Decine21
Crisis del Coronavirus ¿Habrá suficientes películas estrenadas en sala para postularse a los premios?

Los Oscar también padecen el coronavirus

Con los cines cerrados, y los rodajes paralizados por la crisis del coronavirus, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood evalúa "todos los aspectos de este panorama incierto y qué cambios pueden ser necesarios" antes de la temporada de premios .

En un comunicado enviado a sus miembros, la institución se compromete "a ser ágiles y progresistas mientras discutimos lo que es mejor para el futuro de la industria". El principal problema reside en que hasta ahora, para ser elegidas en la mayoría de categorías de los Oscar, las películas deben proyectarse en una sala comercial de Los Ángeles durante una semana.

Pero este año, por la crisis del coronavirus, las tres cadenas de cine más grandes de Estados Unidos, AMC Theatres, Regal Cinemas y Cinemark, han cerrado todos sus cines, y algunos estudios ahora optan por lanzar su producto directamente a VOD y plataformas de transmisión. Si esto sigue así, solo unas pocas películas podrán ser tenidas en cuenta para los Oscar.

De esta forma, la Academia se plantea varias opciones, por ejemplo adelantar el calendario, y que puntúen sólo los títulos que han conseguido estrenarse antes de la cuarentena global, como El hombre invisible. Lo más probable, es que se permita optar a premios a los filmes estrenados en servicios de transmisión como Netflix, sin que hayan pasado por los cines. Esta última medida sería polémica, porque los exhibidores se oponen en bloque, y algunos académicos también se manifiestan en contra.

La última opción consistiría en posponer los Oscar, previstos para el 28 de febrero de 2021. Esta jugada tiene precedentes, se retrasaron una semana en 1938 cuando Los Ángeles sufrió graves inundaciones; durante dos días en 1968 a raíz del asesinato del Dr. Martin Luther King; y por un día en 1981 tras el atentado contra el presidente Ronald Reagan. De esta forma, se alargaría el período de elegibilidad.

Lo último del mundo del cine