saltar al contenido principal

"Me avergüenzo del daño causado", afirma la actriz de "Mujeres desesperadas"

Felicity Huffman, junto a otra docena de padres, y un entrenador relacionado con el fraude masivo de los sobornos para acceder a universidades de élite, se han declarado este lunes culpables de los cargos que se les imputan.

En marzo salía a la luz que más de cincuenta personas entre empresarios, profesores y entrenadores deportivos habían recibido desde 2011 hasta 25 millones de dólares como sobornos para que los hijos de ricos privilegiados pudieran ingresar en las más prestigiosas universidades de Estados Unidos, como Georgetown, Yale, Stanford o UCLA, entre otras.

Ahora, la protagonista de Mujeres desesperadas afirma que acepta toda la culpa de lo sucedido y sentir un profundo arrepentimiento. “Acepto las consecuencias de mis actos”, ha declarado Felicity Huffman en un tribunal de Boston (Massachusetts). “Me avergüenzo del daño causado a mi hija, a mi familia, mis amigos, mis colegas y a la comunidad educativa. En especial quiero disculparme con todos aquellos estudiantes que trabajan duro para entrar en la universidad, y con los padres de éstos, que hacen tremendos sacrificios para sacar adelante a sus hijos de manera honesta”.

Su esposo, el también actor William H. Macy, no ha sido imputado. La actriz nominada al Oscar por Transamérica habría abonado 15.000 dólares por el examen modificado de su hija mayor para acceder a la universidad. Se enfrenta a cargos penados con una multa de hasta 250.000 dólares y una pena de hasta 20 años de prisión. Las sentencias serán acorde con el dinero pagado por cada familia, aunque Huffman fue una de las que menos dinero desembolsó, según documentos judiciales que están citando diversos medios.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE