IMG-LOGO
Noticias

Llamadas al boicot y reacciones airadas en el entorno del presidente Macron

Polémica por las nominaciones a los César de la última película de Roman Polanski

"El oficial y el espía", de Roman Polanski parte como favorita para los premios César, los más importantes del cine francés, lo que ha reabierto la polémica.

Cuando el film llegó a las carteleras francesas, en noviembre, tuvieron lugar varias manifestaciones en contra del estreno de la cinta. La controversia parecía ya olvidada, hasta que se han anunciado los candidatos a los César. Hasta una representante del gobierno ha intervenido. "No tengo nada claro el mensaje que estamos enviado a la sociedad", declara Marlène Schiappa, secretaria de Estado y mujer de confianza de Macron y su esposa. "Creo, honradamente, que no respetamos a las mujeres. Nuestro cine no ha terminado de consumar su revolución en lo que concierne a las violencias sexistas y sexuales".

"Tiene 12 nominaciones, el mismo número de mujeres de las que ha abusado”, explica la cuenta de Twitter del colectivo Osez le feminisme. "Si violar es un arte, dadle a Roman Polanski todos los César. Ya es inadmisible que tenga el descargo de trazar un paralelismo entre su historia y la de Dreyfus, pero resulta aún peor que la Academia no barra delante de su puerta".

"Nuestra institución no es una instancia que deba tener posiciones morales", argumenta en su defensa Alain Terzian, presidente de la Academia de los Premios César. Pero estas declaraciones han avivado las críticas a la institución en redes sociales.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers