusión de que todo se debe a Azazel, un ángel caído con una maldición en la Tierra. Thriller con tintes fantásticos y terroríficos protagonizado por el oscarizado Denzel Washington (Philadelphia, Training Day (Día de entrenamiento)). La historia está bien llevada y contiene buenas dosis de suspense y acción, además de un elenco de altura donde destacan John Goodman (Melodía de seducción) o Donald Sutherland (Space Cowboys), entre otros.

6/10
Verano de corrupción

1998 | Apt Pupil

Todd, un espabilado adolescente, reconoce en Kurt, un anciano vecino, a un antiguo criminal de guerra nazi. Fascinado por el horror del holocausto, chantajea al viejo de modo original: no le denunciará si consiente en abrir, sólo para él, su horrible pasado. Bryan Singer (que dirigió la magnífica Sospechosos habituales) traslada a la pantalla una novela inquietante de Stephen King, en la que planea una atmósfera oscura y con morbo. El juego que se establece entre los dos protagonistas (uno presiona al otro, hasta que se intercambian los papeles) tiene fuerza y propicia la intensa secuencia en que Todd obliga a Kurt a ponerse su antiguo uniforme de la SS. Sin entrar en juicios de valor, el film muestra cómo el mal, la sensación de poder, el dominio de los fuertes sobre los débiles, (la filosofía de Nietszche, en suma) ejercen un fuerte atractivo capaz de corromper lo mejor. En efecto, tanto el chico como el anciano (magníficos Brad Renfro y Ian McKellen) son inteligentes y capaces, pero no buenas personas.

5/10
Gattaca

1997 | Gattaca

En los tiempos de Gattaca la genética se ha adueñado del mundo. Ahora los niños nacen tal y como sus padres los quieren: son niños a la carta. Sólo los hombres genéticamente perfectos tienen la oportunidad de conseguir los trabajos más prestigiosos. Vincent es un joven que no tiene esa suerte ya que él fue concebido de modo natural y no es perfecto. Pero eso no supondrá un problema para sus objetivos. Está dispuesto a hacer todo aquello que sea posible para poder formar parte de Gattaca y llevar a cabo su sueño: ser piloto espacial. Con unas grandes interpretaciones, entre las que destaca la de Jude Law, esta película ofrece una profunda reflexion acerca del futuro de las tecnologías y del peligro de apartarse de la naturaleza y de dar más importancia a las cualidades que a las personas. La ambientanción es tan fría como perfecta para mostrar en qué se ha convertido la tierra. Cine del bueno, con guión y dirección de Andrew Niccol, responsable también del libreto de El show de Truman.

7/10
Crash (1996)

1996 | Crash

James y Catherine son un matrimonio acostumbrado a experimentar nuevas sensaciones en su vida íntima y amorosa. Un día, James choca con su automóvil con el de una mujer llamada Helen y ambos sienten una irresistible atracción sexual. Esto no será más que el comienzo de una tortuosa y salvaje relación que implicará también a Catherine, a otro individuo de nombre Vaughan, al cual le gusta coleccionar noticias y fotos de relevantes accidentes de coche, y a una extraña mujer que tras un accidente debe cargar con una ortopedia enganchada a la pierna. David Cronenberg, director de La mosca (1986) o El almuerzo desnudo, lleva la batuta, como nadie podría hacerlo, en esta historia enfermiza sobre cuatro personajes cruzados que se ven arrastrados por sus más bajas pasiones, siendo ésta la única fuerza que mueve sus vidas. Alabada por algunos y odiada por otros, lo cierto es que la cinta recoge una buena sucesión de escenas eróticas y sexuales cargadas de intenciones perversas, morbosas y escandalosamente retorcidas. Entre los actores destacan el rarito James Spader, así como una enigmática Holly Hunter, una sensual Deborah Kara Unger y la siempre turbia Rosanna Arquette. La película estuvo nominada ala Palma de Oro y fue galardonado con el premio especial del jurado de Cannes en el año 1996, además de recibir otros galardones.

4/10
Ángeles y demonios (1995)

1995 | The Prophecy

Thomas es un seminarista que decide abandonar la Iglesia en el mismo altar en el que iva a ser consagrado sacerdote. Años más tarde lo vemos transformado en detective del departamento de homicidios. Durante la investigacion de un caso, al practicarsele la autopsia a la víctima se descubre un hecho inquietante, la no pertencia de la misma a la naturaleza humana. Una serie de pistas conducen a Thomas a Gabriel (Christopher Walken) y Simon (Eric Stoltz) que encarnan dos fuerzas sobrenaturales venidas del más allá Gregory Widen dirige esta película que mezcla hábilmente los generos policíacos y de terror, pero que parece especialmente reservada a los incondicionales del género y del siempre inquietante Christopher Walken.

