saltar al contenido principal
Russell Crowe, el tabaco y los niños

Russell Crowe ha dejado de fumar después de 36 años. El protagonista de Robin Hood afirma que lo ha hecho por sus hijos. En sus días de máxima actividad llegaba a fumar tres cajetillas.

Russell Crowe estaba fumando tranquilamente un cigarrillo en su despacho. Su hijo Charlie estaba allí, observándole. El actor no advirtió su presencia y siguió fumando. Finalmente, vio a Charlie y su vida cambió para siempre, aquél fue su último cigarrillo. El protagonista de Gladiator ha fumado durante 36 años y lo ha dejado porque no quiere que sus niños lo vean haciéndolo. Crowe ha confesado que normalmente se fumaba dos cajetillas diarias y que los días que por trabajo tenía que estar despierto durante muchas horas, llegaba a tres. Eso sí, él se preocupaba mucho para que sus hijos no lo vieran con el pitillo en la mano.

De esta preocupación de Crowe se desprende un dato no muy positivo para sus pequeños. Teniendo en cuenta que hace años que no se puede fumar en infinidad de sitios y que en un día normal Russell se metía entre pecho y espalda un par de cajetillas pero que nunca fue visto por sus hijos, se deduce que el actor no ha debido pasar mucho tiempo con los críos.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto