Decine21
Reportajes

Declaraciones de Alejandro Gómez Monteverde, director de "Little Boy"

Tras "Bella", Alejandro Gómez Monteverde ha rodado un film muy diferente, pues "Little Boy" es una historia de época, rodada en inglés, con un sólido reparto internacional. El realizador ha subrayado en sus compariciones en los medios el largo proceso que ha costado.

Declaraciones de Alejandro Gómez Monteverde, director de "Little Boy"

Éstas son algunas declaraciones realizadas por el director a los medios:

"Han sido cinco años de trabajo, después de tres años escribiendo el guión, un año tratando de recaudar el dinero y después otro año filmando".

"Lo que más ha cambiado desde Bella es el tono. La primera tenía un tono maduro, pero Little Boy es un cuento para adultos, que explora temáticas importantes para nuestra sociedad, como la tolerancia, el error de poner etiquetas".

"Tenemos un personaje etiquetado como el enemigo, sólo por tener rasgos japoneses. Eso es malo, yo podría convertirme en enemigo de algún país, por tener rasgos mexicanos".

"Exploramos qué es el poder de la fe, de forma objetiva. Little Boy tiene dos mentores. Uno cree en la fe en el hombre y el otro en la fe de Dios. Existe un respeto mutuo entre ellos y se juntan para ayudar al niño protagonista. Se explora la tolerancia y la aceptación de todo tipo de creencias".

"Para reclutar a Emily Watson fui a Londres porque es mi actriz favorita desde Rompiendo las olas. Mi sueño era trabajar con ella y escribí el guión pensando en esta intérprete. Se lo mandaron y pedí una entrevista. Aceptó incluso venir a México y eso que en ese momento el país vivía una oleada tan grande de violencia que nadie quería venir aquí. Fue un sueño hecho realidad".

Por su parte, Eduardo Verástegui, productor y actor en el film, también ha hablado sobre Little Boy:

"Encontramos una enorme variedad de personajes, como el japonés Hashimoto, el niño, el hermano del niño, el progenitor, la madre, el padre Oliver y también el padre Crispín. Pero cada uno aporta algo. Al final, queda una película muy humana donde todos estamos en un proceso de crecimiento, de querer mejorar".

" Todos tenemos montañas por mover. No importa quién seas, de qué país seas... Todos las tenemos. Me refiero a los problemas que todos afrontamos, un fracaso en el amor, nos despidieron del trabajo, has invertido mucho tiempo en un sueño que no se ha materializado, alguna enfermedad, la muerte de algún ser querido… Muchas cosas producen dolor. Si estás alejado de la esperanza, la fe y el amor, esta situación te lleva a una terrible angustia, frustración, depresión y tristeza. La película te habla de que si estás pasando por un momento así, con fe, amor y esperanza, todo es posible. Uno es capaz de reponerse, de recuperar lo perdido, etc.".

"Existen tres cosas que no se deben perder en esta vida. No importa lo que estés pasando, pues mientras no te falte jamás fe, amor y esperanza, todo es posible. Eso nos lo demuestra Little Boy en esta historia".

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales