saltar al contenido principal

La actriz acabó acudiendo a una comisaría de policía

Dice la sabiduría popular que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Desde luego en el caso de los paparazzi, se aplica al pie de la letra.

Porque el caso de Scarlett Johansson tiene una inquietante similitud con el acoso sufrido por la princesa Diana de Gales, que terminó en accidente mortal. En efecto, la actriz había acudido al show de Jimmy Kimmel el pasado lunes para promocionar su esperado nuevo film Vengadores: Endgame. A su término, Scarlett se disponía a regresar tranquilamente a casa en automóvil cuando se vio asaltada por un ejército de paparazzi mayor de lo ordinario, hasta 5 coches la siguieron..

Aunque la actriz no estaba al volante, todos los ocupantes se sintieron incómodos y en peligro cuando los fotógrafos intentaron seguirla, hasta el punto de acudir a una comisaría de policía de Los Ángeles, a comentar los hechos. No hubo denuncia formal, pero sí una exposición de lo ocurrido, en la que pidieron consejo acerca de cómo proceder en un caso de este estilo. Y es que Scarlett Johansson está cansada de que la persigan para obtener fotos de ella y de su hijita.

En una declaración, la actriz asegura que “los paparazzi de modo consistente van dando pasos progresivamente para acechar y acosar a la gente que fotografía. Incluso después de la trágica muerte de la princesa Diana, las leyes nunca han cambiado para proteger a sus objetivos de los paparazzi alegales. Muchos tienen un pasado criminal y están dispuestos a cometer actos criminales para obtener sus fotos.” Johansson explica que los coches que la acosaban tenían las ventanas tintadas y emitían luces rojas que ponían en peligro a otros conductores y a los peatones.

Pese a las quejas, será difícil que con ellas se produzca "el fin del juego" para la Viuda Negra de los Vengadores.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE