Decine21
Blog de Hildy

En el nombre del nombre: cuando Disney convierte "Zootopia" en "Zootrópolis"

Tenía pendiente de ver Zootrópolis, la película animada de Disney, y el pasado sábado llené esta laguna en compañía de un puñado de buenos amigos.

Nos gustó mucho. Resulta verdaderamente original en Zootrópolis la idea de que una conejita de campo, de aspecto encantador, pueda ingresar en la Academia de Policía y trasladarse a la gran ciudad, y superar no sólo la aspereza del nuevo entorno urbano, sino los obstáculos de quienes la consideran inadecuada para esa profesión, lo suyo debería limitarse al control de las zonas de aparcamiento.

Le comenté al día siguiente a un amigo, eminente semiólogo y experto en el lenguaje, que había visto la película, y enseguida me preguntó por qué se titulaba “Zootrópolis” y no “Zoópolis”, sin con ello se quería aludir a una ciudad en la que conviven los animales. Lo cierto es que no me había planteado la cuestión, pero recordé que el título original es “Zootopia”, que evidentemente hace referencia a “Utopía”, algo que tiene todo el sentido ya que se supone que en la ciudad viven en armonía animales depredadores y domésticos, aunque sea necesaria la actuación de la policía para mantener ese orden, la utopía, ya se sabe, suele ser eso, utópica, un ideal que raramente se consigue en toda su extensión.

Así que vino la elucubración de por qué el cambio en la versión española, y ya abordado ese cambio con el “polis” que en griego significa “ciudad”, por qué añadir el “tro”, que podría formar parte de “tropos”, que significa la lengua helena “cambio”. En fin, espero que no estar aburriendo demasiado a mis pacientes lectores con todo esto, pero es que hay que cosas en la traducción o versión de los títulos al español que me sacan de quicio. Porque se podía haber dejado el título original, y no pasaba nada. Podía haberse optado por “Zoópolis”, que no es que sea muy ocurrente, pero habla de la ciudad de los animales. Pero “Zootrópolis” no está tan claro. ¿Se quiere decir que la ciudad cambia a los animales? Ciertamente algo de eso ocurre, pero me da la sensación de que alguien pensó, simplemente, que sonaba mejor.

Por supuesto, y por centrar el tiro en los filmes animados Disney, no es la primera vez que hay cambios algo singulares. El más asombroso, del que nunca me he repuesto es Aladdín, donde ni se usó la denominación típica española, "Aladino", ni se mantuvo la anglosajona, "Aladdin", sino que se optó por la disparada idea de añadir al título en inglés un acento en la “i”, para que en España queda la palabra como aguda. Me habría encantado haber estado presente en la reunión donde se decidió el cambio, para saber las poderosas razones por las que vención "Aladdín".

Cualquiera diría que en esto de los títulos en Disney están gafados, o existe una conspiración contra ellos. El próximo 25 de noviembre llegará a los cines españoles su nuevo film animado Moana, que en nuestro país se llamará Vaiana, y que transcurre en las islas del Pacífico Sur. Moana es la protagonista, y al parecer se trata de una marca registrada en algunos países europeos, por eso se ha cambiado el nombre a Vaiana. Qué cosas más raras pasan...

Lo último del mundo del cine