IMG-LOGO
La cosa rosa

"No he rezado más en toda mi vida"

La cantante y actriz Pink explica su dolor porque su hijo de 3 años tiene coronavirus

Aparte de ser una superestrella de la música, Pink ha intervenido como actriz en títulos como "Todo sobre mi desmadre" o "Los Ángeles de Charlie: Al límite".

La artista, de 40 años, ha compartido que ha padecido COVID-19, al igual que su hijo Jameson, de 3 años, mientras que su esposo, Carey Hart, y su hija Willow, de 8, han permanecido sanos. Pink confesaba la angustia que ha sufrido durante una conversación en directo en Instagram con su amiga, Jen Pastiloff, profesora de yoga. "Hubo muchas noches en que lloré y nunca he rezado más en mi vida", explicaba la cantante.

 

"Pensé en que nos prometieron que nuestros hijos estarían bien. Y no está garantizado. No hay nadie a salvo de esto", reflexionaba Pink."Jameson ha estado muy, muy enfermo, y he llevado un diario de sus síntomas durante las últimas tres semanas y también de los míos. Todavía, tres semanas después, tiene una temperatura de 37,8. Ha sido una montaña rusa para los dos. Estoy refugiada en casa con mi familia desde hace semanas, siguiendo las instrucciones de nuestro médico. Hace solo unos días nos volvieron a hacer las pruebas del coronavirus y ahora hemos dado negativo", declara aliviada.

Además, Pink ha desvelado que ha donado 500.000 dólares para la lucha contra el coronavirus. En concreto, le ha entregado esa cantidad al Fondo de Emergencia del Hospital de la Universidad de Temple en Filadelfia. "En honor a mi madre, Judy Moore, que trabajó allí durante 18 años en la Cardiomiopatía y Centro de trasplante de corazón". Ha destinado otro medio millón de dólares al Fondo de Crisis de Emergencia COVID-19 del Alcalde de la Ciudad de Los Ángeles.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Two weeks ago my three-year old son, Jameson, and I are were showing symptoms of COVID-19. Fortunately, our primary care physician had access to tests and I tested positive. My family was already sheltering at home and we continued to do so for the last two weeks following the instruction of our doctor. Just a few days ago we were re-tested and are now thankfully negative. It is an absolute travesty and failure of our government to not make testing more widely accessible. This illness is serious and real. People need to know that the illness affects the young and old, healthy and unhealthy, rich and poor, and we must make testing free and more widely accessible to protect our children, our families, our friends and our communities. In an effort to support the healthcare professionals who are battling on the frontlines every day, I am donating $500,000 to the Temple University Hospital Emergency Fund in Philadelphia in honor of my mother, Judy Moore, who worked there for 18 years in the Cardiomyopathy and Heart Transplant Center. Additionally, I am donating $500,000 to the City of Los Angeles Mayor’s Emergency COVID-19 Crisis Fund. THANK YOU to all of our healthcare professionals and everyone in the world who are working so hard to protect our loved ones. You are our heroes! These next two weeks are crucial: please stay home. Please. Stay. Home.❤️

Una publicación compartida de P!NK (@pink) el

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers