Decine21
Crisis del Coronavirus La famosa escena de "Abre los ojos" se ha hecho realidad por el coronavirus

Alejandro Amenábar vuelve a ver la Gran Vía vacía

Todo el mundo recuerda la famosa secuencia de "Abre los ojos" en la que la Gran Vía madrileña se quedaba vacía.

Ahora que se ha hecho realidad por culpa del coronavirus, el director del film, Alejandro Amenábar, ha escrito un artículo en ABC, en el que recuerda el rodaje. "En estos días muchos amigos me han mencionado aquel plano de la película Abre los Ojos, con la Gran Vía madrileña vacía, como si hubiera tenido entonces una premonición. En absoluto", recuerda el cineasta. "La verdad es que no recuerdo bien por qué Mateo Gil y yo decidimos empezar el guion de la película con aquella estampa, pero supongo que fue porque representaba como pocas la pesadilla perfecta de la alienación. Y recuerdo que, rodando aquel día, un tipo se me acercó y me dijo: «¿Tú eres el director? Que sepas que yo he trabajado de extra en el cine y así, sin extras, no va a parecer real.» Ironías del destino".

El realizador aprovecha para hablar de la situación actual, marcada por la crisis del COVID-19. "Desconocemos a qué nuevo escenario mundial nos conducirá esta pesadilla, pero sospecho que las consecuencias económicas, geopolíticas, sociales, psicológicas… serán históricas", reconoce. "Mientras ahí fuera, en los hospitales, la gente se debate entre la vida y la muerte, los demás esperamos, y esperaremos, quién sabe por cuánto tiempo. Y esta reclusión domiciliaria se está viviendo en muy diferentes circunstancias, en mi caso, como el de mucha gente, desde la casi absoluta soledad".

También lanza un mensaje de ánimo. "Para sobrellevarla no hay mucho más que pueda recomendarles que no hayan visto, oído o leído en los medios, así que me limitaré a expresarles una sensación: creo que en los últimos días he hablado o me he reunido (virtualmente) con más gente que en el último mes", explica Alejandro Amenábar. "He reforzado vínculos con los que más quiero y los he recuperado con aquellos a quienes tenía un poco abandonados. Es posible que haya algo muy positivo en el fondo de todo esto".

 
 
 
 

Nada más. Mucho ánimo y suerte para tod@s. Y espero con ilusión ese día en que ustedes y yo podremos encontrarnos en el parque, o en la Gran Vía y darnos un buen abrazo.

Lo último del mundo del cine