IMG-LOGO
Zona friki

"Everest": ir al cine, más peligroso que nunca

<div>&#34;Everest&#34;: ir al cine, m&#225;s peligroso que nunca</div>

No puede ser tomado a chirigota ni mucho menos el terrible y dramático accidente del cine Proyecciones, que causó varios heridos (por suerte leves), mientras veían Everest. Yo me estoy replanteado mi vida porque el miércoles, nada más producirse este catastrófico suceso, me llamó mi padre por teléfono para comprobar si estaba bien.

-Hijo, es que pasas mucho tiempo viendo pelis, temía por tu integridad.

Quizás tiene algo de razón, y debería pensar en que en la vida se pueden hacer otras cosas, lo que pasa es que no se me ocurren cuáles. Para no preocuparle más de la cuenta le oculté que da la casualidad de que el viernes tengo previsto acudir a ese cine del centro madrileño por la mañana, para el pase de prensa de Hitman, aunque ahora me estoy pensando si pedir un plus de peligrosidad.

Pero es que además, ya no se puede ir a la Filmoteca, porque la plaga de chinches que obligó a cerrar la sala hace unos días se resiste a la muerte. Según algunos espectadores, por mucho que fumiguen, siguen allí y te pueden picar. Conozco a mucha gente que trabaja en esta institucion, y alguno me ha comentado que tienen la teoría de que proceden de alguno de los frikis que habitualmente pueblan la sala.

No les faltan motivos para sospechar, resulta llamativa la falta de higiene de algunos de los parroquianos, de esos que se tragan tres proyecciones seguidas, y claro, apenas tienen tiempo para ducharse. Una vez fui a buscar a alguien, y uno de estos tipos me anunció que la proyección acabaría a las 9 y 17, porque Perdición duraba 107 minutos. Creedme, para saber ese dato es necesario no tener vida.

Y ahora yo me estoy planteando si voy por ese camino... Yo sí que estoy perdido, como los personajes del film de Billy Wilder.

Lo último del mundo del cine