IMG-LOGO
Reportajes

Así va a afectar el coronavirus a las películas y series de televisión

El cine del futuro (I)

(Ilustración: @noazabal.art) Nada va a ser igual tras el Covid-19. En muchos órdenes. En lo personal, uno se plantea muchas cosas acerca del sentido de la vida. Pero también en lo económico y en los hábitos sociales, va a haber un antes y un después. El cine no es ajeno a ello, y a través de una serie de artículos, voy a tratar de explicar en qué va a cambiar el modo en que se hacen y se ven las películas y series. No tengo evidentemente una bola de cristal para predecir el futuro, pero algo puede atisbarse a poco que se tengan dos dedos de frente.

La crisis del coronavirus nos obliga a personas de todo el mundo a permanecer gran parte del día encerrados en nuestras casas. Aunque muchas tareas cotidianas nos reclaman –las tareas del hogar como la limpieza y preparar la comida, el teletrabajo si es posible, las clases online, etcétera– no cabe duda de que hay muchas horas que llenar. El tiempo de ocio conduce a la lectura, la música, los juegos... y también al visionado de películas y series.

Se ha producido una auténtica explosión de las plataformas de streaming, que permiten ver muchísimas películas sin salir de casa, sólo buscando y pulsando un botón. Había muchos cinéfilos que no habían pasado por el aro de las plataformas, e incluso que desdeñaban las series, y que ahora han cambiado. De modo que el efecto de “más gente que nunca ve cine en internet” puede persistir cuando se regrese a algo que podamos llamar normalidad.

Estos días de pandemia, las acciones de Netflix, Amazon e incluso Disney –que acusa el cierre de los parques temáticos– se han disparado, los inversores bursátiles confían en las empresas que ofrecen el cine en casa vía internet. Y algunas distribuidoras de cine han tenido que reinventarse, aunque sea temporalmente, A Contracorriente estrena películas en una sala de cine virtual, Bosco ha ofrecido una película en su propia web, y Avalon estrenó lo último de Xavier Dolan a través de Filmin.

Netflix tiene más de 167 millones de suscriptores, cifras que muy probablemente habrán crecido estos días. Disney+, lanzado en noviembre de 2019, ya cuenta con 50 millones y subiendo. Del resto, no hay cifras tan claras, pero se estima que a Amazon Prime Video acceden 150 millones de usuarios, a HBO 140, a Apple TV+ 33. Todas las compañías –Movistar+, Orange TV, Vodaphone TV, Rakuten TV, Startz, Sky, Filmin, FlixOlé...–, cada una a su nivel, ve clara la ventana de oportunidad, y no quiere dejarla escapar, recurriendo a todo tipo de promociones. Y algunas como Peacock de NBC Universal, han aprovechado estos días para dar sus primeros pasos, en Estados Unidos.

Lo que no logró ni la televisión, ni el vídeo, ni siquiera internet, podría lograrlo un virus letal. En una próxima entrega hablaré de las salas de cine, pero lo que está claro que el cine del futuro, más que nunca, será visto en los hogares, en enormes pantallas y sistemas de home cinema, en ordenadores, tabletas y móviles. El grado de penetración de las plataformas de streaming ha alcanzado cotas increíbles, y esto ya no tiene vuelta atrás.

¿Se alcanzará una suerte de filmoteca universal, por la que cualquier usuario, pueda ver, en cualquier momento, cualquier película que le apetezca? No parece sencillo, al menos de momento, estamos lejos de los modelos musicales como Spotify. Disney+ se surte de sus producciones familiares, única y exclusivamente. Netflix, en origen un videoclub postal, ha entendido que debía apostar por la producción de contenidos propios, ahora muy abundantes, que conviven con lo que compran por un período a otras compañías. Muchas plataformas son dependientes de productos ajenos, y un día les pueden cerrar el grifo, y que la compañía de turno decida ofrecer directamente sus productos desde una plataforma propia. Entretanto el usuario puede andar despistado, buscando dónde puede ver una determinada película, y sin tener nunca la seguridad de que esté disponible en algún sitio.

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers y vídeos