5/10
Freda y Camilla

1994 | Camilla

La joven Freda pasa unas vacaciones con su marido en la playa de Peabo Island: el objetivo es limar unas incipientes fricciones matrimoniales. Debido a su afición a la música ‘country’, Freda traba amistad con Camilla, una anciana violinista cuyo hijo trata como si fuera una niña. Las dos juntas emprenderán una particular aventura. Deepa Metha esfuerza en imprimir un tono amable a su historia de relaciones humanas. De algún modo ha pretendido recoger el testigo de otra película en que participaba Jessica Tandy: la estupenda Tomates verdes fritos. El resultado no es el apetecido. El guión, estructurado como un viaje iniciático en el que las dos protagonistas se reencontrarán a sí mismas, es irregular. Falla en algo básico: fundamentar los lazos que estrechan la amistad entre las dos mujeres. Tampoco es muy convincente el amor de juventud recuperado por Camilla o el personaje interpretado por Graham Greene (II), metido, casi, de clavo. Se trata del clásico film en que se salvan algunos aciertos parciales y las buenas intenciones. Fue el último trabajo de Tandy para el cine.

4/10
Exótica

1994 | Exotica

Un inspector de impuestos solitario acude todas las noches a un club llamado Exótica, donde contempla la actuación de una joven bailarina. Con ella sustituye el vacío que ha dejado la trágica desaparición de su familia. El canadiense Atom Egoyan, autor de la imprescindible obra maestra El dulce porvenir, desarrolla en Exótica una compleja intriga psicológica en torno a un grupo de personajes obsesionados con el sexo. La puesta en escena es brillante, lo que consigue hacer interesante una historia muy sórdida protagonizada por complejos personajes. El realizador consigue resolver el desarrollo de forma inteligente.

2/10
Cyborg 2 (La sombra de cristal)

1993 | Cyborg 2: Glass Shadow

En unos laboratorios sofisticados, la Planta Robótica Pinwheel, se crean unas extrañas criaturas, casi humanas. Durante una exhibición en una sala tiendrá lugar una explosión. La segunda pelicula en la filmografía de Angelina Jolie fue esta producción de acción y ciencia ficción que no resulta demasiado atractiva. Sí cuenta al menos con un reparto eficiente.

3/10
El liquidador

1991 | The Adjuster

Noah es un liquidador de seguros de accidentes casado con Hera, la cual se dedica a censurar películas eróticas. Noah, además, proporciona a sus clientes una casa donde vivir, apoyo moral, e incluso favores sexuales. Un día, el matrimonio conoce a Buba, un individuo interesado en rodar una película en su casa. Extraña película dirigida por el armenio, nacido en Egipto y afincado en Canadá, Atom Egoyan (Exótica), sobre unos individuos raros que se dejan llevar por sus instintos. Una atmósfera irreal y oscura, junto a un guión algo inverosímil y unos personajes que parecen deambular por la historia, serán elementos que no convencerán a muchos. Aun así Egoyan deja su sello de identidad y un estilo que dará que hablar en filmes posteriores.

5/10
37 horas desesperadas

1990 | Desperate Hours

Remake de la claustrofóbica novela de Joseph Hayes sobre una familia retenida por unos matones, llevada ya al cine por Wyler. Cimino buscaba superar el fiasco de La puerta del cielo.

4/10
Mira quién habla también

1990 | Look Whos Talking Too

Vuelven las aventuras de Mickey, el bebé más divertido y original de las pantallas. Ahora, el pequeño bebé es un poco más mayor y ha comenzado a hablar y a caminar. Sus padres (John Travolta y Kirstie Alley) están casados y viven una vida feliz junto a su pequeño. Pero además, la familia cuenta con Julie, la nueva hermanita de Mickey, y que, como él, tiene el don de expresarse con el mismo sarcasmo acerca de la vida y sus preocupaciones. Entre los dos forman una pareja inigualable y está dispuestos a que la vida de la familia no tenga ni un minuto de aburrimiento. Aunque para ello tengan que volver locos a sus padres... Notable segunda parte de Mira quién habla, también escrita y dirigida por Amy Heckerling. Los actores vuelven a ser el plato fuerte de esta alegre comedia que entusiasmará a grandes y pequeños.

4/10
Casi un angel (1990)

1990 | Almost an Angel

Tucker, un hombre y su sueño

1988 | Tucker: The Man and His Dream

En este film se cambiaron las tornas entre Francis Ford Coppola y George Lucas. Si antaño el primero había sido mentor del segundo, ahora, tras sus múltiples problemas financieros, el amigo Lucas apoyó esta película de Coppola, que podía leerse como una metáfora de su ilusión por crear un estudio cinematográfico utópico, donde la ley de la creatividad artística tuviera vigencia constante. En efecto, la historia real de Preston Tucker, visionario e idealista personaje que impulsó la creación de un nuevo automóvil revolucionario, chocó con los intereses de la industria establecida. El ambiente de camaradería que reinaba en torno a Tucker se supone que era muy semejante al que Coppola había intentado potenciar en Zoetrope, su estudio. Jeff Bridges da el tipo perfecto para el protagonista, optimista a machamartillo, al que nunca se le cae la sonrisa de los labios, incluso en los momentos en que parece que todo se va al garete. Con la participación en el libreto del guionista capriano Arnold Schulman (Millonario de ilusiones), toda la trama respira un tono luminoso y romántico, acentuado por la fotografía espléndida de Vittorio Storaro. Coppola, a la hora de explicar su film, aseguraba que trata "sobre las jóvenes generaciones, idealistas, gentes con ganas de cambiar las cosas y aspiraciones elevadas. (...) Se puede detener al hombre pero no a sus ideas."

6/10
Onassis: El hombre más rico del mundo (Onassis: The Richest Man in the World)

1988 | Onassis: The Richest Man in the World

Biografía del célebre armador griego que amasó una inmensa fortuna. El film sigue con detalle las relaciones sentimentales del protagonista con Maria Callas y con Jacqueline Kennedy. Cuenta con una esmerada interpretación de Raul Julia, acompañado de grandes actores como Jane Seymour y el veterano Anthony Quinn.

5/10
Luna llena en agua azul

1988 | Full Moon un Blue Water

Desde que su mujer desapareció misteriosamente, Floyd no hace otra cosa que dedicar su vida a su viejo bar. Sus únicos amigos son su anciano y paralítico suegro, una conductora de autobús enamorada de él y un joven retrasado. La película narra una historia dramática con varios toques cómicos. El film emociona especialmente gracias a las relaciones que tiene el protagonista con sus peculiares amigos. El reparto hace un buen trabajo, especialmente Gene Hackman (Sin perdón).

5/10
Jardines de piedra

1987 | Gardens of Stone

El film cuenta la incorporación del joven idealista Jackie Willow al Cuerpo de Guardia del Cementerio de Arlington, que se encarga de la labor de enterrar y rendir honores a los soldados caídos en el combate. Trabajo no falta en Arlington, pues son muchos los combatientes que mueren en la guerra de Vietman. El deseo de Jackie es abandonar este destino e incorporarse a la lucha contra el "vietcong". De su instrucción se ocupa Clell Hazard, un veterano sargento, antiguo camarada de su padre. Film dirigido por Francis Ford Coppola, que ya había tocado el tema de la guerra de Vietnam, con anterioridad, en su mítica Apocalypse now. Aunque una y otra película no guardan ninguna similitud entre sí, ya que enfocan la guerra desde perspectivas muy diferentes: en el fragor del combate, una, desde la retaguardia, en casa, la otra. También estéticamente son muy distintas: contrasta la riqueza de las imágenes de la primera, con la frialdad y sobriedad de esta. La película cuenta con las interpretaciones de James Caan, Anjelica Huston y James Earl Jones. Durante el rodaje murió en accidente un hijo de Coppola; las numerosas escenas fúnebres del film fueron un doloroso recordatorio del hecho para el director.

5/10
Navidades mágicas

1985 | One Magic Christmas

Gracias a la fe de su pequeña hija Abbie y de la aparición de Gideon, su ángel de la guarda, una mujer llamada Ginny Grainger tendrá la oportunidad de recuperar la esperanza y redescubrir la alegría y el verdadero sentido de la Navidad, lo cual no se trata de acumular bienes materiales sino de valorar el amor de los demás. Bonito cuento navideño producido por Walt Disney, que enternecerá a la audiencia gracias a sus buenas dosis de humanidad y optimismo, que superará todas las dificultades. Cuenta con un elenco formidable para tal objetivo, encabezado por una estupenda Mary Steenburgen (antes de aparecer en Regreso al futuro III) y por su ángel Harry Dean Stanton.

6/10

Últimos tráilers y vídeos