saltar al contenido principal

Roman Polanki denunció a la Academia de Hollywood (AMPAS por sus siglas en inglés) por no haber seguido sus propias normas al expulsarle sin haberle dejado defenderse.

Ahora, la institución ha argumentado para defenderse que sí lo hizo. Pese a que no se le concedió una audiencia al realizador con los miembros de la Junta Directiva, sí que le invitó a enviar cualquier información escrita relevante para considerar si debía o no seguir siendo miembro. "Presentó una carta elaborada por diez letrados", ha escrito en un documento legal presentado en la corte por John Quinn, abogado de la AMPAS. "También remitió cuatrocientas páginas con diferentes documentos, una copia del documental Roman Polanski: Wanted and Desired, un correo electrónico de su defensor legal, y un vídeo en el que él mismo se dirige a la junta".

Al parecer, los gobernadores de la entidad se reunieron el 26 de enero de 2019 para examinar todo este material. "Consideramos que el proceso fue justo y razonable", afirma el texto. Pese a todo, el resultado de la votación fue que se invitaría a irse al autor de La semilla del diablo. Roman Polanski abandonó Estados Unidos tras declararse culpable de tener relaciones sexuales con una adolescente, en la década de los 70. Las acusaciones se han reavivado tras el MeToo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE