Decine21
Star Wars

El diseñador de criaturas de “Star Wars: Los últimos jedi” aclara que los porgs no se crearon por razones de merchandising

Quien haya visto “Star Wars: los últimos jedi” habrá quedado encandilado con los porgs, seres de pequeño tamaño procedentes del planeta Ahch-To.

Pero también habrá pensado que se han creado por razones comerciales, pues no cabe duda de que son las grandes estrellas del merchandising en Navidad. Ya están a la venta los peluches, las figuras y hasta el ‘funko pop’.

Sin embargo, el responsable de su creación, Lunt Davies, diseñador de criaturas en el film, ha aclarado que los porgs no nacieron con la clara intención de vender, en realidad se trata de una medida desesperada para solucionar un problema del rodaje.

Las secuencias donde se recrea el exilio de Luke Skywalker están filmadas en la isla Skelling Michael en Irlanda. Pese a la espectacularidad del lugar, el equipo de filmación se vio obligado a salvar un obstáculo imprevisto, cuando sus componentes se dieron cuenta de que la zona estaba plagada de frailecillos, un tipo de ave muy común en aquellas latitudes.

"Allí donde mirases había cientos de esos pájaros. Era imposible deshacerse de ellos”, recuerda Davies. “Por otro lado, reemplazarlos digitalmente es un problema, pues supone un montón de trabajo que encarece el presupuesto. Así que, decidimos jugar con ellos y usarlos. Creo que Rian Johnson [director de Star Wars: Los últimos jedi] pensó que sería buena idea inventar una especie indígena". A Lunt le sirvieron de inspiración los pájaros originales, pues su plumaje es similar al de los porgs.

Como cabe esperar, los ejecutivos de Lucasfilm y Walt Disney se entusiasmaron con la idea, pues rápidamente encargaron la fabricación de todo tipo de juguetes de estos personajes. “Fue una gran sorpresa para mí. Yo pretendía crear algo de lo que pudiese estar orgulloso, pero una vez acabados, me olvidé de ellos porque pasé a trabajar en Han Solo. Resulta que cuando lanzaron el tráiler, de repente internet se volvió loco, todo el mundo parecía encantado con ellos y se convirtieron en un festival de memes”.

 

Lo último del mundo del cine