Decine21
Crisis del Coronavirus El cineasta quiso ser bioquímico

David Cronenberg asegura que el revuelo con el coronavirus es exagerado

En "Vinieron de dentro de…", de David Cronenberg, un virus venéreo convertía en zombies a los habitantes de un edificio, mientras que en "Rabia" una mujer saciaba su sangre humana con un nuevo apéndice de su cuerpo, propagando una pandemia.

El canadiense, que ha hablado bastante sobre transformaciones e infecciones en su cine, se ha pronunciado sobre el coronavirus en una entrevista publicada por The Hollywood Reporter. Pero no ha tratado de provocar miedo, como en su cine, sino que se muestra tranquilizador. "Desde una perspectiva biológica molecular, sólo es una mutación que no debe generar miedo", explica. "Para los apasionados de la ciencia, esto es lo normal en el planeta Tierra.

Además, David Cronenberg recuerda que combinar su conocimiento científico con su imaginación le ayudaron a crear sus películas. "He estado muy cerca de convertirme en bioquímico. Estudié biología celular en la Universidad de Toronto durante un año antes de cambiar a una especialización en inglés.". Finalmente decidió usar lo que sabía "para hacer películas sobre parásitos humanos, híbridos de insectos y otras obsesiones espeluznantes, en lugar de años completos de experimentos científicos reales solo para descubrir que mis teorías sobre la vida humana estaban equivocadas".

Aunque David Cronenberg no dirige desde Maps to the Stars, de 2014, acaba de interpretar un papel secundario en Falling, que dirige uno de sus actores fetiches, Viggo Mortensen.

Lo último del mundo del cine