saltar al contenido principal

La actriz ha tratado de aclarar su postura

A Jessica Biel le han caído bofetadas hasta en el carnet de identidad, tras sumarse al movimiento en contra de la vacunación de Robert F. Kennedy Jr., sobrino del presidente JFK.

Éste ha fundado la polémica organización Children's Health Defense, que proclama que se opone al proyecto de ley estatal que prohibiría las exenciones médicas en la vacunación obligatoria de los niños. Hasta ahora, algunos padres podían saltarse vacunaciones obligatorias de sus hijos, con un certificado de un facultativo, pero esté previsto que en el futuro tengan que estar supervisadas por un funcionario público, lo que no gusta nada a Kennedy y sus seguidores. Pero el senador estatal demócrata Richard Pan, de California, un pediatra de Sacramento que se ha ocupado de presentar la nueva y estricta legislación sobre este tema, se ha tomado a guasa que la actriz participe en la discusión, y la califica como “desinformada” y "un peligro para la salud pública".

Ante las opiniones en redes sociales en su contra, la actriz ha querido salir al paso del chaparrón, argumentando que no está en contra de las vacunas. "Sólo me preocupa que se vayan a regular las exenciones médicas". Sin embargo, la web Jezebel publica las declaraciones de un funcionario que asegura que en varias reuniones, Jessica Biel y Kennedy han afirmado reiteradamente que piensan que las vacunas son peligrosas e ineficaces".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE