IMG-LOGO
Crisis del Coronavirus

China, Corea e Italia, los países más afectados

Los cines de todo el mundo se vacían por el coronavirus

Los ejecutivos de Hollywood se frotaban las manos, porque la taquilla internacional recaudó 42,5 mil millones de dólares, un récord histórico.

Por desgracia, 2020 no será tan boyante, sobre todo por culpa del coronavirus, pues provoca en diversos países que los espectadores se mantengan alejados de las salas de cine, por miedo al contagio, pese a las llamadas a la calma de la comunidad médica. Más de 90.000 personas en todo el mundo han contraído la enfermedad, mientras que tres mil afectados han perdido la vida.

Primero fueron las salas de cine de China, el país donde primero surgió la enfermedad, las que se vieron afectadas, y actualmente permanecen cerradas en su práctica totalidad. Hasta una de las superestrellas locales, Donnie Yen, tuvo que aceptar que su último estreno, Enter the Fat Dragon, no llegara a las pantallas el 16 de febrero, como estaba previsto. La productora, Bona Film Group, decidió estrenarla en Tencent Video y iQiyi, principales plataformas locales de 'streaming'. No se espera que la situación varíe durante las próximas semanas e incluso meses.

Ahora, el coronavirus ha afectado gravemente también a los ingresos del Séptimo Arte en Corea del Sur. Allí, los ingresos han disminuido este año un ochenta por ciento. El film más visto, El hombre invisible, ha recaudado 1.100 dólares, una cifra ridícula en comparación con otros grandes estrenos. "Los cines están abiertos, pero en cualquier momento se cerrarán", advierte un distribuidor. CGV, la cadena más grande de la nación, ha cerrado sus nueve complejos de la ciudad sureña de Daegu, el cuarto centro urbano más grande del país, donde se han registrado la mayor parte de las infecciones confirmadas. 

En Italia, primer país europeo al que llegó la pandemia, se cree que aproximadamente la mitad de las salas de cine del país han echado el cierre, sobre todo las del norte. El gobierno ha impuesto medidas, entre ellos la prohibición de que algunos cines habrán, para tratar de contener el avance del coronavirus. Después de que éstas entraran en vigor, los ingresos han caído un 44 por ciento el primer fin de semana. "Las consecuencias de los cierres forzados y el temor que se ha extendido entre el público son dramáticas", ha explicado Francesco Rutelli, presidente de ANICA, Asociación de Industrias de Cine, Audiovisual y Multimedia de Italia.

Lo último del mundo del cine