IMG-LOGO

Análisis de guión

El guion de “Sabrina”, debido a Billy Wilder, Ernest Lehman y Samuel A. Taylor, a partir de la obra de teatro de este último, es un modelo perfecto de comedia romántica sofisticada de asombroso “timing”, no extraña que tentara años después al mismísimo Sydney Pollack para acometer un remake.

Earl Felton fue guionista de muchas de las películas de Richard Fleischer, como “Testigo accidental”, “The Happy Time” o “Atraco al furgón blindado”. En “20.000 leguas de viaje submarino” demostró un talento consumado para adaptar el clásico de aventuras del novelista francés Julio Verne.

El guion de la “La Pasión de Cristo” de Benedict Fitzgerald y Mel Gibson debe plegarse a unas condiciones de partida poco habituales. Lo normal es escribir un libreto con un amplio margen de maniobra, dentro de aquello que se pretende contar. En este caso, se parte de unos hechos históricos bien conocidos por gran parte de los espectadores, y que además, para muchísimos de ellos, conforman el núcleo de sus convicciones más íntimas, de su fe cristiana.

El reciente fallecimiento de Max von Sydow, con 90 años de edad, nos invita a analizar el guión de una de las películas más emblemáticas que protagonizó a las órdenes de Ingmar Bergman: “El séptimo sello”, un título fascinante, cuyo libreto firmó el propio Bergman.

A punto de estrenarse la película “Puñales por la espalda”, que responde al esquema argumental que trata de dar respuesta a la pregunta “¿Quién es el asesino?” –los “whodunit” en la denominación anglosajona–, con un punto de comedia satírica, es el momento perfecto para hacer el análisis del guion de Neil Simon de “Un cadáver a los postres”, divertidísimo film que parodia las tramas a lo Agatha Christie, recientemente editado en Blu-ray.

Ha formado parte de la sección oficial del Festival de Cine de San Sebastián, y Netflix, productora de la película, ha estrenado “Diecisiete” en salas de cine. Su guion y la traslación a la pantalla de Daniel Sánchez Arévalo son notables, y corren el riesgo de pasar inadvertidos al espectador despistado, o ser ignorados, esperemos que no, en la próxima edición de los Goya. Por eso nos decidimos a dedicarle uno de nuestros análisis de guion y a invitar encarecidamente al lector a su visionado en la plataforma de streaming, donde ya se encuentra disponible.

Convertir las aventuras de Mary Poppins en película no era de entrada tarea fácil. En primer lugar Walt Disney tuvo que vencer la resistencia de al autora P.L. Travers, la historia de cómo logró persuadirla está narrada en otra película, “Al encuentro de Mr. Banks”.

En cuatro ocasiones han colaborado en la escritura de un guión Woody Allen y Marshall Brickman. Tres de sus libretos los llevó al cine el propio Allen en la década de los 70, “El dormilón” (1973), “Annie Hall” (1977) y “Manhattan” (1979), el segundo de los cuales les dio el Oscar. Hubo que esperar a 1993 para que la divertidísima propuesta de “Misterioso asesinato en Manhattan” se convirtiera en película. Analizamos este guión, con motivo de la reciente edición de la película en Blu-ray.

Casi quince años ha tardado en hacerse la secuela de “Los increíbles”. Curiosamente, la trama de “Los increíbles 2” acontece casi inmediatamente a continuación de los hechos narrados en la primera entrega. Los libretos de ambos filmes están escritos por Brad Bird, que al mismo tiempo los ha dirigido.

“Tres anuncios en las afueras” ha sido una de las películas del año, con siete nominaciones a los Oscar y dos premiados, Frances McDormand como actriz principal y Sam Rockwell como secundario. Dirigida y escrita por Martin McDonagh, resulta incómoda por la verdad sobre el ser humano que expone y por el reflejo de la sociedad rural en Estados Unidos.

John Krasinski sorprende en “Un lugar tranquilo”, película de terror y thriller de la que es actor, director y tercer guionista. Con la idea de Bryan Woods y Scott Beck, guionistas principales y que ya habían trabajado antes este género en “Nightlight”, consiguen un guion donde cada sonido y cada gesto esta meticulosamente estudiado. Es recomendable haber visto la película antes de continuar leyendo, resultará más interesante y no sufrirás un terrible spoiler.

El libreto de "Okja" ofrece sobre todo una historia de amor: la de la niña Mija por el cerdo gigante transgénico Okja, al que ha criado desde sus orígenes que se remontan a diez años atrás, en las remotas montañas de Corea del Sur; pero con el telón de fondo del enfrentamiento entre una poderosa multinacional, Mirando Corporation, y el ALF, el Frente de Liberación Animal, que rechaza los malos tratos a los animales.

En “Un monstruo viene a verme”, J.A. Bayona adapta la novela homónima de Patrick Ness ilustrada por Jim Cay, y compuesta a partir de las notas de Siobhan Dowd, escritora que padecía cáncer, y a quien vino la idea de la trama durante la enfermedad que le llevó a la muerte. No pudo escribir el libro que hubiera querido, tarea que acometió Patrick Ness, quien luego ha firmado también el guión de la película de Bayona.

El libreto de “Aliados”, escrito por Steven Knight, destila un sabor clásico con homenajes nada disimulados a “Casablanca”. Ofrecemos aquí un análisis del guión donde, resulta obligado señalarlo, hay “spoilers”, inevitables si queremos ofrecer un estudio riguroso del mismo.

25 años después de la caída del muro de Berlín, Steven Spielberg dirige una película situada en el contexto de la Guerra Fría. La trama está basada en hechos reales, la defensa del espía ruso Rudolf Abel a cargo del abogado estadounidense James B. Donovan, y su canje posterior en Berlín por el compatriota piloto de un U2 Francis Gary Powers.

"El hombre tranquilo" es una de las obras maestras indiscutibles de John Ford, y una de las más personales, al tratarse de una historia que, además de incluir sus constantes temáticas, está situada en Irlanda, la tierra de sus ancestros. El guión lo firma uno de sus colaboradores más estrechos, Frank S. Nugent.

16) "Desde Rusia con amor", de Richard Maibaum

Vaya por delante para los puristas, gente sensible y siempre al acecho, que quien escribe estas líneas no es un experto en James Bond, por lo que podría incurrir en algún error, esperemos que perdonable, a la hora de mencionar elementos de la mitología del personaje creado por Ian Fleming.

15) "Whiplash", de Damien Chazelle

El guion de "Whiplash" de Damien Chazelle, quien también dirige la cinta, es cualquier cosa menos convencional. Aunque por supuesto se le pueden buscar (y encontrar) las hechuras, huye de los esquemas trillados, su armazón y puesta a punto se asemeja un tanto a la interpretación de las piezas de jazz que forman parte de la trama, donde la ejecución da pie a los aires improvisados, rupturas de ritmo, un paso delante y otro detrás, lo que no impide que el conjunto, a pesar de todo, respire inesperada armonía.

Resultados 1 - 20 de 34