Decine21
Crisis del Coronavirus Esto es reciclarse

Pasan de hacer una película a hacer máscaras contra el coronavirus

Jeremy Garelick ha dirigido títulos como "El gurú de las bodas".

El cineasta estaba justo a punto de iniciar el rodaje de su última película, en Liverpool, una localidad cercana a Nueva York, cuando Andrew Cuomo, gobernador del estado, dio la orden a la población de que permaneciera recluida en sus domicilios, el 20 de marzo, y prohibió todas las actividades no esenciales por culpa del coronavirus. "Estábamos listos para dar el primer golpe de claqueta, pero la pandemia nos detuvo", explica. 

Mientras se informaba sobre la situación, como todos los ciudadanos, Jeremy Garelick se topó con la noticia de que Budmen, una compañía local de impresión 3D había diseñado máscaras faciales para trabajadores médicos de la zona que sufrían la escasez de equipos de protección. Se puso en contacto con la empresa para echar una mano. "Inmediatamente obtuvimos muchos voluntarios: personas de nuestro equipo y actores, a quienes habíamos elegido en aquella ciudad y que ya habían trabajado con nosotros anteriormente", dice.

Las instalaciones de Greater Syracuse Soundstage, que pone sonido a todas las producciones de Cuomo, se utilizan para albergar las actividades de las personas reunidas para la fabricación de este equipo por el realizador. Allí, cincuenta voluntarios hacen turnos de cuatro horas, manteniendo una separación de al menos metro y medio entre ellos. Cuentan ahora mismo con treinta impresoras 3D, que tardan al menos una hora en terminar cada máscara.

Lo último del mundo del cine