Decine21
Crisis del Coronavirus Por la pandemia del coronavirus

Francia relaja su política de ventanas de explotación de películas

En España, los productores están pidiendo al ICAA que relaje la normativa por la crisis del coronavirus, para poder estrenar las películas antes de lo previsto en plataformas de 'streaming', como ya se hace en Estados Unidos, saltándose las tradicionales ventanas de exhibición.

Resulta significativo que Francia, que tradicionalmente ha sido muy estricto con las 36 semanas que deben esperar los filmes en llegar a formatos domésticos, el gobierno ya haya tomado cartas en el asunto. El viernes, el ejecutivo aprobó una medida temporal que permite al organismo nacional del cine, el CNC, acortar el tiempo de espera para películas que se estrenaron cuando los cines de todo el país cerraron tras el brote de COVID-19, por ejemplo acababan de llegar a las pantallas Onward, de Pixar, o El hombre invisible, de Universal.

"En momentos excepcionales, debemos proporcionar respuestas excepcionales y demostrar tanto la innovación como la responsabilidad", declara Dominique Boutonnat, presidente de la CNC, en un comunicado. "Las decisiones se tomarán caso por caso, y sólo se aprobarán durante la duración de la epidemia".

"El cierre de los cines nos ha llevado a un momento crítico para toda la industria", explica Boutonnat. "El público debe poder acceder a las películas, pero también debemos garantizar los equilibrios fundamentales que permitan financiar la creación a mediano y largo plazo, así como la reanudación de la actividad cuando se vuelvan a abrir las salas". Toda la industria cinematográfica francesa se basa en el modelo teatral. El gobierno aplica un impuesto a cada entrada de cine, y lo recaudado se utiliza para financiar películas francesas. Las ventanas de lanzamiento estrictas se consideran necesarias para preservar y proteger los cines de la competencia en 'streaming'.

Lo último del mundo del cine